miércoles, 1 de febrero de 2012

Comunistas en Irán (4)

¿El final del Partido Comunista?
La ejecución de Khosro Ruzbeh con la que concluímos la última entrega de la serie supone el final de un auténtico Partido Comunista fuerte y unido en Irán. Esto no significa que no siguiesen existiendo en las décadas siguientes, ilegalizados o no, partidos de ideología nominalmente marxista y, desde luego, decenas de miles de iraníes que, más o menos en secreto, se consideraban comunistas. Pero aquel Partido Cumunista iraní implantado en el tejido social con opciones políticas, con sindicatos fuertes y armados, con cuadros cualificados, con una red secreta militar infiltrada entre los altos oficiales del ejército, con ideas políticas nítidamente socialistas y, sobre todo, aquel Partido Comunista que infundía respeto pues se consideraba una suerte de embajada de Stalin, desapareció de Irán para siempre.
Esta afirmación es una apreciación personal de la que esto escribe y, desde luego, no coincide con lo que nos dicen los libros y artículos a los que en Occidente tenemos acceso. En esos libros y artículos, en función de la línea ideológica del grupo editorial, suelen buscarse causas de lo más curiosas para justificar la debacle de los comunistas iraníes tras la Operación Ajax. Veamos algunas:
-Ya en 1957, en un congreso celebrado en la recién desestalinizada Moscú, el Partido Tudeh consideró que su error consistió en no reconocer la "naturaleza progresista" del gobierno de Mossadeq. Semejante declaración resulta tan demencial como desvergonzada. Recordemos los hechos: el partido Tudeh apoyó a Mossadeq hasta el final, a pesar del claro sesgo proyanqui y liberal de su política y a pesar del poco satisfactorio desarrollo de su gran baza: la nacionalización del petróleo. Los militares infiltrados del TPMO abortaron el golpe tramado contra él y, cuando los comunistas salieron a la calle para apoyarle... ¡fue justamente él, Mossadeq, el que mandó a la policía reprimir las manifestaciones a sangre y fuego! Al día siguiente, Mossadeq sufría un golpe de Estado que a todas luces tenía el aspecto de un golpe consentido. Y, tras el golpe, los leales militares que habían intentado defender el gobierno legítimo fueron ejecutados mientras Mossadeq disfrutaba de un placentero retiro en su mansión, retiro que fue legalmente calificado como "arresto domiciliario." Pues bien, el nuevo partido Tudeh literalmente escupió en la memoria de todos aquellos que habrían podido -seguramente de no haber hecho caso a ciertos líderes- evitar el golpe de la CIA y derrocar al Sha. Los denominaron "sectarios e izquierdistas."
-Otra causa que se esgrime desde que el enemigo a batir es la República Islámica inaugurada por Jomeini, es la traición de los clérigos. Según algunos miembros del actual Tudeh en el exilio norteamericano, parisién o londinenese, la culpa de la debacle de los comunistas la tuvieron los ayatolás, especialmente Kashani, pues retiraron el apoyo a Mossadeq. Curiosa acusación. Como si hubiese sido Kashani y no Mossadeq el que los asesinó y encarceló. Como si hubiese sido Kashani, y no la CIA y el SAVAK, el que ejecutó a Ruzbeh y asus 500 compañeros del TPMO. Lo único que hizo Kashani, eso es verdad, es comprender antes que los líderes del Tudeh que ese Mossadeq lo único que estaba haciendo con toda su retórica nacionalista y liberal era transferir el petróleo de manos inglesas a manos norteamericanas y beneficiar a su clase social: la incipiente burguesia urbana.
-También se habla de las escisiones ideológicas dentro del partido, que conviertió el anterior gran partido Tudeh en decenas de grupúsculos de las más diversas orientaciones: maoístas, trostkistas, violentos, no violentos, islamistas, laicos, prosoviéticos... Sin embargo, yo esto lo considero no una causa sino una consecuencia.

