domingo, 27 de septiembre de 2009

El diablo Chávez y el Banco del Sur.

Este bonito domingo de otoño me ha parecido más luminoso cuando he leído una noticia breve y arrinconada a pesar de su trascendencia mundial. Es de ese tipo de asuntos que, o se ocultan como ha sido el caso, o se publicitan de manera que al público le suscite terror en lugar de esperanza. La noticia es la creación del Banco del Sur del que ya forman parte Venezuela, Argentina, Ecuador, Bolivia, Brasil, Uruguay y Paraguay y al que podrían sumarse nuevos miembros en el futuro. Se trata de un banco surgido al margen del FMI y del Banco Mundial. Para el resto de los gobernantes no existe vida más allá de estos dos organismos criminales al servicio de los USA, que son los máximos responsables y promotores del estado de desigualdad, la asfixia del desarrollo y el hambre de los países del tercer mundo, de las progresivas carencias e injusticias del primero, de la mayor parte de las guerras que hoy se sostienen en el planeta y, finalmente, del deterioro irremediable del medio ambiente.
El Banco del Sur, además, se plantea como un fondo solidario con el que se pueda ayudar a un país concreto en un momento puntual de crísis.
Y como, no nos engañemos, esto no va a gustarle al Imperio, es imprescindible defenderse de sus más que previsibles ataques a la soberanía de esta parte del mundo. Por eso es que también se están planteando crear una especie de OTAN del sur para desmarcarse de la impunidad genocida con que actúa nuestra OTAN, ésa a la que el PSOE prometió que jamás perteneceríamos.
Mientras los dirigentes del mundo que se dicen de izquierdas y socialistas sin sonrojarse siguen rindiendo pleitesía a las transnacionales, Chávez, como líder carismático y excelente estratega que es, toma medidas concretas. Sería tan sencillo nacionalizar los bancos y que los países más deprimidos se negaran a abonar la deuda externa con la que son estrangulados por el Banco Mundial...
Quizá, por ello, las transnacionales de la comunicación han iniciado desde hace años una campaña de demonización tan atroz que es una de las pocas ocasiones en las que se ha visto totalmente de acuerdo a partidos como el PP, PSOE, PNV y hasta IU.
Por ejemplo, hace un par de años, se le llamó dictador a Chávez porque propuso un referéndum para que el presidente de la República pudiera presentarse indefinidamente a las elecciones. ¡Qué crimen! En España, al igual que en muchos otros países como Alemania o Francia, tampoco hay límite para que un presidente pueda ser reelegido las veces que sean. Es más: lo que sí tenemos en España es a un Jefe de Estado que, simplemente no se elige nunca: está impuesto por Franco y ahí sigue. Recientemente, el narco-paraterrorista Uribe ha hecho lo mismo, pero como se trata de un lacayo de USA, ha pasado totalmente inadvertido. En aquella época, los intentos de golpe de estado y la campaña internacional de desprestigio fue tan ardua que hasta se invitó a un programa del corazón de España a la ex-mujer de Chávez para que lo pusiera a parir. Ello a pesar de que en este programa continuamente esgrimen el lema de amás hablar de política.
Ignoro por qué Occidente se ha quedado en intentos de golpes de estado y campañas asfixiantes y no pasa a la invasión del país. El caso es que Chávez continúa avanzando sin tregua: instaura educación y sanidad gratuitas, renegocia la producción de petróleo con las multinacionales que expoliaban el país, tiende puentes estratégicos hacia Irán y China... Bueno, Obama... te está creciendo el Eje del Mal. No sé si vas a encontrar marines para acabar con tantos terroristas.
Recuerdo que durante un punto álgido de la permanente campaña antichavista nos mostraban a miles de opositores -que no sé dónde se meten cuando la oposición, en manos de mafiosos arrojados del poder, pierde sistemáticamente elección tras elección- en una de las múltiples encuestas callejeras, una pija bastante descerebrada esgrimía como todo argumento contra Chávez: "Este hombre no es humano, háganme caso, es un diablo."

1 comentario:

Jose Luis Forneo dijo...

Todo lo que signifique union de paises que buscan alternativas al camino unico se oculta o se deja en una esquinita del periodico.