viernes, 1 de abril de 2011

Ramonet y las chispas.

En el número de Marzo de la revista Le Monde Diplomatique que él dirige, el periodista Ignacio Ramonet ha publicado un editorial titulado "Cinco causas de la insurrección árabe.".
Sentí curiosidad por ver lo que opinaba este otro faro de referencia de la izquierda anticapitalista mundial sobre el asunto, aunque debo reconocer que me lo temía. Me falta el dato de saber cuándo escribió Ramonet este artículo. que comienza así:

"¿Cuáles son las causas del vendaval de libertad que, de Marruecos a Bahréin, pasando por Túnez, Libia y Egipto, sopla sobre el mundo árabe? ¿Por qué motivos estas simultáneas ansias de democracia se expresan precisamente ahora? A estas dos preguntas, las respuestas son de diversa índole: histórica, política, económica, climática y social."

Lo de considerar como dos preguntas distintas a lo que en realidad es solo una planteada con dos recursos retóricos diferentes es una nimiedad formal comparada con el hecho de que se establezca sin justificación un presupuesto tan partidario como lo es la naturaleza liberadora y democrática de todas esas revueltas. Sería lícito preguntarse a qué se han debido los golpes de estado, unos fallidos, otros no, ensayados en Bolivia, Venezuela, Ecuador y Honduras en los últimos años. Pero lo que no parece tan lícito sería llamar a esas intentonas golpistas "vientos de libertad" o "ansias de democracia." Sé que muchos periodistas de derecha los llamarían así, pero espero que ese no sea el caso de Ramonet. Pero si no es el caso, habrá que explicar por qué, según él, los rebeldes libios son los Eolos de los vientos de libertad y por qué los rebeldes antichavistas o Micheletti en cambio, son golpistas. Si no se explican racionalmente cuáles son las diferencias, estamos a merced de lo que nos cuente nuestro periódico, se llame éste La Razón o Le monde Diplomatique.
Desde luego, para el caso de Libia, el ridículo que uno puede hacer publicando un editorial como éste es inversamente proporcional al tiempo que hace que fue redactado. Llamar "vendaval de libertad" a lo que está ocurriendo hoy en Libia fue ingenuo hace un mes. Pero desde hace diez días, escribir eso solo puede considerarse una broma de mal gusto. Un vendaval de uranio empobrecido, sí señor...
No creo necesario rebatir cada uno de los argumentos del periodista de Redondela. Son argumentos de sobra conocidos y rebatidos también de sobra en ésta y otras bitácoras independientes. En realidad, en vez de datos contrastados lanza hipótesis a partir, aparentemente, de dos fuentes: las noticias sensacionalistas y los análisis superficiales de los rotativos del sistema y la utilización acrítica y prejuiciada de descalificaciones ad hominem como "déspota" o de términos sacrosantos y difusos como "libertad."
Por ejemplo, al analizar las causas de tipo político dice lo siguiente:

"En los Estados del pretendido "socialismo árabe" (Irak, Siria, Libia y Argelia), bajo los cómodos pretextos de la "lucha antiimperialista" y de la "caza de comunistas", también se establecieron dictaduras de partido único, gobernadas con mano de hierro por déspotas de antología (Sadam Hussein, Al Assad padre e hijo, y Muamar al Gadafi, el más demencial de ellos). Dictaduras que garantizaban, por lo demás, el aprovisionamiento en hidrocarburos de las potencias occidentales y que no amenazaban realmente a Israel (cuando Irak pareció hacerlo fue destruido). De ese modo, sobre los ciudadanos árabes, cayó una losa de silencio y de terror."

