viernes, 31 de diciembre de 2010

A nosa maneira

Para despedir el año, dejo el link a una magnífica versión de un tema del grupo lusitano Xutos & Pontapés, interpretada por mi amigo eSedidió. La mayoría de lectores de este blog me parece que se sentirán identificados con este himno a la disidencia realista pero cabezota: "Sabemos que hemos de arder en vuestras hogueras, pero será siempre a nuestra manera. Y las fuerzas que nos oprimen, y los golpes que nos dan solo nos harán luchar a nuestra manera."
Como es de prever que el Papá Noel capitalista del 2011 nos traerá abundancia de hogueras, golpes y puntapiés a los que nos hayamos portado bien, os deseo una buena dosis de dignidad, de humanidad y de fe para no ceder.

domingo, 26 de diciembre de 2010

La primera víctima.

Recientemente, el Congreso, con el apoyo por asentimiento de todos los diputados, instauró la fecha del 27 de junio como Día de las Víctimas del Terrorismo. La elección de esta fecha se debe a lo que, según dicen los medios de comunicación, fue el primer atentado mortal de ETA. Lo primero que habría que notar aquí es que, entonces, lo lógico es que el día se denominase Día de las Víctimas de ETA. Pues víctimas de acciones terroristas -entendidas como acciones violentas de grupos con objetivos políticos contra el poder vigente- hubo muchas antes de esa fecha en España. Aunque sobre este asunto no hay cifras fiables, antes de la aparición de ETA debieron morir centenares de guardias civiles en sus enfrentamientos con grupos armados antifranquistas de diversa índole. Sin embargo, nadie los considera víctimas del terrorismo. Los grupos más fascistas de nuestro país no dejan de albergar una secreta indignación contra tal agravio comparativo, como puede comprobarse en este artículo. Pero la elección de esta fecha no solo implica una tácita, curiosa y no justificada definición de terrorismo, sino una mentira histórica, fruto de un desvergonzado revisionismo histórico al más puro estilo Pío Moa. Desde siempre se ha considerado que las primeras víctimas mortales de ETA fueron el guardia civil José Ángel Pardines y el jefe de policía Melitón Manzanas, asesinados en 1968. Sin embargo, en esta última década, se ha pretendido adelantar en siete años la fecha y adjudicar a ETA la colocación de una maleta explosiva en una estación de Donosti, que causó la muerte de una niña de apenas dos años, Begoña Urroz, el 27 de Junio de 1960.
Sin embargo, hasta hace poco, todos sabían que esta muerte fue provocada por el grupo armado antifranquista DRIL, que había organizado una acción conjunta con artefactos explosivos en otras estaciones del estado español: en Barcelona, Bilbao y Madrid. Sin ir más lejos, la entrada "DRIL" de Wikipedia no pone siquiera en duda tal cosa (hasta que alguien al servicio de la nueva verdad se encargue de enmendar el error, supongo.)
El iniciador de la nueva versión de los hechos, según la cual la primera víctima de ETA no fue un guardia civil al servicio de Franco o un sanguinario torturador, sino una niña inocente, fue Ernest Lluch, que publicó poco antes de ser asesinado a su vez por ETA, en 2000. un artículo en El Correo. La prueba aportada en el artículo es absolutamente demencial: un sacerdote había escrito un libro en el que hablaba de las víctimas del terrorismo y sugería en una nota a pie de página que tal vez la primera víctima de ETA fue la niña Begoña Urroz. ¿Cómo sabía el sacerdote tal cosa? He aquí su contestación:
"Me lo contó una catequista que se llamaba Isabel y que me conocía. Era vecina de la familia Urroz. Ella me dio esa información y yo contrasté en la prensa de la época que efectivamente hubo una niña llamada Begoña Urroz Ibarrola que murió en Amara. Pero no indagué más, ni sabía más. Como puede comprobarse fácilmente, en esa nota a pie de página yo decía que 'parece ser', es decir, que no lo daba por seguro porque no tenía más datos".
La conclusión surrealista de todo esto es que, si hoy la prensa al unísono proclama que el atentado del DRIL en Donosti no fue del DRIL sino de ETA, es porque una catequista que conocía a la familia de la niña se lo dijo a un sacerdote 30 años después de los hechos y a éste, que reconoce no tener ni idea del asunto, se le ocurrió ponerlo como posibilidad en una nota a pie de página en un libro de teología. Contra semejante prueba de nada valen, por lo visto, que la justicia internacional en su momento así lo determinara o que el propio DRIL reivindicase la colocación de explosivos y lamentase la muerte de la niña. Hoy la mentira ha engordado y se presenta en todos los medios como incontestable y, los mismos que han olvidado arreglar la entrada de Wikipedia sobre el DRIL ya se han encargado de atribuir oficialmente a ETA este atentado en esta conocida enciclopedia online, en el artículo sobre ETA, tanto en su versión en castellano como en su versión en inglés, que coloca la tesis revisionista como la "generalmente aceptada" y la hasta hace poco generalemnte aceptada como propia de "sectores críticos".
¿Cuál es el objetivo de esta manipulación de la historia reciente? La clave nos la da la frase inicial del citado artículo de Ernest Lluch:
"La primera acción de ETA con resultado de muerte ha sido siempre considerada como significativa puesto que se ha intentado que posea un significado político, una liturgia y una épica trascendentes"

Es decir, lo que había que evitar era que se siguiera vinculando a ETA con la lucha antifranquista. Si la primera víctima de ETA, en vez de un sanguinario torturador franquista, es una niña inocente, se habrá asestado un duro golpe simbólico-ideológico al separatismo vasco, cuyo objetivo final es marcar una discontinuidad clara entre la lucha armada antes de Franco y después de Franco y por tanto, una discontinuidad entre el estado franquista y el post franquista. Si ETA inicia sus acciones asesinando una niña de dos años, entonces, como dijo Lluch, la cosa adquiere tintes de pecado original. Un pecado original que, como el de la teología de San Agustín, contamina a todo el nacionalismo vasco y, al mismo tiempo, redime a los herederos actuales de la dictadura franquista, a los discípulos de Melitón, que, como los inquisidores de antaño, utilizaban la muerte de un inocente para oprimir a cientos de ellos.
El historiador Iñaki Egaña publicó hace poco un pequeño resumen de cómo se construyó esta mentira:
Cómo se construye una mentira.

viernes, 24 de diciembre de 2010

Bacalao al ajoarriero

Poco más se sabe sobre el origen de esta receta aparte de lo obvio: que debió tener algo que ver con los arrieros. Tampoco está muy claro su lugar de procedencia. ...Así que diremos que procede de Euskadi. ;)
Como hay muchas maneras de preparar este plato tradicional, yo voy a dejar aquí la que más me ha gustado.

Ingredientes, para 4 personas:
-750 gr. de bacalao desalado,
-4 dientes de ajo,
-1 cebolla grande,
-4 pimientos choriceros o ñoras,
-1 pimiento verde grande,
-1 cucharada de tomate frito,
-1 puerro
-Aceite de oliva,
-Cayena molida.

Modo de elaboración:
Usaremos, como siempre, un bacalao ya desmigado, que sale más barato y que se desala más rápidamente. (Debe estar a remojo entre 12 y 24 horas, en función del tamaño de los trozos y de las veces que cambiemos el agua)
En una sartén a fuego lento ponemos a pochar las cebollas, el puerro, los pimientos y los ajos en este orden, cortados en tiras o láminas finas.
Cuando están doraditos y tiernos, añadimos el tomate que, por cierto, algunos piensan que es opcional o que, directamente no debe añadirse. Una polémica así de tonta y de poco apasionante se ha generado en torno a la salsa vizcaina. Lo que hace la gente por no discutir de política...
Previamente, hemos sumergido en agua tibia las ñoras hasta que se queden blandas. Les quitamos la carne raspando con una cucharita, como si rebañáramos una tarrina de helado y la añadimos también al guiso.
En ese momento, añadimos el bacalao y la cayena a nuestro gusto, teniendo en cuenta que pica bastante. Lo dejamos a fuego lento unos diez minutos removiendo de vez en cuando y ya tenemos nuestro delicioso bacalao.
Puede comerse directamente en un plato o untado en una tostadita recién hecha.
A disfrutar.

lunes, 20 de diciembre de 2010

Magret de pato a la naranja

El pato a la naranja se ha popularizado en nuestro entorno gracias a los restaurantes chinos, lo cual, junto a eso de que las naranjas vienen de la China, puede llevar a algunos a pensar que el origen de este plato es oriental. Es verdad que no cabe descartar un origen asiático remoto, ya que la naranja, aunque conocida en Europa durante el mundo antiguo, no fue cultivada y consumida regularmente hasta la Edad Moderna. En algún lugar se ha leído que su origen es francés, pero se trata de un error. El Pato a la Naranja fue exportado desde la refinada Toscana a Francia por Catalina de Médicis, cuando ésta se casó con el rey francés Enrique II. Las comilonas y los modales en la corte francesa a la que llegó Catalina eran todavía como los que vemos en las películas de la Edad Media: toneladas de animales asados acumulados sobre la mesa, vino peleón en gruesas copas de metales preciosos y pedrería, todo el mundo comiendo con las manos, grasa chorreando por doquier, eructos como salvas de artillería y separación por sexos. La dama toscana introdujo en la corte de su marido todo eso que luego fue identificado como refinamiento francés en la cocina: uso del tenedor de tres puntas, uso de la servilleta -instrumento que Leonardo da Vinci consideraba imprescindible, y no es de extrañar, si recordamos la larga barba que luce en sus autorretratos-, mesas mixtas, para damas y caballeros, vajillas de porcelana, copas de cristal y, sobre todo, un montón de nuevos elementos culinarios, como el azafrán, la pasta o los helados y de nuevas recetas, como la nuestra de hoy, el pato a la naranja.
Así que la cocina francesa debe a Catalina de Médicis toda la fama de la que ahora goza. Su marido se lo pagó poniéndole desde el principio los cuernos con Diana de Poitiers, una señora veinte años mayor que él. No quedó su ingratitud sin venganza: siendo aun joven, el muy capullo participó, con motivo de la boda de su hija con el rey de España, en un torneo en el que el Conde de Montgomery le dió -suponemos que sin querer- un lanzazo en todo el ojo. Tras muchos padecimientos, murió de la herida.
Una vez aclarados estos temas, imprescindibles para ponerse a cocinar sin que ello parezca una vulgar rutina, pasemos a la, en realidad, sencilla receta:

Ingredientes:
-Magret de pato.
-Mantequilla.
-Vinagre.
-Azúcar
-Naranjas (o zumo de naranja.)
-Pastilla de caldo
-Sal
-Pimienta.

