viernes, 23 de septiembre de 2011

Twitter y la "censura previa" en RTVE.

Estos días los amantes de la libertad de expresión andan muy revolucionados porque los consejeros de RTVE, con los votos favorables de PP y CIU, y la abstención del PSOE, ERC y CC.OO. habían decidido instaurar la censura directa sobre los contenidos emitidos. Ante ello, un grupo de usuarios de Twitter entre los que se encuentran periodistas como Ana Pastor consideran que han sido ellos los que han obligado a rectificar a los dirigentes.
Así lo expresan:

Los Usuarios
de Twitter lo han vuelto a hacer. Su presión de nuevo obliga a los dirigentes a rectificar una medida tomada horas antes. (...) Esta medida que permite la censura previa, comenzó una serie críticas (sic), protestas e indignación en un medio como twitter en el que si existe una profesión activa, es la periodística.


Ante estos hechos surgen dos preguntas en las que trataremos de profundizar para, de paso, reflexionar sobre los actuales mecanismos de censura en los medios. En primer lugar ¿es posible que un pequeño grupo de usuarios de Twitter pueda hacer rectificar a nuestros dirigentes? Y, en segundo lugar, ¿cómo se explica que se llegara a proponer y a aprobar un sistema semejante de censura?

La milagrosa rectificación.
Que un millar de ciudadanos escribiendo breves frasecitas en internet pueda hacer rectificar a los dirigentes resulta en verdad poco creíble. Sobre todo cuando se comprueba que éso no es lo normal. Por ejemplo, ayer mismo, muchos ciudadanos pedían pacíficamente a sus dirigentes que rectificaran sobre algo mucho más nimio, el desalojo de un centro juvenil en Bilbo. Pero los dirigentes han respondido enviando tanquetas.
Pero supongamos que algo así fuera posible: que la política de control de contenidos de RTVE pudiera alterarse sustancialmente gracias a la actividad de unos cuantos ciudadanos en una página web. Pues esto sería algo en verdad preocupante. Porque si bien el Consejo de Administración de RTVE posee una más que dudosa legitimidad democrática, es evidente que posee mayor legitimidad (puesto que ha sido elegido por los representantes supuestamente votados por todos los ciudadanos) que un millar de twitteros a los que nadie ha elegido, por mucho que la insigne Ana Pastor y otros grandes periodistas como ella se encuentren en sus filas. La soberanía popular vía hashtags me temo que adolece de serios problemas de legitimidad.

Pero lo realmente significativo de todas estas proclamas es que protesten contra lo que ellos llaman "censura previa". Expresándose así parecen indicar que estarían a favor de la censura, siempre que no sea previa. Por ejemplo: si un periodista tiene un despiste y se le olvida incluir el epíteto del tipo "dictador", "tirano" , "sátrapa", etc. para referirse a Gaddafi, ¿sería correcto censurarle a posteriori? ¿Cómo? ¿Borrando o modificando el programa del podcast? ¿Echando al trabajador a la calle? Yo, en verdad, si fuera periodista, puestos a que haya censura, preferiría la modalidad de censura previa.
Lo que se esconde detrás de esta aparente polémica, hay que buscarlo en una distinción entre dos tipos de censura en la que lo de menos es si es previa o no. Entre una modalidad tradicional, directa y deficiente de censura y una modalidad propia de las sociedades capitalistas avanzadas, indirecta y sumamente eficaz. La propuesta de la Consejera de RTVE, Rosario López Miralles, abogaba intempestivamente por una modalidad que lleva ya periclitada, por ineficaz, hace mucho. Aunque luego nos preguntaremos si el problema de doña Rosario ha sido abogar por un sistema de censura demasiado anticuado ("franquista", lo denominan los twitteros) o tal vez por uno demasiado avanzado. Distingamos ahora entre ambas modalidades.