Causas del desastre.
A mi juicio, la causa principal del fin del Partido Tudeh no puede obviarse. Es tan evidente que solo un ánimo de interpretar extrañamente los hechos puede buscar otros motivos: el Partido Tudeh fue eliminado tras la sistemática persecución y posterior exterminio que durante cinco años emprendieron la CIA y la SAVAK tras el golpe de estado contra sus miembros de vanguardia. Quien busque paralelismos históricos puede encontrarlos muy cerca: en España o en Chile en un tiempo el Partido Comunista fue poderoso y organizado, pero tras Franco y Pinochet no han vuelto a levantar cabeza. Pero los conferenciantes del Tudeh en el exilio apenas hablan de esta persecución. A su juicio, la persecución y el exterminio de comunistas fue obra de Jomeini.
Ahora bien. Podríamos preguntar por qué el Partido Tudeh no volvió a reconstituírse. Ya lo logró tras la represión del anterior shá, en los años 30. Estas son algunas de las causas que yo encuentro:
-En el marco de la nueva política de "distensión" con EEUU iniciada por Khruschev se comprende la nueva situación de orfandad a la que se enfrentaba el Partido Tudeh.
-Una vez desarticulado el aparato militar y de inteligencia del Tudeh, fue sencillo infiltrar miembros adictos al régimen. Muy pronto altos cargos del Partido Tudeh mostraron un talante conciliador con el Shá. Veámoslo:
Siguiendo fielmente el manual norteamericano de gobiernos títeres, Muhammad Reza establece en su reino una "democracia" bipartidista que él mismo justifica así en un libro de memorias:
"Si yo fuese un dictador, en vez de un monarca constitucional, habría establecido un sistema de partido único, como el de Hitler (...) o los comunistas. Por eso es que voy a promover dos partidos sin asociarme personalmente con ninguno de ambos."
El teatro lo representaban, pues, dos partidos: uno, el partido Melliyoun jugaba el papel de partido conservador y nacionalista, el otro, el partido Mardom, se presentaba como el paladín de la clase obrera. Pues bien, este partido Mardom se nutrió principalmente de miembros del Tudeh.
No es dificil imaginar qué pensarían los militantes honrados que quedaron vivos tras la represión al ver cómo sus cuadros de "intelectuales" no solo no eran represaliados, sino que eran contratados por el Sha para hacer de rojos en la farsa de parlamento que había montado el dictador. No es difícil de imaginar, sobre todo, para los comunistas españoles honrados que contemplaron a sus dirigentes ocupar un escaño tras agachar el espinazo ante el sucesor designado por Franco.
Ni que decir tiene que esto generó numerosas divisiones internas y que surgieron grupúsculos que intentaron volver a la lucha armada.

Los ulemas rojos.
Al mismo tiempo que los comunistas perdían apoyo social, los movimientos religiosos empiezan a convertirse en el principal problema político interno para el Shá.
Los ayatolás habían protagonizado ya numerosos episodios políticos. Fueron determinantes, como vimos, en la Revolución Constitucional de principios de siglo. En la década de los 30 hubo un grupo de teólogos de Qom que apostaba por una confrontación política contra la connivencia de Reza Pahlevi con los países colonialistas. Especialmente influyentes fueron Shahabadi y Mudarris, de entre cuyos alumnos cabe destacar a Mahmoud Taleqani y al propio Ruhollah Jomeini.
En los 50, vimos como el ayatolá Kashani fue clave en el proceso de nacionalización del petróleo al prestar inicialmente su apoyo a Mossadeq. Sin embargo, ni el régimen del Shá ni sus aliados occidentales se atrevieron nunca a declarar una guerra abierta y total a los ulemas. Y menos aun tras el derrocamiento del rey en el vecino Irak en 1958. Eran personajes demasiado influyentes; de ahí que la política del Shá consistiera más bien en fomentar el trato de favor a los clérigos menos problemáticos y, a cambio, ceder en las cuestiones que no afectasen directamente a los intereses político-económicos de Occidente. Es por ello que Reza, al contrario que Atatürk, no pudo imponer reformas culturales y religiosas como la de un estado laico, un sistema educativo y un alfabeto occidentales, etc. Desde 1947, el hombre del Shá en este pacto era el Gran Ayatolá Hossein Borujerdi, que ostentaba la dignidad de marja al-taqlid y que también fue profesor de Jomeini pero que, al contrario que los otros mencionados, rechazaba cualquier intromisión de lo religioso en política. El silencio de Borujerdi resultaba inaceptable para muchos de sus compañeros ulemas: no solo no se implicó en el asunto de la nacionalización del petróleo: tampoco se molestó en condenar la agresión sionista contra los palestinos. Aun peor: en 1957 el ayatolá Taleqani, compañero de Jomeini, es acusado por el Shá de esconder a terroristas y conducido a la cárcel. Volveremos a hablar de Taleqani más adelante, pero lo que aquí nos llama la atención es que Borujerdi no dejó de mantener su entendimiento con el Shá ni siquiera mientras éste mandaba a la cárcel a uno de sus colegas.
Por eso creo que un hecho clave aunque quizá poco señalado para comprender los motivos del cambio de situación en los años 60 es la muerte de Hossein Borujerdi en 1961.
Por un lado, a pesar de los intentos del Shá para que su sustituto fuese el iraquí Mohsen Hakim, que mantenía una línea similar a la de Borujerdi, los ulemas optaron mayoritariamente por elegir a un marja implicado en los temas sociales. Como justamente ese mismo año 1961 moría también Kashani, que habría sido su sustituto natural, los ulemas apostaron por la figura de Ruhollah Jomeini, un ayatolá cuyos discursos incendiarios contra el Shá pronunciados en la madrasa apasionaban no solo a los jóvenes estudiantes sino a multitudes ajenas al mundo académico o religioso.
Por otro lado, el Shá se vio con las manos libres para aplicar de una vez las reformas que se le exigían desde EEUU y que se había abstenido de iniciar a cambio de la colaboración de Borujerdi.


