martes, 27 de septiembre de 2011

Vo pa Llanes, vo pa la Marbella nueva.

No hace mucho pasé unos días en Llanes, una preciosa localidad de la costa asturiana. Ya había estado allí una vez, hace mucho tiempo, con mis padres. Es verdad que las experiencias de la infancia se tienden a idealizar, si es que no ocurre que nacieron ya idealizadas: los olores, los colores y los sabores se recuerdan más intensos, los espacios más amplios y el tiempo fluyendo con tanta morosidad que en una tarde de verano daba tiempo a vivir media vida. Pero esta natural diferencia en la percepción entre la niña y la adulta no basta para explicar la decepción que me produjo mi vuelta a Llanes tras tantos años. Bloques de chalets adosados, asfalto en lugar de césped, villas de aspecto cubista y, sobre todo, la sensación de que el forastero ya no es mirado con sorna y curiosidad y recibido con la hospitalidad de antes, sino que es mirado y recibido como un idiota con tarjeta de crédito. Es decir, que incluso en lo que parecía el Paraíso en la Tierra, Llanes, eres tratado como en todos lados.
Alguien podría considerar tendencioso que en un blog de esta ideología yo dijera ahora que la culpa de esto la tiene el capitalismo. Rogaría entonces que alguien me indicase otro motivo.
El capitalismo, cuando se aplica a comunidades expropiadas de sus medios de subsistencia por el propio capitalismo, como ha sido el caso de Asturias, país cuya industria ha sido desmantelada a la fuerza siguiendo órdenes de los grandes oligopolios internacionales, se convierte en guerra mortal por la supervivencia básica, en economía de país sitiado, en la que todo vale para salir adelante, en la que no se piensa en mañana, solo en poder sobrevivir hoy. Por eso es que desde que en Asturias se acabó con la empresa pública y las fuentes de economía productiva real, como en el resto del estado español, el ladrillo ha sido el pan para hoy que ha traído no solo el hambre para mañana sino la destrucción de todo lo que algún día podría haber servido para volver a amasar ese pan.
No hace falta ser ecologista, ni amar la naturaleza, ni tener el menor sentido estético para deplorar que se destruya una playa verde y azul para construir horrorosas viviendas idénticas a las del más siniestro extrarradio suburbano. Basta con no querer arruinarse a medio plazo. Porque con esos pocos millones que el miserable y paleto constructor obtiene de la noche a la mañana se ha liquidado para siempre la fuente principal de riqueza de Llanes; el estúpido malnacido se ha hecho un caldo con una gallina de los huevos de oro que ni siquiera era suya. Para ello, el empresario constructor, que, en un mundo justo, debería ser denominado el presidiario destructor, cuenta con el clientelato, por un lado, de los prohombres y promujeres de nuestra magnífica democracia y, por otro, de algunas gentes del pueblo que, gracias al asqueroso criminal, cuentan durante unos meses con una falsa apariencia de reactivación económica.
En Llanes, gobernada consuetudinariamente por un grupito corrupto del PSOE, el mismo partido neoliberal que vendió el país a las multinacionales, el Plan General de Ordenación Urbana ha sido denunciado por los vecinos ya en tres ocasiones y en las tres, ante las evidencias incontestables de destrucción y de violación de las normas más básicas, ha sido anulado por el Tribunal Supremo de Asturias. A pesar de ello, los corruptos electos y sus amigos constructores no han dejado de destruir el pueblo con su alquitrán y su hormigón. El último PGOU prevé la construcción de 15.000 viviendas ¡en un pueblo de 13.000 habitantes!

