domingo, 17 de abril de 2011

¿Qué pasa en Costa de Marfil? (y4) El muy lucrativo genocidio de Anthony Ward.

Concluímos esta serie dedicada a los orígenes, desarrollo y desenlace de la guerra civil en Costa de Marfil preguntándonos si podemos hablar con propiedad de una guerra civil. Luego conoceremos el modus operandi que caracteriza a Outtara, el favorito de la ONU y demás asociaciones demócratas y filantrópicas internacionales. Finalmente, nos preguntaremos no tanto el por qué sino el para qué de la guerra y conoceremos al yerno de Outtara.



¿Realmente se trata de una guerra civil?


La mayoría de los análisis oficiales sobre la situación de guerra que se vive en Costa de Marfil desde el año 2002 nos hablan de un norte que simpatiza con los rebeldes y de un sur pro-gubernamental. Con ello queda justificado llamar a esa situación "guerra civil", pues implicaría que la población de Costa de Marfil está dividida en dos bandos enfrentados. Pero ¿cuáles son las causas de ese supuesto enfrentamiento? Los análisis oficiales ofrecen las siguientes:
-Causas étnicas. La diversidad de etnias bajo un mismo gobierno ha generado un odio racial entre las etnias predominantes del sur (Baoulé) (pro-gubernamentales) con las del norte (Sénoufo, Mandingo e inmigrantes burkinabés, de Mali, etc...) (pro-Outtara)
-Causas religiosas. El norte del país tiene mayoría musulmana y el sur mayoría católica.
-Causas políticas. El norte apoya al RDR de Outtara y el sur al presidente Gbagbo.

Sin embargo, tales explicaciones no resultan convincentes a la vista de los hechos y con un mínimo de argumentación.

La guerra civil no fue provocada por motivos étnicos.
Si fuese así ¿cómo se explica que el aliado de Outtara sea Bédié? Bédié es el máximo ideólogo del racismo antinorteño. Recordemos que Bédié:
-Es miembro de la etnia Baoulé, la predominante en el sur y la considerada privilegiada por los del norte.
-No sólo es de la etnia "privilegiada", es el creador e ideólogo máximo del concepto racista de ivoirité, que justificaba ese privilegio.
-Es el introductor de la norma electoral para evitar que los hijos de extranjeros (como Outtara) fuesen presidentes.
Así que, supuesto que Outtara hiciese de tripas corazón y lo aceptase en su bando ¿cómo iban a hacerlo sus seguidores, si es que realmente lo que les llevó a enzarzarse en una guerra de 9 años fuese el odio étnico?
Teniendo esto en cuenta, no es defendible que la guerra civil fuera provocada por enfrentamientos étnicos

La guerra civil no fue provocada por motivos religiosos.
Hasta el 2002 a nadie se le habría ocurrido decir que en Costa de Marfil había problemas de coexistencia religiosa entre católicos y musulmanes.
Wikipedia suele ser corregida rápidamente cuando las necesidades propagandísticas del imperio así lo exigen, pero a veces tardan en reaccionar. Así que todavía hoy puede leerse esto en la entrada correspondiente a las Religiones en Costa de Marfil, de la Wikipedia en inglés:
"Christian holidays are officially recognized, but Muslim celebrations are also held, and, as in many areas of national life, tolerance is the general attitude toward the practice of religion."
"Religious communities generally coexist peacefully. No world religion has been embraced by a majority of people. Conversions have been an individual matter in most cases, and many families include Muslims and Christians living together. Religious tolerance is also part of government policy. The president personally contributes to the cost of building mosques and churches, and he encourages both Muslims and Christians to assist in projects undertaken by other religious communities. Religious practitioners have also earned substantial goodwill through the services they offer their communities, especially in health and education, and by their overall contribution to social harmony."
Añadamos a esto que los misioneros católicos desarrollan su labor sobre todo en la región del norte, que musulmana y la más pobre, sin que hasta el 2002 haya habido más que agradecimiento por parte de la población y colaboración con las mezquitas en las obras de beneficiencia.
¿Quién puede creerse que con un panorama así de tranquilo la gente abandone su vida cotidiana para dedicarse a quemar mezquitas que ayer eran su casa o tirotear a sacerdotes que ayer eran sus amigos? Pues bien, lo cierto es que, en efecto, alguien quemó mezquitas y tiroteó a religiosos. No hace falta ser muy mal pensado para comprender que ese alguien es el mismo que hizo todo lo posible durante 9 años para mantener al gobierno en jaque desestabilizando el país.
Por si esto fuera poco, baste añadir que Outtara, aunque de origen musulmán, es ateo y su aliado principal, Bédié, es católico. Curiosos líderes de una yihad: un ateo y un católico.
No es, pues, posible, seguir afirmando que la guerra civil fue motivada por conflictos religiosos.