La Revolución Blanca.
Así es como decidió denominarse a este paquete de reformas diseñadas por ingenieros sociales del Departamento de Estado USA y que Mohammad Reza anunció en 1962. El adjetivo "blanca", contrapuesto a "roja", pretendía demostrar que se pueden lograr reformas sociales magníficas por las buenas, sin derramamiento de sangre, sin lucha de clases y de la mano de EEUU. Si se comprueba la lista de reformas en superficie, es difícil no considerarlas como un adelanto: generalización y mejora de la cobertura sanitaria y educativa, modernización de las infraestructuras, integración de la mujer en la sociedad, reforma agraria con reparto de tierras entre los más desfavorecidos, medidas contra la corrupción... Sin embargo, la aparente benignidad de las reformas ocultaba un objetivo final: derribar la fuerte oposición antiimperialista de la sociedad iraní desde dos frentes, el ideológico-cultural y el socioeconómico.
-En el frente ideológico, se trataba de acabar con la atávica oposición a las costumbres y sistema de valores occidentales, no solo del ignorante campesino, sino también de una mayoría de los obreros e intelectuales. Sin inculcar valores liberales, sin despertar en la población el deseo por el consumo, por progresar en la escala social, por la competitividad, por experimentar intensamente la parte "frívola" de la vida, sin provocar en la población la admiración por lo occidental y el deseo de emular su modo de vida, sin todo esto era muy difícil introducir reformas en la infraestructura que fuesen aceptadas por la sociedad.
-En el frente socioeconómico, se trataba realmente de promover una revolución "de diseño". Los neoliberales poco informados que sinceramente creen que Marx está periclitado deberían observar lo útiles que resultan para los técnicos del Departamento de Estado USA los descubrimientos marxistas.
Lo primero era crear una poderosa clase social que aun no existía en Irán: una gran burguesía urbana nacional que compartiese los mismos intereses que el Imperio. La pequeña burguesía tradicional, la del Bazar, apenas era decuada para este fin, dada su mentalidad de mercaderes medievales lastrados por fuertes tradiciones sociales y religiosas. Para formar a esta gran burguesía es para lo que se destinaba el irregular tanto por ciento de beneficios que proporcionaba la recién nacionalizada compañía petrolera NIOC.
Siguiendo a cámara rápida prácticamente el mismo guión que, según los historiadores marxistas, llevó a Europa desde el feudalismo al capitalismo, el segundo paso fue desvincular a la inmensa mayoría de la población, es decir, a los campesinos, de sus medios de producción y convertirlos en desposeídos que emigran a la ciudad en busca de un salario.
El tercero fue derrocar como clase dominante a la aristocracia feudal tradicional. Con estos dos últimos pasos -proletarización de los campesinos y derrocamiento de la aristocracia feudal- se lograba también acabar con las dos clases de las que emanaba la legitimidad y el apoyo social a los ulemas.
La reforma fundamental para dar estos dos últimos pasos fue la Reforma Agraria. Esto es también lo que la convirtió en la más polémica. Detengámonos un poco en ella.


