sábado, 29 de enero de 2011

Revueltas en Túnez y Egipto: una visión conspiranoica.

De mala gana debo aceptar el estúpido adjetivo "conspiranoico" que se ha impuesto hoy para denigrar a cualquier hipótesis política no suministrada por la prensa oficial. Todo aquel que pretenda ver más allá de los titulares de la prensa libre y democrática occidental es equiparado con los que hablan de extraterrestres e illuminati. Así sea.
Desde que las revueltas populares estallaron en Túnez me ha dado muy mala espina comprobar que los medios de comunicación al unísono -como para todo lo que realmente importa- apoyan al pueblo revoltoso y condenan al tirano. La cosa resulta aun más extraña si hacemos memoria y comprobamos que durante decenios estos tiranos aliados de EE.UU. han sido alabados por esos mismos medios por su lucha contra el integrismo islámico y las relativas prosperidad y paz que han traído a sus respectivos países. Los medios apenas si los censuraban por prohibir a los partidos políticos comunistas e islamistas. Ninguno ha presentado en primera página las innumerables revueltas lideradas por los Hermanos Musulmanes de Egipto y reprimidas con una crueldad repugnante una y otra vez, durante años y años, casi siempre tras la celebración de las sucesivas elecciones fraudulentas. Es más, cuando estas noticias aparecían en la prensa, los revoltosos eran tildados de fanáticos integristas conectados con Al-Qaeda.

Ahora, sin embargo, todo ha cambiado. Ayer observé al inefable Matías Prats Jr. lamentar compungido la cerrazón del régimen de Mubarak y al corresponsal en El Cairo presentar como héroes de la democracia a quienes hasta ayer eran fanáticos.
En los telediarios también se colaba el nombre de un señor, Mohamed El-Baradei, que se ofrecía para "liderar la transición". Nadie le ha votado, no ha estado en ninguna de las manifestaciones de los últimos decenios, pero los medios y él mismo se autodesignan como sustituto de Mubarak. Este El-Baradei es uno más, junto con Obama, de la nómina de Premios Nobel de la Paz. Ha sido miembro de la Agencia Internacional de Energía Atómica. Es de suponer que para ganarse a los egipcios hará valer el hecho de que en su tiempo estimó que Irak carecía de armas de destrucción masiva y que había que utilizar la vía diplomática para evitar que Irán se hiciese con la bomba atómica. Sin embargo, lo cierto es que este tipo ha formado parte durante años de un organismo imperialista como la AIEA y que, con todo, le pareció decente imponer a países soberanos como Irak o a Irán unos criterios sobre armamento que sin embargo les son tolerados a EE.UU o Israel, por ejemplo.


En mi opinión estas revoluciones toleradas por Obama y bendecidas por los medios son revoluciones dirigidas por EE.UU., por más que la gente que está en las calles de El Cairo no lo sepa, lo mismo que los españoles de los 70 no sabíamos quién estaba dirigiendo la transición.
Pero ¿para qué querría EE.UU. acabar con los regímenes más o menos autocráticos del Magreb? Son regímenes aliados de EE.UU. y absolutamente represivos contra comunistas e islamistas, los grandes enemigos mundiales del imperio. La respuesta la podemos encontrar en la historia de nuestro país. También el régimen franquista era fiel aliado de EE.UU. y un baluarte contra el comunismo. Sin embargo, EE.UU. no dudó en acabar con él cuando lo creyó oportuno.
El problema de Egipto o de Túnez es que eran países con estados demasiado fuertes. Estados leales a EE.UU., pero estados. Las políticas de Túnez o Egipto eran capitalistas, sí, pero los estados nacionales -y nacionalistas- por su propia naturaleza, no son lo suficientemente abiertos a la rapiña colonial por parte de las transnacionales. Un ejemplo paradigmático y perfectamente conocido por todos lo supone la política egipcia en uno de sus sectores más productivos: el patrimonio histórico. El estado egipcio, a pesar de su caracter dictatorial y capitalista, ha venido ejerciendo un tutelaje y control férreos sobre sus valiosísimos bienes arqueológicos. Este jugoso negocio es algo que una multinacional no puede dejar en manos públicas.
El nuevo orden mundial no tolera a los estados, no tolera lo público. Los estados son el mayor obstáculo para establecer su globalización. Su lema es: ninguna ley, ninguna frontera, ninguna restricción política o religiosa para los asesinos y ladrones masivos. El nuevo orden ya no precisa a los tiranos aliados. Éstos ya han hecho su papel. Ahora necesita títeres absolutamente inoperantes, privados de medios económicos o de fuerza militar para siquiera atreverse a decir algo en contra de los dictados de quienes de verdad mandan.
Cuando El-Baradei o algún otro títere similar sea aclamado por los medios de comunicación y por Obama nuevo presidente de Egipto, los comunistas y los islamistas, una vez utilizados, volverán a estar prohibidos, volverán a ser asesinados y encarcelados y esta vez ningún medio nos lo contará. Porque ya no serán tontos útiles -como lo fueron los activistas a los que se permitió asesinar a Carrero Blanco.
El fuerte estado egipcio y el relativamente próspero estado tunecino se verán reducidos a mera sucursal política de las transnacionales, cualquier asomo de soberanía y de política social se esfumará y el Magreb pasará a ser un nuevo territorio sin ley ni orden, sin más ley y orden que el expolio y la destrucción capitalistas.
Ni que decir tiene que insha´Allah me equivoque. y, en efecto, sea verdad que soy una conspiranoica.

