sábado, 16 de julio de 2011

Él es Pablo Hasél, no Stéphane Hessel.

Según la agencia de noticias EFE, Alejandro Sanz es un artista comprometido. Esto lo lei hace ya tiempo, antes del 15-M, cuando todavía Belén Esteban no había demostrado su indignación en Sálvame. He buscado la noticia en internet y la he encontrado enseguida. La frase que resaltan como ejemplo de profundo y comprometido pensamiento es ésta:

Me parece que hay una crispación tal, que no nos lleva a ningún lado. Los políticos hoy en día miran más por sus propios partidos; unos por mantener el poder y otros por alcanzarlo, y se olvidan de los países, se olvidan del país en concreto.”


Hacía tiempo que no leía nada tan inteligente y, a la vez, tan explosivo. Puede decirse sin temor a exagerar que Bertolt Brecht hoy vive en Miami.

Abandonemos ya el modo irónico para denunciar un nuevo caso en que el diccionario es puesto patas arriba por los medios de comunicación. Se supone que los artistas comprometidos deben tener, primero, alguna neurona y, segundo, algún mensaje que no le guste a la agencia EFE. Y, sea por no cumplir con éste requisito o con aquél o con ambos, los artistas comprometidos en este país prácticamente no existen o si existen resultan invisibles -precisamente porque cumplen el segundo de los dos requisitos. Desde luego, si algún día vemos a algún auténtico artista comprometido en la TV, no será babeando delante de decenas de micros en Miami, sino esposado, camino de la Audiencia Nacional.
Una de las escasas excepciones a esta regla la constituye Pablo Hasél, de quien ya hablamos en este blog hace poco a raíz de la publicación de su maqueta "El Ché disparaba". Que Hasél es un autor prolífico lo demuestra el hecho de que apenas el mes pasado publicó una nueva maqueta con 17 temas titulada "Un café con Gudrun Ensslin." Y, por increíble que parezca, creo que apenas antesdeayer ha publicado otra más. Es que casi le sale a una canción diaria...

Los títulos de estas dos maquetas son ya muy indicativos de qué emtiende Pablo Hasél por compromiso. "El Ché disparaba" nos recuerda que el Ché no fue un perroflauta que tocaba los bongos en manifestaciones, por mucho que dichos perroflautas lleven camisetas con su cara. El Ché era un intelectual y un guerrillero que murió con el fusil en la mano, un fusil que no dudó en utilizar para echar de Cuba a la basura capitalista. En cuanto a Gudrun Ensslin, la protagonista de la portada y el título de la maqueta que comentamos hoy, fue una de las integrantes de la Rote Armee Fraktion (RAF). Murió cobardemente asesinada por sus carceleros. El adverbio no es retórico: asesinar a alguien que está en la cárcel haciendo parecer que ha sido un suicidio es ser un completo cobarde. De eso saben mucho los carceleros ibéricos. Pero ante eso, sus compañeros de la RAF no se limitaron a emitir un comunicado condenando el hecho: mataron a cambio a un empresario. Es esta manera de entender en qué consiste la lucha de clases y este realismo a la hora de estimar con qué armas se conquistan los derechos lo que convierte a Pablo Hasél en un artista comprometido. Un artista comprometido ni es tonto ni se lo hace ni trata a su público como si lo fuese.
Un artista que canaliza el río desbordado de la indignación ante las injusticias no es un artista comprometido, es un traidor, un vendido o, solo en el mejor de los casos, un imbécil. Pero todos nuestros considerados artistas comprometidos son de éstos. Por eso la tarea fundamental del verdadero compromiso está en acabar con este engaño. Un engaño que podríamos resumir con esta frase, aunténtico leit motiv de este nuevo disco de Hasél: "las caceroladas no hacen temblar al poder." O con este titular de otro de los escasos verdaderos artistas comprometidos, también hip-hopero, El Nega, que escribió a propósito del 15-M "Más barricadas y menos batucadas"

No hace falta ser aficionado al hip hop para apreciar este nuevo trabajo no remunerado que nos regala Pablo Hasél. El hip hop solo es el medio del que el artista se vale para expresar ideas imprescindibles para los izquierdistas que han dejado de serlo sin siquiera darse cuenta, porque todo un equipo de lavado masivo de cerebro, llamado El País, Público, La Sexta, Gara, etc. nos han inoculado ideas tan absurdas como que una sentada en una plaza es capaz de tumbar al capitalismo. El autor es un ingenioso poeta del tipo quevediano y el disco está lleno de versos que muy bien podrían convertirse en lemas. Una afortunada metáfora como ejemplo:"España es una choni con demasiado maquillaje."


