domingo, 18 de julio de 2010

Desventuras de siete gusanos en España

Ayer lei un titular en la prensa que me llenó de alegría:

"Moratinos afirma que todos los presos políticos serán liberados"

Por desgracia, no se refería, como parecía lógico leyendo el titular, a los presos políticos de España, sino a los de Cuba.

En un momento histórico en el que en nuestro país ya no se concede el estatus de refugiado político a nadie que no sea iraní o cubano, siete terroristas se presentan fuera de toda legalidad vigente pidiendo asilo, un chalet y un yate como el del Rey.
Dicen ellos que las cárceles de Cuba son horribles y que han sufrido innumerables torturas, pero el caso es que el dictador Fidel los deja irse a donde les dé la gana y, así, llegan a España rollizos y con sus corbatas de seda y sus buenas camisas de rayas.
Las huelgas de hambre de estos "periodistas" -así se denominan ellos- deben ser a la japonesa, es decir, deben consistir en comer el doble de lo normal...

A estos héroes del capitalismo, los acompañan sus familias y están todos ellos mantenidos por el estado español, el mismo que no tiene dinero para los ancianos y enfermos, por no decir para el resto de emigrantes y refugiados. Sin embargo, son tan inconformistas que enseguida se han empezado a quejar. Es lo que tiene ser disidente...

Se quejan de tener que convivir con inmigrantes, de falta de privacidad y de tener que compartir baño. No es de extrañar: pobrecillos, con sus corbatas y su clase y teniendo que convivir con chusma de chándal y zapatillas...
Por lo visto, lo que ellos querían es ir a Miami, sin duda el lugar que mejor les va. O quizá esperaban que el gobierno español les facilitase un chalé en La Moraleja con servicio y un puesto de trabajo en la Obra social y Cultural de la Caixa, o de Asesor en la FAES, o cualquier mamonada por el estilo, pero con un buen sueldo de 10.000 euros al mes. Vaya decepción han debido llevarse.
Para arreglar este lamentable malentendido, yo propondría que cada uno de ellos sea acogido por una buena familia española, que cumpla el doble requisito de un inconfundible amor a la libertad de mercado y un nivel económico acorde con las necesidades de los refugiados. Se me ocurre que Esperanza Aguirre puede acoger a uno en su domicilio. Ana Botella a otro. A Rita Barberá le reservamos el más gordito de todos... Seguro que la Familia Real puede acoger incluso a un par, dado el tamaño de sus mansiones y de su campechanía. Y el de la corbata más chillona le iría perfecto a Agatha, la señora de su colega en el periodismo serio y comprometido. Como la Iglesia Católica también ha participado mucho en el tema, podríamos adjudicarle otro a Rouco Varela: le puede colocar de jefe de prensa y asistente personal. No me cabe duda de que todos dormirán muy contentos por las noches abrazados a sus respectivos ejemplares caribeños de Gusiluz.

Y es que Cuba tiene tal encanto que nuestros amigos, viniendo de esos terribles lugares que deben ser las cárceles cubanas, se quejan de los albergues españoles.

Pero su decepción tiene seguramente otra causa añadida. Y es ésta: ¿quién les va a pagar los servicios prestados en pro del anticomunismo? ¿Una mierda de albergue es lo que les ofrece la CIA por su arriesgado trabajo? Pues claro, ¿qué se creían? ¿Es que no recuerdan que se les pagó para acabar con la Revolución? ¿Que les pillaron enseguida y que quienes les pagaban quedaron en evidencia? ¿Es que aun pretenden que se les recompense por hacer tan mal su trabajo? Roma no paga a traidores, pero a traidores tan inútiles, aun menos.
Así que me temo que si quieren vivir en Miami, no les va a quedar más remedio que concursar en OT. Si Bisbal lo ha conseguido ¿por qué no ellos? Pueden formar un septeto: "Los Sabandijeños."

En fin: estos siete gusanos rollizos como babosas aterrizaron en España y nadie vino a aclamarlos. Seguramente los pobrecillos esperaban un recibimiento multitudinario en el aeropuerto ¡pero los teledirigidos españoles habían gastado ya todos los vítores con los futboleros de la Roja! Resulta que llegan aquí y todo el mundo pasa de ellos. Lo de El Mundo es literal porque este ejemplo de prensa amarilla-bilis, intentó darles cuartelillo al principio... Pero hasta ellos han salido corriendo ante el bochorno producido por las declaraciones de los "intelectuales" de la oposición cubana. Joder con los intelectuales... Si estos son los cerebros cómo serán los peones...

3 comentarios:

Maria C dijo...

Sin dudas el horror de las cárceles cubanas era bien pago no así la "hospitalidad" de los albergues españoles,siempre y cuando ese horror fuera real,no mucho a juzgar por los prominentes vientres que se observan en la foto.
Hasta cuando seguiremos condenando lo que no conocemos solo porque "dicen" que es malo?cuando aprenderemos a saber antes de condenar?triste,muy triste....Un beso

Jose Luis Forneo dijo...

Si los disidentes viven asi en las carceles y estan tan lustrosos y bienalimentados, ¿Cómo debe vivir el pueblo libre cubano? Y es que la mentira siempre sale a flote, y en este caso el mayor beneficiado es, como siempre, el pueblo revolucionario cubano, que se ha quitado de encima a unos terroristas que, ademas, se ha visto con claridad que de sufrimiento y hambre nada de nada.

Dizdira Zalakain dijo...

Esto demuestra que hay presos políticos de primera y hasta de sexta. A ver cuándo se da algo de cobertura informativa a los presos políticos cubanos que se están pudriendo en las cárceles de USA acusados de espionaje. Por cierto, ¿alguien ha oído protestar al preso de Guantánamo acogido en España, ese sí inocente, porque vive en un albergue y no tiene baño privado? A lo mejor es porque él sí que procede de un infierno como es Guantánamo y de otro infierno previo como es Palestina y no del supuesto infierno de las cárceles cubanas.
Saludos a los dos.