La guerra civil no fue provocada por motivos políticos.
Se nos pretende hacer creer que el norte apoya a Outtara, mientras el sur es pro-gubernamental. Y la razón política de la rebelión del norte sería que Outtara no se pudo presentar a las elecciones presidenciales de 2000.
Sin embargo, el presidente Gbagbo no tiene la culpa de que Outtara no se pudiera presentar a las elecciones. Recordemos que los seguidores de Gbagbo fueron masacrados por la policía de Bédié por protestar contra la exclusión electoral de Outtara.
La razón por la que Outtara no se pudo presentar a las elecciones del 2000 fue que el pueblo marfileño aprobó ese mismo año en un referendum la Constitución que lo impedía. Y la aprobó con un 86% de votos a favor.
Eso significa que en el año 2000 Outtara como máximo debía contar con 366.853 simpatizantes, (los que votaron "No" en el referendum.) Y decimos como máximo porque, lógicamente, es de suponer que hubiese personas que votasen "No" por parecerles injusto el artículo 35, a pesar de no simpatizar con Outtara, o que votasen "No" por motivos distintos al artículo en cuestión.
Pues bien, 10 años después, Outtara logró obtener 1.481.091 votos. ¿Cuáles fueron los exitosos métodos de convicción de los que se valió Outtara para aumentar sus apoyos de modo tan espectacular?
Ya hemos visto cómo azuzar el odio étnico y religioso con atentados de bandera falsa es algo que le dió muy buenos resultados. Es una vieja técnica muy querida por los servicios de inteligencia occidentales (Yugoslavia, Irak, Pakistán...) y que Outtara, alumno aventajado del FMI, debió aprender muy bien.
Pero veamos de qué manera tan entrañable los rebeldes de Outtara se ganaron ya desde el principio el cariño y el respeto de la población del norte, ésa cuyos intereses y derechos decían defender. Lo leemos en dos testimonios anónimos (por obvios motivos de seguridad) de dos misioneros católicos que narran el día a día de la gente normal en la zona bajo control de los "rebeldes" ya durante el primer año de la guerra:

5/5/2003
“Aquí en el centro-norte existe una tregua desde hace algunos meses (...) y damos gracias al Señor de esto. Pero la ausencia de combates no significa la paz, no significa serenidad. Los rebeldes viven a espaldas de la gente. Hace poco tiempo decían que tomarían los bienes del estado porque el gobierno les debe bastante dinero. Muchos guerrilleros, de hecho, son ex militares que han tomado las armas contra el gobierno porque no les pagaban sus estipendios. [Se ve que en este bando sí les pagaban. ¿De dónde sacarían el dinero?] Después de haber destrozado edificios públicos y bancos, los rebeldes extorsionan ahora a la población civil. Entran en las casas de la gente empuñando las armas y toman todo lo que quieren. En las principales carreteras hay bloqueos cada 100 metros, con frecuencia controlados por jóvenes de 16-17 años armados de kalaschnikov, que para dejar pasar piden dinero, alimento u otra cosa. Algunos comerciantes que querían reabrir sus negocios han huido para no sufrir la violencia y el robo de estas bandas de jóvenes. Esta situación dura ya desde hace meses y es causa de profundas molestias para la población porque además faltan géneros de primera necesidad, en particular las medicinas”.
1/10/2003
"Así es como ha quedado reducido el país, una tierra de nadie en manos de los bandidos. (...) La división del país es ya un hecho. No es posible llegar a Bouaké [zona rebelde] desde la zona en manos de los soldados gubernativos. Estoy convencido de que si Francia, que ha enviado a Costa de Marfil un fuerte contingente, se decidiese a intervenir, la situación se estabilizaría muy pronto. Muchos marfileños están convencidos de que la rebelión es instigada desde Francia, que quiere debilitar al Presidente Gbagbo, que estaba promoviendo una política económica que amenaza los intereses de las multinacionales francesas."
(Agencia Fides)

