jueves, 15 de septiembre de 2011

Divulgando a Marx.

Todos los seres humanos, salvo quizá Sócrates, tenemos el grave defecto de creer saber lo que no sabemos. Pero la sociedad occidental de nuestro tiempo seguramente está siendo la que más patéticamente está poniendo de relieve esta natural deficiencia humana. Ello es debido a que, por un lado, todos hemos acudido un número exagerado de años (pueden llegar a ser más de 20) a centros en los que supuestamente se nos educa. A pesar de ello, hoy, la mayoría de los que acaban de terminar su ciclo formativo (equivalente a casi un tercio de sus vidas) necesitan usar los correctores ortográficos cuando redactan cualquier cosa. Por otro lado, como nuestros cajones están llenos de diplomas y los referentes culturales que nos ofrecen los medios oscilan entre Sálvame de Luxe y El País de las Tentaciones, nos parece que, en comparación, somos personas inteligentes y formadas. Tenemos, pues, en nuestros diplomas y en la estupidez mediática circundante, buenos motivos para creer que sabemos sin saber: muchos más motivos que los que afectaban a los antiguos atenienses.

El aspecto más terrible de esta sociedad de ignorantes con diploma y hasta con cátedra ha consistido en la sustitución del saber mediante estudio personal por el saber mediante contagio social.
El estudio personal es el modo genuino de aprender. Es una iniciativa individual y precisa de grandes dosis de esfuerzo y de tiempo. Y precisa también de interés, de curiosidad, de amor por la materia a estudiar. "Studium" significa precisamente "interés", "afecto".
El contagio social es mucho más cómodo, porque consiste no en cultivar uno mismo, sino en adquirir los frutos de otros. Esto no estaría tan mal si no fuese porque en la sociedad capitalista la cultura también es una mercancía en poder de dos o tres oligopolios que, para colmo, la adulteran obscenamente con evidentes intereses de control ideológico.
Su caracter de contagio mediático masivo les otorga la peculiaridad de que las estupideces son clónicas. Es raro ver a alguien expresar un falso saber de su propia cosecha: casi siempre sus falsos saberes no los ha pensado él, sino que los ha copiado de los medios de comunicación, bien sea directamente o a través de otros.
Analizando caso por caso el acervo de estupideces que comparte nuestra sociedad, llama la atención que la inmensa mayoría de ellos posee una función ideológica. Es decir, no son errores inocentes, como los ortográficos, sino que nacen, se mantienen y se difunden con el objetivo, consciente o no, de apuntalar ideológicamente el sistema.
La ideología -en el sentido marxista del término- sirve para ocultar la realidad y las causas de la explotación. Hay ejemplos de estupideces en los que la intencionalidad ideológica es muy clara. Por ejemplo:

-Estupidez: "A los indígenas africanos o americanos les gusta la vida plácida y estar siempre de fiesta"
-Intención ideológica: Sirve para justificar que ellos sean pobres y los europeos ricos. Así ocultamos que son pobres porque han sido expoliados.

-Estupidez: "La violencia nunca se puede utilizar para solucionar los problemas."
-Intención ideológica: Sirve para que nadie consiga liberarse de la explotación, sólo quejarse de ella. Así, los explotadores logran sin oposición el monopolio del uso de la violencia.

-Estupidez: "El Islam es machista, terrorista e intolerante"
-Intención ideológica: Sirve para que nos parezca razonable y justo que nuestros ejércitos invadan países que no nos han atacado. Así, basta con que profesen el Islam para tener un casus belli contra ellos. Casualmente, casi todos los países que interesan al imperio son de religión musulmana, así que la estupidez se ha revelado muy útil.

Un buen ejercicio mental es recordar las estupideces -que ahora a todos nos parecen estupideces- que se difundían hace una o dos generaciones. Por ejemplo, los indígenas africanos son caníbales y comen misioneros. Eso justifica que los occidentales los exterminen.

Pero hay estupideces que aparentemente carecen de intención ideológica y, sin embargo, la revelan una vez estudiadas detenidamente. He aquí algunos ejemplos:

-Estupidez: "Las pirámides de Egipto las construyeron los esclavos a golpe de látigo."
-Intención ideológica: Sirve para que, en comparación, los muertos por accidente laboral en la construcción de un estadio de fútbol o un palacio de congresos nos parezcan poca cosa.

