jueves, 16 de febrero de 2012

Natillas

Teniendo en cuenta lo extremadamente sencillo de su elaboración y la diferencia de precio y calidad, una no entiende cómo hay quienes todavía prefieren comprar natillas hechas vaya usted a saber de qué y metidas en cacharros de plástico. Sí, vale, ya sé que esos ases del deporte que las anuncian dan mucha pena y hay que ser solidarios con esa gente que a lo mejor no ha tenido suerte en el reparto de neuronas. Pero por una vez vamos a abandonar el aspecto ético de la cuestión.
Los ingredientes para, literalmente, pegarse un atracón de natillas salen por poco más de un euro.

Ingredientes:
-1 litro de leche entera,
-3 ó 4 cucharadas de azúcar,
-3 cucharadas de harina de maíz.
-3 huevos,
-1 cucharadita de mantequilla,
-Una ramita de canela y, opcionalmente, vainilla.
-Un poco de canela en polvo (opcional)
-Un poco de corteza de limón.


Modo de elaboración:

Para empezar, cortamos lo más finamente que podamos un poco de corteza de un limón. De este modo evitamos la parte interna de la corteza, de color blanco y muy amarga. También necesitamos un palito de canela en rama. La vainilla natural es bastante cara y, para mi gusto, la sintética huele espantosamente a gofrería de hipermercado. Así que casi es preferible prescindir de ella.
Ahora separamos un vaso del litro de leche y en el resto echamos el azúcar, la mantequilla, la corteza de limón y la canela y lo ponemos al fuego.

Mientras, separamos las claras de los huevos y nos quedamos solo con las yemas. Hay unos cacharritos muy prácticos en las ferreterías a tal fin para los más torpes. A las yemas les añadimos la harina de maíz. Si podéis evadir el monopolio mafioso de la corporación criminal Unilever, fabricante de Maizena y comprar otra marca, tanto mejor, porque Maizena está hecha con maíz transgénico. En un bol batimos bien la harina, las yemas y el vaso de leche que habíamos reservado.

Cuando la leche del cazo hierva, la colamos, le añadimos la mezcla del bol y volvemosa ponerla a fuego medio-bajo batiendo bien todo el rato y retirándola justo antes de que comience a hervir.
Ya solo nos queda repartirla en los recipientes en los que vamos a servirla, espolvorear de canela y meterla en la nevera para que se enfríe y espese.
Y ya tenemos nuestras natillas que podemos acompañar de chocolate caliente o rallado, de confitura de fresa, o de las clásicas galletas María, por supuesto.
Listas para gustar... Uff, sí, en aquellos anuncios publicitarios las natillas eran las más listas, desde luego...

15 comentarios:

Juli Gan dijo...

Jaaaajajaja. Eres la leche, Dizdira, deja a los pobrea adictos en paz :P Voy a probar tu receta de las natillas. La que tengo, que era como las hacía mi madre, es algo diferente. Ya te contaré. Besarkada bat.

Capitan Manchas dijo...

¿Las cucharadas son soperas?

Dizdira Zalakain dijo...

Juli Gan:
Es que si no me meto con algo o con alguien en un post, aunque sea en una receta de natillas, no me quedo agusto. Yo la receta la he cogido de mi abuela, que cocinaba bastante mejor quemi madre...

Capitán Manchas:
Las de harina de maiz, sí.

Anónimo dijo...

echar harina de maiz a las natillas es un pecado

Dizdira Zalakain dijo...

Jajaja. Bueno, que todos los pecados sean como éste.

Anónimo dijo...

Anónimo ¿que le echas si no le pones harina de maiz? Conste que no vá de koña,es por probar tu receta.
Ni Neu.

Dizdira Zalakain dijo...

Por cierto,Capitán, y las de azúcar también son soperas...

Etemenanki dijo...

Dizdira, ¿qué opinas de ésto?

http://estoutrasnotaspoliticas.blogspot.com/2012/02/toufan-as-sancions-criminais-inhumanas.html

Creo que está bastante lejos de ser "ni-ni", y el blog también es fiable. ¿Conoces algo sobre el partido Toufan? Yo he estado mirando en su página, tienen una sección de prensa en inglés: http://www.toufan.org/International.htm

En fin, siento desviar el tema de la entrada (bueno, más que desviar, sacar otro).

Anónimo dijo...

Se puede suprimir la harina de maiz añadiendo diez yemas en lugar de tres.Pero !ojo! debeis hacerlas al baño-maria para que no se corten las yemas.
Ricardo

eSedidió dijo...

Totalmente de acuerdo con el anónimo: echarle Maizena (o similar: es que la maizena no es harina de maíz, sino almidón de maíz) o cualquier espesante a unas natillas debería estar penado. Ahora bien, son un buen sucedáneo: las auténticas, solo con yemas, son muy muy jodidas de hacer.

Todo ello sin menospreciar a tu abuela, que las abuelas son abuelas por encima de todo.

