viernes, 29 de enero de 2010

Victorino Alonso: mafia y gran empresa.

Un gran empresario, un hombre de negocios, es alguien que se dedica a actividades que le proporcionan lucro personal. El lucro personal a gran escala implica necesariamente la apropiación de una riqueza que no es suya. Y esta apropiación no se puede ejercer sin engaño o coacción, pues nadie suele dejarse arrebatar sus bienes si no es por descuido o por la fuerza. Esta sencilla verdad es uno de esos tabúes que nos han enseñado a no tener en cuenta, aunque en el fondo, todos la conocemos. Pero tengámosla presente en esta argumentación.
Para ejercer libremente esta apropiación de riqueza ajena, es decir, este robo, el gran empresario precisa que el engaño o la coacción necesarias para hacerlo no sean castigados como delito por el Estado. De ahí la necesidad de controlar en lo posible los poderes legislativo, judicial y ejecutivo. Este control se realiza normalmente a priori, logrando igualmente mediante el engaño o la coacción que los puestos clave de estos poderes los ejerzan personas de su confianza. Luego, a posteriori, si algo sale mal, pueden realizarse acciones concretas: sobornos, chantajes, campañas mediáticas -y si es preciso, por qué no, asesinatos.
Como vemos, las normas de funcionamiento de la gran empresa no difieren en casi nada de lo que llamamos mafia. La mafia recibe un nombre distinto simplemente porque desde su nacimiento se organizó como un grupo de grandes empresarios alternativo y, por tanto, de intereses confrontados al grupo oficialmente constituído. A menudo, se puede hablar, incluso, de intereses complementarios, más que confrontados. De ahí que se dediquen a aquellas "líneas de negocio" que, por distintas razones, los grandes empresarios prefieren dejar sin explotar (casi siempre es el contrabando, esto es, el aprovechamiento de negocios que el empresariado oficial debe dejar "en barbecho" para propiciar otros intereses.) El hecho de que la mafia, al contrario que el gran empresariado, no posea el control general de los poderes del Estado, sino sólo de los denominados individuos "corruptos", es lo que le da esos tintes siniestros tan típicos. Cuando un juez o diputado es controlado por un mafioso en vez de por un gran empresario decimos de él que es corrupto. Cuando un gran empresario debe usar la fuerza para lograr sus fines, no tiene más que recurrir a los jueces y policías que están a su servicio. Esto, unido a la complicidad de los creadores de ideología, sea el púlpito o la televisión, da a sus acciones de fuerza el necesario aire de legalidad y limpieza. El mafioso, en cambio, debe operar de manera más sucia. Debe contratar a sicarios, porque quizá no tenga policías; debe usar zulos porque quizá no tenga prisiones; debe recurrir a códigos de honor, porque quizá no tenga jueces; debe recurrir a la omertá, porque quizá no tenga medios de comunicación...
Nos parece que el hombre primitivo que sacia su necesidad de comer desollando con una piedra afilada a un animal que acaba de cazar es más salvaje, sucio y repugnante que el hombre de nuestro tiempo que compra una bandejita de filetes en el súper. Sabemos, pero preferimos olvidar, que esos filetes proceden de una inmensa carnicería infinitamente más siniestra y repulsiva que la escena primitiva de caza que hemos visto en la tele. Con la mafia y los grandes empresarios nos ocurre algo parecido.
Desde esta manera de ver las cosas, en la que comprendemos que mafia y gran empresa son esencialmente lo mismo, podemos comprender casos como el de Gerardo Díaz Ferrán que, siendo el presidente de la asociación de grandes empresarios de España, CEOE, parece, sin embargo que tiene actitudes propias del delincuente. Este hombre está hoy en boca de todos por cometer faltas que en realidad son constitutivas de la actividad empresarial. Si no fuera por la dura ley de la omertá, él, con toda razón, podría decir a sus compañeros eso de "quien esté libre de culpa que tire la primera piedra." Estafar a los clientes, al fisco, explotar a los trabajadores... ¿Acaso no es ése el fundamento de la actividad del empresario, el motor de la economía? Es de suponer que Díaz Ferrán ha hecho algo que está prohibido en los códigos de honor de su clan y que es ése el motivo de que ahora se le denoste por pequeños delitos que todos los demás compañeros continúan haciendo -junto con otros mucho más graves.

