sábado, 6 de agosto de 2011

¿Por qué soy musulmana?

G. K. Chesterton escribió en 1926 un ensayo titulado "¿Por qué soy católico?" Ignoro si su intención fue hacer proselitismo o simplemente responder por escrito y sistemáticamente a sus amigos y conocidos, que estaban extrañados ante sus cambios en materia de creencias religiosas. Tras este libro, han aparecido muchos otros con títulos similares. El más celebre fue el "¿Por qué no soy cristiano?" de Bertrand Russell, publicado al año siguiente. Otros famosos ensayos que parodian el título han sido el de Hans Küng, "¿Por qué sigo siendo cristiano?" o el de Ibn Warraq, "¿Por qué no soy musulmán?". Éste último -como, por desgracia, cabía esperar- no es simplemente un libro en el que un ex-musulmán explica por qué ha dejado de serlo (lo cual sería muy interesante y respetable) sino una obra de propaganda puramente política en la que se intenta allanar ideológicamente la escarpada campaña del Imperio por los desiertos de Oriente Medio.
En esta entrada me he decidido a exponer mis propias razones acerca de por qué soy musulmana incitada por la pregunta de un amable comentarista. Mi objetivo, aparte de satisfacer su curiosidad, es aclarármelo a mí misma mientras lo escribo y aprovechar este mes de Ramadán para pensar un poco sobre mi fe. Tampoco negaré mi intención de hacer proselitismo, pero no en el sentido literal del término: desde luego que no es mi ilusa intención provocar en un posible lector el deseo de convertirse al Islam. Solo me gustaría que quienes lean esto (la mayoría de ellos, seguramente, agnósticos o ateos) puedan ver a la religión y, en concreto, al Islam como una opción respetable y hasta razonable.
Bertrand Russell termina su ensayo atribuyendo a la religión buena parte de los males pasados y presentes del mundo y concluyendo que "lo que un buen mundo necesita es conocimiento, compasión, y coraje."
Yo creo que una parte no desdeñable de estas tres virtudes que sobreviven todavía hoy en este mal mundo se las debemos al Islam.

El mundo consiste en experiencias
Según la concepción filosófica general a la que me adscribo, el mundo consiste en un conjunto de experiencias. Qué sea el mundo más allá de esas experiencias o, dicho de otro modo, sin la mediación de esas experiencias, es algo imposible de conocer por definición: tener experiencia (directa o indirecta) de algo es el requisito indispensable para conocerlo.
La capacidad humana del raciocinio permite que podamos realizar una serie de tareas con esas experiencias: especialmente hacerlas comunicables a otros humanos mediante el lenguaje, inducir leyes a partir de experiencias particulares y luego deducir experiencias que no podemos tener mediante esas leyes.
Escucho muchas veces decir que la fe es irracional, con el argumento de que sus afirmaciones no son comprobables científicamente o incluso contradicen los conocimientos científicos actuales. Considero que esto supone confundir ciencia y racionalidad. Si bien la ciencia ha de ser racional, no todo la racional ha de ser científico.
Para comprender esto último (por qué no todos los conocimientos racionales son científicos) es importante darse cuenta de que en ese conjunto de experiencias que es el mundo, existen varios tipos de ellas.

-Experiencias "empíricas" (valga la redundancia)
Las experiencias que consisten en percepciones sensoriales teóricamente mensurables y que nos permiten conocer nuestro entorno físico son las que enseguida nos vienen a la mente. Estas experiencias, por lo menos hasta la llegada de la física cuántica, podemos ubicarlas en un punto del espacio y del tiempo y relacionarlas causalmente con otras experiencias. Al hacerlo así, podemos verificar empiricamente tanto su existencia como la pertinencia de dichas relaciones causales. La aplicación de la razón a estas experiencias verificables (o, en su caso, refutables) es lo que denominamos ciencia. La particularidad de la ciencia es que, al aplicar razonamientos abstractos sobre experiencias verificables, puede aspirar a la objetividad. Así, que la luna gira alrededor de la Tierra y la Tierra, a su vez, alrededor del Sol, son datos objetivos, científicos. No se puede ser razonable y no aceptarlos.
Ahora bien ¿son las experiencias empíricamente verificables las únicas de nuestro mundo? Está claro que no. Vamos a ver algunos otros tipos:

-Experiencias éticas.
En principio, casi todos los seres humanos (salvo, quizá, los psicópatas) tienen experiencias éticas. Esto es un hecho innegable. Muchos dispositivos tecnológicos están empezando a imitar la capacidad de tener experiencias empíricas, pero ningún artefacto es capaz de generar genuinas experiencias éticas ante un hecho. En este sentido, las experiencias éticas son netamente humanas. Por eso, cuando alguien parece carecer de dicha experiencia, lo denominamos "inhumano"
Casi todo el mundo ha tenido la experiencia de sufrir o cometer un acto injusto o malvado, o, por el contrario, un acto bondadoso. Sin embargo, comprobamos que lo que a algunos les parece una inmoralidad a otros les parece estupendo. Lo que para unos es un crimen horrible, para otros es una pequeña travesura. Un vistazo a la historia de la humanidad y a las diferentes culturas nos demuestra que en determinadas civilizaciones eran normales cosas que ahora nos parecen aberrantes y viceversa. Y también comprobamos lo difícil que es convencer a alguien de que nuestros puntos de vista éticos son los correctos y no los suyos. Aunque a mí me parezca tan evidente como que dos y dos son cuatro, no soy capaz de encontrar argumentos irrefutables que demuestren que torturar a un inocente por mera diversión es malo.
Esta subjetividad de las experiencias éticas ya ha sido reconocida por los filósofos. Son experiencias no verificables empíricamente. Podemos comunicarlas mediante palabras y hablar sobre ellas con racionalidad, pero las frases resultantes carecerán de sentido desde el punto de vista científico.
Por ejemplo, yo puedo decir: "Matar a un ser humano siempre es malo, así que es malo matar a Emilio Botín, ya que éste es un ser humano." Este razonamiento es lógicamente impecable. Sin embargo, con él solo podremos convencer a quienes acepten una de sus premisas, a saber, que matar a un ser humano siempre es malo (la otra, que el ilustre banquero es un ser humano, la vamos a dar por aceptada). Pero es imposible demostrar que esto es verdad, es imposible verificarlo empíricamente. Para ser exactos, no es que sea imposible demostrarla, es que desde el punto de vista científico, ni siquiera tiene sentido.
Esto es debido a que la ciencia no se ocupa de si los hechos son buenos o malos, del mismo modo que la geometría no se ocupa del color de las figuras geométricas. No es que las experiencias visuales que nos permiten percibir los colores no existan: es que están fuera del ámbito de estudio de la geometría. Del mismo modo, el hecho de que la ciencia no se ocupe de si los hechos son buenos o malos no significa que no existan las experiencias del bien y del mal.
La experiencia del bien y del mal existe: la tenemos todos. O casi todos, si es que, como dicen, los psicópatas carecen de ella, lo mismo que los ciegos de nacimiento carecen de la experiencia de los colores. Podemos hablar de ella con racionalidad y desde luego que no es de ignorantes ni de locos o impostores ni tener esa experiencia ni hablar de ella, por más que salga fuera del ámbito de la ciencia, por más que la ciencia se encoja de hombros ante ella.
Las experiencias éticas no solo existen sino que son muy importantes en nuestras vidas. Hay personas poco sensibles éticamente para las que dichas experiencias tienen menos peso en su visión del mundo y otras, en cambio, poseen una sensibilidad ética tan extraordinaria que pueden perder la vida por cuestiones éticas.
Las personas con unas experiencias éticas similares pueden probablemente entenderse bastante mejor entre sí que las que comparten cualquier otra cosa. Como dijo uno de los que dió la vida por sus experiencias éticas, científicamente irrelevantes, pero vitalmente esenciales, Ernesto Guevara:
"No creo que seamos parientes muy cercanos, pero si usted es capaz de temblar de indignación cada vez que se comete una injusticia en el mundo, somos compañeros, que es más importante."

-Experiencias estéticas:
Conozco a algunas personas que tienen muy pocas experiencias estéticas (a veces se diría que carecen por completo de ellas.) Cualquier música les viene bien: les da lo mismo Beethoven que Lady Gaga. No les molesta que un cuadro esté torcido, o que ese cuadro sea un Vermeer o una panorámica de Disneyworld. Les da lo mismo un tranchete o un Idiazábal. Luego hay otras personas que sí que tienen experiencias estéticas, pero unas manifiestan gustos que a mí me parecen horribles y otras que coinciden bastante con los míos. Además, hay personas para las que las experiencias estéticas tienen poca importancia y otras para las que esas experiencias son muy intensas y frecuentes. Confucio dijo que cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla.
El dicho "sobre gustos no hay nada escrito" resume perfectamente el hecho de que no es posible encontrar ningún criterio objetivo sobre las experiencias estéticas. Por increíble que parezca, nadie puede demostrar científicamente que la música de "Los 40 Principales" es estéticamernte abominable. En realidad, la belleza o fealdad de esa música es un tema ante el que la ciencia nada puede decir. Sin embargo no por ello diremos que quien tiene intensas experiencias estéticas (quien llora ante una música o siente náusea ante otra) está loco, o es un ignorante o un impostor.