-Estupidez: "La teoría de la relatividad de Einstein viene a decir que todo es relativo."
-Intención ideológica: Sirve para dar estatus científico a algo que no es más que una corriente filosófica propia de las sociedades capitalistas: la posmodernidad. Con esta necedad, a nivel popular, la ideología posmoderna queda "científicamente" demostrada.

-Estupidez: "Mozart era un genio musical, pero en lo demás tenía la mentalidad de un niño."
-Intención ideológica: Este falso tópico, popularizado mediante la película Amadeus, sirve para que la gente acepte que cualquier subproducto de la industria cultural aparentemente idiota puede ser, en el fondo, genial. Es un caso peculiar de estupidez retroalimentada, porque sirve también para fomentar aun más la estupidez: si los genios lo son por ciencia infusa, no vale la pena esforzarse en aprender nada.

Uno de los casos más descaradamente manipulados lo constituye el pensamiento de Karl Marx. Sobre el marxismo hay dos tipos de estupideces, las estupideces de izquierdas y las de derechas. Pongamos ejemplos de cada una de ellas.

-Estupidez de izquierdas sobre el marxismo: "El marxismo es una corriente que propugna una sociedad justa y solidaria"
-Intención ideológica: Limitándose a decir esto, Marx no se diferenciaría de cualquier persona que se lamentase de lo mala que es la gente y lo injusto que es el mundo. Sirve para ocultar las aportaciones decisivas que ofreció Marx en la explicación del funcionamiento del sistema capitalista.

-Estupidez de derechas sobre el marxismo (esta la he tomado literalmente, puede leerse aquí): "El marxismo consiste en el control absoluto de la población por parte del Estado, de lo que ganas y de lo que tienes que compartir con los demás. En el marxismo solo los gobernantes pueden tener lo que les dé la gana."
-Intención ideológica: Es obscenamente obvia ¿verdad?

Muchas de las personas que aun tienen corazón, que lamentan las injusticias sociales y que piensan que Marx aportó algo en ese sentido, siguen sin saber (aunque creen saberlo) qué es eso que aportó Marx. El 90% de la culpa la tienen los medios controlados por la oligarquía que difunden necedades como la que he transcrito. Y el otro 10% la tienen las organizaciones e intelectuales de izquierda que saben perfectamente qué es el marxismo pero que no se molestan en darlo a conocer, no sé si a causa de una cierta pedantería que les hace pensar que ellos no están para explicar cosas tan básicas a la plebe, sino para sumergirse en sesudas discusiones con iguales acerca de Gramsci o Althusser.

Un ejemplo de esta incapacidad para dar a conocer el marxismo podemos verlo en esta serie de vídeos más bien deprimente y que reproduce un curso de Formación (ojo, "Formación") organizado por el PCE y titulado "Curso de marxismo."
Puede observarse en ellos a un joven que, a pesar de ostentar el cargo de Secretario de Formación y Debate, se limita a leer torpemente un resumen escolar sobre socialismo pre-marxista, del que alguien que no supiera ya de qué está hablando no sacaría absolutamente nada en limpio. Luego interviene un profesor de universidad para hablar de materialismo histórico. Su capacidad didáctica y oratoria es mayor que la del joven Secretario de Formación, pero el problema es que inmediatamente se pone a analizar los problemas teóricos que ha suscitado el materialismo histórico, como presuponiendo que ya todo el mundo sabe de sobras qué es eso y a dar su opinión sobre los mismos. En lo único en lo que, eso sí, incide todo lo didácticamente que puede es en que la URSS era horrible. Curioso.
El escaso público asistente, y el aburrimiento mortal del que o bien ya sabe de sobras de qué le están hablando, o bien no lo sabe pero no entiende nada, es patente en las caras y en los turnos de preguntas.

Pero por suerte no todo es así. Hay intelectuales marxistas que se esfuerzan por explicar qué es el marxismo, no solo por discutir interminablemente sobre él. Ya comentamos en este blog de modo positivo -a pesar de ciertas diferencias ideológicas- las aportaciones didácticas de Fernández Liria y Alegre Zahonero en su "Educación para la ciudadania" y, en un nivel más exigente, pero también didáctico en su "El orden del Capital".

Hoy quería añadir a estos "recursos didácticos" dos vídeos muy básicos pero que me parecen amenos y claros.
Uno es un capítulo de una serie sobre filosofía que se emite en la TV argentina. El ponente no es en absoluto marxista y se le nota en este y en otros capitulos de la serie (que, por cierto recomiendo), pero sabe exponer con sencillez, amenidad y algo de sarcástico humor los puntos centrales de las aportaciones de Marx.