Ventajas y métodos de la nueva censura.
La censura tradicional consiste simplemente en revisar todo aquello que se publica y evitar que se difunda lo que se crea que puede ser susceptible de dañar el sistema de explotación vigente. Que se haga previamente a su publicación o después de ésta, es más un problema de incompetencia que otra cosa.
El sistema actual, vigente en los países neoliberales, se basa en el mismo principio, pero se diferencia del tradicional en el modo generalmente indirecto y, por tanto, poco visible (a veces incluso para los propios censurados) con el que se realiza la censura. Éstos son algunos mecanismos utilizados:
1-La fagocitación de lo peligroso.
La censura tradicional buscaba y destruía los mensajes que pudiesen ser dañinos para el sistema de explotación. De este modo, era imposible evitar que esos mensajes terminaran por propagarse. La censura moderna lo que hace es fabricar ella misma versiones "light" (pero aparentemente incendiarias) de esos mensajes peligrosos y difundirlos. Con ello obtiene dos objetivos: no solo logra vacunar a la población contra los mensajes dañinos, que pueden ser ya emitidos sin peligro, sino que también consigue ofrecer una apariencia de libertad de expresión que deslegitima cualquier crítica al sistema, pues el sistema no puede ser tan malo si nos permite quejarnos de él. Un ejemplo reciente lo constituyen las protestas del movimiento 15-M, radicales en apariencia pero inocuas en realidad (como se ha demostrado) y, por ello mismo, toleradas.
2-La falsa imagen de pluralismo.
En el moderno sistema capitalista, se oculta que es una sola élite social (que gobierna sin presentarse a unas elecciones) la que nos gobierna y que todos los grandes medios de comunicación, públicos y privados, son de su propiedad o están controlados por ella. Las pueriles peleas entre el partido en el poder y el de la oposición ocupan las páginas de política de los periódicos y logran hacer pasar por libertad de ideas y debate político lo que no es más que un banal y pactado reality show. Esto, unido a que la élite social se puede permitir el lujo de tolerar la existencia de pequeños medios independientes (por los motivos expuestos en el punto anterior) genera la impresión de ausencia de censura.
3-La deshumanización de la profesión periodística.
La introducción de nuevas tecnologías y de los sistemas de total despersonalización del trabajo que se aplican en el periodismo, al igual que en los demás ámbitos de actividad social, hacen casi innecesaria la censura. La inseguridad económica y laboral, el deficiente bagaje crítico y cultural con el que los nuevos periodistas son dotados en las facultades, el masivo adoctrinamiento mediático, la opacidad y despersonalización de las jerarquías que deciden la línea editorial y, en fin, lo perjudicial e inútil de intentar apartarse de dicha línea, consituyen un sistema de censura previa mucho más infalible y omniabarcador que un millón de inquisidores y cadalsos.

Estos y otros mecanismos del nuevo sistema de censura podrían resumirse así: Si antes el sistema censuraba tapando bocas, ahora censura gritando tanto y tan alto que ya nada puede oírse más que su voz. Un ejemplo de cómo se enfrentan ambos sistemas lo tuvimos en la entrevista que, precisamente, Ana Pastor efectuó al presidente de la República de Irán. Las maleducadas preguntas de la periodista española y su voluntaria provocación, amplificada al unísono por todos los grandes medios, redujeron al silencio mediático las respuestas de Ahmadineyad que, en teoría, deberían haber sido las importantes.


Por tanto, respondiendo así a la primera pregunta planteada, podemos comprender el por qué de cosas tan aparentemente absurdas como que el Consejo de RTVE rectifique ante unos twitteros o que una contratada y fiel servidora de la élite dirigente, parezca enfrentarse a ella. Se trata de un montaje mediático que lleva al ciudadano incauto a creer que vive en un sistema democrático en el que bastan unos mensajitos en Twitter para que el gobierno rectifique, de paso que le permite seguir pensando que Ana Pastor y demás difusores de propaganda prosistema son en verdad periodistas independientes.

