martes, 29 de septiembre de 2009

Pollo rebozado al queso.

En la foto el pollo aparece acompañado por una guarnición que me encanta. No es muy sana y natural, la verdad, pero está buenísima. Se trata de unos chips que afirman basarse en un aperitivo indonesio realizados a base de tapioca y varias especias. Son similares a unas cortezas de maíz con algo de picante. Se comercializan con el nombre de Java´s.


Ingredientes:
-500 gr de pechuga de pollo en filetes,
-2 huevos,
-1 paquete de queso en polvo,
-2 chalotas,
-Aceite de oliva,
-Mantequilla,
-Sal,
-Pimienta negra molida,
-Romero,
-Albahaca,
-Orégano,
-1 limón

Modo de elaboración:
Cortamos las pechugas de pollo en tiras y las aliñamos con el zumo del limón, la sal, la pimienta y el resto de especias.
El queso que necesitamos es el que viene en un polvo seco, no el que sirve para gratinar. La marca más famosa en España era El Caserío, una empresa fundada en 1931. Ahora esta marca, como tantas otras, ha sido comprada por una multinacional yanqui. Y ya se han ocupado, compinchados con las grandes superficies, de que no haya una alternativa local. Así que ajo y agua. Ésta es la libertad de mercado capitalista. Por cierto, que la multinacional del robo y el envenenamiento alimentario llamada Kraft Foods, como es habitual en las empresas de su calaña, planea echar a la calle a los trabajadores de la fábrica de León y llevarla a Bélgica. En fin, que si os lo podéis permitir, comprad un trozo de queso esperad a que se seque y ralladlo vosotros mismos en casa. Os saldrá más bueno, más barato y no estaréis dandole el dinero a estos mafiosos amparados por la Ley.
En fin, sigamos. Rebozamos las tiras de pollo en el queso en polvo, como si fuese harina y después en el huevo batido.

En una sartén grande echamos un chorrito de aceite y derretimos un trozo de mantequilla. Pochamos en ella las chalotas bien picaditas. Cuando ya estén deshechas, pasamos a freir el pollo. Es importante hacerlo a fuego medio, dando la vuelta a las tiras y durante poco tiempo para que quede churruscante. Si los filetes no son muy gruesos, el pollo se hace enseguida. No es preciso que el aceite y la mantequilla sean demasiado abundantes, Así nos saldrá menos grasiento y ahorraremos materias primas. De todos modos, conviene dejarlos en un papel de celulosa al sacarlos de la sartén, para que estén lo menos aceitosos posible.
Y ya tenemos nuestro pollo rebozado, ideal como entrante. Buen provecho.