viernes, 18 de noviembre de 2011

Amaiur y la menestra del País.


A pesar del título, lo que sigue no es una receta de cocina. Es sólo una anécdota cotidiana que me apetece contar.
En Euskadi existe la orgullosa convicción de que los productos agropecuarios de aquí gozan de una calidad superior a la del resto del planeta. Esta opinión tiene una parte de mitología patriota pero también una parte de verdad. Por un lado, es cierto que las características de las que hasta hoy ha disfrutado Euskadi (alto nivel económico, complementariedad del trabajo en el caserío y en la fábrica...) junto con sus condiciones climatológicas propician una producción poco abundante pero de notable calidad. Pero también es cierto que el sentimiento nacionalista ha servido para convertir esos rasgos de calidad en sectores concretos en una legendaria bondad de todo lo que ha comido pasto vasco y ha echado raíces en tierra vasca. A mí no me parece mal, porque, si bien se trata de ideas más bien antiilustradas, éste es uno de esos mecanismos irracionales con los que es posible intentar competir contra el gran mecanismo irracional del consumismo imbécil capitalista. Si pienso que la lechuga del caserío de enfrente es la mejor del mundo, la publicidad que me dice que debo comprar lechuga transgénica preparada y envasada en bolsitas de plástico me va a hacer menos efecto.
En castellano, los vascos se refieren a estos productos autóctonos como productos "del país". Así, en los mercados y colmados, especialmente de las zonas rurales, la lechuga del país es siempre preferida a las lechugas iceberg de los invernaderos de Levante. Lo mismo ocurre con la chuleta del país, las vainas del país (judías verdes), las alubias del país, las guindillas del país, las manzanas del país o las patatas del país.
Pues bien, esta mañana he pedido en mi tienda habitual de ultramarinos menestra congelada. La señora me ha preguntado si la quería a granel o del país. Yo le he contestado que no conocía ninguna de las dos. Ella me explicó que la gente prefería la del país, pero que la de a granel era más barata y tampoco estaba mal. Me hizo gracia que tambien, por lo visto, hubiese empresas de congelados del país, made in Euskal Herria. Al final le pedí que me diera las dos, para comparar.
¡Cuál fue mi sorpresa cuando comprobé que la menestra que ella denominaba "del país" era en realidad de la empresa Frudesa, la marca en España de la multinacional francesa Bonduelle!
La confusión que impulsaba a la señora a pensar que ese producto era de aquí al lado estribaba en que la marca que con grandes letras ostentaba la bolsa era "Menestra del País".

Cuando volví a casa con la compra y miré el buzón encontré propaganda electoral. En un sobre aparecía con grandes letras la marca "Amaiur". Amaiur es el nombre de la Numancia navarra, el nombre del último reducto, en el Baztán, de los vascos y navarros que en 1522 resistieron heroica e inútilmente a la anexión del Reino de Navarra por parte de la corona imperial de Castilla.
Del mismo modo que leyendo la letra pequeña de la bolsa de menestra se podía ver que lo de "Menestra del País" era una mera marca sin relación con el contenido, leyendo el folleto de Amaiur puede comprenderse que Amaiur es una mera marca. El eslógan de esta marca es "Eraiki Zubia" ("Tender un Puente"). Pero, cabe preguntar ¿tender un puente a qué?
Tender un puente a la soberanía, responde el folleto. Pero unas nociones elementales de estrategia nos dicen que la mejor manera de proteger la soberanía no es tender puentes al imperio, sino dinamitar esos puentes.
Tender un puente a otro modelo social, continúan respondiendo más abajo. ¿A otro? ¿A cuál? Es como si en la bolsa de menestra me dijeran que los ingredientes que lleva son cosas distintas a la zanahoria. Bien. ¿Pero cuáles? ¿Cómo pretenden que vote por un partido que no especifica lo esencial, su modelo social y económico, sino que se limita a decir que va a ser distinto del actual?
Detrás de la marca "del país" en la bolsa de menestra se esconde una multinacional.
Detrás de la marca "Amaiur", me temo, también se esconde algo: la construcción de un puente por el que puedan por fin transitar a gusto las tropas del imperio.

26 comentarios:

Earitza dijo...

