martes, 8 de febrero de 2011

Los estatutos de Sortu.

Sortu es el nombre del nuevo partido cuyos estatutos fueron presentados ayer en Bilbo por Rufi Etxeberria e Iñigo Iruin. Existía expectación por conocer si en esos estatutos se producía una condena expresa de ETA. En efecto, así ha sido. El abogado Iruin, encargado de exponer su contenido jurídico-político, dio lectura a su Artículo 3 en el que se dice lo siguiente:

"El nuevo partido desarrollará su actividad desde el rechazo de la violencia como instrumento de acción política o método para el logro de objetivos políticos, cualquiera que sea su origen y naturaleza; rechazo que, abiertamente y sin ambages, incluye a la organización ETA, en cuanto sujeto activo de conductas que vulneran derechos y libertades fundamentales de las personas."

Hay que aclarar, con Iruin, que, aunque lo que se ha popularizado por la prensa es la expresión "condena", lo que la Ley Orgánica del Régimen Electoral General exige es, exactamente, "rechazo" y "separación" expresas a los cargos electos, no "condena."
Cabe preguntarse qué van a hacer ahora el Gobierno y los tribunales, si seguir buscando excusas para ilegalizar el partido o finalmente dejar que éste se presente a las elecciones. Cabe preguntarse también qué apoyo social tendrá la nueva formación, una vez aceptadas las condiciones impuestas por la Ley de Partidos.
Lo que me gustaría comentar sobre la presentación de la nueva Izquierda Abertzale, dejando de lado la explícita condena a ETA, son más bien sus presupuestos ideológicos que se deducen de la intervención más política de Etxeberria, pero también de la intervención más jurídico-técnica de Iruin.
Etxeberria, como es habitual en la izquierda abertzale, ha centrado su atención en la cuestión del derecho a decidir, para lo cual aboga por el establecimiento de acuerdos entre un arco amplio de agentes sociales en ausencia de violencia, pero ha concedido un espacio bastante menor a la cuestión del socialismo. De todos modos, ha dicho expresamente:

"Hemos sido y somos independentistas, somos socialistas, creemos en la nación vasca y su legítimo derecho a decidir su futuro, creemos en otro modelo socioeconómico para una sociedad más justa y solidaria."

Hubiera estado bien un poco más de concreción en este punto, pues una frase como ésta podría perfectamente haber figurado en el programa del PSOE o en los estatutos de cualquier ONG.

Está claro que con presupuestos tan poco definidos y biensonantes será mucho más fácil lograr esa acumulación de fuerzas que desea Sortu. La cuestión es ¿logrará Sortu esas mayorías democráticas, esa política de alianzas amplia y eficaz de las que habla Etxeberria si propone políticas realmente socialistas como, verbi gratia, la nacionalización de los sectores estratégicos del país, como ha hecho Chávez en Venezuela? ¿Es siquiera planteable un proyecto que haga efectivo un cambio político en la senda independentista sin tener en cuenta que una hipotética independencia del Reino de España no libraría a Euskal Herria de la dependencia de la UE, del BCE o el FMI? Estas instituciones son de facto las que gobiernan la actual política vasca y ninguna de ellas es accesible por vías estrictamente políticas y democráticas, (vías a las que promete limitarse Sortu), pues ninguna de estas instituciones se somete a elecciones ni control alguno por parte de los ciudadanos. Es decir, las instituciones que imponen los modelos sociales y políticos no son democráticas, pero, sin embargo, se impone a quienes pretenden cambiarlas que lo hagan por vías democráticas so pena de ser ilegalizados.
Esta consideración enlaza con la exposición jurídica de Iñigo Iruin, que establece qué acciones o planteamientos ideológicos rechaza o asume el nuevo partido para poder amoldarse a lo que la ley le exige.
Por ejemplo, afirma que

"la nueva organización promoverá y defenderá como parte de su programa político un modelo de sociedad acorde y coherente con el concepto de “sociedad democrática” definido en el Convenio Europeo de Derechos Humanos."

