lunes, 7 de junio de 2010

Se ofrece pintor responsable y español.

Los anuncios de este tipo en los que un trabajador autónomo ofrece algún tipo de servicio y como garantía de calidad aporta su nacionalidad española son algo frecuente desde que en nuestro país hay una tasa significativa de población inmigrante. No tengo muchos conocimientos de estas cosas, pero juraría que los españoles no gozan de especial buena -ni mala- fama en el sector de las reformas del hogar. De hecho, estoy convencida de que, si viviese en Alemania, este hombre no hubiese colocado lo de que era español, en el anuncio. Quizá ser español pueda ser un aval para ser torero o bailaor de flamenco, por muy tópico e injusto que pueda resultar. Pero, para pintar una pared ¿qué clase de aval es la españolidad? Es verdad que en Altamira la pintura rupestre alcanzó grandes niveles de calidad, pero es de suponer que 14.000 años son demasiados como para que la tradición se haya mantenido.
Puesto que no parece que haya una fama internacional que atribuya a algún país una especial capacidad para las reformas de hogar ¿qué sentido tiene utilizar este reclamo? Estaría tentada de decir que se trata de que en esta sociedad hay un racismo tan asumido y tan claro que, a la hora de buscar trabajo, hay que echar mano de la nación y la raza, aunque luego nos guste encender mecheros en conciertos contra el racismo. Pero ¡qué grado de imbecilidad puede llegar a suponer este tipo de racismo! ¿De verdad hay gente que cree que ser sudamericano, africano o de un país del este de Europa incapacita para pintar una pared? Parece que sí. Habrá que ser racista, entonces. Porque los hechos parecen demostrar que ser español incapacita para pensar.

4 comentarios:

Jose Luis Forneo dijo...

Yo he visto carteles similares con "señora española" o "chica española responsable", evidente muestra de racismo, como dices tu. Lo peor es que cuando yo anduve metido por CC.OO. (afortunadamente salí de allí echando patas y pestes) muchos de los afiliados, por ejemplo la presidenta del Comite de Empresa en su totalidad formado por miembros de CCOO afirmaba tan campechana que buscaba una chica o señora española, que de las extranjeras no se fiaba y que no trabajaban bien, etc.. etc..., con el asentimiento casi generalizado de la vanguardia de la clase obrera española (esto ultimo es sarcastico, por supuesto).

Por cierto, que aqui en Rumania constanto que hay muchos menos robos y delincuencia a pie de calle que en Madrid, asi que el problema no deben de ser los rumanos o los marroquis, sino mas bien los españoles (que a mi en concreto me han robado dos veces, frente a ninguna de extranjeros).

bLuEs dijo...

¿Qué es España? ¿Un constructo? ¿Un amasijo formado de mala manera desde los Reyes "católicos"? Lo digo con sinceridad y pretendiendo ser respetuoso con el que crea saberlo.

Por otra parte... es muy común entre gente que no se siente muy realizada el invocar a valores "patrios". De esta forma la vida de cada uno puede ser miserable pero si hay algo grandioso con lo que identificarse ya existe un consuelo. Para que luego se inventen lo de que el opio del pueblo es la religión.

Saludos

Dizdira Zalakain dijo...

José Luis:
A mí me pasó con IU algo parecido a lo que a ti con CC.OO. Creo que el problema radica en que ambas organizaciones están financiadas por la banca y en ambas los que mandan trabajan a su servicio, de modo que sociológica e ideológicamente sus militantes son indistinguibles de los de cualquier otro partido.

Blues:
Este caso concreto de racismo consiste en considerar inferiores por naturaleza a los países que son pobres por accidente. La inferioridad radica en que son países que han sido robados y expoliados, pero la conciencia invertida dice que son gente desorganizada, poco trabajadora y pendenciera por nacimiento, como quien dice que tal raza de perro es más o menos trabajadora.

Anónimo dijo...

Iros a cagar. A trabajar los españoles y los demas a chuparla