Vieja censura feudal para las postrimerías del capitalismo.
Pero no somos tan conspiranoicos como para pensar que la iniciativa de doña Rosario y el voto positivo mayoritario del Consejo fuese desde el comienzo orquestado para este fin. Una vez sucedido, había que sacarle partido y lo han hecho con la profesionalidad habitual. Por tanto aun nos queda contestar a la segunda pregunta que planteamos. ¿Por qué la mayoria de los consejeros de RTVE apoyaron el sistema de censura tradicional si, como hemos dicho, el sistema moderno es mucho más eficaz y rentable?
En mi opinión, la explicación hay que buscarla en las negras, muy negras, perspectivas que nos aguardan a los ciudadanos del mundo libre y de los antiguos "estados del bienestar". Cuando la miseria empiece a ser generalizada, es posible que la censura moderna -ideada para ciudadanos cómodamente apoltronados en un consumismo alienante- empiece a no funcionar. Quizá por eso empiece a haber quienes quieren instaurar cuanto antes también la otra, la censura antigua, por si las moscas. De momento, los jefes les han dicho a doña Rosario y a sus colegas que aun es pronto para eso. Pero todo se andará.

Nadie es perfecto. Gazapos en la nueva censura.
El sistema moderno de censura no es infalible, claro está, y siempre se cuelan gazapos. Pero su ventaja decisiva sobre el antiguo es que estos sintomáticos chirridos apenas si son percibidos en el maremágnum chillón y machacón del mensaje repetido hasta la saciedad. El otro día, en Onda Vasca, una radio de ámbito local controlada por el PNV, se les coló uno. En esta emisora, se supone que poco dotada presupuestariamente, la cobertura de Internacional es muy deficiente. Cuando tocó hacer propaganda anti Gaddafi para justificar la invasión de la OTAN en Libia, solían arreglarse entrevistando a miembros de la denominada Casa Libia (que tienen de libios lo que la gusanera de Miami de cubanos) teniendo buen cuidado de no entrevistar jamás a ningún libio de la inmensa mayoría de los que estaban satisfechos con el gobierno. El sistema de censura y manipulación les funcionaba bien sobre el tema libio hasta esta ocasión. A cuento del reconocimiento de Palestina en la ONU, llamaron a la emisora a un sionista, a un profesor universitario de esos que viven en su mundo y a un miembro del Centro Cultural Palestino Biladi, sito en Bilbao. La página web de Biladi no parece muy "radical" y, en principio, tiene todo el aspecto de ser de fiar para Onda Vasca. De modo que, a falta de algo mejor, en producción contactaron con un tal Jusan Lubbadeh quien con lacónicas y tajantes respuestas, iba contestando a las preguntas del presentador. El error de producción se amplificó cuando el presentador cometió la imprudencia de sacar el tema de Libia. Podéis escuchar vosotros mismos lo que contestó. Desde luego, fue un owned majestuoso.




De haber contado con el asesoramiento de expertos en Palestina, como nuestro intrépido Alberto "Picanas" Arce, Onda Vasca habría tenido en el estudio a un palestino de los buenos, de los que dicen lo que tienen que decir y lo que de verdad piensan los palestinos, como Yoani, que dice lo que de verdad piensan los cubanos. También es verdad que a esta confusión ayudan mucho los comentarios de intelectuales como Santiago Alba Rico. En un artículo reciente, afirmaba:
La última semana de agosto, tras la entrada de los rebeldes en Trípoli, el mundo árabe estalló en un grito de alivio y júbilo.
El vaho del hammam tunecino se ve que exalta la vena lírica del redactor, pues es evidente que no todo el mundo árabe gritaría de alivio y júbilo tras la toma de Trípoli. Estoy segura de que los ciudadanos de Trípoli, ametrallados por los helicópteros Apache franceses, no gritaban de júbilo ni de alivio. Y se ve que, cuando menos, nuestro amigo palestino Jusan, tampoco. Eso es lo que no podía esperar Xabier Lapitz, el conductor del programa de Onda Vasca.

P.D. Adjunto aquí un video que ejemplifica muy bien lo que estamos comentando y que nos ha dado a conocer nuestro compañero JK. Es la parte del famoso "¿por qué no te callas?" que los medios nos han ocultado (por razones obvias). Atención a la sorprendentemente profética alusión de Daniel Ortega a la colaboración de España en los crímenes de la OTAN contra Libia. Aunque lo parezca, el presidente nicaragüense no habla de la situación actual: el vídeo es de 2007. Se está refiriendo a los sucesos acaecidos en 1986.