Es un disco lleno no solo de compromiso, sino también de violencia, no de violencia gratuíta, sino de violencia debida, la violencia con la que cualquiera que no sea un trozo de carne y que tenga dignidad debería reaccionar cuando sabe que un pequeño grupo de cerdos decreta que en este inmenso campo de concentración global cada cinco segundos muera de hambre un ser humano.



Este disco no dice "Indignaos" dice "Odiad", porque no lo ha escrito Stéphane Hessel, lo ha escrito Pablo Hasél.

23 comentarios:

Jose Luis Forneo dijo...

La verdad es que Hasel es uno de los creadores actuales que mantiene la bandera del compromiso de clase y de lucha vivo. Precisamente los dos personajes que dan nombre a los discos que citas nos muestran la unica manera que hay para limpiar la basura capitalista de nuestras tierras... Pero no lo digamos muy alto que en España por mucho menos hay gente a la que le dan un paseillo incomunicado en cualquier cuartelillo..

Saludos

Rebelde Imberbe dijo...

Para uno que hace música en condiciones y no saca los discos en físico para poder comprárselos...jajaja

Es que sus letras dejan bien lejos hasta a LCDM...

Anónimo dijo...

"Puede decirse sin temor a exagerar que Bertolt Brecht hoy vive en Miami."
JAJAJJAJAJA

X dijo...

Si lees el manifiesto comunista enseguida te das cuenta de la energía y fuerza que trasmite, es un llamamiento a la lucha, es un libro que guarda toda la fuerza, como si se hubiera escrito ayer. Con otros textos clásicos pasa lo mismo. En cambio lees los textos de los izquierdistas de hoy y van arrastrándose, van como dando lástima y lloriqueando, digo más, asustan a la gente, no saben hacer otra cosa que meter miedo a los trabajadores describiendo mil y una tragedias, por no decir que lo que proponen suele ser bastante ridículo. Por ejemplo ATTAC, que nos lo pintan como la quintaesencia revolucionaria casi, y qué pide, poco más que un impuesto. O esos otros que se cuelan en la junta de accionistas del Santander para decir a Botín que la banca roba mucho, como si Botín no supiese de qué va su negocio, lo sabe mucho mejor que ellos, así como lo sabía el perro de Juan March y otros de su calaña, cuyos iguales se siguen meando en las fosas de nuestros camaradas.

También escucho a este rapero y al Nega. Y en cuanto a Hessel, creo que sacó otro libro más titulado Comprometeos.

Anónimo dijo...

Dizdira te enviaría un email pero es más cómodo por aquí:

http://www.kaosenlared.net/noticia/en-libia-se-vence-o-se-muere

y la respuesta de JM:

http://jmalvarezblog.blogspot.com/2011/07/libia-sobre-los-valedores-de-la.html

Iñigo dijo...

ATTAC no se vende como la panacea, quizás otros lo venden así, pero ni en sus estatutos ni en sus comunicados así lo hacen. Ellos no tienen la culpa.

Pablo Hasél hace canciones, Stéphane Hessel luchó con la resistencia contra la ocupación de su país, fue torturado, pasó por Buchenwald, participó en la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Judio que apoya la causa palestina.
No le denostemos por un librillo de buenas intenciones.

Iñigo dijo...

Por cierto, y aunque supongo que lo conoceréis de sobra ...
Gil Scott-Heron
http://www.youtube.com/watch?v=qGaoXAwl9kw

Ernesto dijo...

Joder con el arce, patético y cómplice de los terroristas.

Dizdira Zalakain dijo...

José Luis:
Si a Enrique Dans o a Martin Varsavsky no les ha pasado nada, a pesar de sus proclamas contra el sistema ¿qué le iba a pasar a Hasél?

Rebelde Imberbe:
Pues precisamente LCDM acaba de sacar un CD muy recomendable "Pasión de Talibanes", no sé si lo sabrás.
http://www.youtube.com/watch?v=mJk1OMy10jQ

X:
Sí. Entre el Manifiesto Comunista y el Indignaos, Comprometeos, o como se le quiera llamar, hay un abismo insalvable de estupidez y venalidad.