Modo de preparación:
Una de las caras del magret presenta una gruesa capa de grasa. Con un cuchillo, vamos practicando surcos en forma de cuadrícula sobre esa capa de grasa. Salpimentamos el magret por las dos caras y lo ponemos a fuego medio en una sartén con el lado de la grasa boca abajo, para que ésta se derrita con el calor. Cuando esté medio derretida, le damos la vuelta para que se haga por el otro lado un minuto. Sacamos el magret de la sartén -aun estará algo crudo por dentro- lo cortamos en rodajas y lo reservamos.
En otra sartén, ponemos una cucharada sopera de mantequilla, otra de azúcar y 50 ml. de vinagre. La ponemos a fuego lento y vamos removiendo para que se caramelice. Después añadimos un vaso de zumo de naranja y una pastilla de caldo desmenuzada. Cambiamos a fuego alto y dejamos que hierva un rato removiendo de vez en cuando. Si hemos usado naranjas, podemos añadir a la mezcla parte de las peladuras. Esto le dará a esta salsa dulce un toque amargo muy adecuado. Por supuesto, al servir la salsa, las sacamos, porque habrán quedado feas. En su lugar pondremos una rodajita de naranja para decorar.
Cuando la salsa esté con el espesor y sabor adecuados, añadimos las rodajitas de pato y dejamos que se terminen de hacer en la salsa durante un par de minutos.
Pues ya está. Buen apetito y no os olvidéis de usar el tenedor. Ah, y nada de eructos, o doña Catalina se enfadará.

jueves, 16 de diciembre de 2010

El Ministerio de Sanidad patrocina Pasapalabra.(¡?)

No es un chiste, es real.
Ver la telebasura -o más abreviadamente, ver la tele- proporciona, hay que reconocerlo, sorpresas siempre renovadas. Esta tarde, tras incontables minutos de publicidad en la cadena privada Tele 5, he observado con estupor que el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad anunciaba con orgullo que patrocinaba el programa que venía a continuación: un concurso de notable éxito de audiencia.
Yo creo que sobran los comentarios, pero es que el hecho de que realmente eso esté pasando nos obliga a hacernos las típicas preguntas de perpleja desesperación propias de las tragedias:

-¿En qué sentido beneficia a la sanidad, al bienestar social y a las políticas de igualdad un concurso de televisión?
-¿Qué cantidad de dinero del presupuesto de Sanidad ha sido entregado a una TV privada para algo que no reporta el menor beneficio -salvo a los accionistas de esa TV?
-¿Cómo es posible que en un contexto en el que se promulgan medidas de recorte o eliminación de derechos y prestaciones sociales básicas, se gaste dinero en algo tan demencial como un programa de entretenimiento sin la menor relación con las áreas del Ministerio?
-Pero, sobre todo, ¿qué nivel de estupidez global se ha alcanzado para que en un país supuestamente civilizado un Ministerio de Sanidad no solo robe dinero público para dárselo a una empresa privada que nada tiene que ver con el sector sino que encima lo publicite? ¿Es que las personas a las que se les ha negado el subsidio miserable de 400 € so pretexto de la reducción del déficit pueden ver sin que se les revuelvan las tripas un anuncio como este?

No sé en qué género encajar ésto, es demasiado absurdo para ser tragicomedia y demasiado trágico para ser teatro del absurdo. Ni Orwell, ni Kafka, ni ninguno de los mayores creadores de mundos trágicamente surrealistas creo que podría haber imaginado algo así.

martes, 14 de diciembre de 2010

Juez Bermúdez: la islamofobia ya es legal.

Hace un año, el presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez expulsó del estrado a la abogada Zoubida Barik, por llevar un pañuelo en la cabeza -prenda que siempre había lucido desde que comenzó su actividad profesional.
Durante un año de pleitos, las diferentes entidades del kafkiano sistema judicial se han dedicado básicamente a desestimar los recursos y denuncias de la abogada mediante el curioso sistema del "silencio." En otras ocasiones se han alegado defectos de forma y, a veces, puestos contra las cuerdas, se ha aducido que la libertad religiosa tiene unos límites basados en el mantenimiento del orden público. Ya se sabe lo que altera el orden público un pañuelo en la cabeza... El resultado final es que la actuación del juez Bermúdez, que a los ojos de cualquiera sería un evidente abuso de poder y una ilegalidad, ha terminado siendo tolerada por el sistema judicial que, trabajando para quien trabaja, convierte el delito en virtud y la virtud en crimen. Si no fuera tan triste resultaría cómico leer los detalles del proceso completo, con sus continuos cambios de institución judicial, sus silencios administrativos, sus piruetas interpretativas y sus argumentaciones delirantes que harían enrojecer a cualquiera cuyo cerebro no estuviese, como el suyo, incapacitado para distinguir el blanco del negro tras tantos años ejerciendo una de las más infames profesiones que cabe desempeñar en un estado corrupto: la de la judicatura.
El -por otra parte ridículo, casposo y surrealista- artículo 37 del Estatuto General de la Abogacía referido a la indumentaria de los letrados dice:

1. Los abogados comparecerán ante los Tribunales vistiendo toga y, potestativamente, birrete, sin distintivo de ninguna clase, salvo el colegial, y adecuarán su indumentaria a la diginidad y prestigio de la toga que visten y al respeto a la Justicia.
2. Los abogados no estarán obligados a descubrirse más que a la entrada y salida de las Salas a que concurran para las vistas y en el momento de solicitar la venia para informar.

Como se ve, es imposible encontrar aquí justificación legal alguna para prohibir a una abogada que lleve un pañuelo en el pelo. El señor Bermúdez argumenta que la mención al birrete excluye cualquier otra prenda en la cabeza. ¡Dios mío! ¿Pero quién ha enseñado a razonar a estos togados? Por la misma razón entonces, ¿la mención de la toga excluiría cualquier otra prenda para el torso? Según Bermúdez, ¿los letrados deberán comparecer desnudos, ataviados solo con birrete y toga? Ello por no comentar lo de la dignidad y prestigio de la toga... ¿La toga es una prenda de dignidad y prestigio? ¿Y por qué no el sombrero mexicano y la bata de boatiné? Pero ¿de verdad en pleno siglo XXI se puede otorgar a una prenda de vestir semejantes cualidades morales? ¿Qué clase de ridículo pensamiento mágico opera en estos adalides del laicismo y la racionalidad?

El hecho de que el juez Bermúdez haya dado ya en otras ocasiones muestras públicas de su islamofobia y, sobre todo, el hecho de que tan injusta medida como es expulsar a una letrada por llevar un pañuelo, sea considerada legal por las distintas instituciones jurídicas del país, revelan dos cosas. Primero, que la islamofobia promovida desde hace un decenio por los medios de comunicación y las leyes discriminatorias contra los musulmanes aprobadas por los poderes ejecutivo y legislativo ya se han instalado cómodamente en el poder judicial. Y, segundo, y como consecuencia de lo anterior, una verdad que ya sabíamos, que el poder judicial es absolutamente dependiente de los demás.

Que un velo en la cabeza de una letrada en nada supone una falta de respeto a la Justicia es algo que cualquier individuo sano puede comprender. Lo que es evidente es que si uno de verdad quiere insultar a la Justicia, lo mejor que puede hacer es poner a Bermúdez presidiendo una sala.

sábado, 11 de diciembre de 2010

Los terroristas amenazan de muerte a Oiartzun.

Supongo que a la mayoría de la gente le pasa lo mismo con el suyo, pero mi pueblo me parece uno de los más bonitos que he visto. Después de pasar bastantes años fuera, no he parado hasta volver a vivir aquí. Oiartzun es un valle del extremo nororiental de Gipuzkoa que limita con el Bidasoa, el Cantábrico, el País Vasco francés y Nafarroa. El clima, muy suave y con abundantes lluvias, hace que todo él este cubierto por una alfombra de hierba intensamente verde que se convierte en tupido bosque cuando asciende por alguna loma. Pequeños caseríos desperdigados, arroyos, megalitos, bosquecillos y mil caminos por los que no se oye nada más que el viento o los cencerros de las ovejas hacen de él un lugar ideal para los amantes de la naturaleza.
Todo el valle está presidido al sur por una gran roca de tres picos, las Peñas de Aia o Aiako Harria. Aparte de su magnífico efecto paisajístico, las Peñas de Aia constituyen el elemento geológico y paleontológico más importante de Euskadi. En Peñas de Aia sobreviven aún bosques naturales, no plantados por el hombre, de robles y hayas, así como corzos, jabalíes y buitres leonados. Por estas y otras razones, fuie declarado Espacio Natural en 1995.
Pues bien, el Gobierno Vasco ha proyectado que por este lugar pase una autopista de 6 carriles con un enorme viaducto que atravesará el valle justo por delante del parque natural. El plan incluye la construcción de una gigantesca plataforma de transporte ¡de 100 hectáreas! que precisará destruir el monte Trapada, otro espacio protegido.
Nadie ha pedido una autopista para que se lucren con los peajes cuatro ladrones, ni su asquerosa plataforma "logística." Sin embargo el Gobierno Vasco, que está en crisis, no duda en gastar todo el dinero que tiene y más en esta destrucción para siempre de un espacio natural que ha tardado millones de años en formarse. Los responsables, ya sabemos quienes son, esos prohombres de corbata que reciben premios y placas, esos criminales repugnantes que se denominan grandes empresarios y que estampan su logo en las camisetas de la Real Sociedad que luego todos los gilipollas se ponen los domingos como buenos borreguitos amaestrados. Para que ellos se sigan lucrando, los constructores, los mayores asesinos de este país, con un millar de muertos anual a sus espaldas, los dueños de empresas de cementos, los destructores del planeta, para que ellos sigan acumulando dinero es para lo que mi pueblo va a quedar destruído, convertido en un sórdido extrarradio de hormigón y mugre.
Ahora viene el plazo de las inútiles reclamaciones, protestas y pleitos. Al final, los criminales sobornarán a políticos y jueces y su crimen se consumará. ¿Habrá justicia algún día? ¿No habrá quienes sepulten a estos malnacidos en su propio hormigón?

jueves, 9 de diciembre de 2010

Victorino Alonso y las subvenciones públicas.