Bueno, pues aquí vemos cómo el "gobierno rebelde" del norte, liderado por Outtara se ganaba el apoyo del pueblo.
El apoyo a Outtara nunca fue masivo en el norte y, en cualquier caso, el pueblo no se hubiera lanzado a una guerra civil solo por apoyar su candidatura. De hecho, cuando el gobierno, presionado por la ONU, aceptó reformar ilegalmente el artículo 35 que impedía a Outtara ser presidente, los rebeldes no solo no abandonaron las armas, sino que siguieron adelante con sus rapiñas y sus matanzas.
Si Outtara contaba con el apoyo de las regiones del norte ¿por qué se vieron obligados a efectuar fraudes masivos en esta región para poder ganar las elecciones ? (ver parte 3 de esta serie) ¿Por qué debieron estar diez años aterrorizando y sometiendo a esa población?
A la vista de estas consideraciones y testimonios no es posible mantener que la guerra civil tuvo motivos políticos.
Puesto que los motivos aducidos por los analistas oficiales (étnicos, religiosos y políticos) no explican la guerra civil ¿qué la explica?

A la vista de los hechos, la respuesta que nos parece más razonable es que los actos de violencia que ha venido sufriendo Costa de Marfil desde 2002 hasta nuestros días no constituyen una guerra civil, sino una sucesión de golpes de estado fallidos apoyados por instancias internacionales.


Outtara y sus amigos de la ONU.


¿Y si Costa de Marfil fuese EEUU?
Lo primero que el ingenuo se pregunta es: si en un país ha habido desavenencias por un problema de recuento de votos entre dos candidatos ¿por qué se dirime el asunto con un bloqueo económico internacional, unas sanciones del FMI y una invasión militar apoyada por la ONU, la UE y la UA? ¿Por qué esos organismos internacionales tomaron partido por uno de los candidatos desde el primer día, antes de que el Consejo Constitucional designase al vencedor? ¿Por qué exigieron a uno de los dos que renunciase a sus pretensiones? ¿Por qué en el 2003 obligaron al gobierno a negociar con unos golpistas y ahora no estaban dispuestos a que Outtara negociara con Gbagbo? ¿Por qué intervinieron militarmente para que uno de los dos candidatos se impusiese al otro por la fuerza de las armas?

En el año 2000 G.W. Bush y Al Gore disputaban sobre quién había ganado las elecciones. Hagamos un poco de política-ficción. Si el derecho internacional se aplicase del mismo modo para todos los países habría pasado algo así:

Antes de que la Corte Suprema designase a Bush como ganador, la ONU, la UE y la OEA exigen a Bush que renuncie a la presidencia. La comunidad internacional y el FMI someten a EEUU a un bloqueo total y la población se encuentra sin alimentos ni medicinas. Como Bush insiste en no marcharse y en negociar una salida pacífica a la crisis, envían tropas y aviones que permitan a Al Gore ir conquistando militarmente los estados partidarios de Bush. Al Gore masacra en Colorado a todos los que sospecha simpatizan con el bando republicano y avanza, apoyado por contingentes militares chinos, rusos y de la ONU hacia Washington. Allí, tras intensos bombardeos de la ONU para eliminar a los últimos partidarios de Bush, los hombres de Al Gore irrumpen en la Casa Blanca, matan a golpes de culata a John McCain y arrastran por los pelos y semidesnuda a la señora Bush. Tras estos acontecimientos, la prensa internacional cuenta, aliviada cómo por fin se ha impuesto la democracia en los Estados Unidos, ese país en el que la gente se mata por cualquier nadería (étnica, religiosa o política.)

Esto que hemos contado es un cuento, claro está. La Corte Suprema, a la que nadie acusó de ser pro-Bush, nombró a Bush como Presidente, Al Gore se retiró y a toda la comunidad le pareció estupendo y nadie osó inmiscuirse en sus asuntos.
Pero por desgracia lo de Costa de Marfil no es cuento, es real.


Masacres democráticas del gentleman Outtara.