-Experiencias religiosas:
A lo que quiero llegar con todo esto es a que hay un tipo especial de experiencia, que podemos denominar experiencia religiosa. Al igual que las experiencias estéticas y éticas, las experiencias religiosas son empíricamente inverificables. Sin embargo, poseen una peculiaridad que las hace especialmente polémicas: su infrecuencia.
Todos los humanos conscientes tenemos experiencias empíricas. Casi todos (salvo, quizá, los psicópatas) tenemos experiencias éticas. La mayoría tenemos experiencias estéticas. Pero, experiencias religiosas, ciertamente, no las tiene la mayoría de la gente. O, cuando menos, no con la suficiente intensidad y frecuencia como para descubrir que se trata de un tipo especial de experiencia. Yo misma me he pasado casi toda mi vida sin ellas. De ahí la perplejidad que me invadía cuando me encontraba con personas aparentemente cuerdas, inteligentes y sinceras que, sin embargo, hablaban de Dios como si fuera algo que cualquiera puede ver todos los días. Como buena atea, atribuía esto a la autosugestión, al miedo a la muerte, a condicionantes sociales, etc.
Me pasaba como le pasa a esa gente con nulo gusto estético, que cree que quienes se quedan extasiados escuchando una música o viendo un cuadro están haciendo teatro, quizá para dárselas de sensibles y cultos. Como él no ha sentido jamás algo así, ni siquiera concibe qué clase de experiencia puede ser ésa y piensa que debe haber gato encerrado.
Eso me pasaba a mí hasta que yo misma tuve una experiencia religiosa. También me pasó algo parecido (y esto seguramente le habrá sucedido a mucha gente) cuando era niña y pensaba que los adultos que se decían todas esas cosas de amor eran unos imbéciles o unos cursis... hasta que yo misma me enamoré y me vi diciendo las mismas cursilerias e imbecilidades.

¿En qué consisten las experiencias religiosas?
Sinceramente, me siento incapaz de explicarlo con palabras. Si lo intento, soy consciente de que esas palabras no sirven de nada para quienes no han tenido nunca experiencias religiosas. ¿De qué sirve que le expliquemos con palabras a un ciego de nacimiento en qué consiste la experiencia de ver los colores? Cualquier metáfora o rodeo que demos resulta abismalmente lejano a la experiencia vivida.
Sin embargo, en relación a esto de expresar con palabras las experiencias religiosas, hay un dato que creo que me permite confiar en que ese tipo de experiencia no solo lo he tenido yo, sino otras personas y que, además, no está motivado exclusivamente por condicionantes culturales. Se trata de la literatura mística. Es un fenómeno conocido y de lo más curioso que las personas dotadas de talento literario, sea educado o natural, que han tratado de comunicar por escrito sus experiencias religiosas inmediatas, utilizan prácticamente las mismas metáforas, para tratar de expresarlas a los demás, con independencia del lugar o época en que hayan vivido, pero también, y esto es lo más sorprendente, con independencia de la religión que profesen. Y ello en civilizaciones tan alejadas que no cabe postular influencia cultural entre ellas. Leer los ensayos de Mircea Elliade resulta muy ilustrativo. Así, vemos que un chamán siberiano, un sacerdote egipcio, un profeta hebreo, un monje budista, un místico cristiano, un sufí musulmán y hasta algunos escritores agnósticos pueden llegar a relatar experiencias similares con casi el mismo tipo de palabras, de recursos literarios, de imágenes.
Yo no soy poeta, ni mucho menos mística, pero creo que Juan de la Cruz explica perfectamente, aunque a base de no explicarlo, en qué consiste una experiencia religiosa (que no tiene por qué consistir, me parece, en éxtasis y visiones de ángeles, puede ser algo mucho más modesto.) Podríamos resumirlo en estos maravillosos versos suyos:
"Entréme dónde no supe
y quedéme no sabiendo (...)
y el espíritu dotado
de un entender no entendiendo."

¿Por qué el Islam?
He intentado explicar por qué soy creyente, basándome en que he tenido una experiencia religiosa que me parecería absurdo, inhumano y muy difícil obviar. Pero aun es necesario explicar por qué esa experiencia religiosa me ha conducido a considerarme musulmana en concreto y no cristiana, budista o a crearme mi propia religión ya que, según acabamos de ver, las experiencias religiosas han sido algo propio de todas las civilizaciones.
Yo diria que en esta decisión hay una parte que surge en el mismo momento de la experiencia religiosa. Claro está que para que yo pueda vivir una experiencia religiosa como relacionada con el Islam he debido conocer previamente de la existencia del Islam. En mi caso así era, aunque, desde luego, yo no me había molestado en hacer averiguaciones más allá de lo que se conoce por mera cultura general. Pero algo había en esa experiencia (no puedo explicar el qué, por la naturaleza inexpresable de las experiencias religiosas) que la ponía en relación con el concepto de Dios y de la necesidad de que mi universo interior y mi universo exterior se amoldaran a su designio. Esto suena como palabras abstractas, vacuas, pero no sé expresarlo de otro modo. Yo hasta entonces tomaba a Dios por un invento de la fantasía humana. Que ese Dios que yo había creído experimentar era como el que yo sabía que se invocaba en el Islam -el Clemente, el Misericordioso- fue lo que desde el primer momento me llevó a iniciar mi necesidad de búsqueda en el ámbito del Islam en vez de en otros.
Esa búsqueda, que apenas ha comenzado, no me ha decepcionado. He encontrado que las doctrinas del Islam dan una expresión formal, objetiva muy cercana a esa experiencia religiosa que tuve y que hay pasajes del Corán que confirman, extienden y matizan lo que al principio era un presentimiento intenso pero sin forma. El Islam no solo puede ser entendido como una religión más, "inventada" en el siglo VII, sino como la permanente disposición del mundo y de los seres humanos a plegarse a la voluntad de Dios que ha existido desde que el mundo existe. Esta concepción explica por qué en culturas tan distintas y lejanas y bajo formas religiosas tan diversas la experiencia religiosa haya sido siempre tan similar.
Pero también, y sobre todo, me confirmo cada día en mi fe, mirando la belleza del mundo, el paraíso que el mundo podría ser y, sin embargo, el mundo globalmente criminal, feo y cobarde que nos tratan de imponer. Y, frente a esa imposición del capitalismo imperialista, el Islam es un milagro incomparable de obstinada resistencia a las agresiones físicas e ideológicas. Agradezco a Dios el haberme otorgado esa experiencia religiosa que me ha permitido acercarme, aunque solo sea tangencialmente, al mayor baluarte de eso que Bertrand Russell echaba de menos en el mundo: conocimiento, compasión y coraje.



56 comentarios:

Silvano dijo...

Buenas,
está claro que el Islam es una religión medieval y por lo tanto mucho más evolucionada culturalmente hablando que, por ejemplo, el judaísmo, que se remonta a la edad del bronce (con las animaladas que ello conlleva). Sin embargo también está lastrada por su nacimiento en un momento y lugar particulares.

