jueves, 19 de noviembre de 2009

Piratas del Paraná

Uno de cada cinco seres humanos no tiene acceso al agua potable. Cada año mueren seis millones de personas a causa de esta falta de agua. Ello se debe al aumento de la población, al cambio climático y a la contaminación de no solo ríos y mares sino incluso de vetas subterráneas. Pero sobre todo se debe al saqueo económico que provoca que en países en los que hay agua de sobra no se pueda acceder a ella en condiciones por falta de medios.
Cuando hay muertes (y vidas) tan absurdas e injustas como estas, la mayoría de la humanidad siente una cierta pena. Una pequeña minoría de héroes se desvive por paliar la situación. Y luego hay otra pequeña minoría de escoria, de carroñeros que aprovechan estas situaciones -muchas veces creadas por ellos mismos- para seguir lucrándose y hundiendo aun más a la humanidad y al planeta. Si Dante los hubiese conocido tendría que haber imaginado un nuevo círculo para su Infierno que hiciera parecer a los otros círculos abismales un jardín de recreo. Supongo que esta gentuza encima se cree inteligente por aprovechar las situaciones de penuria para cebarse con el que sufre y no se puede defender. A eso le llaman "estrategia empresarial". Pero ni es estrategia ni es nada tan inteligente que no pueda pergeñar hasta el más lerdo usurero. Es mera estulticia autodestructiva, la estulticia del tarado que roba a un mendigo, del alienado que mata a su madre para robarle cinco euros. Vamos a ver cómo este tumor purulento del planeta, esta aberración ha elaborado su inteligente estrategia comercial ante la crisis del agua potable.

El río Paraná fue antaño un lugar paradisíaco, uno de esos largos, inmensos, poderosos ríos que con su inagotable caudal de agua dulce recorren enormes territorios dotando de vida los alrededores en varios kilómetros a la redonda. Una empresa norteamericana -cómo no- ubicada en ese paraíso de libertad anticastrista que es Miami, ha encontrado rentable, ante la escasez de agua en ciertos países ricos del Golfo Pérsico, robar -literalmente, ROBAR, con todas sus letras y sin ningún tipo de paliativo- agua del río Paraná y transportarla en grandes barcos como mercancía. Sólo deben pagar el transporte.

Los ciudadanos argentinos están indignados pero ven que no existe legislación que prohíba hacer tal cosa. Los norteamericanos les roban el agua en las narices y no pasa nada. ¿Qué pasaría si una empresa argentina robara agua de los lagos y ríos de EE.UU. para hacer lo mismo? ¿Se lo permitiría ese supuesto vacío legal en el que se amparan los ladrones yanquis? Los vacíos legales no existen nunca si el legislador no los quiere. En menos de una semana se aprueba una ley ad hoc y asunto solucionado. Si los ladrones de agua fuesen nigerianos o filipinos, sin duda que el gobierno argentino ya habría actuado contra ellos, sin ni siquiera necesidad de legislar nada específico. Pero hay que dejarse robar - y lo que haga falta- por el gran amo.
Algunos voceros pagados o simplemente algunos idiotas a los que ni hace falta pagar para que difundan el mensaje del amo, dicen que todo esto es una campaña amarillista antiamericana. ¡Pobres empresarios yanquis, con lo majos que son y algunos dedicándonos a calumniarlos...! Argumentan que el transporte de agua en barcos no sale rentable. Parecen ignorar que una botellita de agua con una etiqueta que ponga "Patagonia Valley Gourmet" o una majadería similar puede salir más cara en Europa o en Abu Dabi que si fuese cerveza o vino. O que existen "técnicas" de latrocinio como el dumping o situaciones de probable monopolio que hacen que ese negocio aparentemente poco rentable resulte sumamente prometedor para estos carroñeros.
La empresa que se dedica a tan noble arte, el de robar impunemente con el apoyo del hermanito matón, se llama Makhena y, por desgracia, no es la única que opera en la rica veta del Paraná. Otro consorcio de dos empresas denominadas H2O Sur y Protein Plus ha decidido hacer las cosas a lo grande: han comprado 5000 hectáreas en la provincia de Córdoba para tener una buena base de operaciones para su latrocinio. ¿De dónde habrán sacado el dinero para comprar semejantes terrenos? Bueno, si nos fijamos en quienes son lo socios de la corporación, podremos imaginarlo: están encabezados por John Ellis Bush, el hermano de Bush y ex-gobernador de Florida -sí, el mismo que trucó el recuento de votos para que ganase su hermanito las elecciones. Otro de sus miembors es George Soros, acaudalado magnate especializado en el tráfico de armas, la familia germano-chilena y pinochetista Paulmann y otra poderosísima familia anticastrista: los Fanjul. Dicho sea de paso, es curioso como estos mafiosos mantienen la misma estructura familiar propia de la camorra. Enumerando a los grandes socios de estas empresas ya es fácil imaginar que estas fortunas se han generado con mucha sangre, con mucha crueldad... Pero su propósito es aun más siniestro: adueñarse de todo el agua del mundo. ¿El aire será su próximo target? Esperemos que no. Esperemos que el próximo target de una humanidad humillada, hambrienta y sedienta, sean esas familias de genocidas, de psicópatas masivos a los que seguramente solo la muerte podrá frenar en su locura.