18 comentarios:

Juli Gan dijo...

Una ilusión óptica. Ana Pastor cree de verdad en la libertad de expresión, ¿Ella, la que sesga entrevistas? Poco les queda para que vuelva el PP a hacerse con la radio y televisión públicas y dirijan con mano alzada a la romana de hierro los hilos. Y entonces toda este gente acatará y dará taconazos subordinados. Ya veremos entonces que dicen.

X dijo...

Un tema interesantísimo. Creo que no has tocado la selección de personal, ese es el primer filtro ideológico, solo se llega a determinados puestos tras “superar” una serie de “pruebas” de lealtad, ya sea con la empresa, con el partido u otras organizaciones.

JK dijo...

Más allá de los ataques de dignidad de los periodistas y demás defensores de la libertad de expresión, que son esperpénticos en la situación actual, es interesante comprobar las ideas que subyacen en todo esto. O sea que organizaciones de masas como el PPSOE o los sindicatos no tienen derecho a participar en la elaboración de noticias ni como oyentes. Son Juan Ramón Lucas, Fran Llorente, Ana Pastor o patanes por el estilo los que tienen derecho a decir lo que les venga en gana (ya sabemos todos que ni es ni puede ser asi, es un decir) por su condición de excelentes profesionales o no se que tonterías de pelicula americana. Estas críticas son compartidas por la mayoría de la "izquierda", lo que confirma mi opinión de que está definitiva e insalvablemente infectada con el virus del liberalismo. Más aun en España, donde se arrastra mucho complejo del franquismo.

Otra cosa curiosa: en los medios de la competencia se suele denominar a la COPE la cadena de los obispos. No se suele escuchar tanto la cadena del oligarca, o el periódico del millonario para referirse a la competencia.

Hablando de censura: tremendo lo que tuvieron que tragar ese trío de impresentables (Zapatero, Moratinos y Juan Carlos Bourbon) de boca de Daniel Ortega.

http://cazadebunkers.wordpress.com/2011/09/21/la-otra-cara-del-%C2%BFpor-que-no-te-callas-y-porque-el-rey-no-se-pudo-aguantar-y-se-levanto/

JM Álvarez dijo...

Saludos Dizdira

Te sigo¡Cómo no!

Cuidate

JM

KobaRascayú dijo...

A mí, como buen ingenuo, me llama la atención que en el Consejo de RTVE un sindicato llamado CC. OO. se abstenga en ese tipo de votación y no vote en contra. UGT e IU votaron en contra, parece ser.
Antes del verano estuve presente por razones laborales en una demostración de la más conocida marca de software informático. Entre los productos presentados me llamó la atención una especie de editor de textos autocensurado, en el que es prácticamente imposible escribir palabras previamente definidas (también se pueden limitar frases completas) y el programa sugiere a través de una ventanita aquellas que se pueden elegir para sustituirlas. Era aún una versión beta sin nombre comercial y lo curioso es que en la historia del posible producto se hablaba de la evolución del mismo desde los antiguos programas utilizados para la elaboración de best-sellers (nunca había oído ni leído que se reconociera tan abiertamente la existencia de este tipo de programas). A nadie le llamó la atención (como unas quinientas personas en un hotel cercano al aeropuerto de Barajas) un programa como ese.

Capitan Manchas dijo...

El trístemente desaparecido Javier Ortiz explicaba una de las formas de corromper periodistas: Se contacta con el sujeto a corromper y se le invita a dar coferencias, clases magistrales o cursos de verano, todo muy bien pagado. A resultas de todo esto el periodista en cuestion eleva su nivel de vida. Y ya está hecha la faena. A partir de ahi, cuando tenga que comentar una noticia que implique a sus pagadores, se pensará muy mucho lo que dice si quiere seguir llevándose sus sabrosos sobresueldos.
Como diria alguno, "todo legal".

Misántropo dijo...

Unos apuntes dispersos.

