domingo, 29 de agosto de 2010

Lentejas estofadas

La clave del estofado, que lo diferencia de otros modos de guisar, como el cocido, está en que éste se realiza con el puchero tapado. De este modo no se pierde nada del sabor de sus productos. Lógicamente, para estofar se empleará menos agua que para los cocidos, porque ésta no se evapora. Pero este estofado será distinto. En primer lugar, habitualmente suelen llevar carne con algún acompañamiento, pero esta vez el ingrediente básico serán las lentejas acompañadas únicamente de verduras. Y en segundo lugar, el tiempo de cocción del estofado será muy breve, pues trabajaremos con las lentejas ya cocidas.
Además, la receta es muy sencilla: aunque podemos cocinar las lentejas al modo tradicional, es decir, manteniéndolas en remojo y luego poniéndolas al fuego hasta que estén tiernas, podemos perfectamente ahorrar tiempo y utilizar uno de esos prácticos botes de cristal en los que las legumbres vienen ya cocidas. En el primer caso, reservaremos una tacita del caldo de la cocción tras escurrir bien las lentejas; en el segundo, añadiremos una taza de caldo de verduras.

Ingredientes para 4-6 personas:
-1 kg de lentejas,
-150 ml. de caldo de verduras.
-2 chalotas,
-2 puerros,
-2 pimientos verdes,
-2 zanahorias,
-2 tomates grandes o 250 gr. de tomate triturado,
-Aceite de oliva,
-Romero,
-Laurel,
-Eneldo,
-Sal.


Modo de elaboración
:
Tenemos las lentejas ya cocidas. Como he indicado arriba, si las hemos cocinado, reservamos una tacita del caldo de cocción y, si son de lata, necesitaremos preparar una taza de caldo de verduras, escurrir bien el líquido que traían y lavarlas con agua del grifo, para que pierdan el sabor a conserva.
En una sartén vertemos un chorro de aceite de oliva y ponemos a pochar todas las verduras cortadas en dados, salvo los tomates.
Cuando estén tiernas añadimos los tomates troceados sin piel ni pepitas o el tomate triturado.
Agregamos las especias y pasamos las verduras por la batidora para obtener una salsa.
Por último, en un puchero, colocamos las lentejas con la taza de caldo y añadimos la salsa. Las dejamos cocer con la tapa puesta un par de minutos y salamos a nuestro gusto.
Ya tenemos nuestras lentejas guisadas rápidamente, sabrosas y sanas.
Buen apetito.