Hay otros campos dónde atacar, pero creo que eres feminista (bien entendido), y te quiero hacer varias preguntas:
- ¿Qúe quiere decir "mujeres deshonestas" en Surah 4:19?
"¡Creyentes! No es lícito recibir en herencia a mujeres contra su voluntad, ni impedirles que vuelvan a casarse para quitarles parte de lo que les habíais dado, a menos que sean culpables de deshonestidad manifiesta. Comportaos con ellas como es debido. Y si os resultan antipáticas, puede que Alá haya puesto mucho bien en el objeto de vuestra antipatía."
- ¿La menstruación es un mal? Surah 2:222
"Te preguntan acerca de la menstruación. Di: «Es un mal. ¡Manteneos, pues, aparte de las mujeres durante la menstruación y no os acerquéis a ellas hasta que se hayan purificado! Y cuando se hayan purificado, id a ellas como Alá os ha ordenado». Alá ama a quienes se arrepienten. Y ama a quienes se purifican."
- ¿En serio que la mujer tiene que pagar al hombre al divorciarse?
Surah 2:229
"El repudio se permite dos veces. Entonces, o se retiene a la mujer tratándola como se debe o se la deja marchar de buena manera. No os es lícito recuperar nada de lo que les disteis, a menos que las dos partes teman no observar las leves de Alá. Y, si teméis que no observen las leyes de Alá, no hay inconveniente en que ella obtenga su libertad indemnizando al marido. Éstas son las leyes de Alá, no las violéis. Quienes violan las leyes de Alá, ésos son los impíos. "
- Si que es duro esto de la deshonestidad en Surah 4:15
".Llamad a cuatro testigos de vosotros contra aquéllas de vuestras mujeres que cometan deshonestidad. Si atestiguan, recluidlas en casa hasta que mueran o hasta que Alá les procure una salida. "
- ¿Está justificado que el hombre pegue a la mujer en Surah 4:34?
"Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Alá ha dado a unos más que a otros y de los bienes que gastan. Las mujeres virtuosas son devotas y cuidan, en ausencia de sus maridos, de lo que Alá manda que cuiden. ¡Amonestad a aquéllas de quienes temáis que se rebelen, dejadlas solas en el lecho, pegadles! Si os obedecen, no os metáis más con ellas. Alá es excelso, grand"
- ¿Cuáles son los adornos en Surah 24:31?
"Y di a las creyentes que bajen la vista con recato, que sean castas y no muestren más adorno que los que están a la vista, que cubran su escote con el velo y no exhiban sus adornos sino a sus esposos, a sus padres, a sus suegros, a sus propios hijos, a sus hijastros, a sus hermanos, a sus sobrinos carnales, a sus mujeres, a sus esclavas, a sus criados varones fríos, a los niños que no saben aún de las partes femeninas. Que no batan ellas con sus pies de modo que se descubran sus adornos ocultos. ¡Volvéos todos a Alá, creyentes! Quizás, así, prosperéis. "

Parece ser que sí que dice al menos un tipo de deshonestidad en <a href="http://quran.com/17/32>Surah 17:32</a>
"¡Evitad la fornicación: es una deshonestidad! ¡Mal camino...! "

Yo soy ateo, pero entiendo que el ser humano necesita de la religión para tener esperanza, pero los textos sagrados son "verdades" inmutables y están independizados de la realidad.

Ernesto dijo...

Dizdira, te dejo un power point de esos islamófobos que rulan por la red.
¡200 € POR MES !!!
Es lo que cobran de Arabia Saudí, a través de un organismo, todas las mujeres musulmanas que viven en Europa para traer el velo en los países de la Comunitat Europea. En España estas mujeres cobran a través de cajas de ahorros catalanas instaladas en todo el Estado y a través de grandes bancos españoles, que hacen la vista gorda porque para ellos es un gran beneficio económico, pues por una parte les entra todo ese dinero y por otra esas musulmanas se convierten en sus clientes.
Esto explica el número considerable cada vez creciente de mujeres con velo ! Esto no es un invento, más bien es una triste realidad revelada a la madre de un amigo por su asistenta (musulmana) que llegó un día a casa suya, de hoy a mañana, con un velo. Sorprendida por esta nueva vestimenta, le pidió por qué razón había venido a trabajar cubierta así, y la joven marroquí, a pesar de algunas reticencias para responder, acabó para confesar que ella cobraba para traerlo. Ella explicó, sin malicia, que había conseguido integrarse mediante un grupo musulmán relacionado directamente con un órgano religioso de Arabia Saudí que paga a las musulmanas 200 € al mes para traer el velo a los países Europeos.
Hoy, pues, las mujeres son pagadas para señalar su pertenencia al Islam al traer el velo.... y nuestros bancos y cajas participan del tema.
Hay que hacer pasar este mensaje a todos vuestros contactos, al mayor número posible

Ernesto dijo...

Silvano, el catolicismo no es medieval?
Te recuerdo que es en la Biblia donde se condena a las adúlteras a la lapidación, no así en el Corán.
Y podria seguir aburriendo con el tema, pero no tengo ganas.
Te recomiendo que leas otras versiones del Corán, y que leas las Suras dentro de su contexto, y no que te centres en una sola aleya.
Si algo tiene el Corán, es que fue un texto revolucionario en cuanto a la mujer, hoy se le podría tildar de feminista.

Silvano dijo...

Buenas, el catolicismo es anterior al medievo, por lo general el islam es más avanzado. El antiguo testamento, como en todas las religiones de la edad del bronce, está plagado de sacrificios humanos.
La verdad es que para esta contestación me he tirado un buen rato leyendo, rápidamente, muchos cachos. Está claro que he tomado las partes que me ha convenido, pero si lo lees con tranquilidad y en el contexto, como yo he hecho, te darás cuenta de que no se trata de ninguna crítica burda. Estoy esperando las respuestas.

Ernesto dijo...

Silvano, no te lo tomes a mal, que no era de mala fe, se que tengo un tono un poco airado, pero es sólo la apariencia.
Eso sí, cuidadín con importunar a mi Dizdira con preguntas o comentarios impertinentes, o os tenddréis que enfrentar a la cólera de Ernesto.
Asmodeo se queda en un principiante al lado de mi ira desatada.

Ernesto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ernesto dijo...

Silvano, respuesta a tu pregunta sobre Sura 4:19.
En el caso de que la conducta inmoral de una esposa quede probada por el testimonio de cuatro testigos presenciales, tal como se estipula en el versículo 15 anterior, el esposo, al divorciarla, tiene derecho a exigir la devolución de la totalidad, o de parte, de la dote que le entregó al firmarse el contrato de matrimonio. Si ‑-como permite la Ley Islámica-‑ la dote no fue entregada a la novia al celebrarse el matrimonio, sino que tomó la forma de una obligación legal por parte del marido, este queda libre de dicha obligación en el caso de que la esposa sea culpable de un acto de indecencia demostrado.

Capitan Manchas dijo...

Muchas gracias Dizdira, me ha encantado la entrada.
Ya me habías advertido de "que en estas cosas, por mucho que se quieran buscar explicaciones, hay un núcleo fundamental que no las admite". Lo que creo haber entendido es que tu fe proviene de una experiencia místico-religiosa sin la cual no existiria, y pienso que quizá sea la unica manera de ser realmente creyente.

Ernesto dijo...

Silvano, esto de la menstruación viene de la Tora... como otra muchas cosas del Corán, como es lógico.
Muhammad (Mahoma) no consideraba impura a la mujer cuando tenía la menstruación, como sí ocurría entre los judíos. Incluso sabemos que una vez haciendo el salat apoyó la cabeza en el suyud en el muslo de Aisha estando menstruante.
Imam an-Nisa'i (nacido en el año 214-215 de la hégira, siglo IX) nos explica por qué insistía tanto sobre el tema de la menstruación en su capítulo sobre el ritual de la purificación: el Profeta quería reaccionar contra el comportamiento fóbico de la población judía de Medina, que declaraba tabú a la mujer que tenía la regla: "Les ordenó (a los creyentes de sexo masculino que preguntaban por ese tema) que comieran con sus mujeres, que compartieran el lecho, que hicieran con ellas lo que quisieran salvo copular".

Ernesto dijo...

Silvano, sobre Surah 2:229, cambia "repudio" por divorcio, hasta el lenguaje es tendencioso, y no lo digo por tí.
Y se refiere a que debe devolver la dote, siempre que la mujer no justifique el por qué quiere divorciarse. Esto también lo hacen las muy católicas guineanas (Guinea Ecuatorial) cuando se divorcian.
Te dejo esta otra traducción, a ver si pillas la diferencia, y un comentario añadido:
Sura 2 Versículo 229
Un divorcio puede ser [revocado] dos veces, después de lo cual, o bien se reanuda el matrimonio en forma honorable, o se disuelve de buenas maneras. No os es lícito quedaros con nada de lo que hayáis dado a vuestras esposas; a menos que ambos [cónyuges] teman no poder mantenerse dentro de los límites fijados por Dios: así pues, si teméis que no puedan mantenerse dentro de los límites fijados por Dios, no incurrirán en falta ninguno de los dos por aquello a lo que ella renuncie [en favor del marido] a fin de quedar libre. (Corán Sura 2: 229)
Muhámmad Asad: “Todas las autoridades coinciden en que este versículo se refiere al derecho incondicional por parte de la esposa a divorciarse de su marido; tal disolución del matrimonio a instancias de la esposa se denomina jul. Existe un número de Tradiciones bien autentificadas acerca de que Yamila, la mujer de Zabit ibn Qais, acudió al Profeta exigiendo divorciarse de su marido y aduciendo que, a pesar de su carácter y conducta irreprochables, ‘le desagradaba tanto como caer en la incredulidad después de haber aceptado el Islam’. El Profeta, entonces, ordenó que le devolviera a Zabit el huerto que este le había entregado como dote (mahr) por su casamiento, y dictó la disolución del matrimonio.”

Ernesto dijo...