La historia moderna de Euskal Herria es larga y tendida, pero no plana, es este pequeño pais todos nos conocemos y sabemos mas o menos de donde venimos y como respiramos,por esto mismo no creo que se pueda medir con la misma vara los proyectos ,aunque aparentemente no esten en un panfleto politico electoral,sabemos de donde viene Amaiur quien lo conforma y quien se ha tenido que presentar porque otros no han podido presentarse ,como algunos productos del pais que estan en las neveras del estado español, por eso la menestra de verduras ni congelada ni nada mejor recolectar de la huerta el producto fresco , aunque no se sepa bien el programa , que como se defiende el PNV ,"Amaiur no tiene programa", pero si tiene proyecto político , proyecto a construir entre todos ( otra mala mania del País)La autodeterminación popular es la escuela en la que el pueblo aprende a confiar en sus propias fuerzas y a reconocer los límites de la lucha corporativa.Por esto creo que el puente no es para que transiten la tropas del imperio ,sino para acercar la riveras de las subjetividades de los compañeros y compañeras( ese viejo auzolan ,pero no ´solo físico tambien mental.)
Ah! en antropología se suele decir que la montañas unen a los pueblos de los valles, por donde circulan los rios, que a su vez se vadean con puentes.
Un saludo solido y solidario.

Fernando dijo...

...hechos por currantes.Estoy de acuerdo que dados los "problemas" que tiene el capital para seguir reproduciendose hagan falta ese acercamiento de subjetividades que bien remarcas,pero ¿a quien beneficia más claramente,al capital o a los trabajadores?,si se machaca todo lo que huela a marxismo leninismo,¿hay esperanzas de que alguna vez los que hacen los puentes puedan decidir algo contundente?.Sinceramente creo que poco a poco intentaran secuestraros el pensamiento libre del que muchos gozaís por haber luchado y seguir luchando a sangre y fuego.Nada nuevo.Que no se nos ólvide que la otan vigila sin descanso todos los valles de los que hablas.Sin teoría revolucionaria no hay posibilidades de ser libres,ellos saben que en cuanto se produzca algun cambio que no este en su agenda, haran lo de siempre,represión y muerte.Lo de Libía es muy significativo de como se las gasta el imperialismo ahora y por siempre.saludos.

VILLAVERDE COMUNISTA dijo...

Bueno, yo no quiero condicionar a nadie, pero en mi barrio estamos haciendo una campaña abstencionista de la hostia. Lo de hoy ya ha sido demasia'o, hemos convergido tres grupos, y los tres pidiendo la abstención, con argumentos muy parecidos.

O sea, que yo no quiero condicionar a nadie, pero abstenzioa!!

Anónimo dijo...

No sé si peco de ingenuidad, Dizdira, pero tal vez los de Amaiur no puedan explicitar su programa en unas elecciones vigiladas por el Gran Hermano. Lo importante, creo yo, es que esa organización tenga principios democráticos radicales. Seguro que al final acaba saliendo el programa que nos permita avanzar hacia el socialismo.

Carballo dijo...

Probablemente el último anónimo tenga razón y Amaiur no ponga en la bolsa todos los componentes.
De cualquier manera pronto lo sabremos.
Pero si los que lo probais ahí en el país desconfiais, malo, malo.
Salud.

interino2 dijo...

El PP y la derecha neoliberal en general deben estar encantados con los comunistas que propugnan la abstención. Supongo que tenemos que seguir el modelo USA, que con su alto índice de abstención están ya cerca de la dictadura del proletariado y tienen gobiernos que practican de forma tangible el internacionalismo proletario. En fin.

En cuanto a Amaiur, desconozco la situación en el País Vasco, de modo que no puedo opinar. No obstante, parece que Bildu ha recibido un amplio apoyo en las pasadas municipales. Supongo que hay que tenerlo en cuenta. Sea como sea, si están en el Parlamento y proponen políticas de izquierda, confluirán, imagino, con lo que allí haya de izquierda y eso me parece bueno. Ya lo sabremos.

Un saludo,
interino2

Fernando dijo...

Interino2,como leí en un blog el otro día,el izquierdismo es la enfermedad del comunismo y tambien la patologia que necesita el capitalismo.saludos.

Alive dijo...

Me da la impresión de que la izquierda abertzale está sacrificando la I de izquierda por la A de Abertzale, y que, haciendo una comparación, Amaiur será, ideológicamente, una especie de IU nacionalista vasca.

Saludoss.

mikel dijo...

No deseo ser un peñazo, ni teorizar esquemas, sin embargo, me atrevo a sentenciar que con el resentimiento y la impotencia no se auguran buenos resultados para quienes pretendan ser dirigentes de algún tipo de movimiento.

