jueves, 14 de octubre de 2010

Boletus con espinacas

Hoy vamos a preparar un plato exquisito a pesar de la facilidad de su elaboración. Es verdad que digo esto de muchas recetas, pero esta vez va en serio ;)
Todavía resulta más fácil si lo cocinamos utilizando espinacas congeladas y boletus edulis en conserva de aceite. De esta forma, obtendremos un plato de lujo sin despeinarnos. Ahora bien, como nos encontramos en plena temporada de boletus no seré yo quien desanime a los que puedan y quieran consumirlos frescos. En este caso, debemos limpiarlos bien con un paño en seco y tenerlos más tiempo a fuego muy lento en la sartén hasta que estén tiernos.

Ingredientes para 2 personas:
-500 gr de espinacas congeladas,
-250 gr de boletus,
-2 chalotas,
-100 ml de nata líquida,
-Sal,
-Pastilla de caldo
-Pimienta,
-Nuez moscada,
-Aceite de oliva.

Modo de elaboración:
Ponemos las espinacas en agua hirviendo con una pastilla de caldo a fuego vivo. Cuando estén tiernas, cosa que suele ocurrir a los 15 minutos, las colocamos en un escurridor y las aplastamos bien para que pierdan todo el agua.
Ahora picamos dos chalotas muy finas y las ponemos a pochar con un chorro de aceite de oliva en una sartén grande. Cuando estén doradas, añadimos los boletus directamente de la lata o bote. Los tenemos a fuego muy lento durante otros quince minutos y los vamos moviendo de vez en cuando.
Finalmente añadimos las espinacas bien escurridas, la nata, un poquito de nuez moscada, un pellizco de sal, otro de pimienta molida y removemos bien, dejando la mezcla a fuego lento un par de minutos más.
Ya veréis qué sabor tan delicado.

2 comentarios:

FAR dijo...

Hoy estaba yo pensando en boletus. Normal, todavía es época de recogida de setas.

Saludos.

Dizdira Zalakain dijo...

Pues aprovéchalas: hay mil maneras de prepararlos y de todas formas están buenos. Hoy precisamente los he comido con tallarines.
Salud.