Pero ¿quiénes están plantando cara a esta mafia local? ¿Quiénes han conseguido llevar ante los tribunales los proyectos destructivos de esta pandilla de ladrones? Básicamente, buena parte de los vecinos del pueblo, agrupados bajo la asociación de vecinos AVALL y también el partido extraparlamentario de izquierda nacionalista Andecha Astur y algunas organizaciones ecologistas. Muy habitualmente, cuando una organización como esta humilde asociación de vecinos logra vencer al Goliath de la corrupción, es porque hay un gran luchador al frente. En este caso también es así. Se trata de Domingo Goñi Tirapu.
Este hombre es el secretario de AVALL y se ha hecho célebre en Asturias por su valentía y su capacidad de lucha frente a tan poderosos enemigos. Un simple profesor de instituto como él ha debido enfrentarse a los mafiosos que destruyen su pueblo y ello le ha costado caro. Ha recibido amenazas de muerte. Un día su perro apareció muerto. En otra ocasión, su coche fue destrozado. El autor de este último ataque fue un empresario local al que AVALL había denunciado porque durante veinte años se había dedicado impunemente a contaminar los acuíferos del pueblo con millones de litros de purines.
Pero no solo los delincuentes locales le atacan. También sus secuaces, los excelentísimos y excelentísimas que ocupan el Ayuntamiento se han empleado a fondo contra Domingo Goñi. En el año 2005 Domingo acudió, como era su derecho de ciudadano, a un pleno del Ayuntamiento de Llanes con una camiseta que decía "La Talá ilegal." La Talá es una urbanización que, en efecto, según sentencia repetida del TSJA, es ilegal. Domingo fue zarandeado y esposado por dos policías locales por orden de la alcaldesa. Tras ello fue retenido y sentenciado nada menos que a dos años y cinco meses de cárcel por un delito de resistencia a la autoridad, una falta de perturbación del orden público, otra falta de lesiones y otra falta de maltrato de obra, cuando fue él quien resultó esposado, zarandeado y lesionado por los agentes a las órdenes de la alcaldesa, Dolores Álvarez Campillo, que ordenó su detención y encarcelamiento en las dependencias municipales durante varias horas, como si de un peligroso delincuente se tratase. Al final, el tribunal le condenó a pagar 1180€ de multa. Pero Domingo no se conformó con esta sentencia, pues sentaba el peligroso precedente de que cualquiera que pretendiese protestar legal y pacíficamente sería multado como él. Por ello protagonizó una huelga de hambre frente a la Audiencia Provincial de Oviedo. Pues bien, la fiscalía le volvió a condenar, esta vez por acampar ilegalmente en terreno municipal.









Este acoso, incluídas amenazas, multas y agresiones por parte de los empresarios y de sus compinches en los cargos públicos, no ha dejado de pasarle factura: Domingo Goñi ha sufrido un grave deterioro físico durante estos años y su enfermedad cardíaca se ha agravado. Ha debido por ello abandonar su trabajo de profesor y acogerse a una incapacidad laboral.
Si todos los que nos quejamos actuásemos con la valentía y el coraje de Domingo, un hombre que ha arruinado su vida para intentar que no arruinen a Llanes, las playas volverían a ser playas, los montes, montes y los alcaldes estarían para obedecer a los ciudadanos, no a los mafiosos. Como diría un bloguero, ¡Que se mueran los fascistas que lo secuestraron! Rezaré por ello.

Os dejo con un bonito tema del rapero asturiano Dark la eMe que, junto a las horribles imágenes de excavadoras del vídeo, hace que se me salten las lágrimas.



13 comentarios:

Gloria dijo...

