lunes, 25 de octubre de 2010

La lista de Reporteros sin Fronteras.

Cada año, esta asociación de trabajadores de las multinacionales de los medios de comunicación publica un listado de países en el que, según ellos, se refleja su nivel de respeto a la libertad de expresión.
Aquí tenéis el listado del año 2010, en el que puede comprobarse que los países ricos del primer mundo reciben los mayores premios a la libertad de prensa.
Destacan Suiza, país en el que tan envidiable libertad de prensa convive con uno de los mayores índices de apoyo ciudadano a la ultraderecha, con el hecho de ser el paraíso fiscal en el que los mayores criminales confían para hacer sus negocios y, en general, con uno de los países más retrógrados y xenófobos del mundo.
En un magnífico octavo puesto mundial nos encontramos con Estonia, una república ex-soviética en la que las ideas y símbolos comunistas son constitutivos de delito.
¿Cuál es el país europeo peor clasificado? Cómo no, Bielorrusia, uno de las pocas repúblicas ex-soviéticas que sigue fiel al socialismo.
En América Latina, el país mejor clasificado es Costa Rica, que suele denominarse, no sin razón, la Suiza de América: y es que, en efecto, se trata de un paraíso fiscal fiel aliado de EE.UU. en el que miles de milllones de dólares manchados de sangre son blanqueados cada año...
¿Adivináis cuáles son los países de América peor clasificados? ¡Premio! Efectivamente: Venezuela, Cuba y Bolivia. Qué casualidad, ¿verdad? Y es que, según nuestros Mercenarios Sin Fronteras: en Venezuela, "el acaparamiento de la red audiovisual hertziana por parte del poder y el uso inmoderado de las cadenas presidenciales dejan un margen endeble al pluralismo." La lista es tan descaradamente ideológica, que basta con cotejarla para saber cuáles son los países "del eje del mal." Así que parece que estar mal clasificado en ella es un aviso de que si no lo está haciendo ya, papá Obama podría enviar una revolución de colores o una invasión militar al desafortunado país.
Si miramos a los últimos países de la lista vemos en ellos precisamente a los objetivos prioritarios de la política imperialista de EE.UU.: Corea del Norte e Irán.
Analizando los criterios que dicen utilizarse para elaborar la lista y cómo son de hecho utilizados éstos, se aprecian los prejuicios y presupuestos ideológicos que operan y cómo esta lista no es sino simple propaganda política:

1- Los medios de comunicación privados garantizan más la libertad de expresión que los públicos.
Esta afirmación no solo es cuestionable, sino que se enmarca dentro de una tendencia ideológica concreta, la neoliberal, que se supone no debería operar en la elaboración de un listado de pretensiones objetivas. Nadie ignora que la inmensa mayoría de los medios privados pertenecen a grandes oligopolios más poderosos que los medios públicos de cualquier estado. Por definición, a estos oligopolios no los elige nadie. Pero las autoridades estatales que dirigen los medios, al menos en teoría, son elegidas y controladas por el pueblo. Es decir, la realidad es justo la contraria al presupuesto ideológico del que se parte en Periodistas sin Fronteras.
2- Los países expoliados del tercer mundo no garantizan la libertad de prensa, los expoliadores, sí.
En realidad lo que ocurre es que en los países ricos o explotadores puede operar un tipo de censura especial que denominaremos a priori. Consiste en controlar mediante unas pocas multinacionales los medios importantes y dejar si acaso que las opiniones discordantes se divulguen a través de medios alternativos y siempre minoritarios. En este ámbito marginal, las opiniones divergentes no solo no perjudican al sistema sino que lo refuerzan, pues se crea una falsa apariencia de libertad. El famoso "Proyecto Censurado" demuestra que la portentosa censura a priori de EE.UU. logra inmunizar a sus ciudadanos contra cualquier información no deseada mucho más eficientemente que cualquier dictadura. (¡A pesar de lo cual figura en el puesto 20 de la lista!) Pero esta censura a priori es económicamente costosa y requiere un grado de organización y previsión del que no disponen los países explotados. Éstos no tienen más remedio que recurrir a la censura a posteriori: cárcel, secuestro de publicaciones, etc. Pero una censura no lo es menos por ser más sibilina o elegante. al contrario, una censura a priori perfectamente planificada daña infinitamente más la libertad de expresión que la más brutal de las censuras a posteriori.
3- Los países aliados de EE.UU. garantizan la libertad de prensa, los enemigos de EE.UU, no.
Esto tiene otra explicación más que evidente. Los medios de comunicación del mundo están en manos de cinco grandes multinacionales y todas ellas comparten la ideología e intereses políticos de EE.UU y sus aliados. Como es lógico, los periodistas que trabajan para estas multinacionales no van a sufrir persecuciones ni limitaciones de ningún tipo en los países aliados y sí las sufrirán en los países enemigos.

La explicación elemental de todo esto es que los periodistas que trabajan en las cadenas de TV, radio y periódicos convencionales lo hacen al final para grandes corporaciones, ninguna de las cuales verá con buenos ojos a paises que pongan en marcha iniciativas políticas que las perjudiquen. Esos mismos periodistas son los que integran asociaciones como Reporteros sin Fronteras, cuyos listados son tan poco fiables y tan políticamente condicionados y monocordes como sus reportajes.
Los reporteros sin fronteras tienen dos fronteras muy estrechas y definidas: Una es la frontera que les marca la gran multinacional que les paga el sueldo. La frontera de su mezquindad como profesionales y como seres humanos es la otra.