Conviene reseñar que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) es quien en última instancia decide sobre los casos de vulneración que ese Convenio (CEDH) define. En su jurisprudencia, y en relación con el artículo 11 de dicho CEDH, que regula el derecho de asociación y reunión, dicho Tribunal ha definido que la "Dictadura del Proletariado" o el "Islamismo" son incompatibles con la democracia y, por tanto, los partidos o asociaciones que defiendan estos principios expresamente deben ser lilegalizados. En sus actuaciones concretas, el Tribunal ha considerado justificada la ilegalización del Partido Comunista de las Tierras Vascas, dándole la razón al Ejecutivo Español, y del partido turco Refah Partisi, cuyo delito era su condición de islamista. Esta condición de islamista le era atribuída por proponer que en Turquía hubiera una legislación acorde con el Islam para los musulmanes y otra de carácter laico para los no musulmanes. En el plano sindical, este Tribunal cuyo modelo de sociedad democrática asume Sortu, se ha caracterizado por decisiones tan sociales como darle la razón a la empresa Panrico, que despidió a cuatro trabajadores por publicar una caricatura de carácter sexual en el boletín de su sindicato.

El mencionado artículo 3 de los estatutos de Sortu, según expone Iruin establece así mismo lo siguiente:

Rechazo de las diferentes formas de manifestación de la violencia y el terrorismo, tal y como legislativamente han sido definidas en los diferentes apartados del Artículo 9 de la Ley Orgánica 6/2002, de Partidos Políticos - cuyos contenidos literales se dan por reproducidos e integrados en esta declaración-.

Confieso mi estupor. Sortu no solo acata sino que parece hacer suyas las definiciones del Artículo 9 de la Ley Orgánica 6/2002, que no es otra que la tristemente célebre Ley de Partidos a la que se han opuesto abiertamente formaciones mucho más "moderadas" como EA o IU.
Pero vuelvo al texto clave del articulado de los estatutos:

"El nuevo partido desarrollará su actividad desde el rechazo de la violencia como instrumento de acción política o método para el logro de objetivos políticos, cualquiera que sea su origen y naturaleza."

Ello significa, si se es coherente con dicho principio, que Sortu deberá rechazar a organizaciones como el EZLN de México, a los diversos grupos palestinos de resistencia y a prácticamente todos los grupos de personas que hoy se están jugando la vida para escapar de la opresión.

En resumen, mientras el PSOE sigue enviando tropas a Afganistán, vendiendo armas, apaleando a manifestantes y tolerando y/o amparando la violencia empresarial y policial hemos de alegrarnos de que al menos Sortu se comprometa a intentar arreglar todo esto poniendo la otra mejilla.

Texto completo de los Estatutos de Sortu.

21 comentarios:

Pedro dijo...

Como soy ya viejo todo esto me recuerda en demasía al PCE y el eurocomunismo. Suena igual y, salvando las evidentes distancias, el momento político en Euzkadi se podría asemejar al de la maldita Transición de finales de los 70. Mal asunto. Empieza a ser demasiado evidente la derrota. Qué pena.

Jose Luis Forneo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jose Luis Forneo dijo...

Pedro se ha adelantado a mi comentario,así que mejor dejo el suyo que comparto plenamente. Suena a Transicion, Eurocomunismo, y a traicion. La verdad es que no se si ahora Batasuna podra mantener el respaldo popular que ha tenido hasta ahora, pues ya se parece demasiado a otros partidos (con los que probablemente terminara integrandose si sigue por este camino, y puede que como Euskadiko Eskerra hasta lo haga con el PSE).

Saludos

RioLena dijo...

Todo se andará, decía la conseja de las abuelas. Ahora y tras tantos años de durísima lucha seguro que están garantizados gran número de votos para esta "nueva izquierda" que, para los individuos menos politizados o más confiados en sus dirigentes, será una especie de bocanada de aire fresco en el panorama electoral de Euzkadi y una posible salida a un oscuro callejón, acompañado todo ello del prestigio ganado a pulso de muchos de los líderes que vayan en las listas electorales. ¿La cruel realidad vendrá después?. ¿El peso de la historia pasada y reciente podrá liberar la conciencia de los que parecen querer pasar página y poco más?. ¿Los que no están dejarán de ser una prioridad?. ¿Hay abandono ideológico?. ¿Ha llegado para algunos el tiempo de vivir días de vino y rosas en las instituciones?. Quien sabe si la cerrazón de PSOE y PP (y el miedo a los resultados en las urnas) impiden la presencia de Sortu (no se lo que significa en castellano pero sí se lo que fue y supuso la "nueva izquierda") en las próximas contiendas electorales. No lo creo, incluso puede estar ya todo más o menos pactado o tácitamente asumido. Mal rollo compañeros; el comentario de Pedro me parece muy apropiado: Carrillo ha podido crear escuela. Como me gustaría equivocarme. Salud.