Esta mañana, en la ya vieja entrada de este blog en la que se echaba mano del caso Victorino Alonso para ejemplificar la casi identidad entre gran empresa y mafia, ha aparecido el interesante comentario de un anónimo acerca de cómo las empresas de nuestro emprendedor leonés obtienen fraudulentamente subvenciones públicas. El chanchullo es tan elemental que resulta difícil no pensar en una connivencia de los responsables de administrar nuestros impuestos. Dado lo bien informado que parece estar el anónimo comentarista, lo plausible de los datos que ofrece y lo ilustrativo que resulta para comprender cómo funcionan las cloacas del capitalismo, -esas por las que se deja escapar el dinero de todos para el lucro de unos pocos- reproduzco aquí literalmente su comentario:

Las empresas mineras Coto Minero Cantábrico, S.A. y Unión Minera del Norte, S.A. reciben más de 140 millones de euros anuales de ayudas al funcionamiento. Más del 80% de su producción proviene de explotaciones a cielo abierto que no generan pérdidas, por lo que en el conjunto de la actividad minera las ayudas son superiores a los resultados negativos El procedimiento del fraude es el siguiente: las cuentas de estas empresas se cuadran cada año de manera que las ayudas sean igual que las pérdidas, para cumplir las condiciones impuestas por la legislación comunitaria y nacional al respecto y poder recibir subvenciones. Para ello, el conjunto de empresas auxiliares propiedad del mismo accionista, como NORFESA, PATRASA y OBRICOSA, que proporcionan servicios y suministros a las dos principales generan facturas por las cantidades suficientes, al margen de cuales hayan sido las reales. Adicionalmente, las empresas mineras adquieren maquinaria cuyo uso es común en obra pública y minería como retroexcavadoras, dúmperes, bulldozers, camiones, niveladoras, cargadoras o equipos de avance de túneles, que contablemente están en sus inmovilizados y físicamente están trabajando en las empresas de obra pública y servicios propiedad del mismo accionista como FERPI, S.A. y Peninsular de Contratas, S.A., de manera que la amortización de esas máquinas se vuelve a contabilizar como coste de explotación de la empresa minera para justificar las subvenciones recibidas. La Administración Central, responsable del pago de ayudas, no comprueba la verdadera existencia en las minas de las máquinas que las empresas mineras adquirieron y cuya amortización subvencionan, porque no tiene competencias en materia de operación minera. Tampoco comprueba las unidades de obra o los precios unitarios de los servicios y suministros facturados por las empresas del mismo accionista, es suficiente con que una empresa de auditoría certifique que los apuntes contables están bien hechos, para que esos costes sean susceptibles de ser subvencionados. Las Administraciones Autonómicas, competentes en materia de operación minera, no lo son en materia de ayudas al funcionamiento, por lo que no analizan si los costes de producción son reales o si los equipos que la empresa minera está amortizando están efectivamente en operación minera. La mitad de los ingresos de las empresas mineras proviene de la venta de carbón a las centrales térmicas. En 2005 estas empresas vendieron a 48 €/t. En 2007, debido a la subida del carbón internacional los 4 millones de toneladas suministrados a centrales fueron vendidos a 88 €/t. Aunque los ingresos aumentaron casi al doble por este concepto, se aumentaron fraudulentamente al doble los costes de explotación y se recibieron las mismas ayudas que cuando se ingresaba la mitad por la venta del carbón. El accionista común de las empresas mineras, de obra pública y de servicios y suministros a la minería documenta de esa forma pérdidas en las empresas mineras y aplica las ayudas a fines para los que no fueron otorgadas. El importe total del fraude supera la cantidad de 100 millones de euros anuales.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Estado de Alarma

A muy pocas personas parece importarles el hecho de que España se encuentre en estos momentos en Estado de Alarma. El Estado de Alarma implica, según la legislación vigente, que el Gobierno puede exigir, sin ningún tipo de explicación, cosas como:
-Impedir la libre circulación de personas
-Requisar bienes
-Imponer trabajos forzados
-Racionar o impedir el acceso a bienes de primera necesidad.
Semejante estado de dictadura no se ha justificado por una catástrofe humanitaria, una epidemia o una guerra, sino por ...¡una huelga de controladores aéreos! La desproporción entre el problema y la medida es tan evidente que ha habido que recurrir -como siempre- a la manipulación masiva mediática. La manipulación, además, está operando principalmente no con datos falsos o argumentos falaces, sino, como suele ocurrir, con llamadas a los bajos instintos. Básicamente se trata del viejo truco de azuzar la envidia del pobre contra el que lo es menos. Los controladores son unos privilegiados, por eso hay que mandarles al ejército para que trabajen con una pistola en la sien. Dentro de poco serán los funcionarios el objetivo de los Estados de Alarma. Si no puedo disfrutar de mis vacaciones de puente por culpa de unos huelguistas, pido al ejército que intervenga. Pero si es mi jefe el que me lo impide obligándome a trabajar los festivos, entonces me aguanto y me callo.
No voy siquiera a entrar a comentar las mentiras que se han dicho contra el nuevo chivo expiatorio: los controladores. La repugnante chusma de la TV, desde la Belén Esteban al busto parlante del Telediario, con la claque pagada correspondiente, nos dice quiénes tienen la culpa de todo. No son los bancos, no, ni sus compinches del parlamento, no. Son los controladores aéreos. Unos más en la lista en la que ya figuran veteranos como los abertzales o los islamistas.
Nos recortan las pensiones, nos atrasan la jubilación, nos suben el IVA, nos quitan los servicios públicos, nos quitan los subsidios de desempleo, nos prometen más medidas del mismo tipo y todos tranquilos con nuestra TV. Ahora nos quitan el estado de derecho "por unos días", de manera experimental, y seguimos contentos. Hemos viajado en un avión lleno de borregos como nosotros y nos hemos gastado el sueldo de un mes en ser pastoreados por París, Praga o Nueva York. ¡Qué divertida y enriquecedora experiencia! Y ahora, contentos, con unas magníficas instantáneas de la Torre Eiffel en la cámara digital, de vuelta al curro. París bien vale un Estado de Alarma. N´est-ce pas?

http://totalmentelibre.blogspot.com/2010/12/controladores-aereos-o-lobotomia.html

jueves, 2 de diciembre de 2010

Crema de Berza

Algunas personas atribuyen a esta crema propiedades dietéticas y depurativas. Yo no puedo asegurarlo, pero lo que sí es cierto es que se trata de una crema con un sabor muy original que puede tomarse tanto fría como caliente. Seguramente buena parte de sus supuestos méritos procedan de la berza, planta muy apreciada por los druidas para fabricar sus brebajes. Dioscórides, un médico griego del siglo I, le adjudica tal cantidad de propiedades que la convierte en panacea: sirve lo mismo de laxante, que de astringente -esto último es si se cuece dos veces-, de anticonceptivo que de remedio contra la resaca. El tratado de Dioscórides no dejó de considerarse una autoridad hasta hace pocos siglos y todavía hoy los partidarios de la medicina natural consideran a la berza perfecta para cicatrizar úlceras de estómago. El manual de Dioscórides empezó a utilizarse en al-Andalus gracias a un regalo diplomático que el emperador de Bizancio, Romano II Porfirogeneta entregó a Abderramán III. En la carta que acompañaba el regalo decía lo siguiente:
"No puede obtenerse provecho del Dioscórides más que con un traductor avezado en el griego y que conozca las propiedades de esas drogas. Si tienes en tu país a alguien que reúna estas dos condiciones, sacarás, oh rey, la mayor utilidad de este libro."
El griego era una lengua ya totalmente olvidada en Europa occidental en aquella época, así que la cosa se solucionó con la colaboración de un monje llamado Nicolás, llegado expresamente de Bizancio para la tarea y Hasday ben Basrut, un médico judío de Jaén.
Gracias a su trabajo conjunto, el libro de Dioscórides empezó a distribuirse por Europa occidental, después de permanecer olvidado durante siglos. La Universidad de Salamanca ha publicado una magnífica edición online a partir de un manuscrito griego del siglo XV. Aquí podéis leer la entrada sobre nuestra querida berza (Crambe, en griego.)
Y tras estas pamplinas vamos a cocinar.

Ingredientes:
-1 berza (o repollo)
-3 cebollas,
-3 pimientos verdes,
-1 tallo de apio,
-1 frasco de tomate triturado,
-Sal,
-Pimienta,
-Caldo de pollo.