P.D. He encontrado este artículo de hace cinco años en voltairenet que me parece muy ilustrativo.
Si se realizaran ahora unas elecciones limpias y libres, los Hermanos Musulmanes arrasarían, esto lo saben todos. Es preciso aclarar que este partido alegal promulga un islamismo moderado al estilo de Erdogan en Turquía. Sorprende, por tanto, que USA prefiera a un gobierno islamista, aunque sea moderado, que a un tirano como Mubarak. ¿Dónde está la trampa?
Pienso que el futuro pasa por El Baradei como nuevo hombre de paja, conciliador, moderno y amigo de Obama, como líder de la "transición". Si este artículo de Voltairenet da en el clavo y la CIA se ha encargado de captar a las élites de los Hermanos Musulmanes para que pasen por el aro, estos Hermanos Musulmanes desactivados desde dentro podrían formar un futuro gobierno títere, al estilo de lo que ocurrió con el PSOE desactivado desde dentro durante la transición española. Mi triste opinión es que, en ningún caso se tratará de una revolución auténtica. Si al final lo es, ya se encargarán los medios de avisarnos. Será cuando se diga que los fanáticos y los terroristas se han adueñado del país, como ocurre con Irán.

18 comentarios:

Misántropo dijo...

No entiendo (o quizás me falten conocimientos) esto:

También el régimen franquista era fiel aliado de EE.UU. y un baluarte contra el comunismo. Sin embargo, EE.UU. no dudó en acabar con él cuando lo creyó oportuno.

Hasta lo que yo sé el franquismo se vino abajo por el método frecuente en muchas dictaduras. Es decir, el que manda se muere de viejo. Para entonces creo que los borbones ya estaban en una buena situación de coger el testigo. ¿Quizás te refieres a que gracias a USA pudieron cogerlo?

Sobre el resto del artículo no creo que vayas desencaminada. Cuando ayer vi a Hillary Clinton pedir apresuradamente que dejasen al pueblo decidir su soberanía ... me entró un escalofrío. La traducción simple es: "Nos conviene que cambie el gobierno de Egipto y vamos a presionar desde aquí". Con una declaración así no sería descabellado que prefiriesen un gobierno distinto (quizás hasta una democracia manipulable, tipo Afganistán) antes que alguien que les opusiese algún tipo de resistencia.

Saludos

R.A.F.A.E.L. dijo...

www.rebelion.org/noticia.php?id=121317

A este bloguero los grandes medios nunca lo han mencionado, aunque yo ya lo conocía. Y es que no hay nada como llamarse Yoani para apoyar a "luchadores por la democracia y los derechos humanos".

Interesantísima tu entrada, Dizdira. Tenía ganas de conocer la opinión de una persona musulmana. Sobre todo después de haber leído yo tanto blog supuestamente progresista, en que la gente que deja sus comentarios demuestra su tremenda ignorancia acerca de la cultura árabe e islámica.

Cordiales saludos. Seguiré atento a lo que acontezca.

KRATES dijo...

Los EE UU (como cualquier otra potencia) han apoyado a dictadores por sus intereses en bastantes partes del mundo. Y de la misma manera que los sostuvo, también les retiró el apoyo, y, en algunos casos llego a colaborar en su derrocamiento. Me estoy acordando de Trujillo, en la República Dominicana; Batista, en Cuba; Somoza, en Nicaragua; o Noriega, en Panamá. Sin olvidar a Sadam Hussein que durante su guerra con el Irán de Jomeini, era el aliado de Occidente, y después de la invasión de Kuwait, el «monstruo» a destruir.