Buen Día, Dizdira.
Te leo con pesar, cuantas veces habré recomendado Llanes entre los lugares a visitar.
Hace años que no voy por allí, pero me sumo a tus recuerdos, porque las dos vimos lo mismo, pero hay una diferencia, yo estuve siendo adulta, por lo tanto no idealizas, lo que vieron tus ojos de niña en esos momentos, lo vieron los mis ojos de mujer.
No se que asesores del departamento de turismo, aconsejan que hayan 40.000 chiringuitos para comprar, al parecer irse uno de vacaciones ''es consumir'' y consumir... tirar de la visa hasta que se queme.
Ir a Llanes era, quedarte en una pensión modesta y limpia,andar por sus calles,tomarte una sidra y comtemplar el contraste del azul del mar (a veces color acero, porque allí el mar es bravo, como todo el norte) y los verdes montes y bosques.
A algunos les parece mal,cuando les digo que detesto los edificios modernos, esos ''chales'' que han sustituido a las casas de pescadores de toda la vida, o aquellos caserios con su olor a humo,que van desapareciendo para construir carreteras infernales.
Mis amigos se ríen y pierden la paciencia, cuando los arrastro a contemplar los pequeños y modestos puertos de pescadores,sus barcos medianos y sus faluas con los nombres de sus amores e hijos,a mi no me dicen nada y ni belleza les veo por ninguna parte, mirar yates, lanchas, no veo calor,ni sacrificio, ni sufrimiento es sus cascos.
No se porqué lo llaman progreso,cuando para mi es retroceso,si, parece un contrasentido, el retroceso es interior, hay desconfiaza hacía los visitantes, cuando antes existían los códigos de hospitalidad,no se disfruta si no es consumiendo chorradas.
Recuerdas cuando no existían las tarjetas y nuestro padres llevaban una cantidad de dinero, a eso teníamos que adaptarnos.
Igual me estoy saliendo del post, pero la estupidez humana, lleva a veces a pensar que cuanto más cara es una cosa, es mejor.
Dizdira no hay mayor mafia en todo el territorio que las constructoras, con el conchaveo de políticos avaricioso y sacándose de la manga legalidades osbcenas, se van cargando el patrimonio, bosques, rios y costas.
Es capitalismo puro y duro, porque van a llenar sus bolsillos, no favoren sino a cuatro comerciantes de la misma caterva.
Y ya ves tu, como son tratados quien ose interponerse en sus tejes y manejes.
El domingo, subí al monte y desde allí arriba, contemplé Bilbo, con rábia, la torre Iberdrola ese monumento fálico espantoso, lo estropea todo.
Al parecer todo el mundo quiere una New York en su vida.
Y aquí lo dejo...que soy muy chapas.
Abrazos fraternales.

X dijo...

La tierrina está hecha un desastre, lo han saqueado todo, y en parte hasta la belleza natural, claro que de eso todavía hay y bastante, al menos de momento.

Uno sabe que estos tipos de corbata y BMW son gente peligrosa, solo son admirados por los mediocres o los ignorantes engañados con cuentos chinos. Ese hombre es un héroe.

http://www.youtube.com/watch?v=7GRhYDAWmGc

Anónimo dijo...

Bueno vamos a ver, Asturias es la única CCAA de España que conserva una integridad costera decente, donde un prao se fusiona con arena blanca y fina.

Ahora con la muerte del ladrillazo no sé qué coño va a prosperar un proyecto de 15mil viviendas si dentro de un año esto va ser Grecia.

JK dijo...

Tiene razón el anónimo: en Asturias la costa está bien conservada... salvo en Llanes. Gracias en gran parte al ex-alcalde, al que se ve que en el PSOE le vieron madera de sinvergüenza y le hicieron primero presidente del Principado y luego Delegado de Gobierno, donde parece estar más a gusto que en su antiguo puesto de maestro y donde ha destacado bastante en el campo de la represión.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Menos mal que no eres valenciana... Fliparías... Por decirlo suavemente. Realmente es para cortarse las venas.

Daría detalles, pero se me pone tan caliente la sangre, que mejor lo dejo.

B7´s

Anónimo dijo...

si es que Llanes puede estar enladrillado, pero te invito a que vayas en el mismo conceyu a la playa de Toranda o Torimbia por ejemplo, el urbanismo es de chiste.

Luego no hace falta que tires a Valencia, con que cruces la ría del EO, justo donde comienza Galicia, y nada más llegar a Ribadeo pasas de playas vírgenes a un muro de ladrillos.

X dijo...

Quisiera aclarar que cuando digo que Asturias es un desastre me refiero al saqueo empresarial, que también Dizdira señala en su artículo. En cuanto a lo otro hay zonas bastante jodidas y otras no, no solo se trata del ladrillazo, claro que Asturias da mucho de sí en eso de la belleza natural, sin duda. Por ejemplo, Avilés era una pocilga y ahora está más limpia, y estoy seguro que de seguir así estará incluso más limpia en lo adelante, tan limpia que vamos a tener que comer el aire pues no parece que el fulano Niemeyer vaya a convertirnos en un Bilbao.