Una vez comprendido todo esto, una vez recordado que mafia y gran empresa son estructuralmente la misma cosa, ¿puede sorprendernos el caso de Victorino Alonso?
Seguro que muy pocos saben quién es. Hace unos días apareció en algunos periódicos la noticia de que uno de los mayores yacimientos del neolítico en España había sido destruído irreparablemente por el titular privado del terreno en donde se hallaba. Este yacimiento es la cueva de Chaves, en la provincia de Huesca. Ningún gran medio mencionó cuál era el nombre del responsable del crimen. Es lógico. Ya hemos visto que los grandes empresarios controlan los medios. Cuando quieren que un nombre salga, como el de Díaz Ferrán, éste sale. Cuando quieren que quede oculto, queda oculto. Afortunadamente hay gente que dedica enormes esfuerzos y que se juega mucho en, al menos, dar a conocer la magnitud de los crímenes que la TV silencia y el nombre y apellidos de los criminales. Os recomiendo ver este magnífico documental, titulado "Chaves, la memoria expoliada"-para decepción de muchos, el documental no consistía en poner a caldo al presidente de Venezuela.

El gran empresario que ha destrozado por puro vandalismo este yacimiento es Victorino Alonso. Muy pocos lo conocerán. Por eso os recomiendo que leais las entradas que este magnífico blog de un amante de la naturaleza le dedica. Comprobaréis que la destrucción "porque es mío y me lo cargo si me da la gana" de un yacimiento de tal valor es solo un episodio más en la vida de este individuo. Victorino Alonso se ha enriquecido destrozando entornos protegidos de toda la zona norte de la península para extraer carbón. Se le acusa de haber vendido carbón con escombros, de defraudar a Hacienda, de haber cometido todo tipo de tropelías con sus trabajadores. Su seguridad privada ha atentado contra ciudadanos ante la pasividad de la Guardia Civil. Todo ello sin que ningún juez se haya atrevido a hacer nada más que ponerle alguna ridícula multa.
.
Cuando nos enteramos de que este emprendedor leonés tiene aficiones como traer animales exóticos a sus fincas para dispararles cómodamente con su fusil de mira telescópica ¿no nos recuerdan estos gustos -cacerías, coches deportivos, relojazos de oro- a los tópicos sobre los mafiosos del cine? Claro que sí. ¿Por qué, si se dedican a lo mismo, iban a ser distintos en su manera de ser un empresario y un mafioso? Ante condicionantes psicológicos -si no ya directamente psiquiátricos- similares, tenemos individuos también muy parecidos.

Teniendo en cuenta, pues, esta casi identidad, por su función social y sus características psicológicas, entre mafia y gran empresariado ¿podemos, sin hacer el ridículo, exigir a las autoridades que este delincuente sea detenido y juzgado por sus delitos? ¿Qué autoridades son esas? Comprendámoslo de una vez. Esas autoridades no mandan nada. Quienes mandan sobre ellas son los Victorinos Alonsos.

Las grandes empresas o son mafiosas o no son. Es una característica constitutiva, definitoria. Lo mismo que un gran atleta debe ser necesariamente fuerte y ágil, una gran empresa debe ser ineludiblemente mafiosa. Sorprenderse por ello o soñar con grandes empresas bondadosas o por lo menos honradas es absurdo.
Por eso la protección del medio ambiente, de los bienes culturales y de la vida y medios de subsistencia y los derechos básicos de las personas no pueden coexistir con las grandes empresas.
Y las grandes empresas no van tampoco a autoextinguirse, a desaparecer solas. Lo harán o por la fuerza o a causa de un cataclismo -quizá un cataclismo provocado por su propia voracidad destructiva. Basta de soñar tonterías. Seamos realistas.

No fue casual que lo primero que la revolución cubana tuvo que hacer fuera acabar por la fuerza de las armas con la mafia y las grandes empresas, con las dos caras de la misma moneda. Podéis consultar el artículo de Wikipedia sobre la mafia cubana. Tampoco es casual que lo primero que surgió tras el fin de la revolución soviética, con el vigor y la rapidez de las malas hierbas en un terreno sin agostar, fuesen las mafias.

La mafia es un capitalismo residual, es una sucursal del capitalismo, lo mismo que la sección femenina o las juventudes lo son del partido nazi. Frank Sinatra amenizaba tanto las veladas de los capos mafiosos como las de los grandes empresarios. Seguramente él mismo, a veces, no sabría distinguirlos.

22 comentarios:

Alto Sil dijo...