La reforma agraria.
La producción agrícola tradicional persa se basaba en una suerte de feudalismo con características propias, algunas de las cuales convertían en relativamente benigna la vida de los campesinos y, por tanto, fomentaban una estabilidad social difícil de quebrantar.
La propiedad legal de la gran mayoría de las tierras de cultivo estaba en manos de terratenientes. Eran muy escasos los campesinos con titularidad sobre las tierras que cultivaban. El sistema consistía en que los campesinos se quedaban con una parte de la producción y los terratenientes con otra. Para calcular el porcentaje que correspondía a cada parte, la tradición persa consideraba que los productos agrícolas precisaban de cinco factores: tierra, agua, trabajo humano, trabajo animal y semillas. Por cada uno de estos factores aportados, era lícito quedarse con una quinta parte de la cosecha. A menudo el terrateniente se limitaba a aportar la tierra y, por tanto, a quedarse solo con un 20% de la cosecha, ya que los campesinos eran capaces de organizarse eficientemente para mantener ganado, acceder a las escasas fuentes de agua y almacenar semillas. Esta es la clave de la estabilidad del sistema. ¿Cómo lo lograban? La respuesta es el boneh. El boneh es un sistema colectivo basado en normas tradicionales que permitía a los campesinos realizar tareas que requieren la coordinación de varios miembros. Buena parte de la superficie de Irán tiene problemas de abastecimiento de agua, por lo que la labor colectiva permitía la construcción de qanats de decenas de kilómetros de largo y la posterior organización de los turnos de riego, etc. El boneh típico solía constar de entre 5 y 7 miembros, uno de los cuales, generalmente el de más experiencia, coordinaba al equipo. El sistema estaba muy bien adaptado a las características climatológicas de Irán y al tipo de cultivos y, en el contexto del desarrollo tecnológico de aquellos tiempos, resultaba sumamente eficiente. Además, nadie estaba obligado a permanecer en un boneh con el que no se encontraba agusto: el terrateniente no podía decidir dónde cómo y con quién tenían que trabajar los campesinos.
Los terratenientes, por otra parte, debían cumplir con una serie de obligaciones hacia los campesinos. Alimentarlos en épocas de sequía o carestía, comprarles ropa y equipo básico cada año, proporcionarles asistencia médica, prestarles dinero (sin interés) para situaciones justificadas, construir edificios comunes, como escuelas o mezquitas, sufragar los estudios de los niños que demostrasen capacidades intelectuales extraordinarias, etc.
Otro elemento importante del sistema tradicional agrícola lo constituyen los khoshneshin, individuos que carecían de derecho a cultivar la tierra. Esta carencia de derecho a cultivo no significaba que este grupo fuese de inferior rango social. Se trataba de artesanos, pequeños comerciantes, etc. De hecho, el término khoshneshin significa "sentados", o "cómodos", en referencia a que sus trabajos se suelen hacer sentados. No tener derecho a cultivo no significaba que no se podía cultivar, sino que no se pertenecía al sistema de boneh y, por tanto, se estaba exento tanto de sus obligaciones como de sus derechos. En casos de cosechas abundantes o de trabajos extraordinarios, los boneh solían contratar a khoshneshin para que les echaran una mano.
Tan detallada explicación del sistema agrícola tradicional ha sido precisa para comprender el por qué de la fuerte oposición social que despertó una reforma agrícola que, sobre el papel, parece tan positiva.
El gobierno iraní decretó la expropiación (con indemnizaciones) de buena parte de las tierras de la clase terrateniente tradicional. Luego vendió las tierras, divididas en pequeñas parcelas solo a los iraníes con derechos de cultivo -es decir, los khoshneshin no podían comprarlas. La venta se hizo en condiciones de préstamos a bajo interés. Las pequeñas parcelas, generalmente aisladas unas de otras, pasaban a ser propiedad privada individual. Las consecuencias fueron tan catastróficas como perfectamente previstas por los reformadores. Enumerémoslas:
-Los campesinos ya no se limitaban a pagar con un tanto por ciento fijo de sus cosechas, sino que debían pagar en dinero una cantidad fija para poder pagar el préstamo. Esto implicaba que una mala cosecha o un cambio en los precios de los productos agrícolas podía condenarlos a no poder pagar el préstamo y a optar entre morir de hambre o vender las tierras.
-Al instaurarse una propiedad privada de terrenos aislados entre sí, el sistema de boneh terminó por desaparecer y, con él, el trabajo colectivo imprescindible para las infraestructuras de regadío, el mantenimiento del ganado, etc. Ello convertía en inviables a las pequeñas parcelas.
-Cuando los campesinos comprendían que no podían pagar el préstamo decidían vender las tierras y huir a la ciudad con la cantidad amortizada para pasar a formar parte del proletariado urbano.
-La despoblación progresiva de las zonas rurales dejó a muchos khoshneshin sin trabajo y sin tierras. El padre de Ahmadineyad, fue uno de estos khoshneshin que trabajaba lo mismo de herrero, que de barbero o de tendero en una pequeña aldea y que debió emigrar a Teherán. Lo mismo que él debieron hacer otros muchos.
-Los campesinos vendieron sus tierras a la nueva burguesía, que disponía de dinero para comprarlas. La reforma del Shá recuerda a las reformas liberales de la España del XIX. Si la desamortización expropió tierras a la Iglesia para entregarlas a la burguesía, en Irán, la reforma del Shá, con su falso ropaje socialista, sirvió para traspasar la tierra de la aristocracia feudal a la burguesía. Ahora los campesinos pasaban a ser asalariados del campo.

El resultado global de todo esto fue que en pocos años la reforma agraria había logrado dos de sus grandes objetivos en la lucha de clases:
-Crear una abundante clase proletaria urbana
-Derrocar a la clase terrateniente feudal y entronizar a la gran burguesía.



Pero esta reforma, como deciamos, no se efectuó sin oposición. Los comunistas raccionaron ante ella de modo desarticulado y contradictorio. La mayoría de ellos la saludaron como un gran avance: de hecho, muchos parlamentarios del partido "izquierdista" diseñado por el Shá, el Mardon, eran antiguos notables miembros del Tudeh y ahora se erigían en los máximos paladines de la reforma. Otros grupos minoritarios analizaron correctamente la "revolución blanca" comprendiendo que eran reformas hacia el capitalismo y no hacia el socialismo. Pero su relevancia social fue mínima.
Sin embargo, los ulemas no estaban dispuestos a tolerarlo: ya no estaba Borujerdi y Jomeini era el nuevo marja para la mayoría de ellos. A comienzos de 1963, Jomeini presenta un manifiesto firmado por otros ocho reputados ulemas en el que lanza una dura crítica al Shá y a sus reformas. En él ofrece un listado de las medidas que violan la Constitución y acusa al Shá de estar al servicio de EEUU y de Israel. "La unica solución -decía el manifiesto- pasa por derrocar este gobierno tiránico que ha violado los mandatos del Islam y ha pasado por alto la Constitución y sustituírlo por uno que respete el Islam y vele por los intereses de Irán."
Al día siguiente de hacerse público el manifiesto, la policía del Shá irrumpe en la madrasa en la que Jomeini daba clase, mata a varios estudiantes y saquea el local. No se atreven a hacer daño al marja. Pero éste no ceja en sus críticas. Un mes después Jomeini arremete contra los ulemas que preferian mantenerse en silencio y afirma que declararse o comportarse como apolítico es un acto haram, en términología cristiana, un pecado.
Finalmente, tras otro discurso incendiario en la madrasa durante el día de la Ashura, el 3 de Junio de 1963, un comando entra por la noche en el domicilio de Jomeini y lo envía a prisión.