Outtara, en su marcha hacia Abidján y apoyado por los ejércitos de la ONU y Francia, asesinó a miles de personas, no solo con fuego indirecto o como resultado de "daños colaterales". Mandó ejecutar uno a uno a los miembros de poblaciones enteras. Como en Duekué:


Tras ir conquistando ciudad tras ciudad a sangre y fuego con el apoyo militar internacional, Outtara lanza su ataque definitivo contra la sede del gobierno en Abidjan, donde los últimos defensores resisten los intensos bombardeos de los helicópteros franceses. Una vez rendidos los defensores, las fuerzas de Outtara eliminan a los supervivientes y se disponen a penetrar en la sede del Gobierno.
En ese momento, desde fuera del edificio, el embajador francés, Jean-Marc Simon, usa su teléfono móvil para sugerir al Ministro de Interior, Desire Tagro, que salga enarbolando un trapo blanco y se rinda. Lo intenta, pero le disparan, afortunadamente sin llegar a herirle. Desesperado, el ministro vuelve a llamar al embajador francés para que le pida a los rebeldes que le permitan salir a rendirse. éste bromea y le dice que salga sin miedo, que no le dispararán. Tagro sale con el trapo blanco y grita que se rinde. En ese momento, una bala atraviesa su boca. Después, los soldados de Outtara lo rematan a culatazos.
Al cabo de un rato se invita a los periodistas internacionales a entrar en el edificio para contemplar cómo Simone Gbagbo es objeto de escarnio y arrastrada por los pelos por los soldados de Outtara.







¿Para qué toda esta infamia?

Así pues, tenemos que un grupo de sanguinarios mercenarios a sueldo autodenominados rebeldes han sido apoyados por la ONU y Francia para derrocar al gobierno legítimo de un país africano. Es exactamente lo mismo que está sucediendo en Libia. Pero ¿qué motivos hay para esta masacre, para esta violación sin precedentes por parte de la ONU de los principios más básicos del derecho internacional?
En el caso de Libia, descubrimos que las razones del ataque tenían un detonante inmediato muy claro: la amenaza por parte de Gaddafi de nacionalizar la principal riqueza del país, el petróleo, unida a otras cuestiones de fondo, especialmente los intereses geoestratégicos de EEUU.
Veamos qué encontramos en este caso.


Sarkozy gana, Francia pierde, Costa de Marfil muere.
La apabullante campaña mediática sobre rocambolescas tramas de corrupción y espionaje que provocaron la dimisión de Villepin, el hombre de Chirac, como candidato a Presidente por la derecha francesa y su sustitución por Sarkozy en 2007 no es, como parece, un simple caso de patéticas rivalidades personales entre políticuchos. Esas historias no eran más que el colorido ropaje con el que se adornó un decisivo golpe de mano en los grupos de poder que están por detrás de los partidos políticos franceses. La victoria de Sarkozy supuso la derrota del grupo de poder que desde la segunda guerra mundial ha intentado salvaguardar la soberanía francesa frente a las ambiciones imperialistas de EEUU. Soberanistas los había en todo el espectro político, desde el altermundista José Bové hasta el ultraderechista Le Pen, pasando por buena parte de los veteranos del PS y de la derecha de Chirac.
Así se explica fácilmente algo que muchos no entendíamos desde España en 2004. ¿Por qué un derechista como Chirac se opuso a la guerra de Irak? ¿Por qué Francia no se había integrado nunca plenamente en la estructura militar de la OTAN hasta Sarkozy? ¿Por qué el "no" de tantos sectores políticos franceses a la Constitución Europea, que significaba dejar a Europa sin poder político frente a las transnacionales? ¿Por qué Francia ha cambiado su posición diplomática hacia el genocidio sionista en Palestina, desde su tradicional neutralidad al actual apoyo incondicional a Israel? ¿Por qué Francia ha abandonado su política económica proteccionista y permite que las grandes empresas nacionales sean absorbidas por las transnacionales?
El golpe no ocurrió solo en la derecha francesa. En el PS, Ségolène Royal, proamericana, derrotó en las primarias de su partido a los viejos candidatos soberanistas.
Y no solo se produjo en Francia. En Alemania una Angela Merkel totalmente entregada a EEUU sustituyó al Schröder que en su tiempo se opusiera junto con Chirac a la guerra de Irak.
Las consecuencias internacionales de este jaque mate a Europa por parte de EEUU se están empezando a ver ahora. La extorsión económica a los estados europeos por parte del FMI precisaba estados sumisos que las aceptasen.
Este artículo de la prensa más demencialmente proamericana de nuestro país, titulado significativamente "¿Antiamericanos? Cada vez menos." explica con mucho más conocimiento que yo y con una encomiable adhesión a la causa imperial estos fenómenos que he esbozado.