Se puede estar mirando twitter y, a juzgar por lo que allí se dice, habría que pensar que se cae el mundo. En momentos de esta clase casi me sorprende mirar a mi alrededor y ver que la vida sigue como siempre y todo el mundo sigue funcionando de igual manera. En conclusión, a poco que se reflexione algo, es posible darse cuenta que twitter (aunque es un interesante sistema de comunicación) no es la realidad y, sobre todo, no es toda la realidad ni representa a toda la población.

Con Ana Pastor podría despacharme durante páginas y todavía me faltaría espacio para describir todas las miserias que fácilmente se le ven. Su supuesto prestigio procede en buena medida de un paripé, la entrevista que le hizo al Ahmadineyad a la que aludes (¡Ah!, el link que has puesto no funciona correctamente). Entrevista que fue sobre todo un diálogo de besugos. Ahmadineyad optó por el sistema de "tú pregunta lo que quieras que yo responderé lo que me dé la gana", fundamentalmente porque buscaba alguna clase de repercusión propagandística internacional después del acoso que E.E.U.U. estaba ejerciendo sobre su país a base de difamaciones que destruyesen su imagen pública para poder fomentar una opinión pública que fuese favorable a una posible intervención militar. En este contexto Pastor pudo preguntar lo que le vino en gana, de hecho como si habla del tiempo o del pato Donald. Hubiese sido igual. El caso es que los borreguitos españoles nos hemos pensado que, gracias a esta estupidez, es una salvaje adalid de las libertades. (Por cierto, ¡qué casualidad que no haya adalides sexagenarias y feas que defiendan nuestras libertades!.) Ya que hablamos de twitter lo que sí resultó llamativo fue ver como Pastor callaba como una **** al servicio de su amo (lo mismo que todos y cada uno de los periodistas a sueldo de tve) cuando en el centro de Madrid (Sol) se había montado una ciudad dentro de otra ciudad. Recuerdo como cientos de personas la insultaban por callar, a lo que sólo supo replicar con sonrisas y poco más.

Teniendo en cuenta que, aunque todavía es muy importante el influjo de la tele, tengo curiosidad por saber cómo hará el sistema para detener lo que no pasa por la pequeña pantalla. Quizá una gran represión por internet, o algo por el estilo. Con la censura en TVE ya ni consigo escadalizarme ni sorprenderme demasiado.

Saludos

Jose Luis Forneo dijo...

El tema es de risa... ¿Como va a ser un ataque a la libertad de expresion si esta no existe en RTVE (ni en ningun gran medio de comunicacion en nuestro pais y similares)? Se pasan el dia mintiendo sobre Libia por orden superior y ahora se movilizan para luchar no se contra que censura...jajajaj, de chiste...

pcbcarp dijo...

Hola. La técnica que comenta el capitán Manchas es también muy usada con los jueces, como sabemos.

En cuanto al tema del post, lo que mejores resultados produce es la autocensura. El periodista se anticipa a lo que cree que sus jefes desean que diga. Muchas veces, hasta se pasa, porque sus jefes se habrían conformado con menos; pero él se adelanta a sus deseos y los supera porque llega a hacerlos propios. Identificarse con el que nos domina y pensar que anticipándonos a sus órdenes estamos haciendo lo que queremos nosotros, es la forma de no sentirse una mierda pinchada en un palo. Con un poco de práctica, uno llega a creérselo de verdad. Se llama síndrome de Estocolmo, y afecta a casi todo el mundo rico.

Capitan Manchas dijo...

Estaba leyendo La primerísima y he visto una entrada tuya de este blog publicada. La verdad es que me ha hecho ilusión. ¿Sueles colaborar con ellos?. Para mi es uno de mejores periódicos de internet, y no solo por la informacion nica, tambien el resto vale la pena.

Dizdira Zalakain dijo...

Juli Gan:
O también emigrarán al continente Prisa. En ralidad forma parte del paripé nacional esa división entre periodistas progres y fachas. A la hora de tratar los temas en verdad decisivos todos van a una.