Polaroid dijo...

Todos querríamos equivocarnos cuando se nos ha instalado la mosca detrás de la oreja en este complejo asunto y llegamos a conclusiones que nos hacen ver ahí mismo a un trasunto de un redivivo PCE carrillista. Por Madrid contaban este pasado domingo (en tertulia nocturna de amigos ante unas copas y tras la derrota de la Real) que se está corriendo la especie de que el PSOE planteó con total rotundidad algo así como o entráis por el ojo de la aguja "democrática" con todas sus consecuencias o Rubalcaba y la Audiencia nacional meten en la cárcel a todo aquel que pinte algo en la izquierda de Euzkadi, desatando una espiral de represión delirante, con el beneplácito del PP, una gran parte de la población española y toda la UE. Suena a una nueva teoría conspiranoica que yo no me creo, pero bien sabemos que estas cosas se dan siempre que no se explican las situaciones y que los análisis políticos de clase se ven sustituídos por las prisas, la chapuza y el "no queda más remedio" porque "ahora es el momento". Ojalá sea cierto que nos equivocamos.

Eleutheria Lekona dijo...

No sé si hayas publicado antes algún post en donde trates a fondo la cuestión del nacionalismo vasco. Justamente en estos días me he puesto a leer sobre el asunto y a tratar de entender los orígenes de Euskadi Ta Askatasuna. Si pregunto es porque ya creo que entre ciudadanos podemos acercarnos más a la verdad histórica que apelando a medios en los que, regularmente, se aplican filtros. En fin, si tienes un post o fuente confiable y puedes remitirme a ellos, estaría bien para mí (de cualquier forma, yo sigo con mis averiguaciones). Gracias.

¿Y por qué me interesa? Supongo que, en general, me interesa lo que ocurre en mi mundo.

Saludos.

BelphegorRed dijo...

¿En qué nos equivocamos los que creemos que se trata de una contundente bajada de pantalones con el objetivo de participar en la política del Estado español y Euzkadi dentro de unos parámetros asumibles tanto por el "democrático Estado" como por aquellos que vean en Sortu una especie de solución imaginativa y progresista ante los constantes éxitos policiales que no permiten el mantenimiento de una izquierda abertzale como hasta ahora?. En un primer momento no me había dado cuenta, pero sí, el eurocomunismo resucita (si en algún momento el actual PCE lo ha perdido, lo que no está nada claro) en uno de los lugares más impensables.

Dizdira Zalakain dijo...

Pedro:
Pues me uno a lo que dicen los demás. Una comparación muy bien traída. La experiencia de tropezar una o varias veces en la misma piedra al final es la herramienta más valiosa en política.

José Luis:
Hoy parecería increíble eso de ver a Sortu formando gobierno con el PSOE. A Iruin y a Rubalcaba en el mismo consejo de ministros. Pero haces muy bien en ir temiéndotelo. No sería la primera vez que pasan cosas así. Anda por ahí un vídeo de Felipe González en 1976 gritando con el puño en alto "Gora euskadi askatuta!"
http://www.youtube.com/watch?v=48ZaXbXI3rw

RioLena:
Sí, en efecto. Seguramente, de poder presentarse a las elecciones, Sortu obtendrá unos magníficos resultados. También el PCE obtuvo en 1979 23 diputados. Hoy, coaligado con otros partidos en IU, tiene 2.
Ah, "Sortu" significa algo así como "crear" "nacer" "producirse".

Polaroid:
Yo tampoco creo que sea correcta esa teoría que comentas. La violencia antidemocrática ejercida por el gobierno y los tribunales contra la izquierda abertzale, combinada con la campaña de criminalización masiva mediática, ha acabado dando el resultado apetecido. La violencia -pese a todos los rollos que nos meten- al final ha tenido la última palabra. La vía democrática por la que pretende transitar Sortu está cerrada a cal y canto. Eso lo saben mejor que nadie ellos mismos, que lo han aprendido a palos.