Franco murió en la cama, pero ya había cierto interés, desde la potencia norteamericana, en que su dictadura acabase. En la Transición hubo algo por su parte, para que no desembocase en otra cosa contraria a sus intereses, como pasó con Portugal. Con el dictador, este país nunca ingresó en la OTAN ni el Mercado Común (más tarde CEE, y ahora Unión Europea), para ello era necesario que cambiasen las cosas, pero no lo suficiente, siendo fieles al lema lampedusiano: «Algo tendrá que cambiar para que nada cambie».

¿Y por qué no el mundo árabe? Quitar a los anteriores y poner «carne nueva», pero manejable.

Dizdira Zalakain dijo...

Misántropo:
Me refiero a que la transición española fue tutelada por USA. Existen pruebas de que la CIA, si no colaboró en el atentado contra Carrero Blanco, al menos lo conocía y lo consintió -y también lo conocieron y lo consintieron los sectores del Gobierno proclives a la transición. Carrero hubiese sido el sucesor natural de Franco, y era el hombre fuerte del sector más claramente falangista y el máximo impedimento para que los partidarios de la transición -Suárez, Fraga...- se hicieran con el poder. Su viuda cuenta -y no tiene por qué mentir ya que nunca ha buscado notoriedad alguna- que un día antes del atentado, la embajada norteamericana llamó a su marido para comunicarle que no existía ningún peligro de atentado contra su vida y que siguiese manteniendo su rutina de horarios e itinerarios. Para colmo, Kissinger estaba el día del atentado de visita oficialen España. En esa visita, el mandatario norteamericano había exigido a Carrero Blanco que detuviera el programa nuclear español y que ingresase a España en la OTAN. Un día después Carrero fue asesinado, el programa nuclear se detuvo y España inició su paulatino acercamiento a la OTAN, que culminó con su ingreso en la organización.
Paralelamente, en el famoso pacto de transición se eliminó a los verdaderos partidos de izquierda, los que no iban a tragar con una monarquía designada por Franco ni con una alianza con EE.UU. Se infiltró a González como artífice del cambio. Recuerda que fue con el PSOE con quien España ingresó en la OTAN, firmó el tratado de Maastricht sin referéndum alguno, comenzaron las primeras privatizaciones de empresas públicas, por no hablar de lo que eufemísticamente se denominó la reconversión industrial que no fue otra cosa que el desmantelamiento del tejido productivo y la política arancelaria para dar paso a la invasión de las multinacionales y a una economía especulativa.
Lo cierto es que este tema da para mucho y yo tampoco es que sea una experta en la cuestión. En internet puede encontrarse bastante información. Por ejemplo, en este artículo se trata en profundidad el tema de Kissinger y Carrero.
http://moqawama.blogia.com/2010/050312-los-planes-atomicos-de-franco-y-carrero.php
Rafael:
Muchas gracias, como siempre. No conocía a este bloguero y aunque hay puntos en los que disiento de su opinión, viene bien tener información de todo tipo.
Saludos a ambos.

Dizdira Zalakain dijo...

Krates:
Estoy absolutamente de acuerdo contigo: se ha repetido demasiadas veces el mismo guión -los últimos casos, en efecto, los de Noriega y Saddam Hussein- como para que el público, como pasa en el cine de Hollywood, no adivine ya muy bien cuál va a ser el final.
Saludos.

Misántropo dijo...

Muchas gracias por la información y por la explicación.

Misántropo dijo...

¡Ah! Ya que salió la monarquía he visto hoy este enlace.

http://www.elsemanaldigital.com/articulos.asp?idarticulo=112369

RioLena dijo...

