martes, 11 de agosto de 2009

Honduras: banco de pruebas de la administración Obama

Transcurrido un tiempo prudencial desde el acceso a la Presidencia norteamericana por parte de Obama,quizá sea ya tiempo de hacer balance de los resultados concretos de su gestión. Tras unos meses en los cuales se han sucedido numerosos gestos vacuos e inconsistentes mediante los cuales se pretendia "sorprender" al mundo y rebajar la tensión internacional generada por su predecesor, es ahora cuando el presidente de USA comienza a mostrar su verdadera cara.
Parece que los Estados Unidos abandonan oficialmente Iraq porque, extraoficialmente, permanecerán en el país manejando los hilos de su presidente títere y extrayendo todo el petróleo de que sean capaces. Detrás queda un país expoliado, desgarrado y dividido por una guerra civil solapada. Todo ese contingente se va a dedicar ahora a masacrar al pueblo afgano y, de paso, al pakistaní. El afán destructivo y genocida de USA no conoce límites.
Por esto, no podían permanecer impasibles ante el resurgimiento de América Latina. Después de un golpe de Estado frustrado en Venezuela y de la continua propaganda intoxicadora en contra de Cuba, Venezuela, Bolivia y Ecuador, con escasos resultados, se han decidido a dar un paso hacia delante.
El país elegido ha sido Honduras, por diversas razones. Honduras es el segundo país más pobre del continente americano, es de dimensiones reducidas y se encuentra desestructurado por la emergencia descontrolada de las maras y la extrema pobreza de sus habitantes. Tampoco es despreciable el hecho de que se encuentre en este país la base estadounidense desde la que se organizaron los golpes de Estado de Chile, Argentina, Panamá, etc. y se crearon los escuadrones de la muerte que asolaron y siguen asolando el continente.
Las últimas decisiones del presidente Zelaya no han gustado a las multinacionales norteamericanas y a su Presidente lacayo Obama. Por ejemplo, la negativa a privatizar la compañía telefónica Hondutel, el proyecto de nacionalización de los transportes públicos ante la subida brutal de los precios, o el acuerdo con Cuba y Venezuela para fabricar medicamentos genéricos.
Estados Unidos está sondeando al resto del mundo para ver si reacciona y, efectivamente, no lo hace. Solo en un panorama de desideologización e idiotización absolutas de la sociedad occidental cabe comprender cómo se acusa a un presidente democrático de querer organizar un referendum para reformar la constitución, O cómo se oculta que el corrupto presidente de Costa Rica elegido por USA como mediador, hizo lo propio en su país para poder ser reelegido, O cómo se ampara a unos golpistas procedentes de los grupos más rancios y criminales de Honduras, que son vistos con benevolencia por los medios de comunicación en aras de una democracia que dicen defender.
La mano siniestra de la Escuela de las Américas está tras este golpe, como lo estuvo tras todos los anteriores. No van a permitir que triunfe la revolución socialista en Latinoamérica porque frena su rapiña y su control.
Con este panorama, espero que Irán disponga de armamento nuclear, ya que será su único seguro para evitar la invasión del país o la preparación de un golpe de Estado que defienda la democracia, ya que las libertadoras revoluciones de colorines no parecen calar en exceso en la población iraní.