Más, sobre Surah 4:15 te dejo a Ndeye Andujar, pero antes matizarte que encontrar a esos cuatro testigos es materialmente imposible, pero eso otro día, o lo buscas tú:
Pero veamos detenidamente lo que dice el Qur’án:
Sura 4, An-Nisa (Las mujeres)
(15) Y PARA AQUELLAS de vuestras mujeres que cometan una indecencia, buscad a cuatro testigos presenciales; y si dan testimonio de ello, recluidlas en sus casas hasta que les llegue la muerte o Dios les procure una salida [por su arrepentimiento].
(16) Y castigad [de igual modo] a ambos culpables; pero si se arrepienten y se enmiendan, dejadles en paz: pues, ciertamente, Dios acepta el arrepentimiento y es dispensador de gracia.
Cabe mencionar lo siguiente:
1) La palabra fahisha (traducida aquí por “indecencia”) remite a “todo lo que sobrepasa los límites de la conducta recta (grosero, orgulloso, lúbrico, obsceno)”. No se ha de entender pues únicamente como “fornicación”, incluso si la fornicación (al igual que el adulterio) están incluidos.
2) El aya [4:15] se refiere únicamente a las mujeres, mientras que el aya [4:16] se refiere a hombres y mujeres a la vez. El aya [4:15] acaba con las palabras: Allahu lahunnasabilan ; literalmente: Al-lâh su vía. Los traductores más fieles al texto coránico como aquí lo traducen como “Dios les procure una salida” o bien “Al-lâh les abre una vía”. Encontramos la palabra sabilan en muchos ayat del Qur’án. Por ejemplo, [4:143] : [...] A quien Dios deja que se extravíe no encontrarás forma de encaminarle. Por lo que en mi opinión podemos pensar que es de lo que se habla en el aya [4:15], es la posibilidad para una persona de retomar el camino de Al-lâh, es decir, de arrepentirse. Además en los ayat siguientes se habla de arrepentimiento. El castigo evocado en el aya [4:16] está explicitada en el [24:2] en el caso en el que haya siná (adulterio). Evidentemente, no puede tratarse de una pena de muerte, puesto que sino, el culpable no tendría la posibilidad de rectificar su actitud.
3) La diferencia entre el trato del hombre y de la mujer (el hecho que la mujer sea encerrada y no el hombre) puede explicarse por el hecho de que los hombres son responsables del mantenimiento de la familia, es decir, se trata de un concepto económico debido a un contexto específico [4:34].

Ernesto dijo...

Silvano, qué coñazo, esto lo deberías haber hecho tú antes de preguntar. A no ser que lo hayas hecho a mala leche. Esta respuesta es más larga, pero vale la pena, la dejo en dos partes, porque no cabe:
Sobre la Surat 4:34. ¿Tiene el hombre derecho a pegar a su mujer?
“… wa l-latî tajâfûna nushûçahunna fa’dzûhunna wa ihÿurûhunna fî l-madâÿi’ wa idribûhunna.”
(Qur’án, surat 4, an-Nisa’, aleya 34)
Este pasaje ha sido objeto de innumerables exégesis e interpretaciones a lo largo de la historia. El problema que nos ocupa se origina en el carácter polisémico de la última palabra, idribûhunna. Según numerosos autores, el verbo daraba en este contexto significa “pegar, golpear”, con lo cual el Corán estaría permitiendo, como último recurso, pegar a las esposas:
“A aquellas con las cuales tengáis una disputa,
amonestadlas; luego dejadlas solas en el lecho;
y pegadlas.”
Esta posibilidad es recogida por LA MAYORÍA DE los TRADUCTORES DEL CORÁN A LENGUAS OCCIDENTALES.
El Islam es contrario a los malos tratos, citando las fuentes autorizadas: el Corán y la Sunna.
En relación a la aleya mencionada (4: 34), no puede hablarse de “maltratar” o “golpear físicamente”. En todo caso, se trataría de “golpear” en un sentido figurado: dar un golpe de efecto para propiciar un cambio.
Esta interpretación estaría en concordancia con la Sunna de Muhámmad (sobre él la paz), quien manifestó claramente su rechazo a toda forma de violencia contra las mujeres.
Hadices donde Mahoma afirma “No golpeéis a las siervas de Al-lâh”, “El que pega a su mujer es el peor de los hombres”, y “El mejor de entre vosotros es el que mejor trata a su mujer”.
En la mayoría de las traducciones a las lenguas occidentales, el verbo daraba en la aleya mencionada es traducida como “pegar” o uno de sus derivados
...En esta polémica, el punto determinante es el significado de la aleya 34 de la surat an-Nisa’. En diversas comparecencias, los musulmanes citados a declarar por parte de la acusación explicaron que el verbo daraba es eminentemente polisémico y que en el propio Corán tiene significados divergentes.

— Viajar, irse: 3:156; 4:101; 38:44; 73:20; 2:273

— Golpear: 2:60,73; 7:160; 8:12; 20:77; 24:31; 26:63; 37:93; 47:4

— Pegar: 8:50; 47:27

— Dar (ejemplos): 14:24,45; 16:75,76,112; 18:32,45; 24:35; 30:28,58; 36:78; 39:27,29; 43:17; 59:21; 66:10,11

— Llevarse, privar: 43:5

— Condenar: 2:61

— Sellar, tapar: 18:11

— Cubrir: 24:31

— Explicar: 13:17

Ernesto dijo...

Silvano, que coñazo, 2ª parte. Sobre la Surat 4:34:
En el Corán, daraba aparece al menos con diez significados diferentes, que no son sino algunos de los más de treinta significados de este verbo árabe. Cuando los alfaquíes explican la manera de realizar las abluciones (wudu), utilizan este verbo: “echar” (daraba) agua sobre el rostro. Otros sentidos son: “imprimir” (moneda), “multiplicar” (números), de “terminar” (un trabajo), etc. A partir de aquí, se entiende que cada lector del Corán en árabe lee esta parte de la aleya según su propio entendimiento.
El saudí Dr. Abdul Hamid Abu Sulayman, presidente del International Institute of Islamic Thought y rector de la Universidad Internacional Islámica de Malasia afirma en su artículo ‘Chastising Women: A Means to Resolve Marital Problems’: “Una lectura correcta del término coránico daraba conmina al marido a ‘separarse’ de la esposa, a ‘distanciarse’ de ella y a ‘irse’ del domicilio conyugal”. Además, señala que cuando el Corán habla de “golpear físicamente” utiliza el verbo jalada (azotar), como al principio de surat an-Nur (castigo en caso de adulterio).
Edip Yuksel —traductor del Corán al turco— afirma que la traducción ‘pegadlas’ es errónea, y que debería traducirse como ‘separaros’. Uno de los significados de daraba es el de ‘viajar’, ‘irse’, como en el propio Corán (3:156; 4:101; 38:44; 73:29; 2:273). Esta opinión es compartida por numerosos autores, como Asma Barlas (en su libro ‘Beliving Women’, 2002), Mohammed Abdul Malek (artículo ‘Does The Quran Sanction The Beating of Women?’), Uzma Mazhar (‘Treatment of Wife’), entre otros.

Esta lectura se ve reforzada por la aleya completa y la siguiente. Hay que distanciarse un poco para ver el cuadro completo. El conjunto puede ser entendido como sigue: si tenéis problemas domésticos, en primer lugar tratar de dialogar, con calma. Si esto no soluciona el problema, dejar a vuestras mujeres solas en el lecho. En caso extremo, lo mejor es separarse. Si están de acuerdo, en ningún caso busquéis una excusa para injuriarlas. Buscad un arbitro para zanjar vuestras disputas y formalizar el divorcio.
Esta traducción está en consonancia con otros pasajes coránicos donde se trata el tema del divorcio.
...A la plausible traducción de wa idribûhunna como “(en último extremo) separaros”, Ahmed Ali ofrece una alternativa. En su traducción del Corán publicada por la Princeton University Press (1988; pp. 78-79) traduce an-Nisa 34:

“As for women you feel are averse, talk to them suasively; then leave them alone in bed (without molesting them) and go to bed with them (when they are willing).”
Donde unos leen “pegadlas”, Ahmed Ali lee “iros a la cama con ellas”. Es decir: hacer el amor. Esto puede parecer una frivolidad, y sin embargo, Ahmed Ali se basa en dos autoridades indiscutibles para justificar su traducción.
...“Por muchas razones rehusamos la acepción de este daraba de 4:34 como ‘golpear’ ó ‘pegar’. Pero la primera de ellas fue el considerar que, de tener esta significación, sería el único caso en todo el Corán de daraba en el sentido de ‘golpear’ ó ‘pegar’ que no especifica “en dónde se pega” o “con qué se golpea”.
...Estas traducciones (separarse/ hacer el amor/ dar un golpe de efecto) tienen la ventaja de no entrar en contradicción con otros pasajes del Corán relativos al trato entre esposos, de no chocar con el ejemplo de Muhámmad (saws) y con las enseñanzas del Islam en su conjunto. Sobre este tema, Muhámmad (saws) fue tajante: “No golpeéis a las siervas de Al-lâh”. No hay nada que añadir.
A partir de aquí, cada uno puede quedarse con la opinión que mejor le parezca,
http://abdennurprado.wordpress.com/2005/09/27/el-coran-en-los-tribunales-espanoles-el-%E2%80%9Ccaso-kamal%E2%80%9D-y-la-libertad-del-islam-en-espana/

Ernesto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ernesto dijo...