Dizdira Zalakain dijo...

Etemenanki:

El Partido Toufan es un partido marxista-leninista de Irán y, como cualquier otra formación marxista, están ilegalizados en Irán desde la oleada de magnicidios y atentados de los primeros años 80.
Su discurso es mucho más claramente antiimperialista y antisionista que el de otras formaciones marxistas en el exilio, como el partido Tudeh o el grupo armado MKO. No por ello dejan de calificar de "capitalista, criminal y mafioso" al régimen de la República Islámica de Irán desde su exilio en Frankfurt.
No niego que algunas de las críticas vertidas contra el régimen iraní sean justificadas. Yo tampoco comparto algunas decisiones de Hugo Chávez, por ejemplo, con el tema de las FARC. Y es evidente que ni siquiera Cuba puede decirse hoy día que es un país netamente socialista.
Ahora bien, plantear, como lo hacen ellos, un derrocamiento popular, sin ningún tipo de intervención extranjera, del régimen iraní y su sustitución por un régimen "democrático" es algo que me suena terriblemente irresponsable. No sé si es necedad o mala intención lo que se esconde tras semejante programa político.
Uno puede querer la luna, pero la realidad es la realidad y la realidad dice dos cosas:
a) Que una revuelta interna en Irán inevitablemente, lo quieran ellos o no, generará un caos y una debilidad que será utilizada por los imperialistas para quitarse de encima a su formidable enemigo persa. Si los de Toufan lo ven claro en Siria y lo han visto claro en Libia, y ni Siria ni la Yamairiya eran modelos de marxismo-leninismo ¿por qué no lo ven igual de claro en Irán?
b)Que en Irán, el marxismo es una ideología sin apenas base social. El marxismo dejó de ser en Irán una fuerza con opciones reales en 1953 y, desde 1981 se ha convertido, además, gracias a los grupos terroristas sedicentes marxistas financiados por la CIA, en una ideología odiada e incomprendida por la inmensa mayoría de la población.

Yo soy admiradora de la URSS de Stalin, como parecen serlo ellos, pero eso debería precisamente hacerles pensar en la realidad, como lo hacía Stalin, y no en fantasías trostkistas suicidas.
La República Islámica de Irán está lejos de ser mi sistema ideal, pero, digan lo que digan, es un sistema mayoritariamente apoyado por el pueblo y, sobre todo, es un enemigo real del imperialismo.
Los exiliados de Toufan no escriben desde Caracas, La Habana, Pyong Yang o Damasco. Lo hacen desde Frankfurt. ¿Temen más a la policía de Chávez que a la de Merkel?
Lo quieran o no eso es ser ni-nis: ser ni-ni no tiene por qué ser algo elegido, ni siquiera consciente. Las circunstancias externas, como las actuales, te ponen en un dilema y muy a menudo no hay terceras vías.
Mientras la maquinaria criminal imperial sionista, militar y mediática siga apuntando a Irán, el marxismo-leninismo no puede consistir en hacer la revolución en Irán. Si Toufan quieren lo mejor para la clase obrera de Irán que empiecen organizando la revolución en la Frankfurt que les acoge y que amenaza a sus compatriotas.
Seguro que los trabajadores iraníes prefieren una subida salarial por debajo del IPC que cien mil bombas de uranio empobrecido.

Etemenanki dijo...

Sí, bastante de acuerdo contigo, aunque me duela un poco reconocerlo (ideológicamente me siento más próximo a Toufan que a la República Islámica). Aunque, claro, como ya has dicho, la teoría política de poco sirve si nos impide tomar la decisión acertada en la realidad. Un ejemplo de ello es Alba Rico: en sus textos más teóricos suelo coincidir casi siempre; en cuanto se pone a hablar de algún caso práctico y concreto, agárrate.

Por cierto, acabo de encontrar que el partido Toufan forma parte de la CIPOML (Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista-Leninistas), de carácter hoxhista, dentro de la cual están, entre otros, el PCE (m-l) y, también, el PCOT (Túnez), el que en su momento diera su apoyo a los "rebeldes" libios.

Iosu Bisarionea 1960 dijo...

Yo también prefiero las natillas sin maizena, ánimo con esa otra receta Dizdira. Tengo que decir que algunas industriales me parecen muy logradas. (Ni tengo abuela ni pacencia pa cocinar, en eso soy un jodido nini).

Sobre toufanes y rufianes varios:

..."califican de "capitalista, criminal y mafioso" al régimen de la República Islámica de Irán desde su exilio en Frankfurt".

Aunque con eso debería bastar, aquí os dejo algo un poco más elaborado:


Sectas ultra "estalinistas", ultra "maoistas" y "hoxistas"

Anónimo dijo...

Dizdira, métete las natillas por el culo.

Ely de Mendoza dijo...

Me parece desafortunadas las expresiones: tarde al reparto de neuronas y los mas torpes.