Te voy a contar una historia actual de la provincia de León: en León hay dos periódicos, el Diario de León y la Crónica de León. El primero es propiedad de José Luis Ulibarri, imputado recientemente en el caso Gürtel. La Crónica de León es propiedad de José Martínez Núñez, propietario, entre otras cosas, de Teconsa, una empresa que ha construido muchos tramos de autovía en España. Este último personaje es el que algún día tememos que Victorino Alonso llegue a emular. Son famosos los sabotajes que hacían sus matones en empresas de la competencia, cuando empezaba en los negocios, hace ahora unos treinta años, que condujo a muchos a echar el cierre. También es famoso por haber ordenado el asesinato del consejero de política territorial de la Xunta de Galicia, Xosé Cuiña, aunque no hubo pruebas concluyentes para poder sentarle en el banquillo. Xosé Cuiña ni siquiera le recibía cuando Martínez Núñez intentaba que le concediera obras en Galicia. En ese aspecto por lo menos, era un político honrado (no sé en los demás), pero eso le supuso ser condenado a muerte por el mafioso leonés de la construcción.

Seguramente por algún litigio en alguna contratación (Victorino Alonso también es propietario de alguna empresa constructora, con actuaciones en carreteras), durante años Victorino y Martínez Núñez parecían llevarse muy mal, y absolutamente cualquier noticia que apareciera sobre Victorino iba publicada inmediatamente en la Crónica de León. Ahora no sé qué ha pasado, porque las aguas están más calmadas y Victorino, cuando asoma por la Crónica de León, no sale muy mal parado.

¿Cuánto tiempo va a tardar Victorino Alonso en ordenar la muerte de alguien que obstruya sus planes? Esperemos que ese momento nunca llegue, pero no creo que a este sujeto le costara mucho dar una orden de ese género.

Imagino que has visto el documental de la 2 del Escarabajo Verde sobre Laciana. Pues bien, tuvieron que publicarlo deprisa y corriendo, para evitar la censura de La Moncloa.

Alto Sil dijo...

Continúo con la disertación anterior, que corté porque tenía que irme.

A lo que quería llegar con todo ello es que si dependemos de los medios de comunicación para enterarnos de lo que realmente sucede en el mundo, estamos apañados. Al igual que los clubs de fútbol, muchos medios de comunicación están en manos de pseudo-mafiosos, sino mafiosos completos. El resto, en su mayoría, tienen lazos muy estrechos con partidos políticos, y la información que nos llega pasa por filtros de colores ideológicos o interesados.

Dizdira Zalakain dijo...

Yo jamás me habría enterado de la existencia de este sujeto si no hubiese destruído la Cueva de Chaves y si no me hubiese mosqueado el hecho de que no se mencionara al culpable. De los dos pájaros de los que me acabas de hablar y del caso Cuiña -que hace indistinguibles como pocos mafia y gran empresa- tampoco sabía nada. Y me considero una persona relativamente interesada por los temas de actualidad. Con este ejemplo personal se hace evidente que los medios de comunicación silencian o ignoran lo que el poder les pide.
En la actualidad solo nos quedan dos herramientas: el espíritu crítico e internet. No es casualidad que el gobierno de Zapatero pretende imponer también aquí su censura.
Un abrazo.

Alto Sil dijo...

En el primer párrafo, en vez de "asesinato" debía haber dicho "intento de asesinato". Cuiña falleció años después por motivos de salud.

Zapatero I el Incompetente sabe lo peligroso que es internet, pero en los dos años de presidente que le quedan, como mucho, espero que no le dé tiempo a nada. Aunque con un jefe de la Gestapo como Rubalcaba, todo es posible.

Jose Luis Forneo dijo...

Esta claro que son mas salvajes los mafiosos del mercado libre que los hombres paleoliticos del hacha de silex, sin duda alguna.

Como bien dices, gran empresa y mafia son sinonimos, y como habeis demostrado en vuestros comentarios, tambien es necesario en ese duo, para que todo salga bien, que existan vinculos fuertes y directos con un tercer polo: los gobiernos.

Interesante lo que habeis aportados los dos en entrada y comentarios. Por cierto, yo no vi el documental sobre Laciana

Maria C dijo...

Increíble!!sinceramente me quedo sin palabras aunque no es nada nuevo nunca lo vi tan pero tan descarado,la "mafia" tiene la fama pero en todo el mundo se cuecen habas.Un beso

Dizdira Zalakain dijo...

José Luis:
Probablemente, los Victorinos del mundo no podrían hacer nada si no tuviesen la cobertura de los gobiernos y los medios de comunicación. con toda esta aparato, la voluntad del pueblo queda anulada.
María C:
A mí me sucede lo mismo: sabemos que todo esto ocurre diariamente pero cuando pones nombre y cara a situaciones concretas es imposible no estremecerse. Lo malo es que éste es solo un caso de los cientos o miles que suceden contínuamente.
Gracias y saludos.