Los entrecomillados están muy bien. Por ejemplo, entrecomillar "socialismo árabe" me imagino que implica poner en duda lo de "socialismo" (no creo que ponga en duda lo de "árabe", ni tampoco la posibilidad de que ambos conceptos vayan unidos.) Me gustaría que Ramonet me ponga el ejemplo de un socialismo fuera de su cabeza al que no quepa entrecomillar.
Afirma que la lucha antiimperialista es un "cómodo pretexto". Tan cómodo que, de momento, Gaddafi ha sufrido varios intentos de magnicidio, un bombardeo por parte de Reagan y un bloqueo económico brutal entre 1992 y 2004. Menos mal que era cómodo, el pretexto. Desde luego, si su oposición al imperialismo era solo un pretexto, le hubiera salido mejor limitarse a escribir artículos antiimperialistas en Le Monde Diplomatique o en su blog personal. Así seguro que ahora no se vería en las que se está viendo.
La caza de comunistas en los países que menciona es sin duda una afición cinegética sólo para las élites, dada la escasez de ejemplares. Debe haber más votantes del CDS en España que comunistas en todo el Magreb.
Lo de "dictaduras de partido único" sí que merecería comillas y no se las ha puesto. Lo digo porque el sintagma se las trae. En principio, parece redundante ¿o no?. No entraré a valorar el hecho de que englobe bajo esta definición a países de regímenes tan diversos, en lo formal y en lo material, como Siria o Bahréin, Pero me gustaría saber si para el autor del artículo es posible que se den dictaduras de varios partidos. (Para mí, sí. De hecho, me siento gobernada por una de ellas.) O si cree que Fidel Castro -al que entrevistó tan cumplidamente en aquel magnífico libro hace unos años- es un dictador -puesto que en Cuba hay partido único. Solo diré que Libia no parece encajar mucho con el concepto de dictadura. Pero de ello solo nos daremos cuenta si, en vez de limitarnos a aceptar que el vestuario y la parafernalia de Gaddafi le otorgan pinta de déspota demencial, nos decidimos a comprender cómo se articula la soberanía popular en Libia. En este país, por increíble que le parezca a muchos, se vota a los representantes del Congreso Popular Libio barrio a barrio. Eso sí, no hay partidos políticos. Pero ahora me entero de que los partidos son condición necesaria -quién sabe si incluso suficiente- de democracia.
Mezclar en la lista de "déspotas de antología" -el entrecomillado es mío- a al-Assad y a Saddam Hussein es muy propio de un fino analista... de tertulia de la COPE. Lo de añadir, además, "demencial" en exclusiva para Gaddafi parece coincidir con la estrategia mediática de la OTAN. Si un déspota además de déspota es demencial, ¿a quién le importará que muera ahorcado sin juicio, como otros déspotas demenciales, Hussein o Ceaucescu? ¡Al fin y al cabo era un demente! Yo creía que en las democracias occidentales a los dementes se les internaba en un psiquiátrico. De nuevo la finura del análisis es tan impactante que llega a ofrecer dictámenes psicológicos. Entre Saddam Hussein y Gaddafi, ¿quién cree usted que es más demencial? Ramonet, tras haberlos tendido en el diván de su consulta dictamina: "Sin duda, Gaddafi." Pues muy bien.

Más abajo nos dice que estas dictaduras garantizaban el aprovisionamiento de hidrocarburos de las potencias occidentales. Claro. Por eso lo primero que hizo Gaddafi al llegar al poder en 1969 fue nacionalizar los hidrocarburos y establecer unos PSA del 80%-20%. Por eso participó en el boicot petrolífero de 1973 a los aliados de Israel y fue el único país que lo mantuvo más allá de 1974. Por eso sus exportaciones de crudo estuvieron bloqueadas por la ONU durante un decenio. Y por eso, tras anunciar en 2009 un Plan de vuelta a la nacionalización de los hidrocarburos, recibió la visita de los bombarderos de la OTAN.

En el apartado de causas económicas de las revueltas, Ramonet hace referencia a los planes de ajuste económico del FMI. A esto hay que hacer dos preguntas. ¿Por qué esos ajustes no han provocado revueltas en Irlanda, o en cualquier otro país? Bueno, sí que las ha provocado. Lo que ocurre es que la ONU no ha enviado bombarderos a Wisconsin o a Atenas para ayudar a los rebeldes. Más bien, de enviarlos, sería para ayudar a los gobiernos ¿verdad? Porque ¿desde cuando la OTAN se moviliza para apoyar a los que se oponen a los planes del FMI?