Excelente entrada y el comentario a Misántropo termina de fijar los términos. El 27E, tras la manifestación en Madrid y mientras se calmaban los ánimos de los piquetes vestidos de azul, estuvimos tomando una copa y hablando de este asunto con un médico francés-egipcio que había conseguido ponerse en contacto con su familia residente en Egipto. No nos informó de nada distinto a lo recogido por los medios españoles y a grandes rasgos nos dio una opinión bastante coincidente con lo que se recoge en el artículo de voltairenet (un par de personas presentes lo conocían) y un análisis también cercano a la opinión plasmada por Dizdira en distintas ocasiones. Él es marxista activo y lleva unos años colaborando con las misiones sanitarias cubanas en América, por lo que no valora especialmente el papel de los musulmanes ligth (así lo dijo) salvo como posible cauce organizativo y caldo de cultivo hacia una sociedad más laica a muy largo plazo. Me pareció bastante escéptico. Por cierto, la frase que siempre se adjudica a Lampedusa no es suya, sino que se trata de un dicho napolitano que él se limito a reflejar (y traducir al italiano) en Il Gattopardo.

KRATES dijo...

Poco antes de la muerte de Franco, un joven sevillano de familia bien se hacia con el secretariado general del PSOE en el exilio. Lo que en realidad ocurrió fue la usurpación de unas siglas históricas por gente cooptada por las potencias occidentales del momento (EE UU y Alemania). Gonzalo puente Ojea en una entrevista lo dijo, más o menos, de esta manera:


«Yo recibí información verosímil y creible —aunque no puedo avalarla personalmente— según la cual había gente adicta a Franco —pero que estaba jugando el "juego" de la operación democrática– que le había hablado al dictador de un joven anticomunista muy prometedor y con mucho ímpetu con el que era conveniente establecer contactos secretos que permitiesen que el proyecto de sucesión fuera viable. A Franco aquello le complació, le pareció interesante. Aquel joven era Felipe González. Franco sólo exigió que el proyecto de transición a un sistema de readaptación institucional cumpliera dos condiciones sine qua non: el no reconocimiento del PCE y la incuestionabilidad absoluta de la monarquía. Es evidente que el Rey y la clase política franquista quebrantaron su juramento formal para salvar sus recíprocos intereses.»

quebrantandoelsilencio dijo...

No creo que vayas nada desencaminada Dizdira. El capitalismo salvaje hace años que dio un paso adelante y decidió que a partir de ese momento lo que quería eran "Estados Huecos" que funcionaran simplemente para pasar el dinero de los ciudadanos a las corporaciones privadas. Para eso apenas se necesitan un puñado de funcionarios y un gobierno para la foto.
Un saludo.

Dizdira Zalakain dijo...

Misántropo:
Gracias por el link. Ya había leído algo sobre la ilegitimidad sucesoria de los Borbones españoles, tanto en el trance de Fernando VII como en épocas posteriores. De todos modos, para una mentalidad moderna, la cuestión "genética" es lo de menos. Por muy biológicamente pura que hubie sido la línea sucesoria que va de Felipe V a Juan Carlos, lo que seguiría sin ser legítimo es que un estado que se hace llamar de Derecho acepte eso como motivo para convertirlo en Jefe de Estado vitalicio.
Saludos.

RioLena:
Gracias. El problema con estas operaciones de la CIA en los procesos políticos de otros países es que los propios ciudadanos del país víctima no tienen más información que los de fuera. Si tu amigo egipcio ha dado en el clavo al fin y al cabo ha sido empleando unas herramientas lógicas parecidas a las que podríamos utilizar nosotros. Los españoles apenas se enteraron de los tejemanejes de su propia transición.
Por cierto, coincido con tu amigo: tengo muy poca confianza en los islamistas light, como en casi cualquier ideología light.

Krates:
Gonzalo Puente-Ojea es uno de los pocos personajes públicos que ha tenido este país que aúna una altísima talla intelectual con unas firmes convicciones éticas y políticas. Ojalá tuviésemos muchos como él.

quebrantandoelsilencio:
Sí, lo de Egipto y Túnez parece que también va en la línea que explicas en tu magnífico artículo sobre los principios de la Escuela de Chicago.

Saludos a todos y gracias por vuestros comentarios. Os dejo este artículo. Parece que las sospechas se van confirmando:
http://www.radiomundial.com.ve/yvke/noticia.php?t=481599

R.A.F.A.E.L. dijo...

Pues sí, se van confirmando las sospechas. Por eso decía yo que había que conducirse con prudencia a la hora de efectuar el análisis.

Añado este enlace:

antimperialista.blogia.com/2011/013101--por-que-los-medios-de-comunicacion-capitalistas-se-muestran-tan-favorables-a-la.php


Saludos nuevamente, Dizdira.

AJotAtxe dijo...

