lunes, 10 de mayo de 2010

Atún con laurel y comino.

Atone ba rand wel kamone
Seguimos hoy con otro plato de la gastronomía marroquí que, pese a sus innegables cualidades y a la proximidad geográfica, sigue siendo muy desconocida en el estado español. Las leyes del mercado hacen que, por ejemplo, conozcamos mejor la comida turca que la magrebí, la italiana que la griega o la francesa que la rusa. Vamos a ver cómo preparan en Marruecos unas de esas sólidas rodajas de atún rojo, una especie al borde de la extinción gracias, por un lado a la insensatez voraz de Japón y , por otro, a la venalidad y poca vergüenza de nuestros gobernantes. El Congreso d e los Diputados debería estar en la calle Montera y la sede de la UE en el Barrio Rojo. Bueno... mejor no... Las pobres prostitutas no merecen esa compañía...


Ingredientes para 4 personas:
-4 rodajas de atún,
-2 tomates maduros,
-2 cebollas,
-1 limón,
-Azafrán,
-Laurel molido,
-Comino molido,
-Sal,
-Aceite de oliva.


Modo de elaboración:

En una sartén vertemos un chorro de aceite de oliva y ponemos a pochar las cebollas picadas.
Después añadimos los tomates sin piel ni semillas, cortados en daditos.
Aliñamos el sofrito con un pellizco de comino, otro de laurel, unas hebras de azafrán, el zumo de un limón y dejamos la mezcla a fuego lento hasta que nos quede una salsa. El proceso puede durar entre 15 y 20 minutos. Ah, la sartén la tapamos.
Mientras se cocina la salsa, salpimentamos las rodajas de atún y las sazonamos con el comino. Luego las ponemos en una sartén con otro poquito de aceite a fuego vivo y hacemos el atún por las dos caras. En el Islam, la sangre es haram -no permitida- de ahí que el atún en Marruecos se consume siempre muy hecho: cuatro o cinco minutos por cada lado.
Finalmente, colocamos el atún en una fuente y lo cubrimos con la salsa.
Buen apetito.