Para no alargar mucho el artículo y acabar esto con buen humor termino comentando el último apartado, el de las causas sociales, porque hay que reconocer que tiene su gracia. Ramonet parece que considera que las otras cuatro causas, aun siendo importantes, necesitaban de una chispa. "Faltaba una chispa para encender la pradera." dice él. Perdón por la chorrada, no tiene mayor importancia, pero no me digáis que no es desafortunada la metáfora. No ya es que las praderas no ardan con una chispa, ni siquera con dos, es que hablar de praderas en estos países... en fin... Bueno, pues nos dice que hubo "dos chispas." Leed con atención, porque el párrafo se las trae, es gracioso de veras:

"Ambas en Túnez. Primero, el 17 de diciembre, la auto-immolación por fuego de Mohamed Buazizi, un vendedor ambulante de fruta, como signo de condena de la tiranía. Y segundo, repercutidas por los teléfonos móviles, las redes sociales (Facebook, Twitter), el correo electrónico y el canal Al-Yazeera, las revelaciones de WikiLeaks sobre la realidad concreta del desvergonzado sistema mafioso establecido por el clan Ben Alí-Trabelsí."

Bueno, polítologos, sociólogos, economistas, ahí tenéis las chispas de la revolución. Un pobre frutero que se quemó a lo bonzo cuando la policía le confisca el puesto de fruta y ¡las revelaciones sorprendentísimas de Wikileaks transmitidas por el feisbús! Los tunecinos no tenían ni idea de que su gobierno era corrupto. Fue gracias a Assange, héroe de las libertades de expresión y corresponsal de El País y el New York Times que lo descubrieron. ¿Vamos a esperar a 2018 para que Wikileaks nos revele que lo de las revueltas en el mundo árabe fue un montaje de la CIA, o que se masacró a la población con uranio?
Pero entonces, el mundo está lleno de chispas de estas. Cada día decenas de maderos confiscan puestos ambulantes, por todo el mundo. También en nuestra querida España. Cada día mueren abrasados decenas de parias en el mundo. En Afganistán, Gaza y Libia están ahora mismo muriendo unos cuantos -y no por decisión propia. Pero sus chispas parecen de poca categoría, porque esas no prenden en ninguna pradera.
Ramonet, no hay praderas en Libia. Hay petróleo, hay un pueblo libio que lo quiere y hay unas multinacionales que también lo quieren. La chispa que ha prendido ese mar de petróleo y que está abrasando a un pueblo entero no se llama Wikileaks. Wikileaks es una pijada, una gilipollez para entretener a adictos a la telebasura. La chispa se llama capitalismo y no es una chispa, es el fuego del mismísimo infierno.

14 comentarios:

La fuerza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La fuerza dijo...

Demencial es el artículo de Ramonet, así de simple.

Como ya se comentó, en esta fase superior del capitalismo, la izquierda occidentalista también entra en una nueva fase para convertirse en la Izquierda OTANica.

Ernesto dijo...

