lunes, 8 de marzo de 2010

Pollo escabechado.

El escabeche era una manera tradicional de conservar los alimentos gracias a la eficacia combinada del ácido acético del vinagre, que es útil contra numerosos microorganismos, y de la sal, que deseca el alimento. Los persas parece que fueron de los primeros que lo utilizaron, añadiéndole especias variadas, que aportaban interesantes matices de sabor y ocultaban la acidez del vinagre. De ellos parece que nos viene la palabra "escabeche" del persa "sikbâg". Y de Persia lo trajeron los árabes a Al-Ándalus y de ahí al resto de Europa. Después, cuando llegó el pimentón de América, éste se utilizó como especia fundamental del escabeche. De ahí el color rojo que muchas veces presenta.
Hoy es más un aliño que un conservante y es así como se emplea en esta receta, muy fácil de cocinar y muy sabrosa. Se puede comer caliente o fría en ensalada.

Ingredientes:
-750 gr de pollo -mejor si es deshuesado,
-1 puerro,
-1 cebolla,
-2 dientes de ajo,
-2 zanahorias,
-Sal,
-Pimienta,
-Aceite de oliva,
-Laurel,
-Romero,
-Vinagre.

Modo de elaboración:
Salpimentamos los trozos de pollo y los doramos en una sartén con un chorro de aceite de oliva, reservándolos después.
En la misma sartén añadimos algo más de aceite si es preciso y pochamos las verduras picadas muy finas. Cuando estén doradas, añadimos el pollo, un par de hojas de laurel y una pizca de romero.
Lo cubrimos con caldo de verduras y un chorro generoso de vinagre. Lo ponemos a fuego alto y en cuanto hierva lo bajamos dejándolo unos diez o quince minutos.
Cuando esté cocinado, pasamos la salsa por la batidora con lo que obtendremos una vinagreta excelente con la que acompañar el pollo.
Podemos comerlo así o dejarlo que se enfríe. En este caso, troceamos el pollo y lo mezclamos con lechuga, pepinillos, tomate, remolacha, aceitunas, arroz o lo que más nos guste y utilizamos la vinagreta obtenida para aliñar la ensalada.
Buen apetito.