martes, 9 de marzo de 2010

Pasta siciliana.

La pasta no solo se puede comer con queso y tomate: hay que cambiar un poquito. Al fin y al cabo la pasta es pan, y el pan va bien con cualquier cosa. En esta ocasión hemos utilizado macarrones de los gordos, pero se puede emplear cualquier tipo de pasta aunque, en mi opinión, con esta salsa quedan mejor las de tipo "carnoso".

Ingredientes, para 4 personas:
-300 gr de macarrones,
-1 berenjena,
-2 pimientos rojos,
-2 pimientos verdes,
-200 gr. de tomate triturado
-2 chalotas,
-1 diente de ajo,
-6 anchoíllas de lata,
-12 aceitunas negras sin hueso,
-Orégano,
-Aceite de oliva,
-Sal.

Modo de elaboración:
Lo de cocer la pasta, no creo que haga falta explicarlo: agua hirviendo, sal y un poquito de aceite de oliva hasta que esté al dente. La expresión italiana al dente no significa que nos dejemos los dientes en ella ni que se nos quede pegada en los dientes: significa que debe ofrecer cierta resistencia cuando la mordemos. Si se trata de pasta seca suele tardar algo más pero lo mejor es probarla hasta que esté a nuestro gusto. Una vez cocida, la escurrimos bien mientras preparamos la salsa.
Para ello haremos una especie de pisto. Colocamos en la sartén un buen chorro de aceite de oliva, pochamos un poco la chalota y luego añadimos el resto de verduras peladas y cortadas en daditos, manteniéndolas a fuego lento hasta que estén tiernas. Hacia la mitad de la cocción añadimos el tomate triturado.
Cuando las verduras hayan obtenido la textura de un pisto, las colocamos en la batidora junto a las anchoas troceadas y las aceitunas negras, espolvoreando la mezcla con orégano. Lo batimos bien hasta obtener la salsa. Si nos parece amarga en exceso -por los pimientos- podemos suavizarla añadiendo una cucharadita de azúcar.
Y ya solo nos resta emplatar la pasta, cubrirla con la salsa y espolvorearla con queso rayado parmesano a discreción.
Buon appetito!