domingo, 28 de noviembre de 2010

Chipirones Pelayo.

Muy a menudo algunas célebres recetas tienen nombres que invitan al error con respecto a sus orígenes. Por ejemplo, la Langosta Thermidor nos lleva a pensar que fue creada durante la Revolución Francesa. Sin embargo, el nombre se lo pusieron bastante después, a causa de que por la época hacía furor una obra de teatro, hoy olvidada, que se llamaba así. Con los chipirones Pelayo (o a lo Pelayo) pasa algo similar. Ni son asturianos ni se refieren al legendario personaje visigodo. Lo que ocurre es que hace casi un siglo hubo una pesca muy abundante de chipirones en el puerto de Getaria. Había por entonces un bar que ya no existe, llamado Pelayo, cuyo dueño, aburrido ya de comer chipirones en su tinta, preguntó a su mujer si no se le ocurría otro modo de cocinarlos. Y entonces los preparó con largas tiras de cebolla pochada. Desde entonces se ha convertido en uno de los platos estrella de la gastronomía vasca.

Ingredientes para 4 personas:
-1 kg. de chipirones,
-3 cebollas,
-1 pimiento verde grande,
-1 diente de ajo,
-Aceite de oliva,
-Sal,
-Pimienta,
-Perejil.
-Patatas (opcional)

Modo de elaboración:
En una sartén ponemos un chorro de aceite y las cebollas cortadas en juliana, osea, en tiras finas y con un ajo muy picado. Cuando empiecen a pochar, a fuego muy lento, añadimos los pimientos también cortados en tiras finas. Debemos dejar que las verduras pochen mucho tiempo para que se caramelicen, como mínimo media hora. Cuando estén listas, les damos un golpe de fuego medio minuto, las retiramos a una fuente y las reservamos.
Vamos ahora con los txipis. Salvo que se nos dé bien este tipo de operaciones, debemos pedir al pescadero que nos los limpie. Nos encontraremos así con unas patitas por un lado y los cuerpos por otro. Hay varias maneras de presentarlos. Si son chipirones pequeñitos, lo mejor es no hacer nada y echarlos tal cual a la sartén. Si son grandes, podemos o bien rellenar los cuerpos con las patitas o bien cortar los cuerpos en tiras, como si fuesen tallarines.
En cualquier caso, los salpimentamos y los echamos en el mismo aceite en el que hemos pochado las verduras, añadiendo si es preciso algo más de aceite. De este modo, salteamos los txipis a fuego vivo, espolvoreándolos con algo de perejil picado. Cuando se pongan dorados, los retiramos.
Solo nos queda colocarlos en una fuente y cubrirlos con las verduras pochadas.
A mí me gustan los Pelayos con un fondo de patatas fritas cortadas también en tiras. Solo habría que freirlas antes y colocarlas sobre papel absorbente mientras cocinamos los chipirones.
On egin.

5 comentarios:

Jose Luis Forneo dijo...

Estaran buenisimos, pero el nombre asusta. Parece un plato del menú de dia del 20N de algun fascista criminal...

Sin embargo, tiene buena pinta..

Saludos

Dizdira Zalakain dijo...

No te creas, yo también pensaba hasta hace poco que lo de llamarles así era por alguna cuestión del glorioso pasado patrio. Afortunadamente no es por eso. Otra cosa es preguntarse por qué había a principios del siglo XX un bar en Getaria llamado Pelayo. Pero yo hasta ahí no llego.

Jose Luis Zimmermann Mnaterola dijo...

Hola soy Jose Luis Zimmermann Manterola productor de uva de txakolí siguiendo la tradición de mis antepasados desde el año 1830 y casualmente soy biznieto de Pelayo Manterola propietario de la Fonda Bar Pelayo de Getaria y lo único cierto es que mis antepasados crearon esta grandiosa receta. Deciros que en nuestra familia tenemos otra gran receta llamada (Pelayo-Ximer-Getaria) y que pronto daremos a conocer junto con el lanzamiento del Txakoli ELKANO, muchas gracias.

Jose Luis Zimmermann Manterola dijo...

Hola de nuevo soy Jose Luis Zimmermann Manterola, se me olvidó deciros que el Bar Pelayo se cerró hace muchos años , su lugar ocupa hoy la carniceria Jose Mª Arruti en la C) Elkano pero curiosamente a casi todos los descendientes de Pelayo nos encanta cocinar y por cierto bastante bien pero la que mejor lo hace en la actualidad sin olvidarnos de la Tia Aurita es nuestra prima Pili Manterola cocinera y propietaria del Restaurante Iribar de Getaria que junto con su socio Oscar lo hacen muy bien.
A mi prima Pili siempre le digo que como profesional en los fogones le consideramos la legitima heredera de la receta Txipirones a lo Pelayo. Desde Getaria un saludo.

Karmelo dijo...

Jose Luis os deseo a ti y a tu mujer el mayor de los exitos en esta tu nueva faceta de producir txakoli y ademas con la marca Elkano.