El otro es un vídeo casero hecho por un chico peruano con un sintetizador de voz y una cara móvil y sonriente de Marx. A pesar de una presentación tan naïf, el contenido de la exposición es muy didáctico y bien estructurado.





Basta con tener una inteligencia normal y dedicar un rato a ver estos amenos vídeos para comprender el cúmulo de estupideces que sobre el marxismo se dicen no solo en la calle sino en los libros, periódicos, radios, televisiones y hasta cátedras.

A lo mejor habría que ir pensando en buscarse a otros secretarios de formación en el PCE...

21 comentarios:

mikel dijo...

Pelin exagerada que es usted con la referencia.
Conceder al PCE algún rastro marxista, es mucho rebuscar en el pajar del espacio temporal. Como excusa para confeccionar el articulo, habrá que aceptarlo en modo pedagógico. Más allá de ello hay mucho vacío.

Con perdón.

X dijo...

Tengo varios amigos economistas, ninguno de ellos ha leído a Marx, pero es que tampoco han leído a los pensadores burgueses, no han leído a nadie. Estudiaron por apuntes y por algún manual si es que se les exigía. Vamos, no conocen la disciplina en la que se licenciaron, se pasan la vida echando cuentas, algo que con un entrenamiento de un año podría hacerlo casi cualquiera.

Como el estudiante no sea capaz de hacer despertar en sí la curiosidad y el amor por el conocimiento no habrá Facultad que lo consiga (porque tampoco lo pretenden). Los privilegiados que lo logren serán estudiantes el resto de sus vidas porque disfrutarán conociendo, los demás solo pueden intentar conseguir un empleo mejor remunerado y quizás con ello impresionar a algún zopenco.

En cuanto al marxismo, es difícil de entender, por ejemplo El Capital, pues no se han hecho resúmenes ni nada. Pero no creo que sea ese el problema principal. En el siglo XX muchos trabajadores analfabetos lucharon heroicamente sin haber leído nada. Pero escuchaban y hablaban en sus centros de trabajo, y se iban formando como podían al tiempo que luchaban. En mi opinión, tal y como se trata hoy al marxismo desde la intelectualidad es muy normal que no se entienda, en tanto que le han quitado su contenido revolucionario para convertirlo en una pieza de academia, casi que para lucirse.

Pero a pesar de todo, hoy estamos mejor que ayer. Los trabajadores se han extendido por todo el planeta a través de eso que llaman globalización, algo muy importante y que no había ocurrido en el siglo XX. Por otro lado, y a pesar de los pesares, los trabajadores están más formados, muchos saben leer y escribir, que no es poco. Las condiciones son hoy más favorables al socialismo que nunca. Nuestro único pecado fue tener razón antes de tiempo, y eso puede llegar a entenderse como un error si no somos capaces de ver más allá. Los tiempos que nos toca vivir son un privilegio, nosotros veremos la caída del capitalismo y participaremos en la construcción de una nueva fase histórica, pocas personas pueden decir eso. Solo pensar en la capacidad productiva actual planificada nos da una idea de lo que podemos hacer sobre la Tierra en muy poco tiempo. ¿Os imagináis la ciencia? Qué maravilla, solo de pensarlo se me saltan las lágrimas. Liberar a la ciencia de la esclavitud del dinero, imaginar la salud con medicamentos destinados a la curación en lugar de al beneficio. Hasta la actual y caduca forma de entender la generación del conocimiento debería cambiar necesariamente extendiéndose a todos los rincones. No sigo que me motivo y son los ocho de la mañana.

Por cierto, el plato anterior tenía una pinta estupenda. Una combinación de ingredientes muy curiosa. Eso sí, le quitaría las pasas.

Luis Fernandez dijo...

X, es que hoy en la facultad de economicas solo se enseña como aplicar las leyes del mercado (es decir, aquellas que sustentan el chiringuito que beneficia a unos cuantos cabrones magnates de multinacionales).. En mi caso igual que tu, ninguno de los economistas que conozco lee (en general), a nos ser el AS, Marca y revistas del corazon del estilo...

