miércoles, 18 de noviembre de 2009

Banca Ética (!)

En principio este oxímoron recuerda al conocido chiste de la "inteligencia militar", solo que me parece que lo militar y lo inteligente están mucho menos reñidos que lo bancario y lo ético. En efecto, no parece factible que la banca, es decir, el negocio de la usura, hoy ya no solo legal sino respaldado por todos los gobiernos "democráticos", institucionalizado y global, sea compatible con cualquier acepción que otorguemos al término "ética" (sin "h", claro.) De ahí mi recelo hacia esta nueva, en teoría, manera de entender el ejercicio bancario.

Parece ser que los 3 hechos que la diferencian de la banca tradicional son los siguientes:

-1. La concesión de microcréditos, esto es, pequeños préstamos personales concedidos bien para afrontar las necesidades básicas más perentorias, bien para emprender un pequeño negocio. Se supone que estos microcréditos no exigen avales, al menos en el sentido tradicional en el que todos lo entendemos, y que su interés de pago es menor. No obstante, el Premio Nobel concedido al fundador de la Banca Ética, Muhammad Yunus, fue bastante criticado desde algunos sectores de la izquierda, ya que no deja de tratarse de un préstamo concedido con intereses en situaciones límite en las que en muchas ocasiones está en juego la propia supervivencia del solicitante.
-2. La Banca Ética asegura que no especula, siendo su crecimiento, pues, "natural". En este punto solo encuentro una pega: ¿debemos admitir que sea "natural" el crecimiento basado en el préstamo de dinero y la posterior inversión de los réditos obtenidos?
-3. Parte del dinero generado como ganancia se invierte en asuntos de carácter social y en empresas de indudable carácter ético.

Hay algo en lo que coincido plenamente con los promotores de este tipo de banca y es en la necesidad de concienciación de la sociedad. La conciencia debería ser el motor principal de nuestros actos. Por ejemplo, existen ecologistas que ignoran o a los que les da igual que su dinero se invierta en empresas de transgénicos, o pacifistas que "mueven" -cómo odio esta terminología pseudoeconómica- su dinero en el tráfico de armas. Este desinterés no es más que la acomodación originada por el sucesivo proceso de desideologización social, ocultación mediática y asunción sumisa de la falta de control de nuestra propia vida.
Sin embargo, no creo que se pueda iniciar un proceso revolucionario imbricado dentro del propio sistema generador de injusticia y siguiendo las normas que él propone. De ahí mi recelo y mi convicción de que deberíamos poder vivir sin créditos, éticos o no, cuando la inmensa mayoría de los mismos van destinados a cubrir derechos universales como son la vivienda, el alimento, la sanidad, la educación o el trabajo. En cualquier caso, es de agradecer que no me desvele el hecho de en qué negocios podría invertir mis ingentes ahorros, mientras espero que prácticas especulativas como la Bolsa y usureras como los préstamos hipotecarios desaparezcan algún día no muy lejano. Hubo épocas en que la usura estuvo prohibida. Las tres religiones abrahámicas la consideran un grave pecado, aunque ya casi ningún clérigo quiera recordarlo a su feligresía.
Soñaré despierta.

7 comentarios:

Maria C dijo...

Aunque estoy de acuerdo con tu punto de vista creo que esfectivamente soñas despierta,me conformaria de momento con que los famosos "microcreditos" o creditos foscales a largo plazo sirvieran para algo mas que para tapar agujeros,es inutil(hablo desde la perspectiva de mi pais)dar ayuda que solo sera para salir de la "urgencia" y jamas para ayudar realmente en lo "importante",dar creditos por ejemplo a indigenas para que cultiven es el mayor de los absurdos ya que ellos nunca fueron "productores" sino "colectores",darles el dinero sin la educacion y la asistencia tecnica es lo mismo que nada,solo servira para endeudarlos mas.Como decis las 3 religiones abrahamicas lo consideran un grave pecado pero la Iglesia Catolica es una de las que "mueven" su dinero en empresas no muy licitas y hablo de capital en dinero no de obras de arte y cosas asi que mal o bien son patrimonio de la humanidad.Con esto quiero decir que seria bueno aprender a "valorar las pequeñas genancias de las grandes perdidas"asi quizas podamos dejar de solo soñar despiertos.Saludos.
PD.Estoy en deuda contigo no lo olvido pero mi vida en estos dias esta algo agitada,no quiero enviar lo que sea por decir que lo hice.

Dizdira Zalakain dijo...

Hola, María C: suscribo todo lo que dices. Además, tú tienes una perspectiva muy interesante. Yo hablo solo en teoría, ya que en España apenas se conceden microcréditos. Sin embargo, vivimos asfixiados por las hipotecas; se puede destinar hasta un 70% del salario para pagar el préstamo de la vivienda y San Sebastián, en concreto, es la ciudad de Europa en la que ésta es más cara junto con Viena. Imagínate el panorama. Lo bueno es que la gente sigue viviendo, ayudados por sus padres o con pluriempleo. A pesar de todo, no se aprecia ni un atisbo de protesta.
No te preocupes por la receta. Envíamela cuando te venga bien y si no puedes, no pasa nada.
Besos.

bLuEs dijo...

Un profesor que tuve de sociología decía que guardar los ahorros en el banco no es lo que parece. El banco negocia con el dinero que cada uno ha puesto y hace lo que le conviene. Esta conveniencia está guiada casi siempre en exclusiva por el beneficio económico.

Podría darse el curioso caso de que alguien estuviese en contra de las armas y el banco en el que ha puesto su dinero estuviese invirtiendo justamente en eso.

De todas formas ya señalas en la entrada que el problema es más amplio que este y quizás esta banca ética no suponga otra cosa que buscar las consecuencias del capitalismo desenfrenado sin romper verdaderamente con la dinámica. En cualquier caso minimizar la influencia que ejerce la banca podría ser un primer paso para su supresión.

Saludos

Dizdira Zalakain dijo...

Ojalá pudiésemos hacerlo, pero todo está pensado para que nos sea imposible pasar sin créditos, al menos para la vivienda que es algo básico de lo que no se puede prescindir. Yo intento comprar todo cuando puedo pagarlo y evito así pedir préstamos, pero con la casa es imposible.
Saludos.

Maria C dijo...

Mi perspectiva creo sea la mas viable ya que no podemos evitar a "los ladrones de cuello blanco",tratemos al menos de optimizar lo posible para que algun dia dejemos de soñar despiertos,en un pais donde la gente no conoce sus derechos te podras imaginar que menos conocera sus deberes,la ignorancia hace estragos en este campo.Saludos

Jose Luis Forneo dijo...

Por ejemplo, en Chiapas se ha creado una banca local que hace prestamos a la comunidad a un interes minimo (que solo se usa para reinvertirlo en la propia comunidad). Hay lugares del mundo donde los sueños se hacen realidad... Lo que significa que los sueños son posibles..

Dizdira Zalakain dijo...

Lo que cuentas de Chiapas es diferente. Yo a eso no le llamaría "banca" sino algo así como una caja común de previsiones. Eso me parece excelente. Saludos.