JK dijo...

No si entre los astilleros (re)convertidos en playas y acuarios, los muelles sideurgicos (re)convertidos en paseo y las escombreras de las minas (re)convertidas en bosque nos va quedar todo la mar de guapo. Solo falta que los jovenes sigan huyendo y los viejos muriendo para que sea una reserva natural y paisajística perfecta.

Dizdira Zalakain dijo...

Gloria:
Muchas gracias por expresar tan bellamente tus vivencias en Llanes. Desde luego veo que sufrimos exactamente la misma sensación de extraterrestres cuando intentamos explicar que esos chalets, esos puertos deportivos, esas pizzerías, esos yates y centros comerciales no solo es que sean negativos para la economía, la ecología, etc. ¡Es que son asquerosamente feos! Es inconcebible que a alguien le pueda parecer bonita una porquería de casa de líneas inhumanas, fabricadas con los materiales más absurdos que cabe imaginar: hormigón, cristal y acero. Es lo ideal para helarse en invierno, para cocerse en verano y para cargarse un paisaje. Pero supongo que también es lo ideal para que un grupo de cerdos se forre vendiendo mierda a precio de oro.
Lo de Bilbao... No me hables. Yo solía ir antes algunos fines de semana por Bilbao porque me encantaba el ambiente. Pero hace ya un par de años que ni lo piso.

X:
Sí, ya recuerdo alguna vez haber comentado que con Avilés están haciendo lo que han hecho con Bilbao, o lo que quieren hacer ahora con Pasaia. Las ciudades industriales y contaminadas pero llenas de vida y actividad de hace treinta años ahora están siendo esterilizadas: nada de fábricas, nada de asociaciones vecinales, nada de sindicatos, nada de bares llenos de humo, nada de porros, nada de amaiketako, nada de octavillas, pancartas y carteles, nada de adoquines, nada de gatos callejeros... El urbanismo nazi ha desinfectado las calles de todo lo que pueda perturbar el ambiente de centro comercial.
Muy bueno el rock radikal asturiano. Me gusta cómo suena el idioma.

Anónimo 13:32
Yo no sería tan optimista. Mientras haya que pagar IBI y otras tasas municipales, por muy griegos que seamos, habrá dinero para gastar en construir un Palacio de Congresos y Exposiciones "Infanta Denaranja" en medio de un prado (made by Calatrava, of course.)

JK:
Sí, Trevín es un preclaro ejemplo para el socialismo obrero asturiano histórico. ¡Qué gran revolucionario!

Anónimo 16:55:
Es que la costa Mediterránea ya la tenemos que dar por perdida desde hace mucho tiempo. Pero hasta ahora, gracias al clima inseguro incluso en verano, parecía que el norte se había librado. Bueno, cierto norte... Porque, sin irme mas lejos, la Concha en verano es como el metro en hora punta. Pero un metro en el que un polo flas te sale a precio de Moët Chandon.
B7´s

Anónimo 17:00
Seguiré tu consejo.

JK:
Si por lo menos fuera eso... Más bien yo lo veo como una Kenia para que los pijos del mundo se diviertan con safaris y "deportes" de "riesgo".

Daniel Trenado dijo...

Bueno, el tema de los PGOU es un cachondeo sin disimular lo más mínimo. Lees la normativa europea, con todas sus buenas palabras, la protección del paisaje como bien último a conservar y doscientas chorradas echas para no cumplirse, y entonces si te entran ganas de llorar, o de buscar a los autores de semejantes estupideces, depende por donde saque cada uno la rabia. Seguramente si nunca me he querido dedicar al tema medioambiental en mi carrera ha sido por cosas como esa.