En este contexto, algunos directivos de la Asociación de Amigos de Le Monde diplomatique descubren que la línea editorial de la publicación mensual tiene los mismos límites que el pensamiento de Noam Chomsky: «¡Al sionismo no lo toquen!» Así, se proyectan públicamente y provocan una crisis que está lejos de agotarse.
Un inesperado incidente tuvo lugar durante la asamblea general de 2005 de los Amigos de Le Monde diplomatique cuando algunas personas atacaron a una de las directivas porque esta, de cultura musulmana, llevaba un chal que le cubría la cabeza lo que habría sido interpretado como una manifestación islamista de proselitismo. Los dirigentes del periódico dejaron que la insultaran sin restablecer el orden para concluir finalmente que deploraban haberse visto en esta situación.
Luego, la dirección del periódico prohibió a los Amigos la organización de reuniones de discusión acerca del 11 de septiembre o del sionismo y finalmente vinieron las medidas contra los infractores que invitaron a Alain Ménargue, ex director de información de Radio Francia Internacional, y que pensaban concederle el Premio Le Monde diplomatique por su crítico libro acerca del Muro de Sharon. La crisis alcanzó su paroxismo con la publicación en julio de un artículo del difunto Edward Said.
Al texto del profesor universitario palestino[ya fallecido], presentado como integral, le faltaban frases que criticaban la solución de los dos Estados y los acuerdos de Oslo. Después de haber censurado la expresión de algunas personas y luego prohibido algunos temas de debate, la dirección del periódico falsificaba las palabras de uno de sus más célebres autores.
Para justificarse, la dirección del periódico asegura que sólo se trata de querellas personales y que su posición política nunca ha variado: «Seguimos siendo partidarios convencidos de la paz en el Cercano Oriente, basada en la creación de un Estado palestino independiente y factible con Jerusalén Oriental como capital, que viva junto al Estado de Israel cuya seguridad sería garantizada.» Pero los tiempos han cambiado. Esta respuesta chomskyana no es suficiente. En la propia redacción, algunos subrayan que para los progresistas, la cuestión principal es la afirmación de la igualdad humana y la lucha contra el apartheid.
Al igual que no podían admitir la presencia del régimen afrikánder en Sudáfrica, al lado de los bantustanes independientes, no pueden apoyar el mantenimiento del régimen sionista junto a uno o dos bantustanes palestinos.
Para cerrar el debate, la dirección de Le Monde diplomatique esgrime un segundo argumento: la publicación apoya las revoluciones latinoamericanas y su redactor jefe, Ignacio Ramonet, acaba de publicar una entrevista en forma de libro con Fidel Castro.
También para esto los tiempos han cambiado y la respuesta no es suficiente. Al conceder una entrevista a Le Monde diplomatique, Fidel Castro no le dio un certificado de revolucionario como tampoco se lo dio a Larry King al entrevistarlo para la CNN.
...Y ya que decididamente Israel tiene el don de revelar, Regis Debray y la dirección de Le Monde diplomatique aprovecharon la ocasión que les brindaba la fiesta para hacer una gran propuesta: ¡transferir la sede de la ONU hacia la ciudad santa de Jerusalén! Una idea descabellada que, además de vincular la búsqueda de la paz únicamente con las religiones del Libro, hacía definitivamente imposible el regreso de los palestinos a sus hogares.
http://www.voltairenet.org/article139621.html

Ernesto dijo...

Le Monde diplomatique es un periódico sionista
http://www.voltairenet.org/article139621.html

Iñaki dijo...

Por cierto, otro ejemplo de pediorista progre-OTANista, y además de una prepotencia que haría palidecer al propio Goebels

http://www.noticiasdenavarra.com/2011/03/28/opinion/colaboracion/por-el-amanecer-por-la-odisea

Enmerkar dijo...

" La chispa que ha prendido ese mar de petróleo y que está abrasando a un pueblo entero no se llama Wikileaks. Wikileaks es una pijada, una gilipollez para entretener a adictos a la telebasura. La chispa se llama capitalismo y no es una chispa, es el fuego del mismísimo infierno. "

Me ha encantado ese cierre, sublime, compañera Dizdira.

Saludos socialistas.

Volar Libremente dijo...

Muy interesante la critica a Ramonet de primer nivel intelectual.

Aunque me disculpas pero debo decir que me ha parecido que la lectura que tu haces resulta un tanto inmovilista, un poco mecánica, esto no significa asumir que Gadaffi es un "dictador de manual" o que Ramonet exprese una lectura socialista,o marxista de la situación en el norte de África.

