jueves, 1 de julio de 2010

Música anasheed.

El anasheed es la música religiosa musulmana. En su origen se trataba de una música vocal acompañada tan solo por instrumentos de percusión tradicionales. Sin embargo, ha ido evolucionando y adoptando diferentes estilos. En general, los músicos utilizan las formas musicales propias de su época y lugar de residencia, por lo que en la actualidad se encuentra anasheed en forma de reggae, hip hop, soul, etc.
Aunque en otro momento dedicaré un comentario a la delicada y melódica música anasheed tradicional a capella que nunca ha dejado de estar en primera linea, hoy me centraré en estas "fusiones" modernas tan atractivas para el gran público.
La música anasheed, aunque siempre conserva un mensaje religioso, no solo habla de Alá en un sentido místico; también aborda asuntos de la vida cotidiana y problemas de temática social. Resulta imposible ubicarla geográficamente ya que se extiende a lo largo de todo el mundo donde existen comunidades musulmanas. Es curioso, por ejemplo, el auge que actualmente presenta el hip hop anasheed alemán.
Como muestras de este tipo de música reciente, multiforme y en ascenso ofrezco dos vídeos.
Uno es de Mekka, un cantante de reggae afincado en Suecia y de origen saudí, que nos habla de la invasión, saqueo y genocidio de Irak por parte de los países "demócratas".



El otro es de Native Deen, un grupo de afroamericanos musulmanes de EE.UU. que cuentan la historia de una mujer convertida al Islam que, por no renunciar al velo, se queda sin trabajo. En el vídeo no faltan referencias a los iconos culturales propios del país.: el fútbol americano o la selección de personal, pero vistos desde la perspectiva islámica. El estribillo de la canción dice:

"I'm not afraid to stand alone
If Allah's by my side
Everything will be alright
Gonna keep my head up high!"

(No tengo miedo de estar solo.
Si Alá está a mi lado
todo irá bien:
¡Mantendré la cabeza bien alta!)


3 comentarios:

bLuEs dijo...

Me ha gustado más el primer vídeo (también porque me siento más cercano al reggae). Sin embargo, en el segundo parece más evidente la fusión con lo que puede representar la cultura islámica (al menos por la parte rítmica). Quizás es que no he sabido encontrarlo en el primero.

Aunque igual me aparto algo del tema hace una temporada que me sorprende mucho ver una sección de música en las librerías religiosas. Quizás sea porque yo sea un recién llegado y antes no las pisaba. En principio parece tan extraño como ir a la óptica y encontrarte a una persona vendiendo mandarinas pero, a poco que se piense, es clara la conexión entre música y religión. No ya solamente por lo que más me atañe (después de todo el blues es una progresión de una música religiosa, el gospel) sino porque, a mi juicio, lo que los une es el ser expresiones de sufrimiento. Es verdad que el arte religioso ha funcionado en muchas disciplinas pero no creo que vaya muy desencaminado en este argumento.

¡Ah! A mí siempre me han gustado mucho las escalas "árabes". Son muy interesantes para improvisar y extremadamente sugerentes. Hace años hasta tuve el atrevimiento de tocar instrumentales aprovechándome de ellas.

http://www.youtube.com/watch?v=EEed3tg83U8 Este tema de Satriani, aunque alejado de lo religioso, creo que aprovecha mjuy bien esto que comento.

Saludos

Dizdira Zalakain dijo...

Lo de las librerías religiosas es triste, porque así como por lo general la calidad media de los libros de una librería religiosa está muy por encima de la de una librería "normal", la música deja mucho que desear. Parece mentira que en nuestro ámbito cultural, hasta hace un siglo una parte importantísima de la mejor música se compusiera con temática y destino religiosos.
Con respecto a lo de Mekka, es cierto que su música no tiene nada que recuerde a lo árabe, pero es que el anasheed se ha expandido tanto que hoy ya no tiene por que tener escalas árabes: más bien adopta la forma musical del entorno cultural en el que se crea. En Senegal, en Indonesia, o en Kirguistán los anasheeds son musicalmente muy distintos entre sí.
El tema de Satriani me ha gustado mucho. Es verdad lo de las escalas árabes que comentas. Una vez tuve la oportunidad de probar un teclado eléctrico con escalas árabes y la verdad es que suena muy especial.
Es cierto que el blues es una música de sufrimiento y en ese sentido puede considerarse muy próxima a lo religioso. De hecho, también existen anasheeds al estilo blues, como éste de temática sufí. A ver que te parece a ti, que eres experto en el tema.

http://www.youtube.com/watch?v=w_H-pikuHCM

bLuEs dijo...

Si yo soy el experto más vale que haya un Dios que se apiade de todos...

El tema del vídeo me recuerda mucho a los cantos que de las plantaciones sureñas de finales del XIX y principios del XX que cristalizarían en estilos como el gospel. No sólo por este tipo de referencias a Dios, también por el espíritu de la canción.

Es curioso que esta imagen de Dios (la del gospel como estilo y la del vídeo) haya permanecido también en el blues (que es fundamentalmente ateo). Quizás sea la necesidad de que haya algo en lo que poder redimirse de tanta miseria lo que la haya hecho pervivir.

Saludos