domingo, 30 de agosto de 2009

Harera.

Aprovechando que nos encontramos en Ramadán, hoy vamos a cocinar un plato marroquí propio de este tiempo, aunque lo podemos disfrutar en cualquier época del año.
Antes de empezar, conviene recordar que debemos tener los garbanzos en remojo 24 horas.

Ingredientes:
-300 gr de garbanzos,
-300 gr de carne de cordero o ternera,
-2 cebollas,
-3 tomates,
-2 dientes de ajo,
-aceite de oliva,
-sal,
-100 gr de fideos,
-3 huevos,
-Ras-el-hanout -dos pellizcos.
-Una cucharada de harina.
-Un limón.


Modo de elaboración
:
En un puchero grande colocamos las dos cebollas picadas, los garbanzos y la carne. En este caso, hemos utilizado carne de ternera para guisar. Lo cubrimos con agua abundante, unos dos litros, y lo ponemos a cocer. En cuanto hierva, bajamos el fuego y lo dejamos una media hora.
Transcurrido este tiempo, añadimos los tomates, la sal y el ras-el-hanout. Esta mezcla de especias se encuentra con facilidad en tiendas magrebíes y, aunque de peor calidad, incluso en grandes superficies.
Dejamos el puchero cociendo hasta que los garbanzos estén tiernos. En ese momento, preparamos en una sartén un buen chorro de aceite con los dos dientes de ajo picaditos y dos cucharadas soperas de harina. Sofreímos bien la mezcla removiendo hasta que la harina se dore, con cuidado de que no se formen desagradables grumos.
Cuando esté lista la harina, volvemos a colocar el puchero a fuego bajo y la vertemos en el mismo. Añadimos también los fideos y los 3 huevos, removiendo constantemente para que la salsa espese y se mezcle bien. Por último le añadimos un poco de limón exprimido, lo que dará a la sopa un toque fresco y exótico.
Ya tenemos lista nuestra harera. Este plato suele tomarse acompañado de dátiles y otros dulces, pero así solo, está buenísimo.