Lo que nos interesa en el tema de Costa de Marfil es que la derrota en Francia del soberanismo, del chauvinismo, de la grandeur o como se le quiera llamar es que las ex-colonias francesas africanas, la Françafrique van a ir pasando irremisiblemente a manos del control militar de EEUU. Las peculiares revueltas populares en países tan importantes para la grandeur francesa como Túnez y Argelia sólo son las manifestaciones externas de este cambio de amo -por más que nuestros intelectuales oficiales de "izquierda" se emocionen (o digan emocionarse) con ellas.

Desde 2007, una vez que EEUU hubo colocado en el Elíseo a Sarkozy (que, por cierto, es amigo íntimo del millonario Outtara) cayó el último dique de contención que protegía a Gbagbo y a Costa de Marfil de la invasión militar.

Vosotros morís, yo me forro.
En otros tiempos el afán de poder, la religión, las ideas y cosas así de elevadas podían llevar a terribles y largas guerras. Pero el capitalismo ha cambiado tan elevadas motivaciones. Ahora una excursión dominguera con el Ford Fiesta o una chocolatina son motivos suficientes para destruir varias naciones.
Costa de Marfil es la primera exportadora mundial (40%) de habas de cacao, uno de los productos agrícolas más rentables. Durante los bonitos tiempos del cacique Boigny, la tonelada de cacao llegó a cotizarse a 3600$. Cuando EEUU logró perpetrar el golpe silencioso contra la URSS en los 80 (en realidad más similar de lo que parece al perpetrado contra Francia-Alemania en los 2000) las transnacionales tuvieron vía libre para acabar con el cuento del estado de bienestar y la economía tradicional de libre mercado. Llegaba la era de los estados sometidos a los grandes monopolios. Inmediatamente se habló de "crisis" -como en nuestros tiempos- y el precio de las materias primas, que era lo único que se le había dejado producir a África, (ver parte 1 de esta serie) cayó por los suelos. Digo "cayó" pero igualmente podría decir "lo tiraron".
En esta gráfica puede verse la evolución histórica de los precios del cacao. Puede apreciarse cómo durante el mandato del FMI durante el último período de Boigny (en el que Outtara fue Ministro de Economía) y los gobiernos de Bédié y Guéi (1980-2000) el cacao llega a cotizarse a menos de 1000$. Sintomáticamente, al llegar Gbagbo a la presidencia el cacao vuelve a subir, llegando en el 2009 a su récord histórico. Es en este año 2009 cuando Gbagbo emprende acciones decisivas para que el estado, contra las órdenes del FMI, ejerza mayor control sobre el mercado.