Dizdira: muy clara explicacion de la ideologia (Nietzsche la llamaba el velo de Maia, que habia que quitarse de los ojos para poder ver la realidad). Las "estupideces" son esenciales para que asentar un pensamiento configurado para que aceptemos la dominacion, y muchos, la mayoria, consideran la estupidez como una gran verdad incuestionable... Y es que cuestionar no es precisamente un valor que se enseñe en nuestras escuelas, ni mucho menos que se fomente en los medios...Al fin y al cabo ambas instituciones estan en las mismas manos que las multinacionales (directa o indirectamente, pues el estado mismo es hoy propiedad de los grandes saqueadores) y logicamente no ven con agrado que los ciudadanos piensen....

Saludos

Volar Libremente dijo...

Pienso que la nota confunde Forma con Contenido, esa es simplemente mi opinión en tono crítico. Aunque no entiendo que tiene que ver la defensa de la URSS con Althusser. Son dos dimensiones diferentes del Marxismo. Eso pienso. Mis disculpas si se me escapa algo, o si he malinterpretado tus comentarios. Por otro lado este Tío FEINMANN del primer vídeo, trabaja para el gobierno Argentino, entiendo que pueda parecer de avanzada para la situación de los medios en España, pero sucede que aquí en Sudamérica, es decir ahora, en este 2011, ya no lo es. Feinmann tiene todo el aparato estatal a su disposición. Cuenta con una gran infraestructura que le permite producir contenidos. Piensa que el Marxismo es violento, anacrónico y dictatorial y cobra un muy buen sueldo. Es un Intelectual Orgánico del peronismo, Yo discuto con él, igual que muchas otras personas, sobre su interpretación del Marxismo Latinoamericano.
--- http://volarlibremente.blogspot.com/2011/07/herbert-marcuse-le-responde-jose-pablo.html ---
El programa ha dado un giro este año, en la cuarta temporada transformándose este año en "EL PROGRAMA POLÍTICO Oficial", siempre detrás de una mascara de programa filosófico, justo en pleno debate Latinoamericano y en campaña electoral oficialista a la reelección.
La actual cuarta temporada es casi imposible de ubicar en el sitio web, y así seguirá hasta después de las elecciones del próximo mes de Octubre. Porque pretenden captar todo lo que puedan de la Centro Izquierda..Aquí está.
---http://www.filosofiaaquiyahora.com.ar/2011/05/filosofia-aqui-y-ahora-iv-cuarta.html---
Los capítulos sobre El che y Allende fueron vomitivos,los Nº 12 y 13 que ni siquiera aparecen en la lista, dieron asco. También por eso no los han subido a la web aunque salieron al aire hace mas de dos meses. La estrategia peronista es atrapar todo, masticarlo y vomitarlo como propaganda masiva, no tiene nada que ver con difundir el Marxismo. De lo que se trata es de usar las ideas subyacentes en el imaginario político, que habitan el sustrato de la consciencia de una época, y retorcerlas, difamarlas, vulgarizarlas para así poder neutralizarlas. El contexto de este programa en particular era el debate con la ALBA y el socialismo del siglo XXI. El Peronismo es, fue y será una trampa, muy elaborada, Quizás una de las formas mas acabadas de socialchovinismo del mundo. Puesto que aquí la perspectiva de una salida socialista, siempre fue mucho mas real que en la Europa de post guerra, por eso tanto manoseo. Por eso Guevara no fue Peronista. Ok, creo que explique mi punto de vista, saludos y discúlpame por el énfasis compañera.

KobaRascayú dijo...

No estoy en condiciones de escribir (más bien de pararme a pensar), pero como me ha gustado la entrada, un par de precisiones. Una parte de "culpa" del total acerca de por qué nadie conoce a Marx es también individual (en el sentido en el que escribe X). Lo de la Formación del (en el) PCE es un atraco continuado en los últimos cincuenta años (o más). Yo también creo que el propio Marx y algunos de sus cualificados seguidores inmediatos siempre hablaban de la ideología en sentido peyorativo, como algo a erradicar. Me he llevado una sorpresa al leer que Althusser fue marxista, pero cierto es que yo soy bastante inculto, en general y marxianamente hablando en particular. Además en el verano leo el As. Si se me pasa el mareo voy a la Fiesta del PCE. Seguro que me cabreo. Saludos, yo también quitaría las pasas.

Dizdira Zalakain dijo...

Mikel:
Bueno: ellos se denominan marxistas y organizan cursos de formación sobre marxismo. Muy probablemente las deficiencias que he señalado en estos cursos -y me he referido sólo a las técnicas, obviando a las de orientación ideológica- tengan mucho que ver con el, en el fondo, escaso interés que tiene el PCE en que sus militantes se formen.