10 comentarios:

Maria C dijo...

MAGISTRAL!!!y todavia dudabas poder hacerlo?ya mando copia a toda mi famila y amigos,hay mucha mas informacion en tu post,gracias.Un beso

Dizdira Zalakain dijo...

Muchas gracias.
La verdad es que me ha servido para enterarme de cosas que desconocía sobre la zona. Ya imaginarás que este tipo de noticias aquí no llega. Saludos.

Maria C dijo...

Es lo que imaginaba pero eso tambien te dara una idea de mi perspectiva ante ciertas cosas,despues de que recien casada estuve en Italia pais de origen de mi primer marido en el año 78 en la peor espoca de la dictadura donde se mataba sin piedad y todos me hablaban de "Paraguay paraiso de amor" entendi que a pesar de la globalizacion y cosas asi el primer mundo sabe poco del tercero.Saludos

bLuEs dijo...

No conocía la historia y, desde luego, es impresionante.

A veces se ven "coincidencias" que cuesta creer que lo sean. Pensando en los Bush, y en su unión con el petróleo, también sorprende ver que las invasiones de Irak hayan coincidido con sus mandatos (el de papá Bush y el de Bush Jr.).

A este paso terminaremos peor que en Mad Max.

Saludos

Dizdira Zalakain dijo...

María C:
Es que es alarmante cómo el "primer mundo" -lo digo con ironía- se mira el ombligo. Por ejemplo, la muerte de un occidental ocupa horas y horas en un informativo, mientras que una masacre en África pasa desapercibida.
Así que para estar informado hay que buscar en medios alternativos y, desde luego, tener un especial interés por los temas políticos o sociales. A la mayoría de la gente le da igual lo que pase en el mundo mientras conserve sus pobres evasiones.
Un beso.

Dizdira Zalakain dijo...

Blues:
Yo tampoco la conocía. Me he enterado de la noticia gracias a María C. Con lo de los Bush llevas razón. Dentro de poco, como dije antes, cobrarán por el aire que respiramos. No creas que el escenario de Mad Max resulta tan extraño. Ya se hacen guerras por el petróleo y el agua y algunas macroobras de autopistas y vías del AVE parecen auténticas "localizaciones" de la película.
Saludos.

Jose Luis Forneo dijo...

El triangulo del agua entre Paraguay, Argentina y Brasil es un objetivo estrategico de EEUU y sus matones-piratas. La crisis del agua esta empezando, pero en el futuro, en unos añitos, sera un problema grave de injerencia en America del Sur (otro). No seria de extrañar que las bases de Colombia tengan entre sus objetivos proteger a las empresas que roban agua para exportarla a los paises arabes pero, y aqui aparece otro de los protagonistas principales de la historia, a Israel...

Un informe del año pasado describia como en diez años Israel no tendra agua suficiente para su poblacion.. De donde puede robarla?

Dizdira Zalakain dijo...

Hola, J.L: Sí, después de robársela a los palestinos tendrán que inventar algo. Qué ingenua soy que no había caído en eso. Un saludo.

Cynara dijo...

Dizdira, escalofriante tu noticia. Voy a investigar ya que como habitante del Paraguay compartimos el río con la Argentina.
Coincido con JL que los yankis ya le pusieron el ojo al acuifero guaraní que es una napa de agua de gran caudal.
Y es cierto que el agua será el oro líquido del futuro.

Dizdira Zalakain dijo...

Hola, Cynara:
Me alegro de que te haya interesado el artículo. He incluído algunos links para ampliar información pero sin duda tú podrás investigar mejor sobre el terreno. Gracias por tu comentario.
Saludos.