La historia reconstruída por los actuales voceros del Tudeh afirma que la oposición de Jomeini y los demás ulemas a la reforma agraria se debe a que ellos -los ulemas- eran ricos terratenientes. El análisis, aparte de claramente tendencioso, presenta graves deficiencias. Aunque es verdad que algunos terratenientes eran además ulemas, este no era el caso más habitual. Pero la objeción más importante que cabe interponer es que los terratenientes como individuos no fueron en absoluto perjudicados por las reformas: todos ellos siguieron siendo ricos. Solo les fueron expropiadas parte de las tierras, generalmente las menos productivas, pero fueron indemnizados por ello y, además, de haberlo deseado, habrían podido volver a comprárselas a los campesinos poco tiempo después. La reforma no perjudicó a los terratenientes como hombres ricos, sino a los terratenientes como clase social. Cualquier terrateniente preferiría el sistema capitalista de explotación agraria, a base de jornaleros, que el sistema tradicional, mucho menos rentable.
Digan las mentiras que digan los actuales sedicentes comunistas iraníes financiados por el NED, la rebelión de Jomeini en el 63 no fue la rebelión de unos fanáticos religiosos indignados por las minifaldas y por la merma de los privilegios de los ulemas. Los millones de campesinos que habían sido lanzados a la miseria proletaria no pensaban en minifaldas cuando se manifestaban enfurecidos ante el palacio del Shá portando fotos de Jomeini. Los revolucionarios de las minifaldas no eran los iraníes: eran los pijos que hacían el idiota por París cinco años después.


36 comentarios:

thescarletrevolutionary dijo...

La historia del Tudeh ha sido no pocas veces manipulada o distorsionada. Gracias a esta serie he aprendido mucho más de lo que esperaba.

Creo que el material es muy recomendable para algunos comentaristas de Civilización Socialista, que algunas veces demuestran tener muchos prejuicios acerca de tan complejo tema.

Saludos.

thescarletrevolutionary dijo...

¡Vaya! Por fin me ha sido posible comentar con mi OpenID.

Anónimo dijo...

¡viva los ni-nis y abajo los dantónicos, que lo ven todo en blanco y negro!

Etemenanki dijo...

"Los revolucionarios de las minifaldas no eran los iraníes: eran los pijos que hacían el idiota por París cinco años después."

Grandísimo. Aunque te refieras al mayo francés, no he podido dejar de pensar en el infame y publicitado cómic "Persépolis" (qué curiosidad: su autora reside en Francia), cuya protagonista es el vivo retrato de "revolucionario sesentayochista" (pero en versión antiiraní).

Salut!

Jose Luis Forneo dijo...

Parece que comunistas oportunistas, ninis y otras faunas al servicio del poder hay en todos los paises. Es curioso como EEUU y el shá crearon su propio partido "obrero" para aparentar opciones democráticas, como ha sucedido en España con el PCE o sucede en general en todos los partidos del mundo (incluso en la URSS rápidamente se creo el troskismo para fomentar la idea de que el comunismo de los sovieticos era malo malísimo, y que otras "opciones" eran posibles (y asi de paso, acabar con el gran apoyo a la Revolucion por parte de la clase obrera occidental).

Estoy convencido que mayo del 68 fue otra valvula de escape abierta conscientemente para que los jovenes pijos, como dice Dizdira, franceses y de otros lares se sintieran revolucionarios y libres (para despues dedicarse a sus negocios y convertirse en explotadores de tomo y lomo). Muchos de los dirigentes de CCOO hoy, o de los liberados, son del estilo. Me acuerdo de la presidenta de la seccion sindical de CCOO en mi curro, que recordaba todo el tiempo sus carreras ante la policia en los 70 pero que ahora buscaba una chacha para atenderle las labores del hogar, pero que fuera "española"; que de los sucios y asquerosos extranjeros no se fiaba.

En fin, que me desvio. Es un gran problema como el comunismo acaba siempre devorado por sus propios militantes, demasiado faciles de convertir a cambio de cuatro chucherias o, tambien, demasiado pocos comunistas (salvo por lo bien que queda llevar una camiseta del ché o recitar a Neruda de vez en cuando).

Saludos

thescarletrevolutionary dijo...

Forneo cuando quiere, se explaya. Pero otras veces deja comentarios que parecen telegramas. No le acabo de coger el punto al vallecano rumano.

Etemenanki dijo...