De todos modos, la impresión que he adquirido en este espacio internetero, noto que hay poca chicha a la hora de analizar la política que acontece en Euskal Herria. Y. no es porque no haya luces (neuronas), sino porque se intentan equiparar acontecimientos y respuestas, desconociendo los mecanismos populares y sociales, así como al propio personal y sus historias.

Abrir los ojos no es suficiente si la mente no se traslada al lugar de los hechos.

interino2 dijo...

Yo también lo leí, Fernando, y estoy de acuerdo. Mi pregunta, por tanto, ¿cabe tener en cuenta el contexto geopolítico en el que estamos, también el País Vasco, o eso es irrelevante? Tú mismo respondiste en tu primer comentario, creo yo. Un saludo.

X dijo...

Mañana tenemos circo. Quizas gane Amaiur por aquellas tierras. No se si eso servira de algo a los vacos. En todo caso, la fiesta empezo. De pretender refundar el capitalismo pasan a querer refundar la democracia, y de querer refundar la democracia pasaran a lo de siempre, a "refundar" el fascismo.

A mi buzon llego mucha propaganda electoral. Hasta de Foro Asturias, el chiringuito de Cascos, que me envia "saludos asturianos". Es para pegarse un tiro.

Ernesto dijo...

Dicen que atraparon al hijo de Gadafi.
Espero que sea otro bulo.

Anónimo dijo...

IU espera el fruto maduro del 15-M
http://www.elpais.com/articulo/espana/IU/espera/fruto/maduro/15-M/elpepunac/20111116elpepinac_8/Tes

Anónimo dijo...

Yo votaré, (indudablemente, aunque solo fuese por los presos vascos), a Amaiur pero creo que, de no cambiar muchas cosas, corre el peligro de acabar como ERC.

Y ello porque la izquierda, tras 1989, no tiene proyecto "pro".

Abandera subproductos izquierdosos "anti" creados por chachiguays y oligarcas "progres", consistentes en una sarta de tonterias como "feminismo, noracismo, derechoshumanos, solidaridad, pobreza cero", etc. Un discurso banal que solo sirve para complementar al dominante.

Es decir, pa estar siempre en la “oposición”.

En el caso nacionalista le añadimos el paradigma de "la lengua vernácula" y la idiosingracia, (patriotismo pueril) y ya estamos apañados.

Pero nuestra labor no ha de limitarse a la crítica fácil, debemos intentar elaborar un proyecto socialista "pro", (de ámbito nacional en su caso), yo les invito a colaborar en ello:

Socialismo Real, 80%.

Anónimo dijo...

¿Nacional bolchevismo? ¿Machos alfa y beta? El blog anterior mezcla cosas interesantes con disparates, lo que nos haría bien sospechar de él.

Anónimo dijo...

Vascos y navarros? Vamos bien...

Iosu Bisarionea 1960 dijo...

Vaya, anónimos que sospechan.

Iosu Bisarionea 1960

Dizdira Zalakain dijo...

Con la denominada izquierda abertzale últimamente andaba desencantada. Hay por Gipuzkoa pueblos con 30 años de ayuntamientos de la IA perfectamente indistinguibles de los que votan al PNV a al PSOE. Y no solo indistinguibles en lo referente a las políticas de los equipos de gobierno: la gran mayoría de los votantes de la IA que tienen un mínimo interés por la política más allá de las reivindicaciones independentistas y el tema de los presos, tienen tantas ganas de una Euskadi socialista como los del PP. La mayoría de los votantes de la IA hablan en el mejor de los casos con paternalismo superior de las experiencias socialistas de Cuba o Venezuela. Esas cosas están bien para la gente pobre, pero a los emprendedores vascos nos va mejor el euskocapitalismo chachiguay y verdirrojo. .Esto es conocer de verdad la realidad social de Euskadi. En Euskadi hay tantos socialistas como en Castilla o Galicia: muy pocos. Si la IA plantease la colectivización de los medios de producción y sus bases supiesen que significa éso, no sacarían ni un diputado.

Dizdira Zalakain dijo...

