martes, 12 de mayo de 2009

Tarta de galletas.



Este postre está riquísimo y es muy fácil de cocinar. Ni siquiera necesitaremos utilizar el horno. Podemos adornar la base que vamos a preparar con nata, mermelada, frutos secos o cualquier combinación que nos guste. En este caso, lo haremos con nueces. Este es uno de esos postres que, si no sabes cómo se hace, puede parecer complicado, y en realidad es sencillísimo. Ideal para quedar bien y fardar de cocinero sin tener ni idea.





Ingredientes:


-Galletas cuadradas, estilo María, - es mejor que sean un poco gruesas,
-Leche entera,
-Cola-Cao,
-Nueces.

Modo de elaboración:

Necesitaremos un recipiente rectangular más bien profundo. En mi caso, lo ideal hubiera sido utilizar una fuente elegante, pero el servicio se ha cargado todo el cristal de Bohemia de la casa. Qué le vamos a hacer... Así que de momento hemos utilizado esta bonita y funcional fuente de plástico -ideal, además, para el microondas.
Debemos cubrir el fundo de la fuente con sucesivas capas de galletas, cuidando de que no queden intersticios y las vamos empapando con leche, poco a poco, hasta que la absorban. Haremos tantos pisos como queramos.
Cuando tengamos una masa consistente la apartamos y nos ponemos a preparar el chocolate.
El chocolate lo hacemos en un cazo a fuego lento, añadiendo leche y Cola-Cao hasta que quede cremoso, removiendo con una cuchara de palo para evitar que se formen grumos o que se pegue al cazo. Calcularemos la cantidad suficiente como para cubrir con abundancia las galletas de la bandeja..
Ahora lo decoramos con nueces -o nata mantada, o lo que queramos- a nuestro gusto y lo dejamos enfriar un rato.
Cuando haya dejado de estar caliente lo dejamos en la nevera durante una noche. La tarta se compactará y la podemos cortar en raciones. Ya tenemos un postre listo.
A disfrutar.