jueves, 1 de abril de 2010

Las novias de Alá

Ayer estaba en un bar tomando un café con una amiga de la infancia. En este país es raro el bar en el que no funciona el televisor a un volumen atronador. De modo que es obligado para quienes queramos tomar algo escuchar la voz del amo, predicando 24 horas al día, 7 días a la semana. El responsable del bar elige entre una variada gama de fétida basura digital: a nadie parece molestarle. Seguramente en cada cubículo de cada barrio hay un televisor como ese encendido soltando bazofia. Mi amiga fue al baño y me quedé sola. Era la hora de comer y el bar estaba vacío, así que presté atención al telediario de Tele 5.
Una locutora, con desafiante y profesional entonación, nos habla de las supuestas autoras del atentado del metro de Moscú. Creo que recuerdo casi literalmente sus palabras:

"(...)son mujeres que se mueven por la venganza. En lugar de engendrar vida la destruyen y tiñen de luto, al igual que sus ropas, la vida de los demás. Son hermanas, esposas o mujeres de guerrilleros muertos: las novias de Alá. De nuevo, la barbarie y la sinrazón terroristas han irrumpido en la vida cotidiana. El terrorismo islamista y separatista representa la mayor amenaza para Occidente."

La locutora continuaba su encendido discurso haciendo una referencia a la encomiable labor del ejército israelí, que diariamente debe hacer frente a esta amenaza, y nos mostraba cómo varias mujeres palestinas eran conducidas por miembros del Tzáhal a una jaula.

Allí estaba aquella decidida locutora, mujer de mundo, que a buen seguro se denominará feminista, escandalizada por el hecho de que unas mujeres que deberían dedicarse a parir y a ser dulces mamás se conviertan en terroristas suicidas. Allí estaba aquella democrática y respetuosa locutora identificando los términos separatismo e Islam con terror. Allí estaba aquella profesional del periodismo vertiendo encendidas opiniones en donde se supone debería ir mera noticia. La denominación "Novias de Alá" para referirse a las mujeres palestinas que resisten a la agresión israelí fue popularizada por un documental sionista que recibió numerosos premios internacionales y que iba acompañado del eslogan "Mujeres palestinas dispuestas a matar a niños israelíes." Ahora parece que nuestros profesionales de la información veraz y objetiva aplican el término a cualquier mujer musulmana que no se deje asesinar sin oponer resistencia.

Ciertamente, los 40 muertos en el metro moscovita son inocentes, inocentes en el sentido en el que lo somos todos nosotros. Inocentes cuando utilizamos nuestros móviles ignorando el genocidio congoleño. Inocentes cuando compramos ropa fabricada por niños esclavos. Inocentes cuando aplaudimos el ahorcamiento de Sadam Hussein y el Nobel de la Paz a Hussein Obama. Inocentes cuando asistimos al despido del trabajo de compañeros y opinamos que es por la crisis. Inocentes cuando desprestigiamos a los solitarios que siguen resistiendo para ocultar nuestra vergüenza y nuestro remordimiento de cobardes. Sobre todo tan inocentes como los hijos, padres, vecinos y maridos de esas mujeres terroristas, capaces de suicidarse, mujeres que, efectivamente, no tienen corazón porque se lo han arrancado. Mientras sus casas y familias eran masacradas, violadas, asesinadas y exterminadas por los líderes de nuestras democracias nosotros, los inocentes, asentíamos a todo, pacífica y democráticamente, viajando en metro pensando en que ya va siendo hora de comprarnos un mp3 con pantalla táctil.

Cuando la OTAN asesina con naves no tripuladas a 40 civiles afganos nuestra profesional locutora no utiliza la retórica. Es normal. En esos aviones no viajan mujeres. Son pilotados cómodamente desde un sillón en una base militar por un técnico cualificado. A ese profesional no le guía la venganza ni la desesperación: él se limita a matar porque es su trabajo y le van a pagar bien por ello. Ese profesional no es ni islamista ni separatista, es un ciudadano del mundo, tolerante y liberal, con filosofía de Homer Simpson, buena gente. Sobre todo nuestro piloto de aviones de guerra a distancia no es un fanatico religioso, como las novias de Alá. A él no le han arrebatado todo: familia, casa, dignidad. Él no tiene fe, no necesita esperanza y no conoce la caridad. Sólo su lata de Budweisser fresquita situada al lado del teclado desde el que ejecuta la matanza.

Como contraste con las llamadas "novias de Alá" os dejo con dos vídeos de las novias de Yahvéh, las chicas del Ejército de "Defensa" Israelí, que no son viudas ni fanáticas y además son muy sexys y feministas. En el primero las vemos posando con sus bonitos trajes militares y sus fusiles y en el segundo observamos los resultados de sus valerosas acciones de defensa.



2 comentarios:

Jose Luis Forneo dijo...

Que curioso lo que dice la locutora de telecinco (que por cierto, apoya con su voz los asesinatos de los "ejercitos de la libertad"). El problema de los separatismos "islamistas y separatistas", expresion que dice mucho de las cosntrucciones sociales actuales sobre los grandes enemigos del capitalismo.

El video de las terroristas israelis, patetico. Y el de sus victimas, indignante. Ambos videos hacen un contraste que profundiza aun mas, si cabe, la verguenza del ejercito de mercenarios que matan a sueldo a niños y niñas desarmados, a pesar de lo guapas o esteticamente standarizadas que puedan ser.

El tema de las "terroristas" esconde tambien un machismo inveterado en las sociedades reaccionarias como la capitalista. Un terrorista de ETA siempre es un malvado asesino, despiadado, etc..., pero las terroristas son tratadas con una saña doblada, multiplicada, como si ser mujer las hiciera mas culpables todavia. El caso del franquista Ussia en ABC, donde ha escrito (bueno, si se puede decir lo que hace este paleto criminal escribir) cosas contra las mujeres terrostas que muestra su verdadero caracter de troglodita (con perdon para los hombres de las cavernas, construidos a imagen y semejanza de los violentos hombres de hoy).

Asi, "las novias de Ala", terroristas y mujeres, seran siempre tratadas como doblemente criminales. Islamistas y, ademas, mujeres. Las "novias de Yahve" son diferentes, porque las chicas son sumisas, construidas segun los deseos esteticos de los trogloditas que deciamos antes, los actuales, y ademas si matan en a favor del poder establecido, aunque lo hagan sin escrupulo alguno.

Dizdira Zalakain dijo...

Efectivamente: has desarrollado la mayoría de las ideas que se me vinieron a la cabeza cuando, por un lado, vi el telediario y, por otro, recordé el infecto vídeo de las Barbies Genocidas.