De hecho, es muy probable que una de las causas principales del golpe de estado del 2002 contra Gbagbo fuera su decisión de implementar un Droit Unique de Sortie (DUS) un impuesto estatal sobre la exportación que permitió recuperar la economía del país a pesar de la situación de permanente guerra civil y que obviamente limitaba el margen de beneficios de las grandes multinacionales productoras (como ADM, Cargill o Barry-Calebaut)
Estas grandes multinacionales productoras de cacao se dedican básicamente a comprar cacao lo más barato posible y a procesarlo (con los métodos más económicos posibles) para convertirlo o en manteca de cacao o en cacao en polvo, que luego venden a diversos fabricantes. Los humildes productores se ven así condenados a vender sus semillas a cambio de una miseria. Por ello es por lo que las políticas de Gbagbo de control de precios y calidades y de gravar con impuestos estatales las exportaciones beneficiaban a los productores y permitían al estado desarrollar unos mínimos servicios públicos.
Ciertamente, estas multinacionales son una maldición para los pobres agricultores. Está claro que ellas estuvieron detrás de los sucesivos golpes militares para derrocar a Gbagbo. Pero una característica del kaos capitalista es que siempre puede haber alguien más ladrón que tú.
Frente a la todavía relativamente honrada y trabajosa tarea de lidiar con los campesinos, comprarles el cacao, transportarlo, procesarlo y venderlo a los fabricantes finales, puede uno, apropiarse de un gigantesco stock de cacao y, aprovechando la carestía, crear un lucrativo monopolio. Así, el especulador puede decidir cuándo y a qué precio vender la codiciada mercancía.
Pues bien hay un tipejo que acaba de hacer exactamente eso. Se llama Anthony Ward y es yerno de Alassane Outtara. Desde el 2002, conocedor de que su suegro terminaría siendo presidente de Costa de Marfil, comenzó a comprar cacao y a acumular un enorme stock. Su compañía, Armajaro Trading Limited, tiene una sede en Costa de Marfil regentada por su esposa, la hija de Outtara, Loïc Folloroux. En 2010 Outtara pidió a la UE que declarase un embargo comercial total contra el gobierno de Gbagbo. La UE aceptó argumentando que con él se permitiría que Outtara accediese de manera pacífica al poder. Lo de "pacíficamente" no salió exactamente como estaba previsto. Pero este embargo permitió tres cosas:
-Que cientos de personas murieran por falta de productos básicos y medicamentos (pero esta no importa ¿verdad?)
-Que el precio del cacao se disparase -al disminuir drásticamente la oferta y los stocks.
-Que el stock que se quedó en Costa de Marfil sin vender pasara a ser propiedad privada de la familia Outtara-Ward.
Y es que Anthony Ward es un magnífico adivino. Un mes antes de que Outtara iniciase la rebelión del 2002, compró casi todos los stocks de cacao de Europa
Y cuatro meses antes de que Outtara solicitase a la UE el embargo, volvió a adquirir otro inmenso stock de 241.000 toneladas de cacao. El equivalente a cinco Titanics, según se comentaba con estupor.
Sin duda, un verdadero adivino.
Si a ello le sumamos el stock que Anthony Ward ha ido acumulando desde el 2000 y el hecho de que su suegro sea ahora el nuevo presidente "democrático" del mayor exportador de cacao del mundo, tenemos que toda esta cruel guerra de diez años, todas estas absurdas muertes, toda esta destrucción, odio y sufrimiento, ha debido producirse para que Anthony Ward y su encantadora familia sean aun más ricos.


Más información para el Público.
Hay muchas más cosas que podrían decirse sobre esta nueva tragedia del capitalismo. Por ejemplo, el papel que ha jugado el descubrimiento de yacimientos de petróleo en las aguas de Costa de Marfil. O el desolador recuento del pillaje y la destrucción que ha sufrido y aun le queda por sufrir a este desdichado pueblo. Para ello hay muchas páginas webs, como Wanafrika, GuinguinBali (en castellano) Le Gri-Gri, Afrohistorama (en francés) y, sobre todo, Crise Ivorienne. .
Algunos medios convencionales, como Público empezaron ayer a hablar claro sobre el asunto, aunque, cómo no, con su clásica postura celestial ni-ni. Ni Gbagbo ni Outtara. ¡Ellos son tan etéreos, tan objetivos...! Sólo que un poco lentos. No hubiera estado mal que un periódico con los medios de que dispone Público hubiese sacado esta noticia hace unos meses, cuando todavía podía haberse evitado la catástrofe. Y tampoco que hubiese ocupado la portada.
Algunos creen que Costa de Marfil no interesa y que por eso no sale en las portadas. Pero lo que ocurre es que Costa de Marfil no sale en las portadas, por eso no interesa.

15 comentarios:

Maritxu Sorgintxu dijo...

Tras leer tu análisis, se puede concluir que es una agresión imperialista en toda regla como la de Libia, en rasgos generales. Un trabajo sobresaliente, Dizdira, echaba de menos claridad en lo que se refiere a Costa de Marfil y aquí la he encontrado. Eskerrik asko.

Maritxu Sorgintxu dijo...

Excelente el manifiesto del gobierno de Gambia, una excepción entre gobiernos sumisos dirigidos por los amigos corruptos de los imperialistas:
http://youtu.be/QFmAaBGhUbU

Jose Luis Forneo dijo...

Un excelente resumen de todo lo que se sabe (y lo que no quieren que se sepa) sobre Costa de Marfil. Habia muchos datos dispersos y tu trabajo los ha articulado y organizado dandoles una unidad.