Acabo de leer tu artículo "Revueltas en Túnez y Egipto: una visión conspiranoica", del 29 de enero del año pasado, e indagando un poco me he encontrado con que La Vanguardia (aunque también, según se nos dice en el artículo, Al Jazeera) nos viene con esto:

http://blogs.lavanguardia.com/guerreros-del-teclado/2011/04/07/la-conexion-serbia-y-gene-sharp/

Otpor estuvo detrás del inicio de la "Primavera Árabe" en Egipto, y a su vez, detrás de Otpor están los servicios secretos norteamericanos (todo esto se extrae del artículo, ya ni se esconden), con lo cual no resulta difícil llegar a determinadas ecuaciones. Por cierto, del enlace me ha hecho gracia la parte que habla de Bahrein: allí el objetivo de los "movimientos no violentos" dirigidos desde Washington es opuesto al que realizaron en países como Serbia, Georgia, Ucrania, Egipto o Túnez (donde sirvieron para derrocar los correspondientes gobiernos); en Bahrein sirven para apaciguar a los opositores, mientras, en este caso sí, éstos son masacrados por los soldados del monarca saudí.

Capitan Manchas dijo...

Interesantísimo como siempre. Es casi increible comprobar como la CIA tiene un guion maestro y lo va aplicando casi sin diferecias durante decenios.
Hablando de otras cosas, ¿conoceis HispanTV?, acaba de ponerse en marcha. Es una cadena iraní de noticias en español.
http://www.hispantv.com/default.aspx

Dizdira Zalakain dijo...

Etemenanki:
Persépolis es un claro ejemplo de producto cultural de masas con un nítido fin político. No por casualidad tuvimos Persépolis hasta en la sopa justo cuando se estaba preparando una revolución de colores en Irán, apoyada por ciertos grupos de poder de dentro del país. Un eficiente y expeditivo sistema policial, así como la falta de apoyo real en la población a los líderes de la "marea verde" impidió su triunfo. Ahora se están intentando otras vías más "duras".
El artículo sobre el manual de "revoluciones pacíficas" es muy ilustrativo y es probable que en cierto modo sea utilizado. ¿Cómo es que lo publicitan tan tranquilamente, siendo un arma tan mortífera? No tienen ningún problema en dar a conocer sus armas, porque son armas en las que su superioridad es aplastante: los mass media.

José Luis Forneo:
Estoy de acuerdo contigo. Cada vez que analizamos la historia -reciente o no- de los comunistas en cualquier lugar del mundo nos encontramos con lo mismo: el comunismo ha sido siempre derrotado desde dentro mediante la infiltración de dirigentes e ideólogos que pasan a trabajar para los capitalistas.

Capitán Manchas:
Sí, claro que lo conozco. Lo tengo linkeado en el margen izquierdo. Las noticias están bastante bien. El resto de los programas, sin embargo, podría mejorar bastante. Quizá sea cuestión de tiempo.

Anónimo dijo...

Que interesante Dizdira, en España sucedio exactamente como tu dices, desamortizaciones unido a todo un proceso de destrucción del mundo rural que condujo, no sin muchos años de resistencia, al exodo del campo a la ciudad, con el triunfo más rotundo del capitalismo salvaje del cual hoy vivimos sus consecuencias. Te recomiendo el libro de Félix Rodrigo Mora "Naturaleza, Ruralidad y Civilización", que habla e investiga sobre el tema de la destrucción del mundo rural, de la desaparición de los comunales, de como duranta años se quemaron miles de tractores en España por las gentes del campo que veian como la maquinización ponia en peligro su forma de vida, de las fiestas populares de antaño en los campos y su significación, de los bosques que arbolaban España y muchos pueblos que hoy son autenticos eriales, del desden que las gentes del campo tenian hacia el dinero. Enfin, os recomiendo su lectura

un saludo

ErnestoM

Ernesto dijo...

Bueno, aparte de manipular, tergiversar, mentir... para que los datos que tenemos se adapten a sus conclusiones previas, me refiero al nuevo mesías, Félix Rodrigo Mora,aparte de todo eso, es un islamófobo de pelotas.Y además llega a esa conclusión con el mismo rigor que en todo lo demás, ninguno.
"...Tal sistema de auto-gobierno, incompleto e imperfecto pero real en lo más sustantivo, existió en la Edad Media en todos los territorios peninsulares liberados del tiránico poder andalusí."

"Quienes comenzaron la trata de esclavos fueron los musulmanes"

"El islamismo, como es bien sabido por todos, es el fascismo del siglo XXI"

Y aparte de todo eso, colabora con una de las organizaciones del Club de Roma, casi na.
Ya podéis empezar a insultarme, ese gran argumento.

Ernesto dijo...

Hace continuas referencias al islamismo identificándolo con el fascismo, durante todos los tiempos. Su Coco particular es el "moro" español de Al andalus, epítome de todas las maldades, frente al angelical campesino cristiano medieval.
Esa Edad Media del Antiguo régimen, ese maravilloso régimen asambleario,libre, feminsta, justo etc... según sus descabelladas ensoñaciones, claro.

Ernesto dijo...

La expresión islamofascismo fue acuñada en 1978 por el marxista judío y francés Maxime Rodinson para describir la ideología de la revolución iraní, tratando de descalificar el liderazgo del ayatolá Jomeini.