Surat 24:31, Silvano.
Aquí, lo que quiere decir es quese tapen las tetas, te queda claro así? No sé si esta pregunta que haces es irónica.
(24: 31). Aquí, la palabra de referencia no es hiyab, sino jimar, que era el tocado usual de las mujeres árabes antes y después de la llegada del Islam y que dejaba al descubierto los senos porque era muy holgado… Las creyentes no deben enseñar el escote (sus senos) por pudor y decoro, evidentemente, pero sobre todo para evitar el estado de frenesí y violencia sexual que existía en las sociedades preislámicas, es decir, como protección. Por lo tanto, no debemos ignorar el contexto en el que se estableció esta conveniencia. Lo que nos debe quedar claro es que no se menciona en ningún momento la necesidad de cubrirse el pelo.
http://www.webislam.com/?idt=468

Ernesto dijo...

Y para terminar, Silvano.
"Parece ser que sí que dice al menos un tipo de deshonestidad en <a href="http://quran.com/17/32>Surah 17:32</a>
"¡Evitad la fornicación: es una deshonestidad! ¡Mal camino...!" "
Ya se menciona anteriormente la tendenciosidad de las traducciones a los idiomas occidentales del Corán.
Mira esta misma Surat:
"Y no cometáis adulterio[37] --pues, ciertamente, es una abominación y un mal camino."
En fin, que sólo tenías que haber buscado un poco. O puede que esas otras "interpretaciones" que tú has indicado le sean más gratas a tu forma de pensar.
Un saludo sin acritud.

Dizdira Zalakain dijo...

Silvano:
Antes de nada, una pequeña corrección -que, de todos modos, no afecta gran cosa a tu argumento sobre el hecho de que el Corán es más "moderno" que la Torah y, por tanto, más "digerible" para estómagos actuales. El judaísmo normativo no data de la edad del Bronce. En la edad del Bronce no existía nada ni remotamente parecido al judaísmo en el mundo, por más que las leyendas nos hablen de monoteístas fervientes esclavizados en el Egipto del Imperio Nuevo. Hay unanimidad entre los historiadores medianamente serios acerca de que las primeras ortodoxia y la ortopraxis hebreas datan de la época del exilio en Babilonia (siglo VI a.C.) Es más, en esta época los judíos tenían todavía creencias radicalmente distintas a las actuales (por ejemplo, no creían en la existencia del alma ni en la vida de ultratumba.) En realidad lo que hoy conocemos por judaísmo es posterior a la destrucción de Jerusalén por Tito (70 d. C). El cristianismo, tal y como hoy lo conocemos, no empieza a tomar forma hasta por lo menos el siglo IV. Por tanto, las diferencias cronológicas con el Islam son menores de lo que parecen. Siendo un poco laxos, podríamos decir que el Islam, el Cristianismo y el Judaísmo, tal y como los conocemos hoy, son fenómenos de la Antigüedad Tardía. No creo que sea correcto considerar al Corán como medieval. Compara un texto árabe realmente medieval -por ejemplo, de Ibn Arabi- con el Corán y obtendrás la misma abismal diferencia de mentalidad y estilo que pueden detectarse entre un texto de Agustín de Hipona y otro de Tomás de Aquino.

Y ahora ya, con respecto a tus "ataques" (tú mismo los denominas así.)

-Yo no me considero feminista, aunque no sé si lo sería en el sentido bien entendido al que te refieres. En cualquier caso, algo de no-sexista debo ser, porque me mosquea bastante que cada vez que digo que soy mujer y musulmana, me enseñen pasajes del Corán en las que las mujeres salimos mal paradas. Tú mismo reconoces que hay otros campos en los que atacar, pero te centras en ese. Si fuera un hombre, seguramente, me habrías brindado la posibilidad de poder hablar de algo que no sea "propio de mi sexo".
Pero hay otro motivo más por el que me fastidia esto de justificar las azoras "machistas" del Islam. Y es lo poco original que resulta la acusación. O mejor dicho, lo guionado que está el asunto. De pronto, coincidiendo con la caída del Muro de Berlín, Occidente descubre que los musulmanes son intolerablemente machistas, al mismo tiempo que olvida la malvada frialdad homicida de los eslavos, como en su tiempo olvidó que los negros se comían a los misioneros. Para demostrarlo, los estudiosos occidentales descubren azoras machistas del Corán (que hasta 1990 habían permanecido, al parecer, ocultas) y nos explican que el Islam y los derechos de la mujer son incompatibles. Seguramente por eso, Nigeria, Indonesia, Senegal, Pakistán, Irak y Siria disfrutaban de sufragio femenino antes de 1950, mientras que Suiza, Portugal o Liechtenstein disfrutaron hasta hace poco de mujeres con derecho a llevar minifalda pero sin derecho a votar.
Espero que me disculpes no entrar a justificar cada uno de los ejemplos de machismo coránico que citas. Creo que todos ellos admiten una justificación o explicación general.
(sigue...)

Dizdira Zalakain dijo...

(continuación...)

Las aleyas del Corán sobre la mujer son machistas para los españoles del 2011. Por ejemplo, ésta:
4:11. "Alá os ordena lo siguiente en lo que toca a vuestros hijos: que la porción (i.e: la herencia) del varón equivalga a la de dos hembras."
Sin embargo, para nuestros padres, ¡el Corán resultaría demasiado feminista! En España, con la excepción del breve período de la República, las mujeres no tenían derecho absolutamente a ninguna herencia (lo de la mitad habría sido todo un avance.) Es más: si la mujer trabajaba, el administrador y propietario legal de su sueldo era el marido. Esto ha sido así hasta antesdeayer. La situación en otros países era muy similar.
Por otra parte, los textos religiosos, filosóficos, políticos, literarios, etc. lo suficientemente antiguos como para que Google Books los pueda ofrecer íntegros son casi invariablemente más machistas que el Corán. Busquemos alguna obra literaria simpática y popular y que nadie, que yo sepa, ha censurado por ser machista. Por ejemplo, Drácula, de Bram Stoker. Leamos algunas de sus "aleyas":
"Supongo que nosotras las mujeres somos tan cobardes que pensamos que un hombre nos va a salvar de los miedos, y nos casamos con él." "Mi querida Mina, ¿por qué son los hombres tan nobles cuando nosotras las mujeres somos tan inmerecedoras de ellos?" "Pero ahí tiene, no puede fiarse uno de los lobos, así como no puede uno fiarse de las mujeres.""Yo traté de ser riguroso con él, de la misma manera que se es con una mujer en iguales circunstancias; pero no dio efecto. ¡Los hombres y las mujeres son tan diferentes en su fortaleza o debilidad nerviosa!" "Debo aparentar un semblante sereno, y si me siento con ganas de llorar, él no debe saberlo. Supongo que es una de las lecciones que nosotras, las pobres
mujeres, tenemos que aprender..."
Espero que los aficionados a la obra del escritor británico no tengan que soportar la tabarra que soportamos los musulmanes con el tema del feminismo. A pesar de su mal gusto literario, no se lo merecen.
Si en vez de compararlo con la civilizada Europa de hace 40 ó 100 años. lo comparamos con la Arabia de principios del siglo VII o, simplemente, con el planeta Tierra en el siglo VII, el mensaje sobre las mujeres de el Corán resulta ostensiblemente feminista. Tanto que la mayoría de las sociedades que poco después fueron islamizadas hicieron caso omiso de sus indicaciones sobre la mujer (algo así como nuestro Tribunal Constitucional cuando hace caso omiso de la violación sistemática de preceptos constitucionales fundamentales.)
Así pues, y para rebatir definitivamente tu primer argumento, el Islam, tal y como lo conocemos hoy, es solo ligeramente posterior al Cristianismo y al Judaísmo tal y como los conocemos hoy. Los derechos de la mujer no mejoraron significativamente en el mundo en ese lapso de tiempo (siglos II al VII) Si acaso, más bien empeoraron. Para colmo, el judaísmo y el cristianismo tal y como los conocemos hoy se gestaron en un entorno social (el Imperio Romano) en el que la mujer poseía muchos más derechos que en el entorno en el que se gestó el Islam. Por tanto, en términos relativos, no es hacer propaganda decir que el Islam es notablemente feminista.
(sigue...)

