martes, 6 de abril de 2010

Puerros guisados.

Este plato en mi opinión es original y está muy bueno pero, eso sí, tienen que gustarte mucho los puerros. Si te encuentras entre los consumidores compulsivos de esta deliciosa hortaliza, sin duda te gustará. Además, tiene la ventaja de que es muy fácil de cocinar. Vamos al lío.

Ingredientes para 3 ó 4 personas:
-1 bandeja de ajos frescos,
-4 manojos de puerros,(unas 15 unidades)
-1 cebolla,
-Aceite de oliva,
-Caldo de verduras,
-Nuez moscada,
-Azafrán,
-Una rebanada de pan,
-Un puñado generoso de almendras,
-Sal.

Modo de elaboración:
Empezamos pelando las verduras, que es lo más pesado. El sistema es el mismo para los ajos y los puerros: cortamos el extremo del penacho y luego el extremo opuesto; lols despojamos de algunas capas hasta encontrar la parte más tierna. Concluída esta operación, comenzamos el guiso.
En una olla colocamos un buen chorro de aceite u añadimos la cebolla muy picada y los ajos frescos cortados en rodajas menudas hasta que se doren.
Después añadimos los puerros cortados de la misma manera que los ajos. Es fundamental rehogarlos a fuego lento para que no adquieran regusto a quemado.
Cuando tenemos las verduras pochadas añadimos el caldo de verduras, elevamos el fuego y en cuanto comeniencen a hervir volvemos a ponerlo a fuego lento y tapado.
Mientras se cocinan las verduras, en una sartén con muy poco aceite, tostamos la rebanada de pan y las almendras. Después las majamos con un mortero o lo que tengamos a mano -es un decir- y añadimos la nuez moscada y el azafrán.
En el último momento, añadimos esta mezcla al guiso y a disfrutar.
Si preparamos el guiso caldoso podemos tomarlo con un huevo escalfado en el propio caldo y si nos sale más seco queda muy bien acompañado de tacos de bacalao fritos o de cualquier otro pescado.
Buen apetito.