Anónimo:
Ya conocía el artículo de Arce. Supongo que, entre otras cosas, es una pataleta por intrusismo profesional. Los blogueros aficionados nos atrevemos a escribir sin el ISO 9000 de periodista acreditado y fiable y, para colmo, al no ir a sueldo, nos podemos permitir el lujo de decir la verdad. Nuestro compañero X, de El camino de Hierro ya había contestado sobradamente a este docemesesdocecausas.
http://elcaminodehierro.blogspot.com/2011/07/el-ninismo-ataca-de-nuevo.html

Íñigo:
-No tengo el gusto de conocer -como persona- a Hessel -ni a Hasél tampoco, por cierto. Los conozco como personajes. Pero si alabo al Hasél-personaje es por lo que le hace célebre, por lo que le hace personaje: sus canciones. Y a Hessel por su best seller.
-Un libro no puede tener malas o buenas intenciones, en todo caso quien las tendrá será su autor. Pero eso es lo de menos. Cuando un libro se publicita en cada librería y centro comercial habrá que pensar no en las intenciones del autor, sino de la editorial. Grupo Planeta, uno de los grandes macrogrupos editoriales mundiales. Si decimos que el grupo editorial que promociona el libro de Hessel es el mismo que controla el diario La Razón, yo creo que no es necesario indagar mucho más. Lo mismo cabe decir de las editoriales que han promocionado el libro en Francia o Alemania.

Gracias por el vídeo. Con el que, por cierto, estoy de acuerdo. La revolución no será televisada. Ni tampoco proclamada o azuzada mediante best sellers.

Iñigo dijo...

Si te has leído el libro verás que poco tiene que ver con la línea editorial del mencionado diario, aunque no me extrañaría que discrepases también respecto a esto.
La genética ninista, ya sabes.

saluts

Dizdira Zalakain dijo...

Ernesto:
Sí. Y en este caso es difícil creer que es cómplice involuntario. Ya que él se supone que ha estado en Libia y ha debido darse cuenta como mínimo de que no son los libios los que quieren echar a Gaddafi -y si alguno quiere echarlo, desde luego no es a bombazos.

Íñigo:
Pues la verdad es que me lei el libro de gorra en el super, porque es tan cortito que se liquida en 10 minutos.
La línea editorial es la misma en el fondo, por más que la forma cambie. La frase: "Hay que eliminar las alambradas para que los lobos puedan devorar ovejas" tiene la misma intención que la frase: "Las ovejas deben salir de su reducto alambrado y dialogar con los lobos." o "Las ovejas deben plantar cara a los lobos y liarse a mordiscos con ellos." Cambia el target al que van dirigidas, pero venden lo mismo: que las ovejas sean devoradas.

De modo semejante, el "Indignaos" de Hessel es propaganda en favor de intereses derechistas para ser consumida por un público izquierdista. El pasado antinazi y propalestino del autor es un buen método para esconder el fraude, lo mismo que la "S" y la "O" del PSOE o el puño cerrado de Otpor!. No descarto siquiera que Hessel sea bienintencionado y solo haya servido de tonto útil.
Si el mismo Lenin resucitase y escribiese el "Indignaos" yo seguiré diciendo que eso es un fraude, porque el fraude no se detecta en el curriculum del que escribe algo, está en lo que escribe y en quiénes preparan las cosas para que todo el mundo lo lea.
No es cuestión de genética, sino de racionalidad:

1-Los dueños de la Ed. Planeta están formados por el grupo de los que ostentan el poder.
2-La Ed. Planeta promociona al máximo un libro en el que se dice que hay que luchar contra los que ostentan el poder, pero sin recurrir a métodos violentos.
3-La historia y el sentido común coinciden en que todos los métodos que han logrado acabar con los poderosos han sido violentos.

La única conclusión razonable que me parece que cabe deducir de estas premisas es que los que ostentan el poder, mediante la Ed. Planeta y el resto de oligopolios mediáticos, pretenden evitar -ante las previsibles convulsiones que acarreará el fin del estado del bienestar en Europa- que esas convulsiones lleguen a poner en peligro su situación de poder, es decir, adopten formas violentas.
Pero, hasta más o menos 1960, desde Espartaco al Ché Guevara, a ninguna persona razonable se le habría jamás ocurrido la delirante idea de que una cacerolada o una sentada podrían derrocar a los poderosos. Una estupidez de tal calibre es una epidemia mental de nuestro tiempo, epidemia propagada muy exitosamente por los medios con la esperanza de perpetuarse. La gente cree que Gandhi logró la idependencia de la India con una huelga de hambre y ni siquiera se pregunta cómo la obtuvieron entonces el resto de colonias del mundo tras la II Guerra Mundial.

Iñigo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Iñigo dijo...

No voy a entrar a discutir punto por punto tu argumentario, resultaría inútil, si tu estás en AM yo estoy en FM.

