domingo, 17 de enero de 2010

El vampiro de los pobres.

La enfermedad de Chagas fue descubierta hace ya un siglo por un médico brasileño que le dio nombre. Este mal, que afecta a un 80% de la población guaraní boliviana, se produce por la acción de la vinchuca, una especie de chinche de nombre científico Triatoma Infestans, que chupa la sangre de sus víctimas durante la noche, aplicando previamente un anestésico para evitar que la víctima se despierte. Este bicho en su estadio adulto adquiere el tamaño de una cucaracha y porta en su intestino un parásito que inocula tras la picadura y la succión de sangre. Este parásito se aloja preferentemente en el corazón causando enfermedad crónica y finalmente la muerte de unas 75.000 personas al año. La vinchuca es una especie endémica del Cono Sur, pero su dañina presencia se hace notar hasta en Méjico. La célebre cantautora Mercedes Sosa se cuenta entre sus víctimas.
Es importante remarcar que, a diferencia de las enfermedades transmitidas por mosquitos, el mal de Chagas es mucho más fácil de prevenir con medidas higiénicas elementales. Esta es la razón por la que la mayoría de las víctimas son gente muy pobre. Las vinchucas viven y se reproducen cómodamente entre las grietas de las casuchas de adobe, viviendas míseras en las que las familias viven hacinadas. Bastaría con erradicar el insecto o alejarlo de las zonas habitadas para terminar casi completamente con esta lacra. Sin embargo, la desidia o la oposición directa de los poderosos, empresarios y políticos a su servicio, han conseguido que algo tan sencillo siga sin llevarse a cabo. Los guaranís hablan con razón de un genocidio planificado que aspira a terminar con su nación. La enfermedad crónica impide trabajar y movilizarse a un colectivo que siempre ha resultado incómodo para los conquistadores españoles primero y los explotadores yanquis después.

Pero parece que la situación comienza a cambiar. Merced al gobierno de Evo Morales y a la elección de varios diputados guaranís, comienzan a adoptarse medidas para que no se pierda una generación entera de indígenas con las consecuencias vitales, culturales y sociales que esto conllevaría. La solución no es solo desinfectar las viviendas o construir unas nuevas. Esto solo constituiría un parche. La solución pasa por que la nación guaraní sea dueña al fín de sus innumerables recursos naturales y pueda gestionarlos, reinvertirlos y utilizarlos en su beneficio. Las repugnantes vinchucas, que atacan cobardemente a sus víctimas chupándoles la sangre mientras duermen, anestesiándolas, defecando en la herida y parasitando el corazón no son sino versiones en miniatura y delegadas de las auténticas vinchucas, los capitalistas. No hay mayor nido de triatoma infestans que Wall Street. Un chinche gigante chupa la sangre de un planeta aletargado y defeca en él, se ha alojado en su corazón y terminará por matarlo.
Menos mal que existen personas implicadas en el trabajo científico y médico orientados al bien de la humanidad y no a su explotación. Este es el caso de Pilar Mateo, una doctora en química de Valencia a la que el destino le puso enfrente del exterminio padecido por la población guaraní. Después de varias investigaciones in situ, ha descubierto una pintura insecticida que erradica e impide la reproducción de las vinchucas. Si un golpe de estado de la CIA no lo impide, esto podría significar el fin de este genocidio silencioso.
"El vampiro de los pobres" es un libro escrito por Charo González Casas en el que se narra la peripecia vital de esta mujer. Todos los beneficios recaudados por su venta serán destinados íntegramente a la lucha contra el mal de Chagas.

4 comentarios:

Jose Luis Forneo dijo...

Mientras el control de los recursos este en manos de otros los afectados por el mal de Chagas (los indigenas) seguiran siendo invisibles. Como dices tu, si la CIA no lo impide, el gobierno de Evo puede hacer mucho para que al fin se preste atención a este mal de los pobres, cuya causa no es el insecto que lo transmite, sino las condiciones de vida en la que el capitalismo les mantiene.

Maria C dijo...