Anónimo dijo...

Corroboro todo lo que ha dicho Alto Sil y mucho más. Se queda corto al explicar la situación de León en manos de la gentuza que describe. El miedo hace que sólo susurremos historias amenazantes... La ley ya no existe. No se cumplen las sentencias decretadas por los juzgados, como en el caso del cierre de la cantera de Paradela de Muces (El Bierzo).
Hace años un hombre apareció ahorcado. Era el sicario encargado de matar a Cuiña. Según la policía fue un suicidio... Laciana, El Bierzo, Casbas en Huesca, Villanueva del Cerro en Valladolid... ¡cuántos territorios comanches!
Corrupción, mafia, influencias inconfesables con la administración... y los medios de comunicación totalmente vendidos al dinero y al poder político, de una manera inimaginable.
Encontrarás algunas informaciones interesantes en http://www.unecologistaenelbierzo.com/?p=517

Dizdira Zalakain dijo...

Si te digo la verdad, no me extraña que la gente tenga miedo con lo que cuentas. Lo malo es que todo esto no se conoce fuera del ámbito en el que actúa este mafioso.
Muchas gracias por el link y la información.

pcbcarp dijo...

La verdad es que meterse con esta gente más de la cuenta sin tener capacidad de autodefensa es un poco temerario. Yo no digo nada pero...

Dizdira Zalakain dijo...

Pero, por favor, ¿quién se ha metido aquí con don Victorino? Dios me libre de criticar a ese español de pro, ese emprendedor... Lo que pasa es que internet está lleno de calumnias vertidas por perdedores envidiosos: comunistas, ecologistas y toda esa caterva de vagos y maleantes. Yo me limito a denunciarlo y a saludar muy afectuosamente a don Victorino. Si alguna vez pasa un par de días en prisión en la puerta estaré yo con mi pancarta, una bandera de España y otra de la UE.

Anónimo dijo...

A mí me parece que al tal Victorino habría que responderle como hacían los sindicalistas en los años 20 y 30: ¿quieres guerra? Pues, hale, te matamos y a otra cosa.

Anónimo dijo...

Este tío es un hitler del demonio, y consentido por el hijo de la gran puta de zapatero

Bernard Montana dijo...

Francamente, es muy poco lo que la prensa publica sobre las actividades de Victorino. Si quereis más información:

http://perspectivadelocio.blogspot.com/2010/09/quien-teme-victorino-alonso.html

Anónimo dijo...

esto tiene ke pagar alos empleados si no no tenemos foturo gracias a vitorino gracias a el nos dio el futuro ke te nemos todos tenemos ke pollarle en todo aunke el no lo sepa hay jente ke si le echamos una mano podemos con las crisis ke tenemos todo hay ke darle las gracias tu puedes vitorino alonso te apollamos

Anónimo dijo...

hay ke darle las gracias estamos comiendo algunos gracias a el y vivimos tambien asike hay ke apollarle en todo

Anónimo dijo...

Las empresas mineras Coto Minero Cantábrico, S.A. y Unión Minera del Norte, S.A. reciben más de 140 millones de euros anuales de ayudas al funcionamiento. Más del 80% de su producción proviene de explotaciones a cielo abierto que no generan pérdidas, por lo que en el conjunto de la actividad minera las ayudas son superiores a los resultados negativos

El procedimiento del fraude es el siguiente: las cuentas de estas empresas se cuadran cada año de manera que las ayudas sean igual que las pérdidas, para cumplir las condiciones impuestas por la legislación comunitaria y nacional al respecto y poder recibir subvenciones. Para ello, el conjunto de empresas auxiliares propiedad del mismo accionista, como NORFESA, PATRASA y OBRICOSA, que proporcionan servicios y suministros a las dos principales generan facturas por las cantidades suficientes, al margen de cuales hayan sido las reales. Adicionalmente, las empresas mineras adquieren maquinaria cuyo uso es común en obra pública y minería como retroexcavadoras, dúmperes, bulldozers, camiones, niveladoras, cargadoras o equipos de avance de túneles, que contablemente están en sus inmovilizados y físicamente están trabajando en las empresas de obra pública y servicios propiedad del mismo accionista como FERPI, S.A. y Peninsular de Contratas, S.A., de manera que la amortización de esas máquinas se vuelve a contabilizar como coste de explotación de la empresa minera para justificar las subvenciones recibidas.