Etemenanki dijo...

Pues debo ser muy ignorante, pero es la primera vez que oigo hablar de este tipo (por suerte).

Etemenanki dijo...

Y "crítico con el estalinismo", jeje.

Ernesto dijo...

Efectivamente

Ernesto dijo...

Es más conocido en el mundo ácrata.
Y es (en mi opinión) lo más pernicioso que ha podido aparecer en la izquierda patria.

Etemenanki dijo...

Por cierto, Ernesto, he visto que en algún blog enlazado a éste comentas sobre el fraude del cambio climático. Te recomiendo que leas el artículo "El enfriamiento global", de Juan Manuel Olarieta. No dice nada "nuevo", pero expone bastante bien la ideo que, al menos yo, tengo sobre este asunto. Otras cosas interesantes:

http://ciencias.jornada.com.mx/ciencias/investigacion/ciencias-de-la-tierra/investigacion/lo-bueno-y-lo-incierto-del-calentamiento-global

http://nickjournalarcadiano.blogspot.com/2009/03/la-gran-estafa-del-calentamiento-global.html

Ernesto dijo...

Viendo los antecedentes, miedo me da hablar sobre el "calentón global".
Sólo se que llevamos años con temperaturas mínimas recor, con nevadas record, ahora nevando en el Sahara y en Irak etc...
El mar sigue en buen estado, todavía no se tragó a las Maldivas etc
Echaré un vistazo a esos artículos, pero ya sabes que si no me gustan lo diré, aunque escueza.

Ernesto dijo...

Y si alguien quiere más ejemplos de la islamófoba ideología, y sin ningún rigor, de Félix Rodrigo Mora, que lo diga.

Ernesto dijo...

Etemenanki, "Lo bueno y lo incierto del calentamiento global"
Está bastante bien, una hipótesis de trabajo que CASI nadie se planteó, al menos públicamente.
Pero en este momento habría que plantearse otra hipótesis de trabajo, enfriamiento, todo indica que vamos hacia un enfriamiento.
Parafraseando al repugnante Clinton, "es el Sol, estúpido"
Y lo de estupido no va por ti, no jodamos.
Un saludo.

Ernesto dijo...

Etemenanki, "La gran estafa del calentamiento global", la clava, macho, la clava.
Para que veas si son falsarios, en el famoso "Palo de Hockey" se les "olvidó" introducir el “Óptimo Climático Medieval”. Así es como hacen ciencia estos hijos de puta.
Otro ejemplo, si ahora la concentración de CO2 es de 374 ppm (partes por millón) por culpa de la indusria, habría qué preguntarles qué industria había en el Cámbrico?
En el Cámbrico la concentración de CO2 era de, agárrense, de 7000 ppm. Y aquí estamos, no hubo ningún punto de no retorno.
Y efectivamente, depende de los ciclos solares y de sus jodidas manchas.

Ernesto dijo...

Ahora estamos en lo que sería el pico del “Ciclo 24”, pero la cantidad de manchas en el sol están ocurriendo a la mitad de las que se vieron durante el pico de los ciclos en el Siglo 21.
Y por lo que sugieren las mediciones, el Ciclo 25 será aun más débil.
Así que prepárense y cojan los abrigos.
Recomiendo que la gente busque "Mínimo Dalton"(1790 a 1830) y "Mínimo Maunder" (1645 y 1715), para que se vayan haciendo una idea.
Esto es lo que dicen las mediciones satelitales (sobre todo los satélites de la NASA), y las observaciones. Pero luego el IPCC y el jefe de la NASA nos dirán que hay que hacer algo contra el calentamiento global, y que este está acabando con la visa sexual del percebe.
Así son esta gentuza.
Objetivos de todo este fraude ecomalthusiano? Impedir el desarrollo del tercer mundo, y monopolizar los recursos energéticos.
Ahora buscaré un buen escudo para aguantar las hostias que me den los comentaristas del blog.

Etemenanki dijo...

De acuerdo contigo. En línea con lo que dices, te recomiendo este artículo, está enfocado desde un punto de vista más político y "menos científico":

http://www.forocomunista.com/t14198-el-enfriamiento-global-articulo-de-juan-manuel-olarieta-alberdi-publicado-en-2009

Y éste, del mismo autor:

http://www.grupotortuga.com/El-imperialismo-verde

Fíjate como lo ponen a parir en los comentarios, ya en la entrada se aclara que el artículo "puede resultar controvertido".

Ernesto dijo...

Y no le han llamado pijo-nazi? JAJAJAJAJA
Es coña, es coña, en cuanto pueda les echo un vistao, por lo que comentas, prometen.
Hay otro término muy usado en latinoamérica que lo esxplica que te cagas: Ecolonialismo.
Sobre todo en la Patagonia y en la Amazonia, ese término viene a huevo.
Por cierto, la Amazonia se nutre en gran parte de las arenas del Sáhara, el viento hace maravillas. Así que ya ves, este desierto es manantial de vida en la otra orilla, las cosas del planeta.