Modo de elaboración:
Lo más costoso es limpiar y pelar las verduras. Debemos quitar las hojas externas de la berza y trocearla con el cuchillo. después pelamos las cebollas y las picamos junto con los pimientos, sin pepitas ni rabo.
Troceamos también el tallo de apio y ponemos todas las verduras en una olla.
Añadimos el tomate, las salpimentamos a nuestro gusto y las cubrimos con caldo de pollo.
Dejamos que el puchero hierva unos diez minutos y terminamos la cocción a fuego lento hasta que las verduras estén tiernas. Más o menos serán unos 45 minutos, aunque depende del tipo de fuego.
Solo nos queda escurrir el líquido sobrante, en caso de que lo haya, y pasar la mezcla por la batidora. Y ya tenemos nuestra crema que podemos mantener varios días en la nevera.
Buen apetito y buena salud.

martes, 30 de noviembre de 2010

El timo de Wikileaks

La verdad es que ya había motivos para recelar de Wikileaks, esa página web que difunde documentos secretos. Pero, a raíz de la revelación de 250.000 documentos generados en el Departamento de Estado de EE.UU. y en sus embajadas en casi todos los países del mundo, creo que empieza a ser necesario decir abiertamente que Wikileaks es un fraude, un engendro de contra-contra-información cuya finalidad es suplantar a la auténtica contrainformación. Algo así como pasa con los partidos institucionales de supuesta izquierda, que son un fraude que pretende debilitar a los movimientos auténticamente izquierdistas.
Hay un montón de datos que nos invitan a pensar así, pero basta con observar el modo en que se ha producido esta última revelacion de Wikileaks para hacerse muchas preguntas. Por ejemplo:
1-Los presidentes de medio mundo y el propio Obama muestran su disgusto por la publicación de estos documentos. ¿Por qué, si Wikileaks es tan peligroso para los intereses de EE.UU. no está ya cerrada su página y sus autores asesinados o encarcelados? Por cosas mucho menos graves, la CIA no ha dudado en adoptar medidas expeditivas. Sin embargo, aquí, en vez de actuar, se limitan a quejarse.
2-Los documentos prometidos no están disponibles en la web de Wikileaks. Desde Wikileaks se afirma que esto es debido a que la web ha sido atacada por hackers. Cuando escribo esto, acaban de reportar un segundo ataque. Es decir, nos pretenden hacer creer que la razón por la que los documentos de Wikileaks no están a la libre disposición de cualquier internauta es porque un hacker les ha reventado la web. Sin embargo.
a) El jefe de Wikileaks, Julian Assange es, él mismo un notable hacker. Cuesta creer que sea tan tonto como para no haber previsto y evitado estos ataques.
b) Los documentos podrían perfectamente haberse alojado en decenas de servidores, o en una red P2P, lo cual imposibilitaría que un hacker abortase su difusión.
c) ¿Por qué querrían los hackers boicotear una web que en teoría debería ser el paradigma de todo hacker?
d) ¿Por que no ha sido la CIA o cualquier otro organismo supuestamente afectado por esta web el autor del boicot?
3-Wikileaks, a pesar de seguir sin proporcionar esos documentos a los internautas con la excusa increíble de haber sufrido ciberataques, los ha puesto a disposición de los siguientes periódicos: El País, The Guardian, Le Monde, Der Spiegel y The New York Times. Todos ellos son períodicos perfectamente prosistema: sus accionistas son grupos directamente ligados a los intereses políticos y militares de EE.UU. ¿Acaso alguien que obtiene información peligrosa para EE.UU. dejaría esa información en manos de periódicos aliados de EE.UU?
4-Más increíble aun. Esos períodicos aliados de EE.UU. no solo reciben los documentos secretos sino que los divulgan a bombo y platillo y los convierten en portada -y, por cierto, hacen un negocio redondo con ello.

Esto en cuanto al peculiar, por no decir absurdo, modo de publicación. Pero las sospechas se confirman si atendemos al contenido y a la naturaleza de esas prometidas escandalosas revelaciones contenidas en un cuarto de millón de documentos secretos. Estas revelaciones podrían dividirse en varios grupos.

1. Las revelaciones basura. Una excelente forma de que pasen desapercibidos los datos que pueden reportar algún interés es la de mezclarlos con otros banales. En este sentido los medios nos han descubierto el carácter vanidoso de Sarkozy, la golfería de Berlusconi, etc como si de un programa de prensa rosa se tratase. Por otro lado, se aportan "grandes exclusivas" como que Zapatero utilizó su oposición a la guerra contra Iraq para conseguir votos. ¿En serio?
2. Las revelaciones de lo que ya se sabía. Se nos informa de datos tan "sorprendentes" como que las embajadas de EE.UU. se dedican al espionaje, o de que las tropas aliadas asesinaron a civiles en Irak. Lo que revelan los documentos son cosas denunciadas hasta la saciedad y constituyen tópicos que no van a provocar ninguna revolución.
3. Las revelaciones de lo que conviene. Dos de las grandes revelaciones de Wikileaks nos dicen que, en efecto, Irán posee armamento atómico -lo que justificaría su invasión a falta de lapidaciones- y que China desearía la desaparición de Corea del Norte, pretendiendo, imagino, crear un conflicto diplomático entre la RP de Corea y China que facilite la invasión que está preparando EE.UU.
4. Las revelaciones light. Julian Assange nos revela con sus documentos astutamente robados cosas como que en Irak han sido asesinados miles de civiles. El problema es que las cifras de civiles asesinados más prudentes realizadas por organismos independientes de los intereses de USA, nos hablan de al menos un millón. Ello nos lleva a pensar que muy probablemente Wikileaks no sea un organismo independiente de los intereses de USA.
5. Las revelaciones que no revolucionan. Ninguna revelación de Wikileaks sirve para cuestionar los principios fundamentales del credo divulgado por Falsimedia: existe Al Qaeda, el 11-S fue un ataque terrorista islamista, Irán planea lanzar bombas nucleares a la buena gente de Israel, Corea del Norte es una amenaza real para el mundo civilizado, etc, etc. Wikileaks no ha servido para que, por ejemplo, descubramos quién estaba detrás del 11-S, cómo EE.UU. controla el narcotráfico mundial, quién manda en organizaciones tan solidarias como Amnistía Internacional o quién elige a los presidentes de gobierno de nuestras democracias. De este, la conclusión a la que se pretende que se llegue es clara: si Wikileaks ha obtenido 250.000 documentos secretos del Gobierno de EE.UU y en ninguno de ellos se desvelan estas cosas, es que no son ciertas, son paranoias de los enemigos de la democracia. El propio Julian Assange ya lo dejó claro en una ocasión tachando de "conspiranoicos" a los que se atrevían a dudar de la amenaza del terrorismo islámico global o del 11-S.
En este magnífico artículo se profundiza en algunos de estos temas y se sugieren otros más.

El documento que me gustaría que revelara Wikileaks es uno de la CIA en el que se detalle cómo Wikileaks va a ser una eficaz arma de contrainformación al servicio de los intereses del Imperio. Pero ese no se revelará.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Chipirones Pelayo.

Muy a menudo algunas célebres recetas tienen nombres que invitan al error con respecto a sus orígenes. Por ejemplo, la Langosta Thermidor nos lleva a pensar que fue creada durante la Revolución Francesa. Sin embargo, el nombre se lo pusieron bastante después, a causa de que por la época hacía furor una obra de teatro, hoy olvidada, que se llamaba así. Con los chipirones Pelayo (o a lo Pelayo) pasa algo similar. Ni son asturianos ni se refieren al legendario personaje visigodo. Lo que ocurre es que hace casi un siglo hubo una pesca muy abundante de chipirones en el puerto de Getaria. Había por entonces un bar que ya no existe, llamado Pelayo, cuyo dueño, aburrido ya de comer chipirones en su tinta, preguntó a su mujer si no se le ocurría otro modo de cocinarlos. Y entonces los preparó con largas tiras de cebolla pochada. Desde entonces se ha convertido en uno de los platos estrella de la gastronomía vasca.

Ingredientes para 4 personas:
-1 kg. de chipirones,
-3 cebollas,
-1 pimiento verde grande,
-1 diente de ajo,
-Aceite de oliva,
-Sal,
-Pimienta,
-Perejil.
-Patatas (opcional)

Modo de elaboración:
En una sartén ponemos un chorro de aceite y las cebollas cortadas en juliana, osea, en tiras finas y con un ajo muy picado. Cuando empiecen a pochar, a fuego muy lento, añadimos los pimientos también cortados en tiras finas. Debemos dejar que las verduras pochen mucho tiempo para que se caramelicen, como mínimo media hora. Cuando estén listas, les damos un golpe de fuego medio minuto, las retiramos a una fuente y las reservamos.
Vamos ahora con los txipis. Salvo que se nos dé bien este tipo de operaciones, debemos pedir al pescadero que nos los limpie. Nos encontraremos así con unas patitas por un lado y los cuerpos por otro. Hay varias maneras de presentarlos. Si son chipirones pequeñitos, lo mejor es no hacer nada y echarlos tal cual a la sartén. Si son grandes, podemos o bien rellenar los cuerpos con las patitas o bien cortar los cuerpos en tiras, como si fuesen tallarines.
En cualquier caso, los salpimentamos y los echamos en el mismo aceite en el que hemos pochado las verduras, añadiendo si es preciso algo más de aceite. De este modo, salteamos los txipis a fuego vivo, espolvoreándolos con algo de perejil picado. Cuando se pongan dorados, los retiramos.
Solo nos queda colocarlos en una fuente y cubrirlos con las verduras pochadas.
A mí me gustan los Pelayos con un fondo de patatas fritas cortadas también en tiras. Solo habría que freirlas antes y colocarlas sobre papel absorbente mientras cocinamos los chipirones.
On egin.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Rösti.

El plato nacional de Suiza, por lo menos de la Suiza alemana, son los rösti. Cuando los suizos trabajaban honradamente la tierra en vez de vivir de la usura y los negocios criminales, tomaban rösti como un nutritivo y económico desayuno.
Su componente esencial es la patata rallada y amasada en forma de tortas, que luego se asan. A partir de ahí, existen muchas variantes. Aquí nos decantaremos por una de las más clásicas, con un queso Emmental (también de origen suizo) y que resulta ideal para acompañar platos de carne.

Ingredientes:
1 Kg. de patatas.
250 grs. de queso Emmental rallado.
1 Cebolla.
Mantequilla.
Aceite de oliva.
Sal.
Nuez moscada.
Pimienta.