Eleutheria Lekona:
Conseguir información objetiva sobre ETA en España es casi imposible desde hace ya muchos años. Todos los medios de comunicación ajenos a la izquierda abertzale consideran una especie de obligación moral no ser objetivos. O quizá una obligación de otra índole, no sé. El caso es que en España ser neutral en el tema de ETA equivale a hacer apología del terrorismo y ya ha ocurrido en ocasiones que el Gobierno, los medios y la "opinión pública" se han puesto furiosos cuando la BBC o algún medio extranjero ha realizado un reportaje sobre el tema en el que, por ejemplo, tenían el atrevimiento de denominarlos "banda armada", en lugar de calificarlos de "fanáticos asesinos" o cosas semejantes. O cuando han insinuado que la política antiterrorista podría no ser del todo respetuosa con la legalidad.
Pero las historias elaboradas desde la izquierda abertzale por otro lado y como es lógico, ofrecen una versión de la que cabe desconfiar por principio metodológico, ya que son parte interesada.
De todos modos, creo honestamente que éstas últimas se aproximan más a la objetividad. La veracidad es a veces una de las pocas armas del que está en inferioridad de fuerzas.
Puedes consultar este pequeño resumen de La Haine:
http://www.nodo50.org/la_revuelta/texto-Historia%20de%20ETA.htm
O ver este documental sobre el conflicto vasco desde la perspectiva de la izquierda abertzale.
http://www.nodo50.org/rebeldemule/foro/viewtopic.php?t=4430
Espero que tus indagaciones sean gratas y fructíferas. Me alegra mucho que en México se sigan con interés las tristes historias de un pequeño país de Europa, con apenas los mismos habitantes que un distrito de Mexico D.F.

BelphegorRed:
Yo hasta creo que lo de eurocomunismo le va a ir grande a una izquierda abertzale que tradicionalmente, en las políticas que les han dejado hacer, -sobre todo a nivel de gestión municipal- ha venido demostrando una praxis socialista sumamente tenue. Los ayuntamientos tradicionalmente gobernados por la izquierda abertzale, como el mío, apenas se distinguen en nada de los demás: no nos imaginemos una Marinaleda. Si esto ya era así antes de la bajada de pantalones, después ni te cuento...

24reales dijo...

Lo primero: no soy afiliado del PCE. Lo segundo: tuve que sufrir durante muchos años (hasta que me echaron) el eurocomunismo dentro del que fue el Partido. Lo tercero: no hay nada en esa vía (que sin ese nombre y a pesar de los esfuerzos de algunos militantes sigue muy presente en el PCE) salvo reformismo, oportunismo, revisionismo, desmovilización, individualismo, desideologización, clientelismo, ... lo que todos sabemos ya de sobra. Se cae abajo el mito (y ejemplo a seguir) que para algunos (¿muchos?) era la izquierda abertzale y descoloca a intelectuales (pocos) y supuestos pensadores marxistas defensores de la actuación global de esa izquierda. Algunos van a tener que ponerse a pensar.

Anónimo dijo...

El "gora euskadi askatuta" de González fue en efecto lanzado, puño en alto, en un mitin en eibar en 1976 (en primavera, no recuerdo la fecha). Y servidor estuvo allí, para dar fe :-)
¿Que que hacía servidor en un mitin del pesoe en eibar? uno es que siempre ha sido un friki.

Unha aperta, dizdiriña

Misántropo dijo...

Antes de nada quiero decir que no sé exactamente lo que se cuece detrás de todo esto. Simplemente intento hacer mis deducciones.

Evidentemente hay dos fuerzas en conflicto. Los nacionalistas vascos y los "nacionalistas" españoles. Todo el tema de la legalidad es una pantomima. La ley es el sistema que utiliza el que está en el poder para hacer lo que le conviene y lo que leviene en gana (ya lo dijo Trasímaco). Si al que está en el poder le molesta el que es bajo, rubio y con un ojo azul, no tiene más que hacer una ley para cargarse a las personas bajas, rubias y que tengan un ojo azul. Digo esto por el tema de la condena de la violencia en el que se insiste desde España. Un tema que sirve fundamentalmente para lo que decía y que, de paso, hace quedar bien al que impone violentamente su sistema.

