jueves, 21 de enero de 2010

Oro por euros

"Ganar dinero es tan fácil como jugar a la Lotería." Así comienza un anuncio de Teletienda que ofrece comprar tu oro a cambio de dinero. El proceso es el siguiente:
1. La anciana impotente ante lo exiguo de su pensión, la pareja joven que se ha visto de pronto en el paro, cualquier persona desesperada en definitiva, reúne las pequeñas alhajas recuerdo de la familia y llama a un perito de esta empresa.
2. El perito acude a tu casa y se lleva tus joyitas con la promesa de tasarlas y enviarte el dinero correspondiente en breve plazo.
3. En el mejor de los casos, ya que este trato se convierte en un acto de fe, recuperas una cantidad de dinero muy inferior al valor que, en algún tiempo tuvieron esas pequeñas joyas. Estamos hablando sólo de valor económico, claro.

Porque en esta transacción no se tiene en cuenta el valor sentimental que puede encerrar la pulserita de tu abuela o la alianza de tu padre. En el capitalismo los sentimientos solo sirven como excusa para robar o timar, nunca como límite al robo o al timo. Se trata de recoger las migajas de una vida, en otro tiempo algo más próspera o estable, y pulverizarlas para lograr un lingote de oro. Cada lingote conseguido se forja sobre la angustia y la miseria de decenas de personas que se han visto empujadas a deshacerse de sus recuerdos más queridos por una crísis en la que no han tenido nada que ver.
Los anuncios de Teletienda, con su estética norteamericana tan ajena hasta hace poco a nuestra cultura, mueven una enorme cantidad de dinero. Como diría cualquier patán ejecutivo de cualquier empresa, supone una "nueva línea de negocio todavía poco explorada". Este tipo de venta acude a lo más sórdido, como si se agitaran las aguas fecales de una fosa séptica a la busca de unas monedas. Dando donde más duele, aluden a los supuestos defectos físicos: baja estatura, sobrepeso, vello, etc, o, directamente, como en este caso, a la desesperación ante la ruina económica. No es extraño que, precisamente en atención a su "target", se emita esta bazofia inmoral por las mañanas o las noches, momentos en los que ven la tele los parados, los insomnes, los desestabilizados económica, sentimental o psicológicamente.
Ya se está hablando de fraude en el contrato de Oro por Euros, como si el propio concepto de esta empresa tan modélica no fuese ya fraudulento de por sí. Para empezar, la tasación es muy inferior al precio real del oro. Y para seguir, cambiar dinero por oro es un timo siempre, ideado para abusar de gente ignorante o, la mayoría de las veces, desesperada económicamente. En estos momentos de crisis del sistema capitalista, en los que está a punto de estallar la inmensa burbuja creada por Estados Unidos a base de emitir dólares sin apoyo en riqueza real, el dinero, incluso los bienes inmuebles son un valor absolutamente inseguro. Es el momento de los buitres. Es el momento en que la gente está más desesperada por sobrevivir y el momento en el que la estafa será mayor: te cambio tu oro por este dinero que dentro de poco no valdrá más que para hacer fuego.
Cuando surjan las primeras denuncias firmes, tras varios casos en que el dinero ni siquiera aparece, la Justicia tampoco hará nada, como es habitual -para eso pagan a los jueces. Mientras pasan los meses, alguien dispondrá de numerosos lingotes de oro en la caja de seguridad de algún banco de ese país que prohibe los minaretes. Mientras, miles de pequeñas joyas de familia desaparecerán con todos los recuerdos a ellas asociados. Joyas que han sobrevivido a dos o tres generaciones serán fundidas en un minuto por un cerdo ladrón al que hemos convenido en aplicar el nombre de empresario. Si los pocos euros llegan finalmente a la familia en apuros, éstos le servirán para pagar un mes más la hipoteca al otro cerdo ladrón, al otro honesto empresario que genera riqueza y empleo, según nos dicen en la tele. ¿Y el mes que viene? Quién sabe. De momento esa familia sigue postrada ante el capitalismo... Sin Dios y sin un fusil, ya solo les queda tener fe en el Teletienda y empuñar el mando a distancia.

8 comentarios:

Maria C dijo...

Sinceramente demasiada ingenuidad,aqui es dificil que alguien muerda semejante anzuelo,como maximo mal venden sus joyas en las casas que hay en cada esquina pero con el dinero en la mano y en el instante,igual es un robo pero el vendedor es conciente de ello.Aqui este tipo de cosas no va pero usan otras carnadas como el "camionazo";un camion lleno de electrodomesticos,muebles y mas cosas que sortea cada mes por "una modica cuota" de cada 1000,50 con suerte ganan algo,montan todo un espectaculo en Tv, pero la ilusion y la ambicion juntas muchas veces son dificiles de parar.Un beso.

bLuEs dijo...

No tenía idea de esta nueva versión (al menos para mí) del tradicional "compro oro" pero, visto el artículo y el vídeo, no podría estar más conforme con lo que dices.

Es tristísima la forma en la que la publicidad (aquí también) utiliza los resortes del incosciente para ejercer influencia decisiva sobre la conducta de las personas en beneficio de la vorágine de lucro y codicia capitalista.

Un historiador amigo mío tiene la convicción de que el dominio imperialista que ejercen los E.E.U.U. sobre el resto del mundo (al fin y al cabo ocupan una posición dominadora similar a la que ejercieron Roma u otros países a lo largo de la historia) terminará, no porque nadie consiga someterlos (después de todo son la primera potencia militar,) sino porque su propio sistema basado en la especulación se los comerá. Jugando con fuego un nuevo crack del 29 es fácil que se repita en cualquier momento.