Ramonet expresa una lectura eurocentrista, euro-revisionista, o como alguien lo llama aquí de una izquierda occidentalista,(pero occidentalista europea). a nadie le sorprenden sus dudas,su intento de generalización, quizás sea su propio lugar en la situación Francesa lo que lo determine. Quizás pura ignorancia.

Pero, ya sea que se le otorgue a esta situación el caracter de revolución o no. Es innegable que las formas son nacionales aún cuando el caracter y las implicaciones sean internacionales.Y es en eso fundamentalmente en lo que se equivoca Ramonet.

Por otro lado el mundo no se parece mucho al del 74, ni a nunca antes,fidel lo ha dicho claramente estos días,

http://www.cubadebate.cu/categoria/reflexiones-fidel/

Además Cuba no es Libia, ni Gadaffi se ha parecido nunca a Fidel. Son las particularidades del universo Africano árabe-islámico y libio, sus tradiciones, sus categorias, sus prejuicios, su historia nacional,etc, los que le dan un carácter relativo a la comparación.

Las democracias burguesas y sus sistemas de partidos, son la forma institucional del capitalismo en los países centrales, por tu nota entiendo que tu afirmas que Liba es un pais socialista, un capitalismo de estado, ¿ diriamos ?

¿Decir esto equivale a decir, Socialismo (de estado) = capitalismo de estado = partido único?

Por otro lado tu no puedes cuestionar el origen de las fuentes de investigación, en cualquier caso cuestiona como se haga uso de ellas. Es lo que corresponde a cualquier investigador marxista.

Dejo una pregunta para terminar

¿ y Watergate ?

Pues que a asangge lo entierren en una mansión el caso es que al soldadito, lo tienen desnudo, incomunicado bajo tierra.
¿Tu dudas de Manning ?

http://www.cubadebate.cu/especiales/2011/03/12/no-se-olviden-del-soldado-bradley-manning/

Jose Luis Forneo dijo...

Ramonet es otro ejemplo de la izquierda "democratica" (que en el fondo comparte la falsa identificacion democracia=partidos) y que se dice anticapitalista pero que aplica los mismos criterios de medida que los medios que el capitalismo controla.

La identificacion Gadafi=dictadura, otra de las manipulaciones mediaticas, no es cuestionada por ninguno de estos intelectuales que desean para todos los pueblos diversas expresiones de las "democracias" europeas, donde estas se reducen al pluripartidismo y a las elecciones de vez en cuando, y donde ni de lejos se dan las organizaciones asamblearias que si que tienen lugar en Cuba y en Libia (con sus diferencias culturales) y que, sin embargo, son identificadas por los medios como "dictaduras" y en el segundo caso tambien por los "izquierdosos" guays de las democracias occidentales.

Comparto con Emmerkar que tu final ha sido apoteosico.

Por cierto, estamos hablando poco de Costa de Marfil, otro caso donde la vision interesada de los que controlan los medios es la unica que llega a la gente..A ver si puedo escribir yo algo.

Saludos

Enmerkar dijo...

Ramonet es citado permanentemenre por los medios argentinos adictos al kirchnerismo, cuando dijo que en diversos países los monopolios de la desinformación producen un estado de "censura en democracia" contra los pueblos. ¡Pero no cuestiona la "libre concurrencia" liberal!, ¡no dice que la palabra no tenga que estar en manos de quienes tienen suficiente plata para manejarla!. ¡Eso sí que no lo van a cuestionar estos saparrastrosos progres!.

Saludos socialistas.

Dizdira Zalakain dijo...

La fuerza:
Con independencia de la tendencia ideológica y los intereses que puedan existir tras el artículo, lo que me sorprende es que un autor de tanto prestigio escriba algo intelectualmente tan poco exigente.

Ernesto:
Gracias por el link. Puede ser. De todos modos, yo pongo en cierta cuarentena las noticias de Voltairenet. Atención a esta barbaridad:
http://www.voltairenet.org/article168714.html#article168714

Iñaki:
Bueno, en un períódico peneuvero como ése tampoco cabía esperar nada mejor.