Pero el desencanto se ha convertido en el último año en cabreo. Precisamente, no votaré mañana por los presos, muchos de ellos inocentes incluso a efectos legales. Si alguien me dice que los presos son los primeros que están con Amaiur matizaré que lo que me indigna no es que haya presos políticos, sino que Amaiur acepte las reglas de juego según las cuales los presos políticos deben existir.
Pero sobre todo no votaré a una coalición que se alinea con los criminales que planifican y ejecutan las masacres en Yogoslavia, Afganistán, Libia, Siria e Irán. Con una coalición que se dice de izquierdas pero que prefiere defender al indiano explotador vasco de Venezuela que al pueblo venezolano, que prefiere apoyar al empresario pesquero vasco que roba en Somalia que a los somalíes que intentan defenderse del expolio, Me da asco dar mi voto a los que quieren conseguir su mierda de independencia a la escocesa o a la kosovar a base de ser buenos y aplaudir al imperio cuando arrebata la independencia a los demás pueblos. Me da asco dar mi voto a los que venden la independencia real, la económica, de cada vasco a cambio de una promesa de independencia formal. Me da asco dar mi voto a los ayuntamientos que organizan ferias y fiestas combinando pancartas de presos con stands de Coca Cola. Me da asco dar mi voto al partido en cuyos bares se vibra de emoción con las carreras de Fernando Alonso.
Me da asco y vergüenza acudir el domingo con mi papeletita en su sobre y mi DNI como una borrega y salir pensando que he cumplido con mi obligación de buena vasca de izquierdas. Luego, tomar un aperitivo con los colegas y sentir que, en el fondo, el mundo va bien, al menos en mi pueblo. Mañana, en la noche electoral de la fiesta de la democracia, cuando logremos cuatro o cinco escaños saltaremos con la misma alegría imbécil que cuando gana la Real. Se nos olvidará que el Estado está expoliado, que caminamos hacia la quiebra econ´ómica generalizada, que el hijo de Gaddafi va a ser condenado a muerte como un criminal con la sonrisa de satisfacción de Gara, que se prepara en bases militares del país en cuyo parlamento tenemos cinco preciosos escaños una masacre a ciudadanos inocentes de Oriente Medio. No quiero ser partícipe de ese simulacro de democracia que otorga un certificado de euskolabel a los crímenes masivos.
Y, para quien piense que le estoy haciendo el trabajo a la derecha, recomiendo la lectura de los textos de Lenin. Con la derecha no hay nada que debatir; nuestra misión es luchar contra los falsos izquierdistas, los que siempre nos terminan engañando con estupideces de distinto nombre pero siempre iguales: eurocomunismo, socialdemocracia, amaiur, izquierda anticapitalista...
En un debate electoral de jóvenes políticos vascos, escuché a la representante de las juventudes de Amaiur decir que ellos iban a "seguir adelante con la ola verde." Pues nada, hija, sigue con tu mierda de ola, con tu mierda de optimismo infantil, con tu obscena ostentación de banalidad, de sordera y de ceguera ante el mundo que se derrumba alrededor de tu querida Euskadi verde y alienada. Qué envidia ser tan lerda. Debes vivir muy feliz así.

Anónimo dijo...

Dizdira, en general muy de acuerdo con tu anterior comentario, sólo añadir un matiz bajo mi punto de vista creo que importante: cuando hablas de "independencias" escocesa y kosovar pienso que, mezclando ambas, estás cometiendo un error. Porque Escocia forma parte de una potencia capitalista de primer orden, como es el Reino Unido, y al bloque imperialista (comandado por EE.UU) jamás le interesaría debilitar de esta forma sus estructuras de poder. En cambio, Kosovo debía independizarse porque Serbia, por muy bien que se porte ahora, no forma parte de este bloque, al menos no como un país destacado, y el narco-estado kosovar sirve a los intereses yanquis en Europa del Este. La prueba de lo que digo está en la realidad: Kosovo es independiente (formalmente hablando, claro) mientras que Escocia, no (y tampoco hay demasiadas expectativas, por muchos referéndums que decidan hacer).

Con las demás naciones de Europa occidental que reclaman su derecho a la autodeterminación (véase Euskal Herria, Països Catalans, Córcega, etc.) sucede algo similar: al Imperio no le interesa que se independicen, aunque sea sólo formalmente, porque eso significaría debilitar a sus propios Estados. Otra cosa es que haya muchos independentistas de estos países (y sé de lo que hablo porque soy catalán) que se crean que el hecho de que en los 90 sólo lograran independizarse ex-repúblicas soviéticas y países del antiguo campo socialista fue puramente una cuestión de casualidad, y que con un poco de suerte los yanquis, después de Kosovo, van a montar un protectorado en Catalunya o en Euskadi. Primero, me parece repugnante su modelo de Catalunya "lliure", pero es que luego se engañan ellos mismos creyendo que siendo buenos demócratas-otánicos van a conseguir una república independiente en medio de la UE.

interino2 dijo...