Dizdira Zalakain dijo...

Ahora bien, argumentarás, tú no consideras al Islam solo como un fenómeno historico y, por tanto, susceptible de relativizarse, sino como una religión que para ti, como creyente, es absoluta. Así que te ves en la disyuntiva de rechazar la absolutez de tu religión o de aceptar sus preceptos machistas.
-Lo primero que debo responder a esta objeción es que para que yo me viese en la necesidad de rechazar la absolutez de algo, primero tendría que tener un criterio de cuya absolutez estuviese más segura. Así, tendría que disponer de un criterio absoluto que determine en qué consiste el machismo. Pero, salvo que la España del 2011 constituya una singularidad en la historia de la humanidad, habrá que suponer que lo que la España de 2011 considera machista tal vez sea muy distinto de lo que considere el Singapur del 2350 (si es que existe Singapur en ese año.) ¡Y entonces resultará que yo habré renunciado a mi fe por un criterio acerca del machismo que, de todos modos, iba a quedar anticuado enseguida! No puedo tirar por la borda lo que mediante mi experiencia religiosa subjetiva creo que es absoluto a cambio de lo que por mi conocimiento objetivo sé que es relativo. Eso sería como cambiar un número de Lotería del que tengo la intuición que va a salir premiado por uno que ya se ha sorteado y sé que no tiene premio.
No quiero decir con esto que a mí, europea del 2011, me satisfaga lo que el Corán dice sobre las mujeres. Pero es que para los musulmanes el Corán no es un Código Civil, es un texto sagrado y, como tal, lo contemplamos sub specie aeternitatis, es un texto que debe situarse por encima de cualquier moda, tiempo o lugar, pero que -como no podría ser de otro modo, pues entonces no lo entenderíamos- está escrito con palabras y conceptos que sí que tienen un tiempo y un lugar (la Arabia del siglo VII.)
-Lo segundo que hay que decir, pues de otro modo alguien podría acusarme de fundamentalista, es que el Corán no puede tomarse al pie de la letra. Cuando digo "no puede" no estoy diciendo "no debe", estoy diciendo que es imposible (con lo que el tema de si se debe o no carece de sentido planteárselo). Ningún texto que no esté escrito en un lenguaje formal puede tomarse al pie de la letra, porque sus letras tienen muchos (casi infinitos) pies.
El texto del Corán, por más que constituya para nosotros los musulmanes la revelación de Dios, no tiene más remedio que estar escrito en un lenguaje que los humanos puedan entender y ello implica, paradójicamente, un lenguaje que nadie puede entender exactamente del mismo modo. Interpretar las prescripciones del Corán "correctamente" no es una cuestión filológica, sino una decisión ética. Por ejemplo, el pasaje que citas en el que parece justificarse que el marido pegue a su mujer es discutido por los sabios filólogos (como casi todas las aleyas) ¿Qué significaba en aquel tiempo la palabra árabe que suele traducirse al castellano por "pegar"? No niego la utilidad cientifica de estas pesquisas, pero al final es el árabe del siglo VII o el indonesio del siglo XIX o el turco del siglo XXI el que tiene la responsabilidad ética de interpretar esa aleya. Pero es que la responsabilidad ética no se limita tan solo a la interpretación del texto. Suponiendo que el texto estuviese escrito en un lenguaje perfecto imaginario carente por completo de ambigüedades y, por tanto, en el que no es necesario interpretar nada, la realidad a la que ese texto, en caso de ser normativo, debe aplicarse también precisa de interpretación. Por ejemplo, si se nos prohibe insultar al prójimo, tendremos que interpretar si una determinada expresión, que no constituye un insulto para una persona, tal vez lo constituya para otra.

(sigue...)

Dizdira Zalakain dijo...

El resumen que podríamos hacer de toda esta chapa es que tienes razón cuando dices que los textos sagrados son, en efecto, "verdades" inmutables. Pero te falta añadir que, por necesidad, como textos que son, sagrados o no, han de ser interpretados. La interpretación no es una modernez que hay que inventarse para evitar los pasajes que hoy nos resultan incómodos del Corán. Los pasajes del Corán fueron incómodos desde el primer día en que fueron redactados y han sido interpretados por cada musulmán que los ha leído. Antes eran incómodos por feministas, hoy por machistas. Yo confío en que mi conciencia más exigente, eso que he denominado "experiencia ética", sea la única que se sienta cómoda con mi interpretación del Corán y también que mi "experiencia religiosa" me ayude a sobrellevar tanta incomodidad.
Muchos musulmanes, incluso los más renombrados sabios, suelen terminar sus exposiciones sobre religión diciendo "pero Alá sabe más." Es un sano relativismo paradójicamente basado en la aceptación de lo absoluto.
--------------------------------------------
Ernesto:
¿200 eurazos por llevar velo? ¿Dónde, dónde? ¿Y por un burka? ¿Dan 600? Es como para plantarse dejar de currar.

Después de escribir a Silvano me he encontrado con tus detalladas y maravillosas explicaciones sobre las aleyas polémicas. Afortunadamente yo había enfocado la respuesta en un plano más general y abstracto con lo que al final las dos respuestas resultan complementarias y no se solapan.
Muchas gracias por todo lo que dices y también por lo que prudentemente callas, eres un cielo. Que Alá te guarde.

-------------------------------------------

Capitán Manchas:
Sí, en efecto, lo has entendido perfectamente. La experiencia religiosa me parece la base sin la cual, la religión se quedaría, como mucho, en código de buena conducta social.

Ernesto dijo...

Silvano, por qué te dije que es casi imposible que haya cuatro testigos?
Adulterio. En primer lugar, los adúlteros deben confesar su culpa, no pudiéndose considerar la maternidad como una confesión. En segundo lugar, son necesarios cuatro testigos presenciales, sin ser ninguno miembro de la familia de los encausados, ni tener asuntos o intereses con ellos. Por si fuera poco, los testigos tienen que ver el adulterio en acto, viendo el coito hasta el punto de que no se pueda pasar un hilo entre los presuntos adúlteros.
Existe una tradición del Profeta en la cual un hombre le pregunta: “Mensajero de Dios, entonces, ¿si encuentro a mi mujer con otro debo ir a buscar cuatro testigos?” El profeta Muhammad contestó: “Sí”. Existen también una serie de prescripciones tendentes a proteger la privacidad de estos asuntos, tales como los castigos por calumnia. En la mayoría de los casos una acusación de adulterio acaba con el castigo del que acusa, dada la dificultad de verificarse. Siguiendo de manera estricta las normas del Derecho islámico, es casi imposible verificar el adulterio, y el Corán nos conmina a aceptar el arrepentimiento en caso de que así sea: “Si se arrepienten y se enmiendan, dejadles en paz” (Corán 4:15-16).

Anónimo dijo...

Prepárate Dizdira, esto va a ser como lo de que Leonor era una empresaria al servicio de Gadafi, ahora nuestros amigos de los "medios alternativos" pondrán este artículo cada vez que hagas algo como para intentar deslegitimar.

Jose Luis Forneo dijo...

Dizdira, gracias por intentar explicarnos por qué eres musulmana, aunque sea dificil intentar poner en palabras algo asi. Personalmente, como ateo, no me interesa tanto lo que dice exactamente un versiculo de la Biblia o el Coran; todas las religiones son "buenas" o "malas" (obviando la simplificacion que suponen esos conceptos) dependiendo de los intereses que haya detras, especialmente politicos y economicos. Por eso es mas importante como se vive la religion en cada caso, y si se anteponen los valores humanos y solidarios que una religion supone a las imposiciones ideologicas de nacionalismos o sistemas. Un cristiano puede ser buena persona, y un musulman tambien (tambien ambos pueden ser malos), por lo que lo que importa realmente no es la maniquea interpretacion del poder o de determinados intereses de los versiculos o una surah, sino como se mantiene el origen y sentido inicial de una religion: que los hombres sean hermanos los unos de los otros y que se construya una sociedad sin injusticia. Y en este sentido el mensaje de Jesus (antes de ser manipulado y usado para justificar imperios y negocios eclesiasticos) y el de Mahoma, que justamente recoge, difunde y amplia el mensaje del primero, son mensajes de paz, respeto y libertad (no confundir con la libertad Coca Cola), y por lo tanto, muy cercanos a los movimientos ideologicos que pretenden eliminar de la faz de la tierra la explotacion de unos hombres por otros.