Modo de elaboración:
Hay quienes preparan los rösti con patata cruda, pero lo normal es hacerlo con patatas cocidas, enteras y con piel. Eso sí, no es preciso ni recomendable cocerlas tanto tiempo como si las fuéramos a consumir tal cual, así que con diez o quince minutos en agua hirviendo con un chorrito de leche es suficiente.
Las pasamos a un recipiente con agua fría y las vamos pelando cuando se dejen. Por algo se dice aquello de la patata caliente. Después, con el clásico rallador que compramos por un euro en el chino de la esquina, vamos rallando las patatas.
También rallaremos cebolla, lo más finamente posible.
En una fuente grande ponemos todas nuestras cosas ralladas: las patatas, la cebolla y el queso. Sazonamos con la sal, la nuez moscada y la pimienta y mezclamos todo bien con las manos, procurando obtener una masa homogénea.
Después cogemos un puñado de masa y formamos una bola, la ponemos en la encimera y la aplastamos de modo que obtengamos una torta de no más de un dedo de grosor. Y así vamos haciendo tortas hasta que se nos acabe la masa.
En una sartén ponemos un chorro de aceite y una cucharada de mantequilla a derretir. Cuando esté muy caliente colocamos las tortas y les damos enseguida la vuelta, de modo que se doren por fuera. Luego bajamos el fuego y las mantenemos así entre cinco y diez minutos -depende del grosor.
Y ya están listas.
GUTEN APETTIT

martes, 23 de noviembre de 2010

La Revolución de Eric Cantona.

Un vídeo en el que el ex-futbolista francés Eric Cantona ofrecía una receta contra el abismo al que nos está enviando el sistema capitalista ha obtenido una notable repercusión en internet y últimamente hasta es mencionado en los medios convencionales.
Cantona llega a una conclusión evidente: hacer el idiota con pancartas no sirve para nada. Los bancos ya saben que nos roban y los gobernantes ya saben que lo hacen con su colaboración. Es algo tan elemental que tal vez tenía que ser un futbolista y no un sindicalista o politólogo el encargado de difundirlo. Lo que propone es que todos esos que llevan la pancarta acudan más bien a su banco y retiren sus ahorros. Con ello, afirma, los bancos colapsarían y serían derrotados. Sería una revolución sin necesidad de pegar un tiro, sin violencia. Después diré qué opino yo de esto.
Ya se ha organizado un día, el próximo 7 de Diciembre, a partir del cual todos los que estén hartos de la dictadura asesina del capitalismo, deben sacar sus ahorros.
La reacción de la banca me parece muy ilustativa. Afirman que la medida es una estupidez. Lo interesante es precisamente el argumento tan estúpido que utilizan para demostrar que la medida es una estupidez. No os creáis que han acudido a cuestiones macroeconómicas, no. Es una estupidez, según ellos, porque si la gente tiene el dinero en sus casas, los ladrones lo robarán con gran facilidad. ¡Ciertamente he ahí el razonamiento de un gran economista! Decía que la reacción de la banca es ilustrativa pues, en efecto, se confirma que, acostumbrados como están a robar y estafar impunemente, piensan que la gente es idiota. Y quizá tengan razón.




No cabe duda de que la idea de Cantona es un avance con respecto a la "gran idea" de coger una pancarta y hacer el indio en un rebaño de borregos pastoreado por la policía. También es de valorar que un tipo que ha triunfado en ese cenagal que es el fútbol de élite sea tan sensible a la miseria de los demás y trate de buscar alternativas a las estupideces que plantean los sindicatos. Pero me temo que su idea sigue teniendo dos fallos, uno de ellos absolutamente decisivo.
-El primero es que en realidad va a haber muy poca gente que haga lo que él plantea. Los ciudadanos europeos somos tan absolutamente cobardes y amantes de nuestra tranquilidad que el hecho de sacar del banco el dinero, con todas las incomodidades prácticas que ello conllevaría nos parecería un sacrificio demasiado exigente para salvar nuestro futuro y el de nuestros hijos.
-Pero supongamos que se da el milagro, que todo puede ser. Surgiría el segundo y decisivo escollo. Los bancos, de triunfar la propuesta de Cantona, no permitirían sacar nuestro dinero. "¡Pero eso no es legal, el dinero es mío!" -dirán algunos. ¿Legalidad? ¿Leyes? ¡Ja, ja, ja! Las leyes las ponen y las quitan los que tienen el poder. ¿No nos acordamos del "corralito" argentino? Pero ¡si los bancos ya han hecho cosas peores que impedirnos sacar nuestro dinero! Por ejemplo, nos acaban de ROBAR miles de millones de euros con la excusa de la supuesta crisis y nos hemos quedado tan panchos.

Cantona es bienintencionado, pero iluso. Su propuesta, aunque triunfase, como mucho, serviría para que se viese aun más claro -¿hace falta más?- que esos peleles repugnantes a los que votamos no tienen ningún poder, que ese libro tan bonito que contiene las leyes es solo un libro, que el poder en el mundo capitalista, como su nombre indica, lo tienen los capitalistas. Ellos ponen y quitan a los gobiernos, ponen y quitan las leyes, ellos son los dueños de esas tarjetitas de plástico o de esos papeluchos que creemos que son algo y son solo lo que ellos quieren que sean. Y si nos ponemos tontos, recordemos, ellos tienen las armas, la policía y el ejército. Y ellos, al contrario que Cantona, saben que la última palabra para tener el poder es la violencia.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Mentar el golpe en casa del golpista.


El 25 de Julio de 2008, el programa "La Ventana" de la Cadena Ser organizó un debate entre William Cárdenas, activista venezolano implicado en el golpe de Estado del año 2002 y Carlos Fernández Liria, profesor de Filosofía de la Universidad Complutense, sobre la reciente visita del presidente venezolano Hugo Chávez a España. La moderadora expulsó a Fernández Liria del debate debido a que esté acusó abiertamente al grupo PRISA no solo de apoyar ideológicamente el Golpe de Estado, sino de estar implicado en él, presentando para ello las correspondientes pruebas. Por ejemplo, este editorial de El País, en el que se justifica el golpe y se ve con esperanza y benevolencia al gobierno golpista que de él saldría.
La actitud de Fernández Liria en este debate resulta sorprendente por poco habitual.
Normalmente, cuando uno es entrevistado en un medio de comunicación para dar su opinión, una norma de educación asumida es que no debe criticarse directamente a ese medio, del mismo modo que cuando uno acude como invitado a una casa, se debe tener cuidado de no ofender al anfitrión. Algún comentarista recordó, en este contexto, que el profesor era igualmente desagradecido en el ámbito laboral pues él, funcionario a sueldo de la Universidad Complutense, no se había privado de criticar el Plan Bolonia y, en general, la deriva mercantilista que la institución estaba sufriendo. Y concluía: "si no le gusta la Universidad, que se vaya y deje de vivr de ella."
El hecho de que estos argumentos tengan cierto éxito se debe a su apariencia de corrección.
Lo que me interesa aquí no es tanto demostrar que los argumentos no son en realidad correctos, sino por qué lo parecen.

Si se piensa brevemente, se comprenderá que el deber moral de Fernández Liria, si es invitado a expresarse públicamente sobre la situación en Venezuela, es decir la verdad, o al menos, lo que él cree que es la verdad. Si esa verdad supone una grave acusación contra el medio de comunicación que le invita a hablar, no por ello debe dejar de decirse. No hacerlo es lo reralmente inmoral, pues ello equivale a aceptar un soborno: nosotros te invitamos a hablar y a cambio tú no nos criticas. Exactamente lo mismo puede aplicarse a la cuestión de la universidad: si Fernández Liria callara porque trabaja en ella, entonces estaría aceptando un soborno: nosotros te pagamos un buen sueldo y tú, a cambio, permaneces callado.
Es evidente que actuar como lo hace Fernández Liria no solo es lo correcto desde un punto de vista ético. Además, es sumamente perjudicial para él mismo. Actuando así se asegura no volver a ser entrevistado en PRISA y pone en peligro su carrera profesional.
Actuar como se considera que se debe actuar aunque eso sea perjudicial para uno mismo. ¿No es este el ejemplo indudable de una acción éticamente valiosa?
Sin embargo, ya hemos visto que tales argumentos parecían correctos antes de sopesarlos detenidamente. Antes de tomarnos este trabajo, Fernández Liria podría pasar por, como mínimo un loco maleducado, si no por un gorrón que muerde la mano que le da de comer.
¿Qué nos ofusca para que aquel que es justo y valiente nos parezca un loco egoísta? Seguramente, lo mismo que ofuscó a la asamblea que condenó a muerte a Sócrates. Yo diría que la contemplación de una persona que quiere y puede ser incorruptible (que lo quiere porque es noble y lo puede porque es inteligente) genera en los espectadores un insufirble odio porque, justamente, los deja en evidencia.
Vivimos en el autoengaño de que no es adecuado criticar o combatir a los que mandan sobre nosotros, porque es de locos, porque es de maleducados, porque es de egoístas, de desagradecidos... En realidad todo esto no son más que las excusas del cobarde, del esquirol.
La honestidad siempre ha sido un detalle de mal gusto.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Merluza rellena.

Preparada de esta manera, la merluza rellena es un plato mucho más sencillo de lo que puede parecer a simple vista, cuando nos la presentan en un buen restaurante. Así que nos hará quedar de lujo delante de nuestros invitados, porque es uno de esos platos que dan la impresión de habértelo currado a base de bien. Luego, la cosa no es para tanto. Ya veréis...
Antes de comenzar, una advertencia sobre el cangrejo: es importante buscar cangrejos en conserva económicos, ya que no vale la pena adquirir auténtica txaka para elaborar el relleno. Una lata de txaka puede llegar a costar 18€ -o aun más en fechas prenavideñas. Las que yo compré me salieron por solo 2€. Aunque en ambas latas el contenido es cangrejo real, la diferencia de precio se explica por la proporción de carne de patas o de cuerpo -las patas son más ricas- y la variedad de cangrejo: la lata de 2€ contenía una variedad proveniente de las costas de Perú, el Paralithodes Panamensis, mucho más económica que la auténtica txaka, proveniente de la variedad Paralithodes Camtschaticus, que se pesca en las costas siberianas y de Alaska.