Ernesto dijo...

ErnestoM, no lo tomes como un ataque personal, no teengo ganas de empear otra discusión interminable.
Corregiré una de las frases del ínclito Félix que puse anteriormente:
"Como es sabido, el islamismo, que es el fascismo renovado del siglo XXI, está haciendo un uso muy eficiente de la Red, lo mismo que todos los grupos y partidos nazis completa, falangistas y fascistas al viejo estilo, y que el partido único de partidos del régimen constitucional"
Pág 129 de su libro (que tengo ahora mismo entre las manos) "Seis estudios", editorial brulot.
Esto lo dice un tipo que tiene varias páginas en internet y un grupo de fans en facebook, ahí es ná. Un ludista como Félix utilizando internet, algo no cuadra.
Y sobre los "monacatos revolucionarios", para mear y no echar gota, se le olvida una vez más, que esos monacatos eran una concesión del monarca de turno, para favorecer la repoblación durante la (re)conquista. Que en esos monacatos había Voto de Obediencia al amo y señor, el Abad.
Y que en esos Monasterios estaba permitida la esclavitud.
Todo muy revolucionario, seguro.
Esto es sólo un ejemplo de hasta que punto fuerza y manipula la historia a su gusto y conveniencia, además de llevar la anécdota a la norma.

Ernesto dijo...

Etemenanki, "El enfriamiento global", GENIAL, ni un pero, estoy por borrarte de mi lista negra, al menos por un par de dias JAJAJA
Simplemente cojonudo, te lo agradezco, no conocía a este tipo.
Ahora relaciona la fecha de ese informe "climático" de 1976, con el “INFORME KISSINGER” de 1974. No hace falta ser muy avispado para darse cuenta de que va este rollito malthusiano.

Ernesto dijo...

Etemenanki, "El imperialismo verde", sensacional, ni una coma.

Ernesto dijo...

JAJAJAJA, esto no puede ser, Etemenanki, debe ser una conjunción astral JAJAJAJA
Me acaban de pasar los colegas del RASH Madrid (http://www.rashmadrid.org/) lo siguiente, observa quién es uno de los ponentes de la charla-debate de las 19:00.

Jornada Libertad Presos Pol?ticosSabado 18 de Febrero de 2012 en el CSO La traba
C/ Batalla de Belchite, 17. Metro Legazpi

19:00 Charla - Debate: Presos políticos y represión.
Ponentes:
Juan Manuel Olarieta (Abogado)
Javier García Victoria (Ex-preso político)

21:30 Fiesta RASH: Fuck the RAC
Buena música, material RASH, papeo, precios populares...

Durante la jornada estarán expuestos dibujos de Manuel Pérez Martínez "Arenas".

Etemenanki dijo...

Joder, ¿me tenías en una lista negra? ¡Y yo que creía que eso sólo lo hacían los "estalos"! Es broma eh, jaja

Juan Manuel Olarieta tiene artículos muy, pero que muy interesantes. Es abogado y desde la "transición" hasta fecha de hoy ha sido detenido diez veces, en 2008 estuvo en la cárcel y ahora está pendiente de juicio (creo). Siempre acusado de ser del entorno del PCE(r) o de los GRAPO.

Tiene un libro que creo te interesaría, "Las leyes de represión del anarquismo a finales del siglo XIX", edita Templando el Acero, aunque yo he mirado en su página y parece que lo tienen descatalogado.

Saludos.

Etemenanki dijo...

Hostia, pues en serio que no lo sabía. Bueno, pues que vaya bien, a mí me coge un poco lejos...

Salut!

Ernesto dijo...

I FORÇA AL CANUT

Anónimo dijo...

Hay otras formas de imponer el Malthusianismo,como ya estan haciendo Israel,Estados Unidos y sus socios de la OTAN, y es invadir paises y masacrar poblaciones, devolviendolas a la edad de piedra despojandolas de todos sus recursos (Palestina,Libia,Irak,Afganistan,si pueden Iran,ect...) todo para mantener los niveles de vida obscenos de las elites que viven en los paises capitalistas.

Ernesto dijo...

Revista "Mundo Iranio"
http://www.mundoiranio.com/

Jose Luis Forneo dijo...

thescarletrevolutionary, no suelo dejer comentarios telegráficos. Te confundes de sueño erótico, seguramente. Saludos y no sigas con la mala costumbre de hacer comentarios sobre otros en blogs ajenos.

Saludos y dulces sueños

Arián Owrang Calvo dijo...

Soy español y de origen iraní por parte de padre. Mis tendencias políticas son de izquierdas pero una cosa que no soporto es el manejo de la información, la propaganda y que se tergiverse la Historia en interés de cierta parte. Entré en esta página guiado por el título que venía a pie de la foto del Shah entregando tierras a los campesinos. Bien, he de desmentirlo, me veo obligado a hacerlo, él no introdujo el protocolo de besarle la mano, al personaje que aparece en la foto le salió sin más. No se puede ir por ahí contando mentiras, aunque sea acerca de personajes que no respetaron 100% la democracia