En cuanto al mensaje de que los musulmanes, asi en grupo, no respetan a la mujer, es un mensaje, como dices, totalmente maniqueo y llevado por motivos ideologicos y de dominacion. La Biblia esta llena de versiculos que denigran a la mujer y se acepta con naturalidad que las iglesias catolicas son la casa de dios y hay que respetarlas. Incluso el Papa va a venir a Madrid con todos los gastos pagados como un hombre espiritual y honorable, cuando su mensaje y su actitud no tienen nada que ver con el respeto o con la solidaridad cristiana (mas bien todo lo contrario). Como dices, las "normas" que da un libro sagrado se hacen para interpretar un tiempo concreto de la historia (cuando se escriben), pero, aunque se intente hacer creer que son mensajes inmortales e inmutables, la historia cambia, las relaciones sociales y economicas tambien, y por lo tanto, la interpretacion lo mismo. La clave esta en que esa interpretacion deberia que ser en base al sentido mas profundo de ls religiones, la solidaridad, la igualdad, la justicia, y no para justificar precisamente lo contrario: la dominacion, la explotacion, el poder...

Un saludo

Avendetta dijo...

Dizdira, muy buen post y sobre todo muy honesto. No sé si conoces la obra de Farid Esack, pero creo que te interesaría mucho, especialmente su obra "Quran, Liberation and Pluralism" y una reflexión más personal que tituló "On Being a Muslim". Yo leí ambos con mucho gusto.

pcbcarp dijo...

Como te vengo leyendo desde hace ya tiempo, diría que a lo mejor uno de los factores que te llevaron al Islam -una vez aceptada la exstencia de Dios- es que el Islam es bastante más sensato y racional que las demás religiones que tienen dioses. Ya te lo dije en otra ocasión, me parece: si yo me encontrara con Dios creo que me haría musulmán para tener una religión sensata.

En cuanto a la experiencia mística, que es universal, el budismo Zen, por ejemplo, que se dedica a buscarla sin buscarla, no la relaciona con Dios aunque los síntomas sean los mismos que en la mística cristiana o musulmana.

Avendetta dijo...

De todos modos, los debates circulares no nos llevarán a ninguna parte si no reconocemos que el islam contemporáneo está necesitado de una hermenéutica acorde con los tiempos. Ya son muchos los intelectuales que están inmersos en esa tarea (pienso concretamente en la obra de gente como Abdolkarim Soroush, Hasan Hanafi, Amina Wadud, Farid Esack... y muchos otros), y no por presiones externas sino porque dentro de las propias comunidades musulmanas (tanto las mayoritarias como las que viven como minorías) exigen que se produzcan esos debates. No se puede ignorar que las comunidades musulmanas de todo el mundo se enfrentan a graves problemas y contradicciones en todos los ámbitos (género, sexualidad, modelos económicos, etc.), pero no creo que más que otras sociedades. Sobran los jeques "estrella" de la televisión vía satélite que se dedican a reproducir estupideces a cada cuál más horrenda (léase Qaradawi, por poner un ejemplo conocido), y hace falta más reflexión sobre los verdaderos problemas, que no son si la gente tiene que llevar o no pañuelo o si se ejecuta a los homosexuales a pedradas o tirándolos desde un barranco.

Avendetta dijo...

Se me olvidó, claro, Nasr Hamid Abu Zaid, que falleció el año pasado. Creo que algún día no muy lejano se le reconocerá su justo lugar.

Ernesto dijo...

Y por qué tiene Dizdira que justificar su fe?
Si fuera católica, alguien le hubiera preguntado por qué es católica?
Alguien ha preguntado a los comentaristas (muchos de ellos) de este blog por qué son comunistas?
----
San Agustín comenta así la respuesta del Señor: Mirad que respuesta tan llena de justicia, de mansedumbre y de verdad. ¡Oh verdadera contestación de la Sabiduría! Lo habéis oído: Cúmplase la Ley, QUE SEA APEDREADA LA ADÚLTERA. Pero ¿cómo pueden cumplir la Ley y castigar a aquella mujer unos pecadores? Mírese cada uno a sí mismo, entre en su interior y póngase en presencia del tribunal de su corazón y de su conciencia, y se verá obligado a confesarse pecador. SUFRA EL CASTIGO AQUELLA PECADRA, pero no por manos de pecadores; EJECÚTESE LA LEY, pero no por sus trasgresores (San Agustín. Tratado sobre el evangelio de San Juan. 33,5).
La lapidación se siguió practicando en el nombre de Cristo, hasta no hace tanto tiempo, incluso en los EEUU. Es conocido el caso de las brujas de Salem, el cual ha merecido varias películas. No se si en ellas se muestra la muerte por lapidación con la cual el tribunal (cristianísimo) condenó a uno de los acusados de brujería. El reverendo George Burroughs, antiguo ministro del pueblo, fue señalado como el jefe del grupo de hechiceras y Giles Cory, de 80 años, fue aplastado con grandes piedras al negarse a declarar por una acusación en su contra.
Pero Alá sabe más.

KobaRascayú dijo...

Saludos Dizdira. He constatado lo que ya sabía: además de todo, eres valiente. Nunca he tenido necesidad de dioses ni religiones (salvo que integrarme a los dieciséis años en una célula del PCE pudiera considerarse como la entrada en una iglesia o en una secta) y aquello del opio del pueblo me sigue viniendo al pelo a día de hoy, con su complejidad y sus nuevas manifestaciones. Soy respetuoso con la mayoría de las personas y con la mayoría de sus creencias (hasta que considero que debo dejar de serlo) y no necesito nada más en cuestiones de religión. Bien es cierto que en los ámbitos en los que me relaciono doy fe de mi ateísmo y no me preocupo de ser políticamente correcto en ningún sentido.
Me he acordado de una frase del olvidado Pepe Díaz (secretario general del PCE durante la Guerra de España) y aquí la dejo aunque me parece un poco populista y no especialmente revolucionaria: "No queremos atacar los sentimientos religiosos de nadie. Aunque nosotros no los abriguemos, los respetamos en quienes los sientan de buena fe. Lo que no queremos es que se abuse de esos sentimientos como arma de opresión. No queremos que se utilice el banderín religioso como pantalla de explotación: el que quiera rezar, que rece; el que quiera escuchar un sermón, que lo escuche; nosotros no trataremos de impedírselo; pero, queremos ante todo, que el parado coma. No consentiremos que las iglesias sean enormes concentraciones de riqueza, mientras los parados se mueren de hambre".
Ahora que en Madrid comienza el estado de excepción por la llegada de Benito XVI y sus huestes nacionalcatólicas, tus palabras escritas son un cierto bálsamo ante la personificación del mal, ante el fascismo cotidiano y la mentira e hipocresía como forma de vida.
Salud y adelante. Gracias por tu blog.

KobaRascayú dijo...

Se me olvidó decirte que he hecho propaganda de La cocina de Dizdira en distintos lugares, webs, foros y similares. Incluso me han dado las gracias.

Ernesto dijo...

Pepe Díaz es uno de los asesinos de Nin, no?
No fue este Díaz uno de los instigadores de la contrarevolución? Acabar con las colectivizaciones en las fábricas, en el campo et...
Creo que está bien como está, olvidado.
Aunque he de reconocerle un último acto de dignidad en su vida, quizás por su mala conciencia, el suicidio.

Ernesto dijo...

No parece esto altamente sospechoso? Ha dado la vuelta al mundo. La detención de un desconocido antisitema (no sé si lo será, le daremos el beneplácito...) en una manifa ha dado la vuelta almundo, alucinante. Debo ser un auténtico conspiranóico:
La imagen de Gorka Ramos con la cara ensangrentada mientras era trasladado esposado por tres policías antidisturbios ha dado la vuelta al mundo. Desde India a Estados Unidos, pasando por Alemania, Italia o Cuba, los medios más prestigiosos han contado la historia del periodista arrestado por hacer su trabajo, informar.
La agresión al periodista de lainformacion.com que cubría la última hora de las protestas del movimiento 15M a través de twitter también ha sido reflejada por otros medios internacionales de prestigio como el Washington Post, The Guardian, Forbes, Bussiness Week, Boston.com, CBS o el diario portugués A bola.
...la televisión canadiense CTV, el mayor canal privado del país, se han hecho eco de la brutal carga policial.En Bélgica, el diario flamenco Standaard también recoge lo ocurrido y el diario El Tiempo, de Colombia, también.
Las noticias de la agresión y la detención han corrido como la espuma y el hashtag #periodistadetenido se ha convertido en el trending topic más repetido en España y está entre los 40 primeros a nivel mundial, con importante presencia en países como Estados Unidos, Reino Unido, Portugal, Argentina o Nicaragua.

http://insurgente.org/index.php?option=com_content&view=article&id=8163:la-detencion-del-fotografo-gorka-ramos-da-la-vuelta-al-mundo&catid=139:estado-espanol&Itemid=557

Ernesto dijo...

Pepe Díaz es uno de los asesinos de Nin, no?
Mejor digamos, uno de los responsables del asesinato de Nin, es más preciso.

Capitan Manchas dijo...