Gracias por este nuevo trabajo excelente.

Saludos

Anónimo dijo...

¿habrá que salir a manifestarse con pancartas de "Ni OTAN Ni Gabo"?

Dizdira Zalakain dijo...

Maritxu:
Gambia quizá sean los próximos en la lista. Hace un tiempo su presidente cayó en desgracia en la comunidad internacional cuando se descubrió que Irán le estaba vendiendo armamento. Por lo visto las armas que vende España o EE.UU. son de las que no hacen daño.

José Luis:
Gracias.

Anónimo:
No, para cuatro negros muertos de hambre, a nuestros "intelectuales" de izquierda NI les pagan NI les importa una mierda.

Saludos y gracias a todos.

quebrantandoelsilencio dijo...

Sin palabras, tanto por la recopilación de datos que haces a través de todos los artículos como por el absoluto desprecio por la vida humana que tienen todos aquellos que manejan el mundo.
Muchas gracias Dizdira.
Un saludo.

Anónimo dijo...

porke perciguen y matan los cristianos








porque matan y queman vivos a loa cristianos






'

Eleutheria Lekona dijo...

A mí me parece muy valioso este trabajo enciclopédico que has hecho sobre la situación en Costa de Marfil porque constituye una previsible comprobación –pero no por eso inútil- de lo que ya sabemos (bueno): conocer los detalles de estos procesos de expolio a que constantemente el gran capital somete a diversos pueblos, nos permite reparar que -si bien distintos en detalles y otras sutilezas- se trata esencialmente de procesos cuyo mecanismo accionador opera fustigado por una gran misma causa -ambición- con un solo gran fin -enriquecimiento desmedido. Por otra parte, además de causas y fines, se comprueba también que el modus operandi es prácticamente uno y el mismo.

Hay algo Dizdira que, sin embargo, no termina de convencerme en este asunto de Costa de Marfil. Creo firmemente que la “comunidad internacional” pudo haber impuesto a Outtara sin tanto sainete (llamar “sainete” a hechos que involucran muerte y asesinato me ocasiona malestar), vía métodos más eficientes y “limpios”. Soy de la idea de que tener, además, a pueblos enteros hundidos en situaciones caóticas reporta, en sí mismo, algún beneficio, ese clima de incertidumbre, esa noción construida de que todo en los pueblos africanos es sinónimo de desorden.

Y ¿sabes? pienso que para hacer la exégesis de estas chivas y con independencia de que esto lo haga uno también por gusto, se requiere de algo más que métodos, metodologías o teorías y, esto es el más genuino interés por lo humano.

Impresionante esto que has hecho; me congratulo por la serendipia de leer este blog.

Un saludo.

PS1, resultó tranquilizador descubrir que tú también conoces estos reportes a modo de HRW y que así los catalogues.
PS2, por cierto Dizdira, comienzo a sospechar que las “broncas” tribales entre la población cirenaica libia y la población de Tripolitania tienen algún símil con las broncas “tribales” en Costa de Marfil.

Anónimo dijo...

Claro que interesa tener estos países en anarquía, así los chinos no pueden invertir.

Juli Gan dijo...

Felicidades, Dizdira. Te has currado 4 posts sobre Costa de Marfil de quitarse la txapela, y, además explicas muchas cosas. Algo había leído por ahí de ese tal Anthony Ward y su compra masiva de cacao. ¿Por qué me recuerda tanto a las tácticas de la United fruits y sus monocultivos en Iberoamérica?

Dizdira Zalakain dijo...

quebrantandoelsilencio:
Gracias a ti por leerme, Raúl. Mi opinión es que los que manejan el mundo tienen desprecio por la vida humana, no por una triste casualidad, ni porque el poder los corrompa. Es porque en el sistema político-económico imperante apreciar la vida humana es un impedimento para poder manejar el mundo. Por eso Anthony Ward, que desprecia la vida humana aun más que los de Barry-Calebaut, ha conseguido imponerse a éstos.