Quizás una parte del nacionalismo vasco esté intentando destensar la cuerda para que lo dejen respirar y lo que comentas en el artículo sea un reflejo. Pero la cuerda se destensa realmente por otros caminos. Si el gobierno de España ve que el nacionalismo vasco le sigue creado problemas aunque rechace la violencia, ya se inventará otra excusa (ley) para cortarle las alas.

Resulta paradójico que otros partidos que sí son violentos (alientan la violencia gratuita) sigan legalizados y no haya ningún fiscal que vaya a requerirlos. Aunque, claro, este tipo de violencia no supone una amenaza contra ninguno de los poderes establecidos. Otra prueba más de lo "a medida" que son las leyes.

Saludos

Anónimo dijo...

¿Cuántos votos le supondría al PSOE, con Rubalcaba o Zapatero al frente, una declaración de Sortu admitiendo su reconocimiento del Sistema y su integración en él?. La victoria sobre el terrorismo, la constatación clara y patente de que hemos ganado y de que no tienen importancia los medios utilizados, sean los que sean. Euzkadi ya es como Cataluña. No hay más víctimas que las del lado de los vencedores, el resto son delincuentes y están donde tienen que estar. Eso vale unas elecciones generales y podría proclamarse de nuevo que España es la tierra de María Santísima y aquí nunca pasa nada.

Anónimo dijo...

La diferencia entre partido de vanguardia (homogéneo, de cuadros, semiclandestino y marxista leninista) y partido de masas populista (amplio, de masas, público e incluso electoral) esta en la base de saber hacer avanzar todo proceso revolucionario. Un partido de vanguardia sin una unidad popular amplia esta condenado al sectarismo y a la desaparición paulatina, a su vez una unidad popular que englobe amplios sectores populares necesita de una partido de vanguardia, pequeño en número pero fuerte en lo ideológico para no caer en soluciones "fáciles" en el corto plazo que derivan en la claudicación y en no llevar hasta el final el proceso de liberación nacional hasta el socialismo. Argala, 1974

Anónimo dijo...

El reformismo es una manera que la burguesía tiene de engañar a los obreros, que seguirán siendo esclavos asalariados, pese a algunas mejoras aisladas, mientras subsista el dominio del capital. Cuando la burguesía liberal concede reformas con una mano, siempre las retira con la otra, las reduce a la nada o las utiliza para subyugar a los obreros, para dividirlos en grupos, para eternizar la esclavitud asalariada de los trabajadores. Por eso el reformismo, incluso cuando es totalmente sincero, se transforma de hecho en un instrumento de la burguesía para corromper a los obreros y reducirlos a la impotencia. La experiencia de todos los países muestra que los obreros han salido burlados siempre que se han confiado a los reformistas. VI Lenin

Dizdira Zalakain dijo...

24reales:
Estoy de acuerdo en que la Izquierda Abertzale ha estado muy mitificada. Muy probablemente la culpa la ha tenido la utilización masiva de los medios de comunicación por parte del estado para derrotarla ideológicamente. Ello ha logrado que, en efecto, la opinión pública considere encarnaciones de Satanás a sus líderes, a sus militantes y hasta a las viejecitas que viajan 1000 kilómetros para visitar a sus hijos presos por prender fuego a un cajero automático hace 15 años. Pero también ha llevado a la izquierda revolucionaria del resto del estado español a magnificar la profundidad ideológica de sus propuestas. Pero, claro, ser perseguido por la justicia no siempre significa merecer el Reino de los Cielos: la Izquierda Abertzale, como ya he dicho, en su praxis muy concreta de gestión de ayuntamientos no ha demostrado demasiadas actitudes socialistas y en la teoría, el marxismo ha estado ocupando siempre en sus programas y mítines un lugar más bien decorativo.

Anónimo 1:
En dónde no habrás estado tú. En momentos de desánimo viene bien recordar estas cosas, comparar las distintas trayectorias de los que estaban en la tarima y sentirse orgulloso de las relativas dignidad y coherencia de la propia. Mira en qué infraser lovecraftiano se ha convertido Isidro y mira qué tío más majo sigues siendo tú, que le viste alzar el puño en Eibar hace 35 años. Muxu haundi bat!

