domingo, 15 de agosto de 2010

Abdul X y La Courneuve

Un rapero francés, de nombre artístico Abdul X, ha aparecido en la telebasura y prensabasura españolas. No ha sido por haber ganado Eurovisión ni OT. Es porque ha sido muy malo: ha grabado una canción que incita a la violencia contra ese colectivo de honrados servidores de la libertad, llamado pasma, madera o, más técnicamente, asesinos a sueldo de la oligarquía. Nada menos que el Ministro de Interior francés, Brice Hortefeux, se ha ocupado del gravísimo caso.

Para el que no conozca qué se esconde detrás de ese aspecto físico de cerdo con corbata, demos una sola pincelada de actualidad sobre el ministro francés. Después de que la policía francesa asesinase a un joven gitano, y, tras las protestas de la comunidad gitana francesa, el señor Hortefeux ha tomado su medida: destruir los poblados gitanos. Como quien destruye nidos de sucias cucarachas para limpiar su casa. Supongo que así es como se plantea su cargo Brice Hortefeux.
Bueno, pues este asqueroso nazi, que utiliza a su policía para ejecutar a fuego y sangre su peculiar solucion final a la francesa, se ha mostrado escandalizado por el vídeo de nuestro rapero Abdul X ya que ·"incita a la violencia" ¡Y lo dice él!¡Cómo se puede ser tan hipócrita! Sus deseos son órdenes: el vídeo de su tema "Tirez sur les Keufs", ("Dispara a los maderos") ha sido ya censurado en YouTube.




Se da la circunstancia de que Abdul X vive, por decirlo de algún modo, en una de esas inmensas prisiones que son los barrios de la periferia parisina y que solo saltan a la luz cuando estalla una explosión de rebeldía por el enésimo asesinato impune de algún adolescente a manos de la policía. Entonces se producen -en el idioma de la prensa capitalista- "disturbios y quema incontrolada de vehículos y comercios." y se presentan los hechos como la actuación de unos gamberros violentos que se aburren y se divierten así. En cuanto a las causas, el análisis es profundo: los vídeojuegos, el aburrimiento y música como la de Abdul X, por ejemplo.
Por lo visto, también se aburrían las madres de origen africano de La Corneuve que fueron desalojadas de sus casas, pues debían ser demolidas para que algún malnacido pudiese especular. En este vídeo vemos cómo estas mujeres a las que se les ha robado la casa deciden sentarse en la calle -el único sitio que les queda para vivir- y cómo unos amables policías las invitan a reubicarse se pregunta uno dónde. Observad la delicadeza con la que la Policía democrática francesa trata a los niños y las madres embarazadas.



Y es que la policía puede registrar, apalear y asesinar a quien le dé la gana pero un rapero no puede expresar con sus versos la rabia que siente ante las injusticias que observa cada día a su alrededor. Curiosa democracia que permite asesinar con impunidad pero que condena a quien hace música, como Abdul X.
Los versos que canta y que por lo visto son merecedores de castigo dicen así:

"Dispara a los maderos,
Y al comisario.

Un saludo a nuestros hermanos

que están en el talego

por culpa de unos bastardos."

Dos vídeos. Nos dicen que en uno vemos a los defensores de la democracia y las libertades y en el otro a un peligroso individuo que debe ser castigado.
Nos dicen que veamos eso. Pero, Dios mío, ¿es que hay gente con el cerebro tan podrido por la propaganda, la necedad y la locura que de verdad ve en estos vídeos lo que nos dicen que veamos?

Ojalá llegue el día en que los oprimidos de la tierra disparen versos de plomo blindado.

5 comentarios:

blues dijo...

No tenía ni dea de todo este revuelo. La verdad es que es una historia muy interesante y que da para verla desde varios ángulos.

Lo más normal en todo grupo que esté en el poder es que se autolegitime (de una forma más o menos encubierta) y, por lo tanto, rechazará cualquier acto que pueda suponer una amenaza a su status. Curiosamente la amenaza procede de un entorno sujeto a la ficción. Porque ... ¿qué es sino una canción?. Es verdad que el arte puede tratar sobre lo real o simplemente sobre lo verosímil (Aristóteles) pero, sobre todo, es expresión artística. Si el grupo de poder amenazado fuese consecuente lo más que debería de hacer es poner la etiqueta de "letras explícitas" y asunto arreglado. El problema es que el grupo de poder no creo que tenga mucho interés por saber si se trata de arte, tenderá más a enfocarlo como una amenaza.