Ingredientes para 4 personas:
-1 kg de merluza,
-250 gr de boletus,
-250 gr de cangrejo,
-1 puerro grande,
-2 chalotas,
-1 bandejita de ajos frescos,
-Nata líquida,
-Un vasito de caldo de pescado,
-Cacao,
-Sal,
-Pimienta,
-Aceite de oliva.

Modo de elaboración:
Debemos pedir en la pescadería una cola de merluza más o menos de un kilo e indicar al pescadero que nos la abra como un libro y la limpie por completo de piel y espinas. Si lo deseamos, podemos reservar los desperdicios del pescado para elaborar el caldo que ya hemos explicado en otras recetas cómo se prepara. Si no queremos complicarnos la vida, podemos comprarlo ya hecho. Eso sí, estará un poco peor...
Salpimentamos la merluza por la parte exterior y la reservamos.
Vamos a preparar el relleno. Para ello, vertemos un chorro de aceite en una sartén y ponemos a pochar las chalotas, los ajos frescos y el puerro, todos muy picados, así como los boletus, cortados en trozos pequeños. Si no disponéis de boletus frescos podéis usarlos en conserva o deshidratados. Recordad que los boletus frescos se limpian con un paño, nunca bajo el grifo y que requieren más tiempo de cocción.
Una vez que la mezcla está tierna, añadimos el cangrejo desmenuzado, una cucharada de cacao puro y revolvemos bien. salpimentamos un poquito y ya tenemos el relleno.
Ahora, untamos la bandeja del horno o cualquier recipiente apto para ello con aceite y colocamos la merluza abierta como un libro. extendemos parte del relleno sobre una de las mitades y la cerramos por encima con la otra. El resto del relleno lo reservamos. Precalentamos el horno e introducimos la merluza a 180 grados durante diez minutos.
Con la parte del relleno que nos ha sobrado, elaboraremos la salsa.
Para ello, lo colocamos en la batidora y añadimos un chorrito de nata. Como nos quedará muy espesa, estilo puré más que salsa, iremos añadiendo el caldo de pescado conforme batimos hasta adquirir el espesor deseado.
Solo nos queda servir la merluza en una fuente presentada con su salsa. Podemos acompañarla a nuestro gusto con langostinos, almejas o lo que queramos pero, así, tal cual, está deliciosa.
Buen apetito.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Haiti: el cólera y la cólera.

El próximo 12 de enero se cumple un año del terrible seísmo que provocó centenares de miles de muertos y heridos en Haití, un país que ya entonces se situaba como el más pobre del continente americano. Durante una o dos semanas el bombardeo informativo fue constante y todas las ONGs, famosillos y políticos organizaron telemaratones y ofrecieron sus cuentas corrientes vacías para que fueran llenadas por los solidarios ciudadanos hundidos en eso que ellos llaman crisis. Transcurrido un año, los supervivientes siguen hacinados en campamentos "provisionales" viviendo en condiciones infrahumanas. No se han reconstruído las viviendas ni las infraestructuras, salvo, eso sí, las necesarias para el ejército USA y su prolongación, la ONU, cuya "Misión de Estabilización" es conocida en Haiti con las siglas de MINUSTAH. Es lógico preguntarse dónde han ido a parar todos esos donativos que incluso pensionistas y parados apartaron de sus exiguos salarios para aportar su granito de arena. Y es lógico preguntarse a qué se ha dedicado la MINUSTAH todo este tiempo. Pues ahora vamos a verlo...

Hace unas semanas, empezaron a detectarse casos de cólera en Haití. El cólera es una enfermedad desconocida en todo el Caribe. Tanto, que los médicos cubanos allí desplazados han debido enfrentarse a ella por primera vez.
La epidemia empezó a producirse en la región de Artibonito, en la zona Noroeste del país. Por esta región fluye el principal río de la isla, el Artibonito, del que bebe la mayoría de una población que carece por lo general de algo parecido a agua corriente o depuradoras. Pues bien, en las aguas de este río se ha detectado la presencia del vibrión del cólera. La población denunció que la culpa la tenía un campamento de la MINUSTAH que había río arriba, formado por un contingente de soldados nepalíes, que arrojaban sus excrementos al río. Aquí vemos a qué se dedica la ONU: a defecar en el agua de los haitianos. Aunque nadie hizo caso a esos insurgentes que denunciaban a los solidarios chicos de la MINUSTAH como culpables de la epidemia, ahora un laboratorio ha demostrado que la cepa del cólera encontrada en el río Artibonito es propia del sur de Asia. ¡Qué casualidad! A pesar de ello, la ONU sigue negándolo todo.
Esto es lo que le faltaba a la castigada población haitiana, harta de las misiones "humanitarias" armadas hasta los dientes y cuya única función es ayudar a los caciques impuestos por EE.UU. a controlar las revueltas populares. La parlamentaria haitiana Edmonde Beauzile ha exigido una investigación de un organismo independiente para confirmar estas sospechas, pero no hace falta ser adivino para saber que tal investigación, caso de llevarse a cabo y destapar la verdad, no servirá para cambiar las cosas.
De momento, ante las protestas del pueblo haitiano por la propagación de esta epidemia que ha dejado ya mil muertos, las supuestas fuerzas de paz han reprimido violentamente las manifestaciones causando al menos 3 muertos y una cincuentena de heridos. Los medios al servicio de la verdad, como El País, afirman que los cascos azules abrieron fuego contra los manifestantes "para defenderse." La realidad es que estos pobrecillos pacifistas que debían defenderse matando eran militares entrenados que viajaban en un vehículo blindado como el que vemos en la foto. Y que los famélicos "atacantes" lo hacían con piedras y botellas. A pesar de ello, los medios occidentales, hablan de "ataques" a la misión humanitaria de la ONU. Como si los haitianos estuvieran tan locos como para atacar a quienes vienen a ayudarles. ¿Es que acaso atacan los haitianos a los médicos cubanos?
De todos modos, todo esto es "presunto", porque los medios de comunicación y el propio Gobierno de Haití están muy atareados preparando las inminentes elecciones que, como viene siendo habitual en la historia del país, serán fraudulentas o anuladas si el resultado no es el deseado por el Premio Nobel de la Paz, Hussein Obama. Así que, para garantizar que todo está controlado, la censura es tan brutal que en España sabemos más de los disturbios y de la epidemia de lo que los propios haitianos saben en la capital del país, Puerto Príncipe.

Ayer el cólera de Haiti cruzó las fronteras del país y llegó a República Dominicana y, mar a través, cruzando el estrecho, se ha instalado ya en territorio del Imperio, en Florida. Supongo que esto es lo que la CIA denominará "fuego aliado".

lunes, 15 de noviembre de 2010

Felipe González en Colombia.

Es necesaria mucha ingenuidad para pensar que las célebres declaraciones vertidas por Felipe González hace unos días en El País fueron un lapsus, unas palabras descontextualizadas o, incluso, una maliciosa encerrona del entrevistador. Todo esto se ha llegado a decir como ignorando que El País ha sido tradicionalmente el coto de caza privado y vallado del señorito González y el entrevistador, Juan José Millás, ha ejercido de criado que se las pone a tiro. Por si alguien aun no las conoce, me refiero a las declaraciones en las que González decía sentir remordimientos, no por ser responsable directo, a través de los GAL, de decenas de asesinatos y torturas, sino por no haber ordenado el asesinato con bomba de la cúpula de ETA. Y ello, según sus palabras, porque de haberlo hecho habría evitado los posteriores atentados del grupo armado. Además de fascista y asesino, demuestra ser idiota o tomarnos por tales. ¿De verdad piensa, después de la enésima detención de "cúpulas" de ETA, que acabar con la cúpula de ETA equivale a su fín? Como si las "cúpulas" no se rehicieran para seguir funcionando. De ser cierta su teoría, él nunca habría sido presidente del Gobierno, tras el asesinato de su colega en cargo e ideología, Carrero Blanco.
Pero si la catadura moral del entrevistado, del entrevistador y del medio no fueran suficiente prueba para los incrédulos, tenemos ya disponible una repetición, argumentada y sistematizada del pensamiento fascista felipino en una conferencia que nuestro ex-presidente impartió en Cartagena de Indias, Colombia, poco después de la entrevista a El País. Que yo sepa, no existe transcripción de la misma en internet, pero afortunadamente otro de los ponentes, Bartolomé Clavero, catedrático de Derecho de la Universidad de Sevilla, habla de ella en su blog. Escandalizado, el jurista resume su ponencia, que equipara con las ideas más ultras de Bush, Aznar o Uribe.
Se trata de un discurso, recordémoslo, pronunciado justamente en Colombia, probablemente el país más golpeado por el terrorismo de Estado, en el que sus recientes presidentes deberían ser juzgados -pero, por supuesto, no lo son- por crímenes contra la humanidad. Tenemos dos frases textuales de González, precisamente sobre Colombia:
-“Colombia es un milagro de resistencia institucional, pues resistió a la tentación de las dictaduras. Ahora lo que hay que hacer es evitar el caudillismo." No hace falta aclarar que González, al hablar de dictaduras y caudillismo, se está refiriéndo a los movimientos bolivarianos (Chávez, Morales, Correa...)
-“Colombia tiene uno de los poderes judiciales más independientes de los sistemas democráticos que conozco.”

En fin... Destacamos algunas perlas, esta vez no textuales, del Señor X -le debieron llamar así por lo pornográfico de su ser:
1. Todos aquellos que defienden una política garantista de los derechos humanos frente a la política de seguridad son turistas revolucionarios que apoyan guerrillas en países que no son los suyos propios.
2. Defiende la impunidad del poder ejecutivo frente al legislativo y judicial para combatir el terrorismo sin límite alguno. En este sentido, afirma que "hasta Obama" necesita la existencia de Guantánamo. Es más: opina que el poder legislativo es inútil y el judicial supone un obstáculo.
3. Defiende que los crímenes de lesa humanidad deberían prescribir. (¿Pensará en sí mismo?)