X:
Sí, desde luego tienes razón en que ese es un filtro fundamental. Lo que pasa es que también se utilizaba en el modo tradicional de censura, por ejemplo, durante el franquismo; y yo sobre todo quería centrarme en los sistemas propios del nuevo modo.

JK:
¡Muy certeras apreciaciones! Y las comparto plenamente, además.
Pensar que supuestos periodistas "independientes" garantizan más la libertad de expresión que un control político (siempre que éste emane de la soberanía popular) es, como dices, otro de esos pensamientos infantiles que han convertido a la izquierda de hoy en un colectivo de alienados buenrrollistas.
El anticlericalismo como seña de identidad de la izquierda -como si al neoliberalismo no le estorbase el clero- es otro de estos pensamientos infantiles. Hay quienes creen que ser de izquierdas consiste en aborrecer a los curas y estar a favor de los graffiti y las bodas gay.
El vídeo es fantástico. Gracias por dármelo a conocer. Creo que merece la pena difundirlo, así que lo voy a colgar yo también.


JM Álvarez:
¡Lo mismo digo!

KobaRascayú:
No sé si conoces ya el generador de novelas de Dan Brown. Si no, te aconsejo que lo pruebes.
http://probar.blogspot.com/2006/03/crea-tu-propia-novela-de-dan-brown.html


CapitánManchas:
Sí, es amaestramiento mediante refuerzo positivo. Mucho más rentable y cómodo que el refuerzo negativo. Eso sí, no siempre funciona y hay que tener el látigo tras la espalda, por si acaso...
A mí tambien me ha hecho ilusión lo de La Primerísima. No sabía que me habían publicado nada, pero como diría Juancar, me llena de orgullo y satisfacción.

Misántropo:
Has dado en el clavo. Twitter no es la realidad. En términos sociológicos implica cosas como que los amigos que se tienen por Facebook no son amigos reales. Pero en términos políticos significa que las revoluciones por Twitter no son reales. El hecho de que en los medios se empeñen en hacernos creer que sí son reales tiene dos objetivos:
-En los países en los que se desea mantener el sistema, desviar las energías revolucionarias reales a campos virtuales, impidiedo que las revoluciones ocurran.
-En los países en los que se desea acabar con el sistema, construir fácilmente y desde los ordenadores de los servicios de inteligencia falsas revoluciones cuando en realidad no existen energías revolucionarias.

Ya he arreglado lo del link. Gracias por avisarme.
En cuanto a la censura por internet, yo creo que de momento no es necesaria y por eso no se lleva apenas a cabo. Aunque ya mucha gente tiene acceso a internet, la mayoría la usa para acceder de otro modo a los mismos contenidos de los mass media. Por otro lado, cuando la crisis definitiva del capitalismo hunda al 80% de la población "occidental" en la miseria, supongo que el acceso a internet será un lujo.

José Luis Forneo:
En el fondo, les cabrea que leyes como ésta pongan tan claramente en evidencia su condición de propagandistas del régimen. Las cosas se pueden hacer de modo más discreto.

pcbcarp:
Aguda observación. Y aunque es cierto que la autocensura existía igualmente en el modo tradicional de censura, en el modo moderno parece que funciona aun mejor: es más fácil autoconvencerse de que mis mentiras son verdad si nadie me obliga de modo ostensible y desagradable a mentir.
.

KobaRascayú dijo...

Se considera (habría que decir: se dice por ahí que ...) como el primer libro publicado comercialmente en España realizado gracias a la utilización de programas de predefinición (primer nombre que se les dió en castellano) el que fuera Premio Nacional de Literatura en 1979: Gárgoris y Habidis - Una historia mágica de España, de Fernando Sánchez Dragó. Se hizo en inglés estadounidense (ordenador y programa de IBM) y aquí se tradujo durante muchos meses.
Lo de Dan Brown es una chapucilla humorística comparado con lo que por ahí se ve (se supone que no hay a la venta ningún tipo de herramienta de estas características).

JK dijo...