Respecto a la burbuja económica norteamericana quizás conozcas Zeitgeist . Más o menos viene a describir esta parte que enuncias.

Hoy en día se piensa en el esclavismo como un error de épocas pasadas que está subsanado porque hoy "somos mejores que nuestros antepasados". Ni es error de épocas pasadas, ni está subsanado. Digo esto porque espero que algún día este tipo de abusos, al menos socialmente, sean considerados como lo que son, una expotación similar a la usura. Por el momento parece que ni se sabe que existe el enemigo, lo que es ideal para su propósito.

Saludos

Jose Luis Forneo dijo...

Cualquier metodo es valido para sacar tajada de la pobreza o de los malos tiempos de algunos. La crisis no es mas que un reajuste en la distribucion de la riqueza: los problemas causados hacen que los que menos tienen, se puedan enfrentar en peores condiciones a las circunstancias, y tengan que sacar dinero como sea, dinero que va a las manos de los que mas tenian antes de iniciarse la crisis. Y en el caso de las empresas es igual, el exceso de competencia hizo que las grandes empresas tuvieran problemas para continuar aumentando beneficios, y la crisis facilita que las pequeñas empresas se vean obligadas a cerrar, a dejar libre cuota de mercado, que los tiburones acaban comiendose.

Y como decia hace unos dias Raul Zibechi, el sociologo uruguayo, los metodos para hacerse con el mercado son cada vez mas sucios, tanto cuando se trata de grandes mercados, como cuando se trata de los ciudadanos normalitos.

Dizdira Zalakain dijo...

María C:
Quizás me equivoque porque me faltan conocimientos sobre la historia y la situación actual de Paraguay pero creo que la diferencia estriba en que hasta ahora en Europa ha habido mayor cobertura social por parte de los poderes públicos y, ahora que todo se desmorona, los ciudadanos somos más ingenuos y tendemos a confiar en cualquiera para salir de la desesperación. Por cierto que aquí no hay "camionazo" pero sí concursos igualmente aborrecibles, en los que se sortea desde un piso hasta un billete de lotería, pasando por ordenadores portátiles, sueldos de mil euros para un año, etc, etc.

Blues:
Tienes toda la razón. Quizá los esclavos actuales son los que tienen que vender sus joyas por cuatro duros, los trabajadores que vemos reducidos nuestro salario y nuestros derechos sindicales o los pensionistas que viven de forma miserable después de haber trabajado y cotizado durante toda su vida. Esto enlaza con lo que comenta

José Luis:
En Euskadi el tejido industrial era muy sólido y estaba asentado sobre medias y pequeñas empresas, así como en cooperativas. Esto ha proporcionado una tradicional mejora en la redistribución de la riqueza y unas relaciones sociales bastante poco clasistas, algo que era muy difícil de ver en otros lugares. Sin embargo, las transnacionales están arrasando con todo y lo peor es que mucha gente cree que este cambio es inevitable cuando está en nuestra mano luchar para que no se produzca.
Siempre me ha llamado la atención la capacidad de convocatoria que tiene la suspensión de un partido de fútbol o esas absurdas quedadas para pasear por el metro sin pantalones o para hacer macrobotellones. Sin embargo, una movilización social masiva para algo que incide directamente en nuestros intereses, tal como están las cosas, es impensable. Espero que esto cambie conforme nos sintamos más injustamente tratados y no terminemos por convertirnos en perritos apaleados pero obedientes y fieles.
Muchas gracias y un saludo para los tres.

Maria C dijo...

Efectivamente tenes razón,aquí nunca hubo cobertura de tipo alguno salvo la que provenía del acomodo,amiguismo o cosa así,gente que como dicen uds. cotizo toda su vida no podía tener una cobertura medica decente y quien jamas lo hizo tenia acceso a todo por amigo,compadre y, u ,o de...ademas de que y no lo digo como merito en el pais de la pirateria se debe ser algo mas delicado para timar al projimo,por eso decia que la ilusion y la AMBICION hacen mucho en estos casos.Un beso

Dizdira Zalakain dijo...

Ja, ja. Estáis más curtidos para sobrevivir; está claro. La mayoría de nosotros, después de vivir la socialdemocracia de los ochenta y mirar hacia los países nórdicos y/o del Este como modelo a seguir, asistimos atónitos a lo que está pasando. Son malos tiempos para la lírica y para las izquierdas. Pero yo confío en que se trate de una situación coyuntural y el mundo recobre la cordura. Un beso.

pcbcarp dijo...

Sin Dios y sin un fusil... La verdad es que ese lenguaje me pone. Desde que entraste en la barra virtual, me paso por aquí. Tu "formato" de cocina y vida real me gusta mucho. He de decir que ya he probado una de tus recetas y, desde luego, la próxima vez que vaya por Donosti pondré en práctica tus consejos.

Dizdira Zalakain dijo...

Ja, ja. No te preguntaré cuál de las dos cosas te pone. Muchas gracias por tus palabras. Yo también me paso con regularidad por tu blog , a veces estoy totalmente de acuerdo con tus ideas y a veces totalmente en contra: nunca hay medias tintas. Pero con respecto a la forma, siempre encuentro frases ante las que me pasa algo parecido que a ti con lo de Dios y el fusil. (Digamos que es justo lo contrario de lo que ocurre cuando leo premios Planeta)