Dizdira, en Venezuela hay, que yo sepa, un sistema político análogo al nuestro, con partidos a los que se les da el voto en la idea de que lleven a cabo su programa. El PSUV parece que está llevando a cabo las reformas que el pueblo quiere, por eso el pueblo lo sigue apoyando, y esto es independiente de que allí convivan elementos de socialismo con elementos de capitalismo que, hemos de suponer, irán modificándose en función de las circunstancias y las posibilidades. En Cuba, obviamente, la situación es distinta, pero cada lugar tiene sus procesos y sus coyunturas. Cuestión aparte es que la izquierda abertzale, según dices, no tenga nada de socialista y que, además, sea connivente con el imperialismo. Pues no les votes, evidentemente. Si te pareció bien que Hugo Chávez nacionalizase la industria petrolera no veo por qué te va a parecer mal un proyecto político que plantea en su programa la nacionalización de las eléctricas o Telefónica (punto 7 del programa de IU, pág. 17), la creación de una banca pública o el establecimiento de una renta básica. Igual es que te parecen “sólo” pasos, pero también Hugo Chávez avanza dando pasos. No sé si el concepto de eurocomunismo puede seguir siendo aplicable a estas alturas, en cualquier caso parece que no todo es eurocomunismo dentro de IU y, mucho menos, aplauso al imperialismo, tú misma lo has visto. Pues apoyemos aquellas formaciones que contengan elementos positivos en la idea de que sean éstos los que se refuercen. Tú misma.

Un saludo,
interino2

Iosu Bisarionea 1960 dijo...

Tienes muchísima razón Dizdira en la complicidad de Gara con los crímenes imperialistas de la OTAN. Ese copypaste de la propaganda de guerra de EFE, AFP, Reuters con cambio de etiqueta "euskolabel",me parece el "no va plus" de la perfidia y manipulación.

Manipulación ampliada y rebotada además, masivamente, por los anarkotroskistas de kaos, rebelion y otros.

Por ello tu "no voto" de castigo me parece legítimo.

Yo más bien opino como Miguel Indurain cuando decía, "hay que estar ahí, en la pomada". Es decir, en este caso, influenciando todo lo posible en el vestuario para cambiar la estrategia y composición del equipo.

No obstante creo mucho más en el trabajo a largo plazo que nos queda, (nuestra situación es superprecaria), que en un voto.

Atte, un estalinista keynesiano y/o nacional bolchevique. (Algunos pueden insultarme por esto último, decirles que me la suda, asumo que soy un cabronazo muyyyyyyy maaaaaalo).


Iosu Bisarionea 1960

Fernando dijo...

Joooder,voy a esconder a todos los niños que VIIIIENEEEN IOSU Y STALIN,MAAAMA QUE MIEDO.un saludo.

eSedidió dijo...

Volviendo al principio de tu post, a mi siempre me ha resultado curioso el consumo patriótico, una figura perfectamente estudiada por los licenciados en la cosa esa del marketing, por el que, por ejemplo, los vascos pagais tres veces más de su valor por un tomate eusko label de cultivo hidropónico (como cualquiera sabe, el paradigma de lo antinatural) por el simple hecho de que es "de aquí".
Al mismo tiempo me resulta curioso que precisamente los dos triunfadores de las elecciones (PP y Amaiur, cada uno a su nivel) hayan ganado, no escondiendo su programa, sino simplemente sin tenerlo, y encima alardeando de ello.
Y es que al final, Dizdiriña, acabamos compartiendo opción política, ya ves: quedándonos en casa, en mi caso preparando patatas a la riojana en vez de menestra del país.

Carballo dijo...

Enhorabuena Dizdira, nuestro partido casi ha ganado al PP.
No quiere decir que mucha gente tenga más razón que menos gente, pero dudo que la mayoría de ese 30% fuera por dejadez.
Salud.
http://imageshack.us/photo/my-images/585/elecciones20n.jpg/

Anónimo dijo...

Hasta que no veamos el mundo como uno sólo y hasta que no nos olvidemos que las rayitas en el suelo y las banderas de colores son sólo inventos para tenernos controlados y manejados, no avanzaremos a un mundo mejor. Cuando dentro de 1000 años, estudiando Historia, la gente sepa que nosotros nos peleábamos y discutíamos por ver que trapo de colores sacabamos a la ventana y para ver qué era mejor si izquierda o derecha (iquierda o derecha, qué soberana tontería!!!!) se van a partir de la risa... en fin.