X:
Leerte es una bocanada de aire fresco en esta atmósfera viciada de derrotismo. Ojalá muchos pensásemos como tú.
Si quitas las pasas la verdad es que tendrías ya otro plato distinto -porque le quitas el componente dulce- pero eso no quiere decir que no pueda estar bueno -y para ti, seguro, mucho mejor.

Luis Fernández:
Velo de Maya... Sí, es verdad, ya conocía esta expresión tomada de la mitología hindú. Creo que el primero en importarla a Occidente fue Schopenhauer pero, en cualquier caso, es una muy buena imagen de algo que se volvió necesario inmediatamente después del triunfo de la revolución burguesa. Si durante el feudalismo la ideología operaba poniendo una venda en los ojos (lo cual generaba en el individuo la esperanza de que, de quitarse la venda, accedería al conocimiento de la realidad) con el capitalismo lo que sucede es que se coloca un velo sobre toda la realidad. El individuo se cree libre de ver lo que quiera, pues la democracia burguesa le ha quitado la venda, pero en realidad está más preso que nunca, pues no solo no sabe sino que cree saber sin saber.


Volar Libremente:
No hay nada que disculpar. Entiendo tu indignación contra Feinmann. Yo no ignoraba su ideología peronista, ni tampoco su nula vinculación con el marxismo. Por eso dije en el post aquello de "El ponente no es en absoluto marxista y se le nota en este y en otros capitulos de la serie." Entiendo, pues, tu especial indignación como argentino/a. Sobre todo porque yo también tuve una especial indignación como vasca con otro programa de filosofía del mismo canal presentado por mi paisano donostiarra Fernando Sabater. Sabater es el ideólogo máximo de la represión fascista que ha sufrido este país en los dos últimos decenios.
Sin embargo, es preciso -me parece- distinguir planos. Fernando Sabater es un malnacido y un fascista pero es un buen profesor (fue profesor mío) y un buen comunicador. También, por varios programas que he visto suyos, es un buen divulgador. Y creo que algo parecido ocurre con Feinmann.

Con respecto a qué tiene que ver la defensa de la URSS con Althusser... es que no entiendo muy bien dónde está el problema. Son cosas a las que me he referido en contextos distintos. He mencionado a Althusser para ejemplificar el tipo de discusiones de nivel avanzado a las que se entregan quienes se supone que deberían limitarse a un nivel básico de explicación. Con respecto a la URSS, lo que digo es que me llama la atención que solo se descienda a un nivel básico, popular, accesible, de explicación, para difundir la propaganda burguesa en contra de la URSS.
Y tampoco sé muy bien a qué te refieres con tu frase inicial acerca de confundir forma con contenido.

Saludos.

Dizdira Zalakain dijo...

KobaRascayú:
Espero que lo de no estar en condiciones no sea nada serio. Y confío en ello puesto que te veo dispuesto a ir a la Casa de Campo a tragar polvo, calor y cerveza caliente como plato light y mamonadas de Cayo Lara como plato fuerte.
Yo, como no soy madrileña, solo he ido una vez y hace ya bastante, creo que fue el último año en que Anguita fue coordinador de IU (después de que lo echara PRISA de su cargo) y me gustó mucho su discurso en el que, por cierto, cual profeta bíblico, enumeró con total exactitud lo que nos esperaba tras diez o veinte años.
Ya veo que la manía a Althusser y a las uvas pasas es algo extendido entre el marxismo-leninismo.

Anónimo dijo...

Comparto con vosotros un artículo muy interesante. Podemos no compartir todo lo que dice, pero algunas de sus reflexiones deberían tenerse en cuenta:

"Karl Marx tenía razón" (http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/09/110906_marx_capitalismo.shtml)

KobaRascayú dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
KobaRascayú dijo...