Misántropo:
En mi opinión aciertas en todos los puntos de tu análisis de la situación, lo que demuestra que para entender los tejemanejes de la política, el sentido común y las hipotesis razonables constituyen herramientas mucho más útiles para encontrar la verdad que el conocimiento incluso directo de infinidad de datos.
Y así resulta que, en efecto, una frase de un sofista de la Atenas de Pericles puede arrojar más luz sobre los hechos de la actualidad que la lectura de diez periódicos cargados de datos deslabazados, propaganda e insensateces. A los que preferimos el primer método se nos denomina conspiranoicos.

Anónimo 2:
Lo malo de proclamar al viento las estrategias revolucionarias, como lo hace magníficamente Argala en la frase que citas, es que también el enemigo las escucha -si es que no las conocía ya. Esa unidad popular amplia que considera Argala imprescindible es lo que el enemigo ha logrado arrebatar a la izquierda abertzale. Y ello no lo ha logrado el estado con la represión: al contrario, si todavía en 2011 la izquierda abertzale cuenta con simpatías en la desideologizada Euskadi posmoderna es precisamente por la brutalidad de la represión. La unidad popular amplia ha fracasado a causa de un enemigo mucho más peligroso que todas las cárceles y los tribunales: la televisión.

Saludos a todos y gracias por vuestros comentarios.

R.A.F.A.E.L. dijo...

Sí, la televisión y la prensa oficial del régimen en general, que es incapaz de desmarcarse del pensamiento reaccionario del sistema. Siempre metiendo cizaña para alimentar el antivasquismo.

En cuanto a Sortu, tenemos frente a nosotros/as el dilema de siempre: reformismo o revolución. Me gustaría equivocarme, pero me temo que esta izquierda abertzale legalizada tomará un camino socialdemócrata más pronto que tarde, si es que no ha empezado ya a dar sus primeros pasos en esa dirección.

Jaso agur bero bat, Dizdira.

RioLena dijo...

En otro orden de cosas: emocionante y esperanzador ver las fotografías de la rebelión en Egipto, en especial, las mujeres al frente de las luchas. Jóvenes muchas de ellas y en primera línea. Existe la esperanza, seguro, y vamos a redescubrir que tiene nombre de mujer. Salud.

Dizdira Zalakain dijo...

Berdin, Rafael.
En efecto, el papel de los medios y en especial de la TV ha sido clave en los procesos políticos de Occidente en el último medio siglo y el conflicto vasco no iba a ser la excepción.

RioLena:
Sí, esto, -entre otras muchas cosas- desmiente el mito de las mujeres musulmanas esclavizadas y encerradas en sus casas que todavía se fomenta en los medios. Los mismos medios filofascistas que constantemente nos venden la imagen de la mujer como una imbécil siliconada cuyo único horizonte es atraer al macho alfa.

RioLena dijo...

Algo que no logro entender, dado que mis fuentes de información (medios de comunicación españoles y franceses) se han demostrado no fiables y racistas a más no poder, es el uso habitual del pañuelo (tapando cabello, cuello y mejillas) por parte de las mujeres oriundas, física, psicológica o culturalmente, de países muslimes (me lo apuntaron ayer como sinónimo de musulmán o islámico). Tengo una hija de 14 años que mantiene cierto nivel de amistad con dos ex-compañeras de colegio (de cuando tenían 6 - 8 años) cuyas familias, trabajadoras y humildes, no eran especialmente religiosas y con aspecto totalmente occidentalizado en el vestir. Desde hace como un par de años, las mujeres adolescentes y las de mayor edad han empezado a usar pañuelo siempre para salir a la calle, mientras que las madres han abandonado los pantalones, blusas y faldas cambiándolas por trajes hasta los pies. No tengo ni trato ni amistad ni confianza (ni derecho alguno, salvo la curiosidad) como para preguntarles las posibles razones. Idea más extendida en el barrio: el sometimiento a los padres, maridos y novios tras el evidente aumento de "religiosidad" por parte de los hombres norteafricanos desde que comenzó la crisis económica. Las niñas dan a entender que no les gusta y que es una exigencia de sus padres.

Dizdira Zalakain dijo...