El video de Daniel Ortega es una joya. Las caras de Zapatero y el Bourbon confrontados con su miseria moral son un poema. Otro discurso que llama al pan pan, al vino vino y a la OTAN asesinos: Mugabe en la ONU.

http://www.newzimbabwe.com/news-6117-Full+text+Mugabes+speech+to+66th+UNGA/news.aspx

Un saludo

pcbcarp dijo...

Hola, Dizdira: te dejo aquí un enlace al Blog de un prejubilado que tenía responsabilidades en TVE y es bastante seguido por los veteranos del gremio:

http://periodismoglobal.com/2011/09/22/lecciones-del-intento-de-interferencia-del-consejo-de-administracion-de-rtve-ni-un-paso-atras-en-la-independencia-profesional/

Y este otro, no puedo resistirme a pasártelo porque puede que flipes tanto como yo. Es un manifiesto de un colectivo de militares cuando empezaron los ataques de la OTAN a Libia (Obsérvese la bandera carlista en el margen, para terminar de descuadrar):

http://militaresparalademocracia.blogspot.com/2011/03/ataque-de-una-coalicion-objetivos.html

Dizdira Zalakain dijo...

KobaRascayú:
Hombre, no he leído Gárgoris y Habidis (cuando se puso de moda ese libro yo estaba en el cole) pero ya me extraña que en esas fechas existiesen ordenadores con una mínima capacidad como para escribir una novela (por muy mala que ésta sea.) Incluso la chorrada del programa generador de novelas de Dan Brown probablemente habría necesitado en aquel tiempo en el que los microprocesadores eran una tecnología recién descubierta de una máquina de media tonelada y del consumo eléctrico de unas cuantas lavadoras centrifugando.

JK:
Este Mugabe debe ser uno de esos "cuatro dictadores africanos" que, según Santiago Alba Rico, apoyan a Gaddafi.

pcbccarp:
La explicación simple de este curioso fenómeno podría ser éso de "los extremos se tocan". Pero otra explicación solo ligeramente menos simple -y creo que más explicativa- es que los que (ideológicamente) nos salimos del sistema ya no tenemos por qué autoconvencernos de sus mentiras. Como somos ideológicamente parias podemos prescindir del autoengaño a la Estocolmo. Presentarse como marxista-leninista o como carlista en una reunión de gente guay (y el 90% de la gente es guay) te condena igualmente al ostracismo; sería menos grave liarse a eructos o cantar en la tuna.
Así que coincidir en que lo de Libia es una canallada con un ultrafacha no me hace replantearme si no estaré equivocada. Al contrario: si dos testigos independientes -por un lado, independientes del sistema, y, por otro, independientes entre sí- coinciden en un testimonio, tenemos un indicio bastante más probatorio que la sentencia que has analizado en tu blog de la veracidad de ese testimonio.

KobaRascayú dijo...

280 metros cuadrados tenía la sala refrigerada en la que pasé unos cuantos años (desde 1977) trabajando como operador de ordenador (marca Siemens, la "favorita" de las Administraciones españolas) y cuando se imprimía algo por la impresora principal (había tres colocadas en línea), se abandonaba la sala porque no se podía aguantar el ruido ni con tapones de cera ni con cascos protectores usados en la construcción. Yo sí leí el libro y está muy bien. El problema no sería nunca de capacidad del ordenador sino de software y por aquel entonces hasta se imprimían ya a diario los biorritmos de algún famoso ministro que figura como "padre" del divorcio.
El primer PC fue de 1981 e IBM vendió al Estado español unas cuantas docenas en 1982 que se repartieron graciosamente por los Ministerios.

Dizdira Zalakain dijo...

A pesar del estruendo y demás incomodidades, puedes considerarte en cierto modo un afortunado observador. Por lo que cuentas, has debido ser entonces uno de los primeros españoles en usar un ordenador. ¡Pocos podrán decir que llevan 35 años manejando estos cacharros!

MDF dijo...

Españistán y su Justicia. Familia perseguida y acosada desde el año 2001 (¿dónde se escondió la llamada Democracia y el tan cacareado Estado de Derecho?):

http://aims.selfip.org/~zzz_AQ8OVAPXU62DG7YC/doc/cap_0700.htm