Hessel, a partir de Indignaos, pretende que esos corderitos empiecen a tomar conciencia de lo que está pasando, que no se resignen, que existen motivos por los que cabrearse, ergo, luchar. Porque, seamos realistas, nuestra sociedad es tremendamente acomodada en su mayoría, por mucho que los movimientos sociales no se hayan inventado con el 15-M. Si este blog fuera reflejo de esta sociedad otro gallo cantaría.
Siguiendo con tu metáfora, qué sugerirías hacer a los corderos?. Resulta que estos multiplican en número a los lobos, y si todos los corderos o gran parte de ellos deciden protegerse unos a otros, es muy posible que tras varios intentos de seguir aplicando su política de hierro, los lobos empiecen a cambiar su estrategia hacia otra de mayor tolerancia hacia los corderos. Los avances harían ganar más adeptos a los corderos, cada vez más organizados, cada vez más determinados...

Ojalá pudiesen los corderos matar a los lobos, pero lo veo tremendamente ilusorio.
En esa situación, prefiero un pequeño pasito en firme que un salto al vacio.

Sobre la utilidad de la violencia/no violencia;
no se pueden aplicar siempre los mismos métodos sin atender al contexto.

Si Ed. Planeta se ha volcado masivamente en la difusión de Indignaos no es porque sea un artefacto de propaganda de sus intereses, sino porque les proporcioan pingües beneficios, que es lo que les interesa( y de paso, que no comprometa en exceso sus intereses ideológicos, eso sí). Hay un matiz importante.

Si hacemos balance del estado de la sociedad desde que se publicó Indignaos a hoy, creo que hay ciertos avances; mayor concienciación, se empieza a generalizar la aceptación de la gente a la oposición a los desahucios, movimientos en barrios...

Es suficiente? No. Los recortes siguen su curso y la foto macro arroja muy poquita luz.
Es algo? Quiero pensar que sí.


Un saludo.

Ernesto dijo...

Iñigo, si a estas alturas crees que Planeta publica ese panfleto porque da beneficios, es que vives en el mundo de Alicia.
Las editoriales pueden hacer un superventas con lo que quieran, no es el público el que hace un superventas, es la editorial el que lo crea. Si ahora mismo ellos quieren te hacen del, pongamos por caso, "Eslavismo y anarquía" de Bakunin un superventas.
Lo increible es que haya que explicar esto.
Lo de Hessel es un mensaje político con todas las letras, y Planeta no va a tirar piedras contra su tejado.

Iñigo dijo...

Los ideólogos de Indignaos son los fundadores de "Indigène, una minúscula editorial con sede en Montpellier, respetada por sus escritos sobre las culturas primitivas."

http://www.publico.es/culturas/384011/sin-el-libro-de-hessel-la-revuelta-espanola-no-se-habria-producido

Ernesto dijo...

Pues no me digas más, así que sin el libro de Hessel la revuelta española no se habría producido
JAJAJAJAJAJA
Pero qué revuelta? Esto demuestra hasta que extremo esta "revuelta" es un fraude.
Y esto a su vez demuestra que el libro es otro fraude.
Y también demuestra de que manera más concienzuda se moldea la opinión y las mentes de la gente.

Iñigo dijo...

Ok, Ernesto, quédate con el titular chorra, tú mismo.

Anónimo dijo...

@Iñigo

Mira si a tí te hace sentir antisistema ir al Corte Inglés y comprar el librito de una mega editorial... Estupendo!!!

Es justamente lo que el sistema espera de tí y de muchos como tú...

La disidéncia controlada es lo tuyo.

Si levantar la manita y hacer sentadas te hace sentir revolucionario, eres el prototipo de manipulado social que el sistema fomenta.

Así canaliza vuestra frustración, no sea que a alguien se le ocurra tomar la Zarzuela y empezar una verdadera revolución...

Iñigo dijo...

Dejémoslo, no me apetece seguir siendo descalificado.
Antisistema y revolucionario, palabras que no me habrás visto utilizar en este blog, pero todo vale, al parecer.
Me pregunto qué es lo que propones para derrocar al sistema.
Y, si efectivamente lo que propones es lo que intuyo, por qué tú y los que piensan como tú no habéis empezado a poner en práctica lo que llamáis la única forma de cambiar las cosas de raíz.

Saludos

Anónimo dijo...

Vete con alberto arce, iñigo, hacéis buena pareja revolusiónaria.
Un saludo de Ernesto.

Iñigo dijo...

A sus órdenes, Ernesto 'Che' qué-varas.

NG dijo...

Esas dos maquetas (de Hasel) son puro oro,
Os lo digo yo que soy fan del Rock y sus variantes y no del Rap.

Anónimo dijo...

para el bocazas hijoputa del autor: tu como sabes monton de mierda putrida,que las camisetas del che solo las usann perroflautas?que yo he visto a jefes insurgentes vestirlas,no hableis mierda hijoputa.