RioLena:
Uf, has tocado un tema que precisaría mucho tiempo. Lógicamente, desconozco el caso de la familia de la que me hablas pero, por lo que conozco, no es generalizable, ni ese caso ni ningún otro. Cada mujer musulmana que lleva un velo, lo lleva por motivos diferentes. Existen motivaciones religiosas, culturales (en el sentido de tradiciones arraigadas), estéticas e identitarias. Las chicas que nos hemos convertido al Islam recientemente, creo que solemos hacerlo por este último motivo. Las hay también que consideran que el velo es una especie de dogma del Islam. Sobre esto hay muchas corrientes religiosas, pues en el Islam no hay una autoridad que diga infaliblemente qué es lo correcto. Yo soy de las que consideran el velo como algo positivo para una musulmana, pero no como algo obligatorio o imprescindible. El Islam no puede depender de una prenda de vestir.
Los medios de comunicación han generado la leyenda difamatoria de considerarnos una especie de subdesarrolladas mentales, premodernas, preilustradas, que vivimos tuteladas por los hombres de nuestro entorno, como exóticos personajes de una película de beduinos. ¡Ridículo! Normalmente ningún hombre obliga a cubrirse el cabello a ninguna musulmana. En ciertos países de mayoría musulmana y en los que casi todas las mujeres llevan velo, no son los hombres, sino sencillamente el entorno social el que genera los criterios de cómo se supone que hay que ir vestido. En el mundo "occidental" las mujeres de mediana edad no suelen vestir con minifalda y sin medias, y eso no por que sus maridos se lo prohíban: sencillamente se trata de no dar la nota y es algo que deciden las propias mujeres.
No digo que no puedan existir situaciones residuales en las que esto ocurra pero la inmensa mayoría de las mujeres musulmanas que vivimos en Occidente somos absolutamente libres de colocarnos un hiyab o no. Es más: conozco familias de inmigrantes que prefieren que sus hijas adolescentes no lo lleven pensando en su mejor integración y son ellas las que insisten en usarlo como una especie de símbolo de rebeldía adolescente.
En mi caso, hasta que me he convertido al Islam, obviamente he vivido en una cultura occidental y, aunque me cubra a veces el cabello, no he cambiado mi atuendo: sigo vistiendo igual que antes, con vaqueros elásticos y camisetas de lycra, por decir algo. Ser musulmana no consiste en llevar velo, en tomar té con hierbabuena o en comer cuscús.
Entre las musulmanas que vivimos en Europa existe una especie de rebeldía que va más allá de lo religioso y que puede abarcar cuestiones políticas o sociales, que nos impulsan a llevar el velo como una cuestión reivindicativa, también como reacción a la islamofobia que estamos viviendo en estos momentos.
En fin, ya te digo que cada caso es diferente y es erróneo intentar buscar un único perfil o explicación sociológica para comprender la -por otra parte- ridículamente polémica cuestión del velo islámico. Me repugna escuchar a esas supuestas feministas que, ignorantes como ellas solas, afirman que el velo islámico es un símbolo de sumisión al varón. Lo dicen mientras lucen incómodos e insalubres tacones, mientras llevan bolsos cargados de todo tipo de gadgets cosméticos, bronceadas de rayos UVA y con la piel de estirada para seguir pareciendo veinteañeras no sé si a ellas mismas o a quién exactamente....
No sé si he podido aclararte algo. Agradezco mucho tu interés falto de prejuicios.
Saludos.

RioLena dijo...

Ante todo mis disculpas porque en muchas ocasiones me parece que utilizo la posibilidad de preguntar a Dizdira en este blog como un arma arrojadiza, espetando preguntas que pocas veces tienen que ver con el tema del escrito del día en la bitácora. Es sólo curiosidad por mi parte. En las fotografías de Egipto muchas jóvenes llevan pañuelo en la cabeza (puño en alto ante la policía) y me han hecho recordar las situaciones que se ven cotidianamente por los barrios populares de Madrid. Por cierto, las jóvenes musulmanas que veo, por ejemplo en el metro o en las cercanáis de la mezquita de la M30, suelen ir siempre leyendo, estudiando o hablando con sus compañeros (de ambos sexos) dando idea de una curiosidad cultural muy, mucho, por encima de lo que se puede ver en las jóvenes españolas de su edad. Y desde luego, muy por encima de lo que se aprecia en los hombres jóvenes que con el AS suelen tener suficiente. Gracias Dizdira por su amable atención.