Amiga mía, ya quisieran en el PCE (y en especial los carguitos de IU) estar en los tiempos de la Casa de Campo y que Anguita tuviera menos años, más salud, ganas y mantener la coherencia de la que ahora suele hacer gala y que no se le veía tan a menudo cuando fue Secretario General. Ahora el PCE no debe pasar de los diez o doce mil afiliados (militantes, muchísimos menos, claro está) y celebra su Fiesta anual en San Fernando de Henares (a unos quince kilómetros de Madrid), en un parque llamado Dolores Ibárruri. Ya no cobran entrada, señal de que o son muy pocos o una cierta coherencia se va imponiendo. No he podido ir, una pequeña intervención quirúrgica que ayer me hicieron en uno de mis castigados oídos me lo ha impedido. Lo de las pasas es que me cuesta compaginar su dulzor con otros sabores y lo de Althusser, aparte de los ladrillos aburridos e infumables que se marcaba el tipo, es que siempre me pareció un castillo de naipes que se puso de moda y que esa máquina de escribir llamada Marta Harnecker le ha dado cobertura durante años. En resumen, que no le debía entender nada de nada. Uno de los actos en la fiesta del PCE es la presentación-coloquio de El orden de El Capital, con Fernández Liria y Alegre Zahonero. Salud.

Anónimo dijo...

Dizdira, el circo del ridículo, ver comentarios tambien: http://www.kaosenlared.net/noticia/sobre-expulsion-gustavo-rodriguez-rectificacion-disculpa

Dizdira Zalakain dijo...

Anónimo:
Gracias por el link. La verdad es que, más allá de lo que el artículo dice, llama la atención cómo lo dice. Son incapaces de decir que Marx tuvo razón en algo sin añadir la muletilla " a pesar de que en lo demás se equivocó" y cosas similares. Estos síntomas son claros: censura.

KobaRascayú:
Mejórate de lo de tu oído, te lo ruego.
Creo recordar que aquella vez que fui a la Casa de Campo no se pagaba entrada. Pero, a decir verdad, no creo que se haya mejorado mucho poniendo el chiringuito en San Fernando. Lo que te ahorras en entrada lo pierdes en transporte.
Yo creo que a Althusser se le puede criticar su actividad política y su seguidismo (en el que, desde luego no fue precisamente el único) de la contrarrevolucion jruschoviana. También se le puede criticar el modo tan coñazo de escribir. Pero aun así, me parece que aportó ideas muy valiosas que merecen ser tenidas en cuenta.
Por si a alguien le interesa, en esta página hay un repaso muy completo y comprensible a su pensamiento:
http://www.webdianoia.com/contemporanea/althusser/althusser_fil.htm

Dizdira Zalakain dijo...

Anónimo:
"Perdón, perdón, excelencia, esto no volverá a ocurrir. Pase, pase a esta su web, don Gustavo. Es que creíamos que Vd. no tenía nada que ver con la CIA. Ahora que nos han dado un toque y sabemos que sí, reciba nuestras humildes disculpas. No se lo tome a mal. Es que con tanta conspiración ya al final nos liamos. ¡Ni Fidel, ni Obama, fiesta de pijamas!"

Papageno dijo...

Bueno, yo reconozco que de marxismo sé poco o nada. Me tranquiliza, por lo menos, sentirme en este asunto más cerca de Sócrates que el común de la postmodernidad. Mi marxismo es más de sentido común, casi de instinto, diría yo. Soy de naturaleza más impulsiva y sentimental que analítica, lo cual no significa que no use el raciocinio cuando se debe. Ocurre que cuando he leído sobre marxismo, leninismo y otras corrientes de izquierda debo haberme topado con ese diez por ciento del que hablas que lo ha convertido todo en una polémica entre eruditos y la verdad, no me entero ni de torta. Por eso me aparece muy acertado el énfasis que pones en una buena divulgación de las ideas marxistas, cosa que, como bien dices, no interesa nada ni a la derecha capitalista ni a la izquierda intelectualoide (bueno, más bien esta por la pereza de agacharse a recoger posibles adeptos que no están a su nivel).

Me interesó mucho el tópico del Mozart infantiloide y gilipollesco que sin embargo creaba música celestial (y genial). Este tópico, además de lo que tu apuntas, hace creer en la desconexión entre el artista y su obra, lo cual es un disparate catedralicio. Nadie puede "hablar" de las más recónditas zonas de la naturaleza humana... si no tiene la profundidad humana de haber llegado allí. O dicho de otra forma más de andar por casa: imposible que un retrasado mental o un canalla (ojo, no los equiparo, hablo de dos casos distintos) nos hable de los secretos de la Vida y de la Muerte. Con esto de la vida de los artistas ocurre la típica mania de simplificación a la q tiende el ser humano por flojera, ya que la complejidad y la pluralidad no es dominable. Mejor plantarle a quien sea un buen sambenito simplificador y olvidarse de indagar más hondo: Mozart el tontoleches genial, Beethoven el ogro, Chopin el cursi patriotero, Juan Ramón el antipático misántropo, Wagner el vividor etc etc.
Tras un verdadero artista (que si genial y bla bla bla ya es literatura) hay (necesariamente) un ser humano que bucea en las profundidades del alma y se compromete éticamente. Lo cual no lo exonera de tener sus defectos, como el común de los mortales. Son artistas, no dioses: esto es muy importante no perderlo de vista. Pero pretender que un mamarracho mental y conductual es capaz de hacer los 27 conciertos para piano que hizo (sólo un ejemplo) es como de verdad creerse que los olmos dan peras. Y además de oro.