Eleutheria:
Es probable que lo que dices sea correcto. De todos modos, es innegable que ha habido una fuerte resistencia por parte de los costamarfileños a que les gobierne Outtara. Buena parte de los defensores de Gbagbo eran voluntarios. Digamos que se trata de causas que interactúan retroalimentándose. Se genera caos (asesinatos y atentados con bandera falsa) para poner un presidente títere y, también, se pone a un presidente títere para que siga reinando el caos lo cual, a su vez, garantiza que los presidentes títeres nunca podrán realmente "gobernar" (condición sine qua non para ser un títere).
Lo que dices de Libia puede explicarse del mismo modo. Hasta hoy nada sabíamos de que el odio tribal entre libios pudiera alimentar una guerra. Es exactamente lo mismo que ocurrió en la ex-Yugoslavia. De pronto, justo cuando a la OTAN le interesó, un país multiétnico y multirreligioso que había permanecido próspero y unido durante décadas, es arrasado por los odios irracionales más asesinos.

Anónimo:
Puede ser. De todos modos confieso mi perplejidad ante la política exterior china. En principio, debería perjudicarles el progresivo dominio militar de EEUU en el mundo, pero no por ello dejan de tolerar que el Consejo de Seguridad de la ONU se convierta en una mera prolongación de la OTAN.

Juli Gan:
Muchísimas gracias.
El paralelismo seguramente no es casual. En el sistema económico imperante ése es el método óptimo para las empresas que trabajan con materias primas. Como es el método óptimo, no emplearlo significa quedarse atrás en la competencia y desaparecer.
Lo que habría que buscar es el método óptimo para eliminar a esta asquerosa lacra. Creo que ya se experimentó con uno y debió hacer mucha pupa, dado la mala prensa que tiene. Se llama Gulag. ;)

Saludos y gracias por vuestros comentarios.

Eleutheria Lekona dijo...

Sí claro, claro que la ha habido; justamente porque el actuar de estas gentes genera en la población violencia, resistencia e, incluso, reacción. Con esto, ni pretendo restar valor a la resistencia costamarfileña o ponerla en duda, ni –menos- planteo que sea ése el objetivo primario de estos señores del dinero; simplemente me parece que ellos podrían echar mano de herramientas más sofisticadas –aunque quizá también más costosas- para mantener a raya a aquel pueblo, más enajenado y menos consciente de sus circunstancias. Mi ejemplo más inmediato es México. El fraude electoral de 2006, por ejemplo, pudo llevarse a cabo con cierta facilidad –no sin resistencia de algún sector, eso sí-, pero, al final, se llevó a cabo y con bastantes menos disturbios de los acaecidos en Costa de Marfil. Sin duda, aquel pueblo está mucho más despierto que el pueblo mexicano o, quizá, sea también que ha sufrido mucho más.

Saludos.

Dizdira Zalakain dijo...

Eleutheria: tienes toda la razón. Mira lo que está pasando en España con la llamada "Ley de Partidos": listas impugnadas, partidos históricos ilegalizados como A.N.V y todo bajo la excusa de que sus listas están "contaminadas". Utilizan este término con total naturalidad, como si el solo hecho de escucharlo no pusiera los pelos de punta. Tal y como están las cosas, podría darse el mismo caso de México aquí. Por ejemplo, si la Izquierda Abertzale ganase las elecciones en Euskadi, seguro que serían impugnadas y la Comunidad Internacional daría la razón a los impugnadores.
Yo tenía la teoría de que es necesario un cierto bienestar económico para plantearse reivindicaciones de tipo social y político pero los hechos desmienten, como tú dices, esta hipótesis; quizá porque el supuesto bienestar no estimula sino adormece. En este país tan solo una parte de la izquierda y los diversos partidos nacionalistas protestan contra este atropello constitucional. El resto, parecen estar encantados -y me refiero a la población en general.

KRATES dijo...

Pero lo más llamativo es que toda la "izquierda" se revuelva contra los EEUU cuando interviene en un país determinado y, a la vez, no mire lo que algún que otro país europeo hace en otras partes. Como el caso de Francia en África, responsable en gran parte de lo que fue el genocidio ruandés.

Fermina dijo...

Un artículo demoledor de conciencias. Además de estar muy bien informada sobre lo que hay detrás del teatro político de occidente y la ONU, escribes con mucho gusto, Dizdira.

Por favor, sigue con estos artículos de denuncia del capital-sionismo que pretende reducirnos a poco más que ganado siervo de cuatro banqueros y multinacionales.

Vuelve con este blog, es una web necesaria.