La unanimidad mediática, lo de que la "revolución" tenga nombre -a saber, de los jazmines-, el asombroso paralelismo entre Túnez y Egipto (a lo que quizá inocentemente hacía referencia Juan Ramón Lucas), al curioso parecido con la caída del muro de Berlín (a lo que también, quizá inocentemente, hace referencia Juan Ramón Lucas justo cuando escribo estas líneas), hacen pensar que detrás de todo esto está la Santa Madre Empresa.
No es lógico si no que en países tan diferentes como la RDA en 1989 y Egipto en 2010 se den fenómenos similares.
Así que comparto la mala espina. Y cuando mis colegas más o menos de izquierdas admiran ilusionados la fuerza popular, yo callo y espero. Porque algo me dice que por desgracia, el pueblo no está solo.

Dizdira Zalakain dijo...

Sí, la mentira ya está descubierta para los que somos críticos con las mentiras de los medios. El problema es que para la gran masa las cosas seguirán siendo como se lo cuentan en la TV.

Dizdira Zalakain dijo...

Ajotatxe:
Tienes razón en que la nomenclatura que se utiliza ya da mala espina. Sin duda, los nombres de flores para las "revoluciones" dirigidas por la CIA están muy bien elegidos. Para que surjan las flores son necesarios muchos capullos.
Los Hermanos Musulmanes, que han sido quienes se han llevado todos los palos en la lucha contra la dictadura egipcia en los últimos decenios, no se han sumado al desfile de floristas. Seguramente su fanatismo religioso les impedirá aceptar el resultado de este proceso tan bonito, pacífico y perfumado.

AJotAtxe dijo...

Me da "cosica" poner un enlace aquí al Haaretz, pero la noticia que he visto confirmaría nuestras sospechas.
La inteligencia de EE.UU. advirtió a Obama de inestabilidad en Egipto en 2010.

Dizdira Zalakain dijo...

Gracias por el link Ajotatxe:
Je,je... bueno, tampoco es para tanto. Haaretz es de lo mejorcito que se puede comprar en un kiosko de Tel Aviv -después de las pipas, que por lo visto son buenas por allá.
La noticia a mí me deja un poco indiferente.
-El "unrest" en Egipto es permanente desde los años 70. Mira las hemerotecas: cada vez que hay elecciones, como mínimo, se producen manifestaciones para denunciar el fraude y suele haber decenas de detenidos, heridos y víctimas mortales. Ello es lógico: el partido con más seguidores en Egipto está ilegalizado.
-La tipa ésta, Stephanie O'Sullivan, dice no saber a qué se debe el "unrest" lo cual es risible. Ni sabe a qué se debe ni qué grupos o quiénes lo promueven, pero sabe que lo va a haber.
-El "unrest" hoy en Egipto no es mayor que el año pasado o hace diez años. Las diferencias esenciales son dos:
1ª Esta vez buena parte del ejército desobedece la orden de dispersar a los manifestantes desobedeciendo al Jefe de Estado (técnicamente, eso es un golpe de estado militar).
2ª Estas manifestaciones no están convocadas ni dirigidas por aparentemente ningún grupo político o líder. Lo cual también es curioso. Para que se comprenda lo curiosa que en verdad es la situación: es como si en Euskal Herria una revuelta popular para exigir la independencia no estuviera protagonizada ni dirigida por ninguno de los actuales partidos abertzales que durante decenios se han llevado los porrazos en las manifestaciones. Para colmo, el ABC y El Mundo hablarían maravillas de los revoltosos. Y para más colmo aún Javier Solana sería el líder que la prensa proclamaría como futuro líder de la transición hacia una Euskadi independiente. Algo más o menos igual de surrealista está ocurriendo en Egipto -en mi conspiranoica opinión, por supuesto.
En fin, esto me recuerda a cuando Anguita, a finales de los 80, alertaba de que el modelo neoliberal iba a terminar por eliminar las prestaciones sociales mínimas y por acabar con el sistema de pensiones. Le llamaban agorero porque todavía no se había puesto de moda la melonada de "conspiranoico". Pero el caso es que ahora nadie le dice "tenías razón."
Saludos.

AMADEUS dijo...

Buenas Dizdira, te aporto este link en el que se analizan las causas de la situación en Egipto desde otra perspectiva:

http://amadeus48.blogspot.com/2011/02/que-hay-detras-de-los-problemas.html#comments

A mi juicio en estos momentos el desdarrollo de los aconteciminetos en Egipto es clave para el rumbo futuro de la humanidad.

Solidaridad, Salud y Salu2,

AMADEUS