Concuerdo en que mientras el control de recursos este en manos de otros todo se hace dificil,el mal de Chagas afecta tambien a mi pais,con el mismo "interes" por parte de las autoridades.
Sinceramente espero que Evo dure lo suficiente ya que a diferencia del circense Chavez los resultados de su gobierno son palpables y visibles,la situacion de los Bolivianos cambio bastante y para bien desde el inicio de su gobierno.Aunque el fantasma de la "ley atavica" esta siempre rondando,ejemplo de ello es lo ocurrido ayer en Chile,este tipo de resultados en las elecciones se vuelve "contagioso",es mas preocupante aun en un pais que siempre fue bastion de la lucha por la libertad en el continente.No solo el mal de Chagas es un flagelo en estas latitudes,existen otras enfermedades como la leismaniasis e incluso la tuberculosis que habia sido erradicada pero esta de vuelta.Lastimosamente "la maquina de rumores" asi llamo yo a la prensa interesada juega un papel mas que importante en la ignorancia e ingenuidad de pueblos ignorantes,en mi pais por ejemplo los diarios hacen eco de retorcidas alinazas con guerrilleros o las "aventuras amorosas" de nuestro presidente,con las que no comulgo pero ahora lo que de el me importa es que gobierne y no cuan pobre es o fue como Obispo y como persona,la opcion si deja el cargo es mas de lo que ya conocimos por mas de 60 años,el continuismo del robo a manos llenas y sin disimulos,la vuelta triunfante de un partido como el Colorado que mantuvo al dicador por 35 años o peor la toma de poder por los Liberales con su desesperada sed de poder tratando de finalmente volver a tener protagonismo.Tanto de un lado como de otro las opciones no son las mejores,logicamente tenemos a tio Sam siempre esperando para "ayudar" a quien menos lo merece a lograr sus objetivos.Saludos

Dizdira Zalakain dijo...

José Luis:
En efecto, como dices, el mal de Chagas no es más que la parte visible de una situación injusta de pobreza extrema y es preciso un cambio estructural profundo para que ésta concluya. Lo demás, pintura insecticida incluida, no son más que parches.

María C:
Sé que también en Paraguay se da esta enfermedad; me acordé mientras escribía. Aquí llegan pocas noticias sobre tu país pero mi forma de razonar en política internacional se ha vuelto muy simple, pero según voy comprobando, certera: si en los medios de comunicación no hay una campaña contra un presidente ni existen protestas callejeras supuestamente fruto de la oposición popular -que resulta ser siempre la oposición de una decena de magnates- dicho Presidente lo está haciendo bien para USA, que es lo que cuenta. De Paraguay se habla poco por lo que deduzco que Lugo se está portando bien para Obama. .
Ya sabes que disiento en cuanto a Chávez. Pienso que es la figura revolucionaria más importante de nuestro tiempo. Pienso, también, que Evo se apoya en él al igual que los demás países de socialismo emergente latinoamericano y que si la CIA logra que caiga Chávez, detrás irán Evo y los demás. Creo que no hay que quedarse en las formas, sean éstas circenses o no, sino en los hechos puros, sin contaminación de la prensa. Por ejemplo: lo último que he sabido de Venezuela por la prensa española es que el ejército está controlando que los propietarios de supermercados no suban abusivamente el precio de los productos aprovechando la devaluación de la moneda. Esto lo han presentado como una barbaridad propia de un dictador enloquecido. Pero a mí me parece ciencia-ficción, o un maravilloso sueño. ¿Te imaginas al ejército de España o Paraguay velando por los intereses de los consumidores y vigilando estrechamente a los especuladores y capitalistas para impedirles seguir con sus abusos? Esto es solo un ejemplo.
No sé qué futuro le aguarda a Chávez y al movimiento bolivariano pero mi opinión es que, si todo se trunca como ha solido pasar a lo largo de la historia, Chávez será, como decía Pedro Casaldáliga en ese texto tan magnífico que me recomendaste antesdeayer, "un soldado derrotado de una causa invencible."
Saludos a ambos.

Maria C dijo...

Mi querida Dizdira:mi "alergia" personal a Chavez no nubla mi razón,lo que digo pasa por que los resultados de tanto esfuerzo no se ven como en mucho menos tiempo se palpan en Bolivia,hay cosas poco claras y no existe una mejoría notable en la vida de los venezolanos,en muchos aspectos tiene una gran tendencia colonialista al igual que nuestros vecinos del norte del continente,sus "ayudas" como las que recibió mi país van condicionadas al mejor estilo de tio Sam,no se que lectura tengan por allí de "La república bolivariana"pero te diré que hasta el momento es mas nombre y ruido que realidad,conste que siempre fui partidaria de que Sudamérica se uniera pero no con los condicionamientos requeridos por este señor.Saludos