Recomiendo la lectura del artículo del profesor Clavero (aunque en mi opinión se queda corto.)
González, una vez ya arrinconado con su jubilación de oro, amargado como un viejo sicario que ya no es útil al que lo contrató, va dejándose abierta cada vez más a menudo la tapa de la cloaca de eso que llamamos Transición y Democracia españolas.


sábado, 13 de noviembre de 2010

Flan de castañas.

El otro día me regalaron una bolsa de castañas recién recogidas. Esos maravillosos frutos, con su cáscara de boiserie caoba y su sabor a bosque, tienen el defecto de ser engorrosos de pelar. Pero, como dice Santiago Alba Rico:
"(...)podemos tener la casi total seguridad de que si algo nos da pereza —si algo nos molesta— es porque vale la pena." (1)
Así que me decidí a hacer un postre, que también es de esas cosas que da pereza hacer pero que luego tanto se agradecen cuando se compara su calidad con la de la bollería industrial.

Ingredientes:
500 gr de castañas
7 huevos
100 gr de azúcar
200 ml. de nata
Leche
Mantequilla
Nuez moscada
Canela
Cacao en polvo
Caramelo líquido

Modo de elaboración:
Lo primero es hacer un puré de castañas.
Ponemos las castañas en una olla de agua. Las mantenemos hirviendo cinco minutos y luego las dejamos a fuego lento 45 minutos. Cuando estén lo suficientemente frías como para manipularlas sin quemarnos, les quitamos la cascara gruesa de fuera y la fina interna. Esto hay que hacerlo mientras estén calientes, para que sea más sencillo. Si la operación va lenta y se nos enfrían demasiado antes de acabar, podemos ponerlas a calentar de nuevo otros cinco minutos. Dejamos las castañas peladas en un bol grande.
Ya hemos hecho lo más complicado. Ahora ponemos un vaso de leche y una cucharada sopera de mantequilla a calentar en un cazo. Cuando la mantequilla esté derretida, vertemos el contenido sobre las castañas y lo batimos todo con una minipimer o cualquier aparato similar. Ya está hecho el puré de castañas.
Ahora batimos los huevos y les añadimos el azúcar, una cucharada sopera de cacao en polvo, una cucharadita de canela y un pellizco de nuez moscada. Podemos usar la minipimer para mezclarlo bien.
Vertemos la mezcla sobre el puré y, además, la nata -es preferible que no esté demasiado fría.
Volvemos a usar la mimipimer y procuramos que quede una mezcla uniforme. Nos dará la impresión de que queda demasiado líquido, pero no hay que preocuparse, que falta ponerlo en el horno.
Para ello usaremos los típicos moldes de flan. En la base podemos poner caramelo líquido. Aunque parezca una tontería, el caramelo líquido no es tan fácil de preparar. Aquí os dejo un blog donde se explica magníficamente cómo se prepara -sin ocultar sus dificultades y hasta peligros. Desoyendo el lema de que lo que da pereza vale la pena, esta vez he optado por comprar el caramelo líquido ya hecho. El que tenía en casa viene en una botellita de cristal y es de la marca Royal -por cierto, otra más de las decenas de empresas legendarias españolas absorbida por una multinacional.
Ahora hay que poner los flanes al baño maría. Para ello, una vez llenos nuestros moldes, buscamos un recipiente grande en el que quepan y que sea apto para meter al horno, lo llenamos de agua y ponemos los moldes. No sé si es necesario aclarar esto, pero por si acaso: los moldes no pueden sumergirse del todo ¡o se nos llenará el flan de agua! Precalentamos el horno a 180º y dejamos los flanes entre 45 y 60 minutos. Cuando estén cuajados -cosa que podemos comprobar pinchando con un tenedor- los dejamos enfriar, los sacamos del molde y los servimos.
Un postre otoñal incomparable, ya veréis.

(1) Merece la pena transcribir el párrafo completo, que se encuentra en este libro:
Por eso, y no por nostalgias reaccionarias o cristianas vocaciones de martirio, hay que desconfiar de todo lo que puede hacer uno mismo sin ayuda y de todo lo que podemos lograr sin demasiada fatiga. En una sociedad que da tantas facilidades para perder el juicio, que hace tan llevadero matarse y tan irresistiblemente placentero dejar caer las cosas al suelo, que proporciona tantas comodidades para que aumentemos nuestra ignorancia y concede tan generosos créditos y subvenciones para que despreciemos a los otros o hagamos ricas a las multinacionales, podemos tener la casi total seguridad de que si algo nos da pereza —si algo nos molesta— es porque vale la pena. En una sociedad que nos obliga precisamente a no hacer ningún esfuerzo, que nos impone la pasividad más divertida, que nos fuerza a no sentirnos jamás incómodos, perturbados o vigilantes, que nos constriñe tiránicamente a estar siempre satisfechos, podemos estar casi seguros de que precisamente todo aquello que no queremos hacer nos vuelve un poco más libres. En una sociedad tan totalitariamente favorable, tan poderosamente benigna, tan dictatorialmente confortable, he acabado por adoptar este principio: si algo no me gusta, es que es bueno; si no lo deseo es que es bello; si no tengo ganas de hacerlo, es que es liberador. Cada vez apetece menos leer, ser solidario, mirar un árbol: he ahí el deber, he ahí la libertad. Cada vez nos cuesta menos ver la televisión, conectarnos a Internet, usar el celular: he ahí una manifestación tan feroz del poder ajeno y de la propia sumisión como lo son la explotación laboral o la prisión.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Comiendo fuera. Hoy: Intxixu, en Oiartzun

Intxixu, además del nombre del restaurante al que fuimos el otro día, es el de uno de los muchos personajes de la mitología vasca. Se trata de una especie de genio o diablillo que se supone habitaba en las minas de Arditurri, en Oiartzun. Se cuenta que es un ser esquivo y aficionado a las trastadas: especialmente dar sustos a la gente. Muy pocos lo han visto, aunque los perros son capaces de detectar su presencia: cuando un perro se pone a aúllar sin motivo, es porque Intxixu anda cerca. Parece que una vez un guardabosques se lo encontró a la entrada de las minas y tal fue su susto que no paró de correr hasta llegar al Ayuntamiento, donde dio parte del hallazgo. Por lo visto, Intxixu posee una apariencia mitad humana, mitad betizu. Y así es como aparece en los carnavales de Oiartzun, como en esta magnífica foto que me he permitido coger de la página de Flickr de Karmele Urruzuno. En fin: un tío majo, Intxixu, a pesar de su mala fama.

Y ahora hablemos del restaurante. El Intxixu es de los de toda la vida -en el pasado funcionaba como asador y se comía de lujo. Pero hace ya un par de años ha sido reabierto por gente nueva que le ha dado un aire y una orientación también nuevas. El local no pretende aspirar a Guía Michelín -mira que es estúpido el nombre ¿cómo puede llamarse Guía Miguelito algo que pretende ser tan exclusivo?- simplemente aspira, parece ser, a dar de comer magníficamente por un precio muy ajustado. Una aspiración loable y, además, hecha realidad.
Ofrece menú del día entre semana, carta y, lo mejor, un menú degustación de viernes a domingo ¡por el increíble precio de 18€! Encima, el menú varía cada fín de semana, cosa nada común.
El que probamos nosotros consistía en tres entrantes, plato fuerte y postre. Los entrantes eran
-Tostada de jamón de pan tierno y crujiente y frotada con ajo -no veas lo que les alegró a mis amigos que yo no pueda comer cerdo, porque debía estar buenísima.
-Un también crujiente y ligero hojaldre de puerros.
-Y una sabrosísima ensalada templada de escarola y langostinos.
El plato fuerte consistió o en una brocheta de langostinos y chipirones o en un taco de buey fileteado con salsa de Treviso. La brocheta parecía quizá algo escasa, sus chipirones no podían estar más tiernos -aunque sí podrían haber estado más sabrosos. El buey también resultó un poco escaso, pero por lo demás tanto la salsa como la carne estaban mejor que bien.
Unas torrijas muy bien presentadas y tiernas y un pelín demasiado dulces sirvieron de postre. También había disponibles una copa de ciruelas al Armagnac.
En cuanto al local, no tiene ningún lujo, pero es pulcro y está todo muy bien cuidado. El personal es eficiente y de lo más simpático, lo mismo los cocineros que las camareras.
El único defecto del local está relacionado precisamente con el hecho de ser bueno, bonito y barato: estaba petado. De padres, de madres, de abuelos, de cuñados, de yernos, de nueras, de una decena de niños... y todos ellos gritando como solo lo saben hacer los vascos cuando se ponen a comer y a beber en una mesa para doce: como condenados. Para colmo, el comedor posee una sonoridad que no ayuda precisamente a disimular el jaleo. Si te gusta sorber la sopa o haces ruido al masticar, los domingos familiares en Intxixu son ideales: nadie se dará cuenta de nada.
Pero bueno, qué culpa tienen ellos de estas cosas. De hecho, me maravilla la absoluta tranquilidad y eficiencia con la que, a pesar de todo el follón, eran capaces de moverse las camareras.
Como Intxixu no tiene web, dejo aquí los datos:

Ihurrita Bidea, 10 -Oiartzun
Tfno: 943491100.


martes, 9 de noviembre de 2010

Vídeos del ataque del ejército marroquí al campamento saharaui.

El Gobierno marroquí ha impedido el acceso a periodistas y observadores que puedan informar con precisión de lo que ocurrió ayer en el campamento organizado por más de veinte mil saharauis para protestar pacíficamente por sus condiciones de vida. Fuentes del Frente Polisario hablan de hasta doce muertos y decenas de heridos... pero nada de esto puede confirmarse.
Este ataque se produce irónicamente, cuando se inician las conversaciones de "paz" entre Marruecos y el F.P. en un momento de bastante desprestigio de este último y de un alejamiento palpable de sus representantes con la población saharaui.
Como las imágenes del ataque están tomadas con un móvil y en situación de grave peligro son imágenes poco nítidas. Así que pongo otros dos vídeos del campamento de Gdeim Izik antes y después de la masacre del ejército del rey Mohamed VI.








lunes, 8 de noviembre de 2010

Pescado al curry rebozado con frutos secos.