En cuanto a Asturias... yo estuve hace ya bastantes años, siendo un crio, y la verdad es que conservo unos recuerdos maravillosos. Nos alojamos en una pequeña aldea, a una media hora de Cangas, en la que había basicamente una veintena de casones y una sidrería. Nosotros nos alojamos en casa de una señora muy maja, se había construido una casita de tres pisos, en el bajo su marido tenía la carpintería, el primero lo ocupaba su casa y el segundo lo tenía como alojamiento rural. El paisaje era idílico, rodeado de bosques de helechos y con un riachuelo al lado. De hecho desde entonces siento debilidad por los bosques de helechos, y me gusta sentarme cerca de los ríos, a observar la vegetación y el paso del agua. De hecho desde entonces llevo pensando en volver, aunque ya será sin mis padres, y supongo que la visita será mucho menos turística. Sin duda creo que Asturias es la comunidad ideal para los que apreciamos los paisajes bellos.

Anónimo dijo...

Por cierto Dizdira,

¿Has visto la intervención de Venezuela en la asamblea de la ONU?

http://www.youtube.com/watch?v=XYOY71wS40o&feature=player_embedded#!

Sigo sin fiarme de Chavez, pero hace tiempo que no disfruto tanto oyendo un discurso.

Por cierto, Nigel Farage en Bruselas, tampoco tiene pelos en la lengua

http://www.youtube.com/watch?v=1yuhkIlgfBY&feature=player_embedded

Este es otro del mismo partido

http://www.youtube.com/watch?v=OPsebW93WgQ&feature=player_embedded

Como le dije a Dani:

¿Se les puede votar desde aquí?

B7´s, disculpa por salir del tema, pero lo de la ONU es de ayer.

Dizdira Zalakain dijo...

Daniel Trenado:
Bonitos recuerdos. Todavía creo que, sobre todo en el interior, es posible encontrar cosas como las que cuentas. Merece la pena volver.
Creo recordar que me dijiste que eras extremeño. No sé si lo sabrás, pero Asturias y Extremadura parece que tienen un montón de cosas en común. La que más me llamó la atención fue la de usar el diminutivo -ino/-ina.

Anónimo:
Yo al tipo este inglés no tengo la menor intención de votarle, aunque pudiese. No me gusta su ideología "ni izquierdas-ni derechas". Eso se llama fascismo y está inventado desde hace tiempo. A Chávez sí que me gustaría poder votarlo.
B7´s

Daniel Trenado dijo...

Buena memoria la tuya Dizdira ;)

Efectivamente soy extremeño, aunque el paisaje de mi zona no es precisamente parecido al asturiano. Si te mueves un poco empiezas a encontrar zonas verdes, pero mi pueblo está a la sombra de Sierra Morena, en zona de llanuras bastante secas, anteriormente bosques de encina que dieron paso a zonas de cultivo, los ancianos aún lo recuerdan como una de las maravillas de la industrialización. De hecho recuerdo que hasta hace relativamente poco no me gustaba en absoluto el paisaje de mi zona, tuve que salir una temporada fuera para añorarlo y apreciarlo, desde entonces lo miro desde otra óptica. Por cierto, es tremendamente fotogénico.

Si alguna vez quieres volver comentamelo, creo que el email queda registrado y el dueño del blog puede verlo (nunca he trabajado con blogger, wordpress si lo hace), sientete libre de utilizarlo, te aseguro que es de todo menos privado. Había zonas especialmente recomendables, a parte de las típicas visitas a los Picos de Europa (el Naranjo de Bulnes vale mucho la pena, sobre todo una pequeña aldea atravesada por un rio a sus pies, bastante poco explotada turisticamente por aquel entonces, aunque dudo que siga así).

Lo de ver los paisajes similares no sabría decirte, igual lo mio es por deformación, pero siempre los he visto muy distintos, supongo que es por mi afición a los paisajes verdes y a mis estudios (Biología), que aunque ni la Ecología ni la Botánica han sido nunca mi área favorita al final va a ser que se me ha quedado algo.

Por cierto, los de Asturias mucho más espectaculares, adoro esos bosques en los que los helechos cubren totalmente el suelo.