Bueno, creo que queda claro mi postura. Saludos, Dizdira. Tienes un blog genial. Regálanos con tus recetas y tu sabiduría por muuuchos años!


Me encantó tu mención

Dizdira Zalakain dijo...

Papageno:
Como por tu nick deduzco que eres mozartiano, no creo que sea necesario añadir a tus acertados argumentos uno más, que seguro que ya conoces: leamos las cartas que el supuesto "retrasado mental" escribía a sus familiares y amigos. ¿Acaso puede escribir esas cartas un idiota? Seguramente más de uno que ocupa un asiento en nuestra RAE sería incapaz de redactar algo así.

Sobre este asunto de cómo Hollywood nos presenta a los genios como si fuesen imbéciles, ya escribí hace tiempo a propósito del gran J. S. Bach.
http://dizdira.blogspot.com/2010/08/bach-el-lenador.html
Gracias por comentar y por tus amables palabras.

Volar Libremente dijo...

Milciades Peña un brillante militante e intelectual Marxista argentino que se suicido en 1965 a los 32 años...(comentado por un tal Marcelo Yunes)

“el marxismo (NO) es una especie de victrola tragamonedas [donde] se aprieta un botón y sale una respuesta para el problema que se quiere resolver (...) Eso es la negación del marxismo, [que] exige un serio e intenso esfuerzo del pensamiento (...) El marxismo de los burócratas [quiere] convertir el pensamiento marxista en un diccionario donde está clasificado lo verdadero y lo falso (...) Frente a esto, el pensamiento dialéctico, el auténtico pensamiento marxista, afirma con Hegel que ‘la verdad no es una moneda que pueda darse y recibirse sin más’. La verdad se alcanza por el esfuerzo militante del pensamiento, y se alcanza a través del error, de la permanente confrontación entre verdad y error (...) El marxismo es pensamiento vivo y viviente... en permanente confrontación con la realidad y consigo mismo”

http://marxismos.blogspot.com/2008/03/el-marxismo-de-milcades-pea.html

Aquí hay más:

http://www.herramienta.com.ar/revista-herramienta-n-23/nacionalismo-y-progreso-historico-en-milciades-pena

Volar Libremente dijo...

http://volarlibremente.blogspot.com/2011/09/milciades-pena-el-desmistificador.html

Anónimo dijo...

"Un resumen completo de 'El capital' de Marx", por Diego Guerrero. ¿Lo conocéis? ¿Qué os parece?Como introducción me parece más directo que el de Liria y Zahonero. Dejo un enlace: http://www.rebelion.org/docs/20118.pdf

Crates.

Dizdira Zalakain dijo...

Yo por lo menos sí conocía el resumen de Guerrero. Pero me gusta más el estilo didáctico de Fernández Liria. Supongo que es cuestión de gustos y por eso es bueno que haya varias exposiciones.

Anónimo dijo...

A mí, toda la primera parte de "El orden de 'El capital'" no me aportó nada. La segunda, donde se dedica a seguir el texto, me parece más interesante. Aunque no esté de acuerdo en algunas interpretaciones, los autores distinguen bien lo que es de Marx y lo que es de su cosecha.

Crates.

Luis dijo...

Dizdira,

berriro ere bete-betean asmatu duzu. Txorakerien adibideak (indigenak, indarkeria, Islam-a) ezinobeak dira: uda honetan lagun batzurekin gai hauetaz eztabaidatu dut, eta benetako errealitatea ez dutela ikusi nahi konturatu naiz, tamalez. Urteetan eta urteetan zehar entzundako leloa errepikatzen zidaten, ikasle zintzoen modura. Medioen boterea izugarria da, bildurgarria. Baina beloa begietatik kendu dugunok salatu beharko dugu. Ondo ibili.