sábado, 3 de octubre de 2009

Corazonadas y pitadas


Tengo que reconocer que el deporte no me interesa porque se ha convertido en un negocio mafioso en el que los supuestos valores grandilocuentes a los que aluden los capos del invento brillan por su ausencia. No obstante, de vez en cuando, esta máquina de aborregamiento y sublimación me proporciona algunas alegrías. Hasta ayer, la última consistió en la pitada que vascos y catalanes le soplaron al rey franquista en su propia cara. Ni siquiera la censura de TVE, la pública, la que pagamos todos, pudo eclipsar este momento.
Sin embargo, creo que esa apoteosis de júbilo se ha visto superada con creces por la patada que ha recibido el acto dicen que multitudinario de la "Corazonada" con Bisbal al frente más los inestimables apoyos de gente tan radical y comprometida como Pedro Almodóvar. Todo esto, claro está, después de gastar ni se sabe cuánta pasta en ridículo merchandising: globos, camisetas y gorras para la plebe -toneladas de basura de plástico para el día después- y fiestas por todo lo alto para intentar comprar a los miembros del Comité Olímpico.
Toda esta movilización de rebaño, todo este gasto, toda esta unanimidad de los medios para desviar dinero público a los 4 ladrones de siempre. ¿Por qué no lo roban directamente y nos ahorran toda esta mierda? A ellos se unen sin fisuras los supuestos enemigos políticos Zapatero, Gallardón y Esperanza Aguirre. Cuando se trata de cumplir lo que mandan los de arriba, hay que arrimar el hombro. Y, cómo no, allí estaba la Familia Real al completo, cuyo concepto de cultura no va más allá de dar saltitos o patadas a un balón.
En ninguna cabeza medianamente amueblada puede entrar la idea de que una ciudad como Madrid, que acumula un endeudamiento de miles de millones de euros que le suponen casi un millón diario en concepto de intereses, se permita el lujo de organizar algo tan costoso y de insegura y fugaz rentabilidad como unas olimpiadas. Que pregunten a los de Zaragoza a ver cuánto ha mejorado su nivel de vida desde la proquería de Expo que les montaron el año pasado. No solo les han robado: les han destrozado la ciudad y su entorno.
Pero. claro, toda esta babosada de la "Corazonada" se ha montado para que los de siempre sigan robando dinero público con el aplauso subnormal de toda el rebaño de borregos. que se deja robar en la cara y encima lo agradece.
Pero en ocasiones las cosas no salen como los empresarios esperan. No he parado de reírme desde que Madrid fue eliminada. No quiero ni pensar la que nos hubiese esperado hasta el 2016. Y, más aún, teniendo en cuenta precedentes como la Expo de Sevilla en la que tuve el "privilegio" de trabajar como reportera en prácticas y, a pesar de mi inexperiencia, ya pude vislumbrar la mierda que se cocía allí.
Así se entiende el progreso. En España. las Expos, la olimpiada y otros espectáculos de menor entidad pero igualmente enfocados al negocio sucio han supuesto una sangría económica permanente para todo el país -para las arcas públicas- y una puñalada para Sevilla, Barcelona, o Zaragoza. Los puestos de trabajo basura que se crearon para el evento, como es lógico, se esfumaron una vez concluído éste.. Ahora toda esa macroestructura monstruosa de hormigón y metal languidece polvorienta, oxidada y abandonada como detritus de los sueños de grandeza de unos gobernantes ególatras, necios y corruptos que gobiernan sobre un pueblo políticamente autista.
Pues bien, aunque algunos madrileños sean imbéciles y no lo comprendan, me alegro por ellos. Han tenido la inmensa suerte de que las olimpiadas les pasen de largo. Deberían organizar un acto para dar las gracias por ello. Estoy segura de que muchos lo harán.
Solo que esos no saldrán en la tele.

4 comentarios:

Jose Luis Forneo dijo...

Yo tambien me alegro de que Madrid no sufra una Olimpiada. Hay cosas mucho mas utiles en las que invertir el dinero publico y, sobre todo, un desorden politico que esta destrozando la estructura sanitaria y social de la ciudad y la provincia.

Yo soy de Madrid, pero me alegro de que perdiera. Me RIO de la corazonada de los politicastros profesionales que ven asi truncada sus ganas de robar mas de lo que ya roban.

Salud

Dizdira Zalakain dijo...

Espero que a Donosti no le concedan la Capitalidad "Cultural" europea, porque tendré que quedarme encerrada en mi pueblo que, de momento, es zona libre.
Saludos.

Jose Luis Forneo dijo...

Hola,

Ya puse las letras de las canciones de Implant pentru refuz. Por cierto, de que pueblo eres?

Dizdira Zalakain dijo...

Soy de Oiartzun, no sé si lo conocerás. Está entre Donosti e Irún.
Y gracias por las letras.