Por otra parte me resulta interesante la historia de este chico. Después de todo parece que, naciendo en el lugar que ha nacido, no le quede otra que acabar de bruces contra los responsables de que haya crecido en esas condiciones. En fin, parecerá obvio pero a mí me resulta curioso.

Nunca he tenido simpatía por la policía. Después de todo no son más que agentes (en sentido estricto) del sistema. Imágenes como las del vídeo son otra confirmación más.

Saludos veraniegos.

Dizdira Zalakain dijo...

Saludos, Blues, y feliz verano:

Ya se sabe que ha calado la idea de Gabriel Zelaia "La poesía es un arma cargada de futuro." Me imagino que, ante las medidas crecientemente inhumanas que planean lo estados europeos contra los desheredados, la policía intenta extirpar de raíz cualquier atisbo de rebeldía, aunque solo sea artística, que pueda provocar una insurrección general.
Sobre el segundo tema que planteas, el del determinismo social, yo creo en él, siempre que no sea en su versión simplista. Lo social no es el único factor que influye en la vida de una persona. Pero sí es el factor decisivo. Hay muchos factores que influyen en el hecho de que alguien coja una gripe -por ejemplo, el estado del sistema inmune-, pero el decisivo es el virus.

blues dijo...

Recuerdo vagamente un caso en cierto modo paralelo que hubo en España. Creo que era uno de estos grupos "corrosivos" que había sido denunciado por enaltecimiento del terrorismo (ETA). Me parece que los juzgaron y "algo" les debió de caer.

Dejando aparte lo fundamental (de nuevo el Estado reprimiendo lo que lo amenaza), hay que reconocer que hacerse un juicio sobre el tema es algo complejo porque inciden varios factores. Podría pensarse que cualquiera puede decir culquier disparate con tal de que lo cambie de contexto (para estos casos serían unas canciones). Yo tiendo a centrarme en la parte artística para hacer un juicio. Es decir, si lo expresado es arte (que en realidad sería lo que habría que juzgar y no es cosa fácil) tiene toda la legitimidad. Como dije antes se le pone el calificativo de letras explícitas y se acabó el tema. Si no es arte (cosa que igual ni los mismos autores saben) entonces no supone mayor diferencia que si se dijese en cualquier otro contexto.

En fin. Mis referencias son escasas pero igual te suena el caso.

Dizdira Zalakain dijo...

Creo que te refieres a Soziedad Alkohólica. Me parece recordar que finalmente fueron absueltos, pero sufrieron un boicot que les impidió dar conciertos y que dañó seriamente su carrera. Lo curioso es que, si la memoria no me falla, en su canción no había ningún tipo de alusión a ETA. Había, sí, incitación a la violencia contra la policía en términos similares a los de Abdul X. La relación por ello con ETA es una muy significativa contaminación de los medios.

Tienes razón en que es muy difícil discernir qué es arte y qué no lo es. Sería imposible llegar a un consenso. Pero yo no pienso que el arte sea una disculpa para la inmoralidad. Por ejemplo, un pasaje de Nietzsche incitando a la violencia racista no me parece menos inmoral por haberlo escrito Nietzsche o por hallarse en un contexto de gran calidad literaria. Tampoco entiendo las discusiones sobre si tal obra es pornografía o arte: no son cosas incompatibles.
El problema con la censura a Abdul X o a SA estriba en su falta de coherencia con el resto de funcionamiento del sistema, incoherencia que delata la gran hipocresía que lo gobierna. Si Abdul X y SA deben ser condenados por incitar a la violencia, entonces el 75% de lo que emite la TV y el cine, de los videojuegos, los tebeos, etc. debe ser censurado igualmente. Que no solo no se censure, sino que se fomente y se defienda este tipo de productos, nos indica que lo que el sistema censura no es la violencia en abstracto, sino la violencia contra el sistema. Si la violencia la ejercen unos aguerridos policías o marines contra unos terroristas, entonces la violencia es heroica y noble.
Por otra parte, mi rechazo a la incitación a la violencia en unos casos y mi apoyo a esa incitación en otros no es primariamente ideológico, sino simplemente ético. Yo admito que un chico de un suburbio de París, cuya vida y esperanzas son truncadas injusta y brutalmente por el sistema, responda violentamente contra los matones del sistema. Eso no es ideología, es legítima y noble defensa. Un derecho y yo diría que casi un deber de cualquier ser humano.
Saludos y muchas gracias por tus comentarios.

blues dijo...

Gracias a ti por las explicaciones y por el resto.

Saludos.