La Administración Central, responsable del pago de ayudas, no comprueba la verdadera existencia en las minas de las máquinas que las empresas mineras adquirieron y cuya amortización subvencionan, porque no tiene competencias en materia de operación minera. Tampoco comprueba las unidades de obra o los precios unitarios de los servicios y suministros facturados por las empresas del mismo accionista, es suficiente con que una empresa de auditoría certifique que los apuntes contables están bien hechos, para que esos costes sean susceptibles de ser subvencionados. Las Administraciones Autonómicas, competentes en materia de operación minera, no lo son en materia de ayudas al funcionamiento, por lo que no analizan si los costes de producción son reales o si los equipos que la empresa minera está amortizando están efectivamente en operación minera.

La mitad de los ingresos de las empresas mineras proviene de la venta de carbón a las centrales térmicas. En 2005 estas empresas vendieron a 48 €/t. En 2007, debido a la subida del carbón internacional los 4 millones de toneladas suministrados a centrales fueron vendidos a 88 €/t. Aunque los ingresos aumentaron casi al doble por este concepto, se aumentaron fraudulentamente al doble los costes de explotación y se recibieron las mismas ayudas que cuando se ingresaba la mitad por la venta del carbón.

El accionista común de las empresas mineras, de obra pública y de servicios y suministros a la minería documenta de esa forma pérdidas en las empresas mineras y aplica las ayudas a fines para los que no fueron otorgadas. El importe total del fraude supera la cantidad de 100 millones de euros anuales.

Anónimo dijo...

Sigue..........

La mitad de los ingresos de las empresas mineras proviene de la venta de carbón a las centrales térmicas. En 2005 estas empresas vendieron a 48 €/t. En 2007, debido a la subida del carbón internacional los 4 millones de toneladas suministrados a centrales fueron vendidos a 88 €/t. Aunque los ingresos aumentaron casi al doble por este concepto, se aumentaron fraudulentamente al doble los costes de explotación y se recibieron las mismas ayudas que cuando se ingresaba la mitad por la venta del carbón.

El accionista común de las empresas mineras, de obra pública y de servicios y suministros a la minería documenta de esa forma pérdidas en las empresas mineras y aplica las ayudas a fines para los que no fueron otorgadas. El importe total del fraude supera la cantidad de 100 millones de euros anuales.

Dizdira Zalakain dijo...

Muchas gracias por tu información. Aporta datos muy concretos en relación al fraude en el cobro de subvenciones sobre el que hasta ahora solo existían meras sospechas -a nivel de opinión pública. Si no tienes inconveniente, reproduciré tu comentario en un próximo post.
Saludos.

Anónimo dijo...

que pregunten en laciana por el tal personaje Vitorino.De pena como dejo y deja los montes con explotaciones a cielo abierto y que luego no hace las debidas reforestaciones.Eso si con el consentimiento de las autoridades lease alcaldesa de villablino.

ecologistaconcocheluzyaguacorriente dijo...

En Chaves segun la gente que lo ha visto en persona no es para tanto.¿Ademas,como interpretais que alguno de los manifestantes sean cazadores de cotos cercanos?Yo creo que hay intereses en todas las partes,muy diferentes y hasta encontrados, no todos van por el mismo fin.Tampoco entiendo como gente que se denomina ecologista quieren que se haga otra pista por la finca.¿por que no valoran tambien la prevencion de incendios en la finca,las familias que viven en el pueblo trabajaron y dan vida a la zona al igual que las 15 personas que an llegado a trabajar.Que bastante falta nos hace a todos en la epoca que vivimos de paro y crisis

Anónimo dijo...

Me dejais perplejo!! no ceo que nada tenga que ver con todo esto, Yo estube en dos manifestaciones por el desastre de la cueva de Chaves , en la ultima los chicarios de Vitorino, (algunos dicen que el mismo desde su todo terreno obstaculizo, y condujo temerarianmente entre los manifestantes) La Guardia Civil aun a sabiendas del acto de protesta, de la hora y el sitio, no se persono hasta pasados 40 del aviso de la conduccion temeraria y bloqueo de los accesos publicos. Desde entonces mi vehiculo ha sufrido 4 actos de vandalismo, serios).. los comentarios anteriores me hacen pensar......! En cuento a ecoligistaconcocheyagua.... no has dado una, dudo que seas de la zona y si lo eres no tengo ninguna duda que eres parte del coto.