Enmerkar:
Muchas gracias, compañero.

Volar Libremente:
-Que conste que en el artículo no he pretendido comparar los regímenes cubano y libio. Sólo he utilizado el ejemplo de Cuba para poner en evidencia la debilidad argumental de Ramonet. No es coherente que critique el monopartidismo en Libia pero lo apruebe en Cuba.
-No he afirmado que Libia sea un país socialista. Sólo he dicho que si Ramonet entrecomilla lo de "socialista" en Libia debería ofrecer un ejemplo real de un socialismo que no admita entrecomillado. Ni este artículo ni ningún otro de los que he publicado en este blog tiene por objeto alabar a Gaddafi o a su régimen.
-Sobre el cuestionamiento de las fuentes de investigación. A mí me parece cuestionable que un experto en política internacional y además supuestamente alternativo PAREZCA usar como fuente titulares sensacionalistas de las agencias al servicio de las transnacionales.
-Sobre Watergate y Wikileaks. ¿Ha perjudicado Watergate en algo a la política imperialista y criminal de los EE.UU.? Es evidente, tantos años después, que no. ¿Lo hará Wikileaks? Bueno, pocos meses después de las "increíbles" revelaciones de Wikileaks sobre la política criminal de EE.UU. en todo el mundo, EE.UU. no ha tenido empacho en comenzar otra nueva guerra y esta vez con un apoyo mediático aun mayor que en otras ocasiones. Así que parece claro que Wikileaks no sirve para nada. O al menos para nada bueno. EE.UU. desclasifica millones de documentos secretos sin el menor problema para su imagen ante la opinión pública. Lo único que se hace con Wikileaks es adelantar unos años la fecha de desclasificación y hacer parecer que se hace contra la voluntad del gobierno. Todo ello para que sigamos pensando que EE.UU, es el país de la libertad de expresión.
Utilizando una metáfora médica, Wikileaks es una vacuna de filtraciones controladas que EE.UU pone a la opinión pública para hacerla mentalmente inmune a las filtraciones no controladas.


José Luis:
La información fiable sobre Costa de Marfil escasea, va a ser un trabajo duro. Aunque tú artículo sirve ya para despejar muchas dudas.
http://cuestionatelotodo.blogspot.com/2011/04/el-cacao-tambien-provoca-sangre-francia.html

Anónimo dijo...

Hola, encontré de casualidad tu blog buscando información del tema de Libia. Por suerte hay medios alternativos como este aparte de la propaganda de guerra de la OTAN y este blog me ha facilitado mucho la búsqueda de información a la que ya estoy dando difusión (y enzarzándome en discusiones sobre el tema con mucha gente).Estoy en general bastante de acuerdo con tus análisis. Creo que en la izquierda (al margen del psoe me refiero)este asunto a mostrado muchas contradicciones internas que existían: eurocentrismo, falta de sentido crítico, fundamentalismo democrático-liberal, etc... Vamos que a muchos se la han colado con lo de la revuelta popular y en vez de rectificar (todos podemos equivocarnos) sigue erre que erre justificando lo injustificable.

Un saludo desde Cantabria y felicidades por el blog.

Anónimo dijo...

Chomsky define a Gadafi como "cruel dictador", así sin más, sin motivos xD

AJotAtxe dijo...

Me pregunto si esta pléyade de socialistas (dicha esta palabra en un sentido similar a la S del PSOE) es consciente de las tonterías que suelta, o si en cambio el responsable moral es quien les permite publicarlas en medios tan masivos.

Muy gracioso lo del CDS xD

Maritxu dijo...

Ya sabemos que Gaddafi es un demente, entre otras cosas, también por aquello de realizar una gran obra de ingeniería para cubrir necesidades de agua y sin pedir un duro a los prestamistas globales. Demencial, cómo se le pueden ocurrir estas cosas :P En fin...

Jaja, buenísimo lo de la pradera en Libia. A Ramonet lo que le falta es precisamente eso, chispa.

Agurrak!!