Para preparar esta receta podemos utilizar muchos tipos de pescado (bacalao, merluza, mero...) con la única condición de que esté en forma de lomos no muy gruesos y bien limpio de piel y espinas. También podemos utilizar cualquier fruto seco (cacahuetes, pistachos , almendras...) que se pueda picar finamente con un molinillo o a mano.
En este caso, he utilizado bacalao y cacahuetes

Ingredientes:
-1 kg de bacalao desalado en filetes.
-Curry.
-Cacahuetes molidos.
-2 huevos.
-Harina.
-Perejil.
-Sal.
-Aceite de oliva.
-Pimienta.

Modo de elaboración:
Salpimentamos los lomos de pescado.
Molemos los cacahuetes hasta que queden hechos harina -no pasa nada si queda algún tropezón.
Batimos los huevos, los rociamos con perejil picado y un pellizco de curry en polvo y removemos bien.
Mezclamos los cacahuetes con harina a partes iguales. Queda genial si lo hacemos con harina de maíz pero si no la conseguimos da lo mismo.
Pasamos el pescado por el huevo y por la mezcla de harina y frutos secos sucesivamente.
solo nos queda freirlos en aceite muy caliente. Dependiendo del pescado y del grosor de los fileteslos tendremos más o menos tiempo antes de sacarlos y colocarlos sobre papel absorbente.
Pues ya tenéis una forma un poco distinta de preparar el clásico pescado rebozado.
Buen apetito.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Croquetas de verduras.

Para prepararlas podemos utilizar casi cualquiera de las verduras que tengamos por la casa con la única condición de cortarlas en juliana y respetar los distintos tiempos de cocción para que todas estén igual de tiernas. En este caso hemos utilizado varias verduras y por ello las menciono tal cual en la lista de ingredientes, pero se pueden añadir o variar sin problema. Vamos al lío.

Ingredientes:
-Puerro.
-Chalota.
-Calabacín.
-Berenjena.
-Pimiento verde.
-Aceite de oliva.
-Harina.
-Huevo.
-Perejil.
-Pan rallado.
-Sal.
-Pimentón.

Modo de elaboración:
En primer lugar, pelaremos los calabacines, las berenjenas, los puerros y las chalotas. Después, cortamos todas las verduras en juliana. Ya sabéis que la juliana es un modo de cortar la verdura en finas tiras. El nombre quizá le venga por el cocinero Jean Baptiste Gilbert Payplat. ¿Y qué tiene que ver este señor con la palabra "juliana"? Bueno... es que su apodo era Julien.

Dejemos las chorradas y pasemos al chorro de aceite que tenemos que poner en la sartén. Cuando esté caliente, vamos añadiendo todas las verduras, mezclando bien con una cuchara de palo hasta que estén pochadas. Veremos que las verduras han soltado líquido. Si es excesivo, escurriremos parte del mismo ayudándonos con una tapa. Debemos, sin embargo, dejar parte del líquido en la sartén.
Ponemos ahora a tostar harina y la añadimos a las verduras. La cantidad de harina irá en función de la cantidad de caldo. Podemos ir añadiéndola y removiendo hasta que ligue y se forme una especie de bechamel. En el proceso la sazonamos con sal y pimentón. La dejamos un rato en la nevera para que se enfríe y se endurezca un poco, lo que facilitará trabajar con ella.
Batimos huevos y los espolvoreamos con perejil muy picado.
Formar croquetas con esta masa puede ser complicado por lo blanda que suele salir y porque tiende a pegarse a las manos. Para paliar el primer problema podemos añadir un poco de pan rallado a la masa y para el segundo viene bien untarse las manos con harina.
Amasamos bolas, las cubrimos con pan rallado, luego las pasamos por el huevo y luego, de nuevo, por pan rallado. Este doble rebozado es necesario para que las croquetas tengan una coraza resistente y no se rompan al freírlas.
Ponemos aceite muy caliente, las sumergimos en él unos breves instantes y en cuanto se doren las colocamos en un papel absorbente.
Ya tenemos un aperitivo sabrosísimo y sano.
Buen provecho.

martes, 2 de noviembre de 2010

"A ver si te atreves a decir por ahí que te hemos torturado."

Medios de comunicación, jueces, políticos... todos coinciden en que las torturas de miembros de las FSE sobre ciudadanos no existen en España y que su denuncia sistemática por parte de los detenidos -resulten o no culpables de sus cargos- no es más que una consigna que reciben y, por tanto, deben ser ignoradas. Y esto, de hecho, es lo que hacen.
Sin embargo el argumento que invita a mirar para otro lado es de esos que no necesita cotejarse con la realidad para ser rebatido. Es decir, no es preciso siquiera aportar pruebas fehacientes de que de hecho existen torturas para desautorizar semejante actitud. Veámoslo:

-Las denuncias por torturas no solo se producen por parte de personas acusadas de pertenecer a ETA. Los detenidos de ideología próxima a la izquierda abertzale también han denunciado torturas. Así que ello implicaría el absurdo de suponer que todas las personas de esa ideología -se estima que, desde luego más de 100.000, han recibido cursillos de ETA. Tantos como alumnos tiene la UNED. Pero es que las denuncias por torturas también se dan por parte de otros colectivos de detenidos, políticos y comunes. A veces te torturan por gritar a altas horas de la noche. La formación que imparte ETA parece más universal que la ESO. Desde luego, allí no existe fracaso escolar.
-Es absurdo suponer que ETA pida a sus militantes que denuncien sistemáticamente torturas, pues ello restaría credibiidad a los casos en los que esas torturas sí se practicasen.
-Pero si realmente lo piden, sus militantes desobedecen, pues no todos ni mucho menos denuncian torturas.
-Es una irresponsabilidad invalidar a priori cualquier denuncia por torturas amparándose en una supuesta consigna para hacer falsas denuncias. Aunque tal consigna existiese, ello no imposibilitaría que al menos una denuncia sí fuera real.
-También es una irresponsabilidad invalidar a priori cualquier denuncia por torturas, porque ello permitiría a cualquiera torturar impunemente a aquel al que igualmente a priori se considera que va a mentir cuando denuncia torturas.

Para ejemplificar cómo esta idea ha calado en la sociedad española, leamos la típica opinión común del ciudadano medio, tan absurda e injusta que solo en virtud de ser repetida sin cesar en tertulias parece aceptable (la he recogido al azar de internet) pero pueden leerse y escucharse miles de ejemplos de "argumentaciones" similares:

"Que quede claro, ni un etarra se merece ser torturado, pero no me creo ni una sola de sus acusaciones porque de la boca de un asesino solo pueden salir mentiras. El estado de derecho debe velar porque no se les torture, pero no deben creerse ni una palabra de ellos."

Quien dice esto no parece darse cuenta de que, de aceptarse este principio, él mismo puede ser torturado. Basta con que sea acusado de asesino. Por más que lo niegue, nadie le creerá, porque los asesinos, según él mismo afirmó, siempre mienten.

En fin, supongo que lo que ocurre en el fondo es que a muchos les gusta dormir tranquilos pensando que las fuerzas del orden velan por su seguridad y por la de la gente honrada. No saben cuán subjetivo y cambiante es ese concepto de honradez. No saben qué inopinadamente ellos mismos, que se creían tan honrados, pueden ser un día llamados delincuentes, como le ocurrió a la chica del vídeo, que molestó a sus vecinos pidiendo que le abrieran el portal.

Son innumerables las denuncias por torturas que se archivan y, aún mayores, las que se dejan sin investigar. Si alguna rara vez alguna trasciende a los medios, Rubalcaba, Rodolfo Ares, o a quien le paguen en ese momento, salen poniendo la mano en el fuego por sus hombres uniformados en un acto de fe que semeja hasta virtuoso.
Pues bien, supongo que ahora se la habrán quemado. ¿O llevarán, además de la cara forrada de piedra y las narices tapadas, guantes ignífugos? Hace unas semanas, Estrasburgo condenó al gobierno español a abonar 23.000 eurillos a Mikel San Argimiro por no haber investigado su denuncia por torturas y, en estos días, se celebra en la Audiencia de Donosti el juicio contra varios guardias civiles, acusados de torturar a Mattin Sarasola e Igor Portu. Estas torturas al parecer se produjeron durante la detención. Recuerdo cómo el ahora vicepresidente Rubalcaba aseguró que tales lesiones se habían producido durante un forcejeo -una excusa poco original que en este caso sí parece salida de un manual para Ministros de Interior españoles. Sin embargo todos los peritos, salvo los contratados por la defensa, claro está, afirman que las lesiones son incompatibles con un forcejeo. Bien al contrario, son resultado de puñetazos o patadas. Un golpe, en concreto, por el cual Portu ingresó en la UCI, le perforó un pulmón y los médicos afirman que de no haber sido atentido con urgencia, podría haberle causado la muerte.
Por cierto, hay que valorar aquí la valentía y profesionalidad de estos peritos.

Pero la cuestión de fondo, volviendo ahora a los argumentos de arriba es: si el Gobierno está tan convencido de que tiene la razón y de que actúa desde y para la democracia, ¿por qué miente? Si se desea limpiar la imagen de la Policía, bastante deteriorada, por cierto, ¿no deberían ser ellos los primeros interesados en depurar responsabilidades?

Y, cómo no, los medios nacionales, demostrando a quién sirven, no publican estas escandalosas noticias. Me temo que mucha gente necesitará vérselas por alguna circunstancia de su vida en la tesitura de ser detenidos para saber lo que ocurre dentro de un calabozo, durante 5 días de incomunicación, en un limbo jurídico en el que no existe ni presunción de inocencia ni defensa posible.
Así, es fácil pensar que en estas condiciones un detenido confiese haber sido entrenado en Venezuela, Irán, Afganistán o Ecuador y que los propios Chávez y Ahmadineyad les enseñaron prácticas de tiro.
Os dejo con un video que ya colgué en otra ocasión en el que vemos a un Secretario de Estado para la Seguridad dialogando sosegada y democráticamente, como corresponde, con un periodista extranjero que le pregunta sobre las torturas en España.