8 comentarios:

Far dijo...

Esta lista de Reporteros Sin Vergüenza demuestra una vez más para quién trabaja esta falsa organización no gubernamental.

En Cuba y en Venezuela la libertad de expresión es muy grande porque allí hay más emisoras comunitarias y con mejor funcionamiento que en el resto de América Latina.

En Colombia y en Perú sí que es arriesgado ser un periodista honesto.No pocas veces está la vida en juego.

De Corea del Norte estos "comunicadores" no tienen ni idea y ya quisieran muchos españolitos, por ejemplo, tener la asistencia social de un Estado como Belarús.

De Pepe Varela estos granujas no han dicho ni media palabra. ¡Qué casualidad! Se nota que hablamos de Miami.

RSF sigue sin saber distinguir entre libertad de prensa y libertad de empresa, entre información y opinión, entre medios al servicio del pueblo y medios voceros de la clase explotadora.

Con informes como éste hay que hacer lo mismo que con los anteriores: tirarlos al contenedor azul para no dejar de ser ecológicos.

Felicito a la autora de este blog por esta entrada tan bien escrita y tan esclarecedora.

¡Salud, compañera!

Jose Luis Forneo dijo...

Parafraseando el conocido refran, "dime quien te financia y te diré a quienes pones en los primeros puestos y a quienes en los ultimos". Esta ONG esta al servicio de quien les mantiene, es decir, del sistema al que sirve, y la definicion de libertad de prensa se hace segun como desean sea realmente la informacion los capitalistas. El resultado, el que tu explicas.

Salud

eSedidió dijo...

Decía nosequién en nosedónde que los humanos tendíamos a reafirmar nuestras propias posiciones de una manera inconsciente, aceptando aquellas lecturas e imágines que reafirman nuestras propias posiciones la opinión propia y rechazando las contrarias. Pues o ese nosequién está equivocado de parte a parte o yo me estoy volviendo senil, porque leo todos tus artículos con simpatía, a pesar de no compartir en absoluto la inmensa mayoría de tus planteamientos. Sin ir más lejos, los de este artículo. Entre otras razones porque a mí los coroneles golpistas me dan repelús, ya ves, serán resabios de otros tiempos.
De todos modos me siento más cómodo cuando me meto contigo por tus recetas.

eSedidió dijo...

Veo que mi tecla de suprimir funciona como el culo :-)

Dizdira Zalakain dijo...

-Salud Far y gracias por tus comentarios. Una prueba de que lo que dices es cierto es que yo no había nunca oído hablar de Pepe Varela -ahora ya sé quién es. Y eso que voy buscando este tipo de cosas. Imagínate el resto de la población.

José Luis:
-Lo de que RSF sea una ONG me da qué pensar. A lo mejor habría que ir pensando en crear ONCs -Organizaciones No Corporativas.

eSedidió:
-Los coroneles golpistas pueden ser estupendos o repugnantes. Todo depende de a qué o a quién golpeen. Golpear es un verbo transitivo: solo cobra pleno significado cuando conocemos el complemento directo.
P.D. Por cierto, vaya tres versiones has colgado en tu blog. Lo dicho: Tom Waits parece la copia y tú el original.

eSedidió dijo...

1.- Un coronel es un coronel, y "coronel estupendo" es un oxímoron del mismo pelaje que "música militar".
2.- Aborrezco, con todas mis fuerzas, a Tom Waits :-). Y me alegro de que te gusten, porque, a pesar de los pesares, reconozco en ti a alguien con muy buen gusto. Menos cocinando pulpos.

Dizdira Zalakain dijo...

Salvo que se sea anarquista -y anarquista individualista, además, no societario- no es posible prescindir de los coroneles, por muy mal que puedan caer, lo mismo que no se puede prescindir de matar animales para comer salvo que se sea vegetariano.
Instituciones como el derecho o la república sólo es posible defenderlas con coroneles, precisamente porque coroneles son los que pueden acabar fácilmente con ellas. A mí me parecen estupendos los coroneles que defendieron el estado de derecho y la República en España entre 1936 y 1939. Y seguramente Salvador Allende debio echar de menos más coroneles estupendos a su lado en 1973.
Los coroneles son como el pulpo rebozado. En mis manos puede quedar repugnante, pero en las de un buen cocinero puede resultar estupendo.
La idea de que puede existir una sociedad justa sin una fuerza armada que la defienda es una infantilidad que nos han hecho creer a través de espantajos como Gandhi: una infantilidad que las izquierdas han pagado muy cara. Hay gente que de verdad se cree que el Imperio británico renunció a la India porque un tipo se puso en huelga de hambre. Es lo que se nos intenta hacer creer para que sigamos haciendo el payaso cuando nos pisotean. Así, además de ser pisoteados les servimos de diversión.
Las flowers no tienen nada de power.
Para tener un jardín de flores se necesitan herramientas de hierro. (Esta última frase no es de Li Po, es mía...)

Anónimo dijo...

Léase el artículo "El oportunismo lingüístico: un "disidente" llamado Liu Xiao Bo".