Ernesto:
Nadie le ha pedido a Dizdira que justifique su fe. Yo, por mi parte, lo único que hice hace unos dias fue pedirle que hablara de como se hizo creyente. Tenia mucha curiosidad de saber, y cito textualmente, "como alguien con tu profundidad intelectual puede hallar la fe". Tambien le dije que comprendia que podria tratarse de un tema demasiado personal como para compartirlo con un desconocido. A Dizdira se veque no le pareció mal la idea y escribió esta entrada. Y como en todas la entradas hay comentarios e intercambios de opiniones.

Capitan Manchas dijo...

Quiero hacer notar que mi curiosidad no era acerca de porqué se habia hecho musulmana, si no de porqué se habia hecho creyente. Hubiera estado igual de intrigado (o incluso mas) si se hubiera declarado católica.

X dijo...

Entiendo que solo hay materia en movimiento, y que no existe el alma, los dioses, ni los paraísos, resurrecciones y demás. Se me hace muy cuesta arriba entender eso que llamas experiencia religiosa. La explicación que puedo darle a ese fenómeno es una sugestión psicológica provocada por algún estímulo que habría que determinar, pero que estaría al margen de intervenciones divinas, así como la experiencia estética estaría provocada por ejemplo por un cuadro, aunque no todo el mundo pueda experimentarla. Es decir, lejos de negar la existencia de ese tipo de experiencias, las causas habría que buscarlas en la materia a pesar de la atribución que haga el individuo que la experimenta.

No busco polemizar porque sé muy bien que jamás podríamos llegar a un acuerdo sobre este punto, así que tan solo planteo mi visión al respecto precisamente como reconocimiento de la tuya.

Por lo demás, apuesto por la libertad de conciencia religiosa, y si alguien quiere ser católico, musulmán… por mí no hay ningún problema siempre que no se involucre la religión en asuntos de Estado. En el caso de España, la religión católica, a la que tengo un asco considerable por las razones históricas que todos conocéis.

Reconozco que sentía curiosidad, aunque nunca te lo hubiera preguntado porque pienso que esas cosas pertenecen a la intimidad y pueden, como dices, ser complicadas de explicar y de entender. También reconozco que esperaba otro tipo de explicación, digamos, más biográfica.

Aunque ateo sin remedio, te leeré igualmente si decides tratar temas religiosos o explicar tu religiosidad explícitamente si es que de alguna forma lo necesitas.

Saludos.

Ernesto dijo...

No te enojes, Capitan Manchas, es mi forma de expresarme por escrito, en persona, con el lenguaje corporal verías que mi pregunta no era tan agresiva como aparenta.
Puede que Dizdira se hiciera musulmana porque lleva una revolucionaria dentro, y el Islam fue una revolución en su tiempo, una revolución en beneficio del Hombre, una revolución en beneficio de todos.
Permíteme esta licencia, Dizdira mía.
Ya sabes que te tengo presente en mis oraciones.

Ernesto dijo...

Pero Alá sabe más.

Anónimo dijo...

Si entre los que leen la Torá
hay villanos y hay santos,
entre los que leen la Biblia
hay villanos y hay santos,
y entre los que leen el Corán
hay villanos y hay santos,
¿qué valor tienen, entonces,
Torá, Biblia y Corán?
¡Has de saber, oh, hermano,
que más importantes que los libros sagrados
son quienes leen los libros sagrados!
Pues cada persona saca lo que lleva dentro.
Anónimo magrebí. Siglo XIII d.C.

Anónimo dijo...

- Invitado: No creo en Dios. Soy escéptico y solo creo en la materia, en aquello que se puede ver y tocar...
- Ramana Maharshi: ¿Dice ud. ser escéptico y sin embargo cree que existe aquello que se puede ver y tocar?...¡menudo escepticismo de pacotilla! Lleve su ateismo hasta sus últimas consecuencias y NO CREA EN NADA. De ese vacío surgirá LA VERDAD

Ernesto dijo...

Muy bueno, Anónimo.
¡Has de saber, oh, hermano,
que más importantes que los libros sagrados
son quienes leen los libros sagrados!
Pues cada persona saca lo que lleva dentro.

Anónimo dijo...

- Invitado: soy religioso y creyente, pero no consigo que mi alma esté en paz y estoy lleno de miedos...
- Ramana Maharshi: dice ud. ser creyente, pero seguro que a la menor dificultad o contraridad se está lamentando a Dios de su suerte...¡menuda creencia de pacotilla! Lleve su creencia hasta sus últimas consecuencias y SOMÉTASE POR COMPLETO SU DESTINO. Actúe, pero no se apegue a los frutos de su acción. De ese sometimiento surgirá LA VERDAD.

Silvano dijo...

Buenas,
joder, que de comentarios, muchas gracias a Ernesto y a Dizdira por responder a mis preguntas. Tengo que confesar que cuándo he estado buceando en el korán he encontrado muchas más torahs sobre derechos de la mujer (y del hombre) que de desigualdades, de hecho las que he puesto son prácticamente todas las que he encontrado. Parece que las diferencias entre hombre y mujer se centran en la poligamía masculina y en el adulterio, lo demás son interpretaciones enrevesadas y adiciones no pertenecientes a Mahoma.

No fui guardando los enlaces, pero supongo que un par de cosas criticables en el korán son la fijación por castigar y expulsar a los infieles o las torahs que se refieren a los privilegios del profeta (ilimitado número de mujeres, inviolavilidad de sus aposentos,...). La primera parte creo que se explica por sí misma desde una perspectiva humanista e internacionalista, el respeto desde la igualdad. Respecto a lo segundo, siendo sólo un hombre guiado por Allah, ¿qué es lo que hace que sus derechos como hombre fueran privilegiados respecto a los de los demás? Ciertamente esos versos parecen animados por un deseo personal...

Tienes toda la razón Ernesto al indicar el problema de las traducciones, la que he tomado lo he hecho por la calidad de la web en sí, no por otra razón. Los musulmanes leéis el korán original y ello os preserva de las traducciones maniqueas aunque deja a aquellos menos letrados indefensos ante la evolución de las palabras. Para traducciones horrendas la biblia católica, tanto del nuevo como del antiguo testamento.
Muy interesante lo que expones sobre los variados significados del verbo daraba, ciertamente esto responde a mi pregunta y me muestra una larga discusión que desconocía.

A todos aquellos que responden con una crítica al cristianismo o al catolicismo, comparto sus críticas (con lo fácil que es encontrar cosas para criticar en la iglesia católica), pero no vienen a cuento. Es como cuándo criticas a uno del PSOE y te dice para responderte que el PP es peor. Una crítica se contrapone con una prueba de ser falaz o con una reparación de la falta.

Y ¿por qué preguntar por qué? Pues porque yo, personalmente, no me motivo sin un por qué y los busco en los demás. De muchos católicos que me rodean ya sé la respuesta, es una cuestión meramente cultural basada en la educación. La respuesta de un converso siempre es mucho más interesante, él te dará su propia razón, no la de los demás ni una que le venga impuesta.

Dizdira Zalakain dijo...

Anónimo:
Hombre, no creo que sea así. En los medios "alternativos" esos queda fatal utilizar la religión de alguien para deslegitimarlo (otra cosa es que hablemos de Libertad Digital y similares). Por ejemplo, nuestra querida propagandista nini-otánica anti-iraní con tribuna en Kaos y Rebelión, Nazanin Amirian, es tan musulmana como yo. Bueno, mucho más, que ella es más veterana.

José Luis Forneo:
Así es, la interpretación de los textos sagrados cambia. Yo sobre todo quiero recalcar dos cosas sobre este asunto:
-Que cambia guste o no, por necesidad. Aunque uno quiera ser el fundamentalista textual más extremo necesariamente terminará interpretando.
-Que, por tanto, la interpretación debe hacerse en consonancia con los principios generales de esa religión y, sobre todo, con la conciencia. Con lo cual, interpretar el Corán o la Biblia no es una responsabilidad intelectual, sino ética.
Así, por ejemplo, cuando el típico banquero musulmán interpreta la prohibición coránica de la riba en el sentido de que "no hay que dar préstamos con intereses abusivos" en vez de en el sentido de que "no hay que dar préstamos con ningún tipo de interés", son él y su conciencia los responsables de esa interpretación. Que no intenten vanamente quitarse la culpa de su usura amparándose en tal o cual autoridad o tal o cual triquiñuela semántica.

Avendetta:
No conocía a ninguno de los autores que citas. Gracias por la recomendación. Seguro que son muy interesantes, así que intentaré ponerme al día.

pcbcarp:
Esa característica la -relativa- mayor racionalidad en comparación con el cristianismo es algo que no ha influído en mi "conversión" al islam. Suena muy manido y muy mistico, pero me parecería más correcto expresarlo diciendo que en la conexión entre el Islam y yo, yo he sido la elegida, no la electora.
Eso no quita para que, a posteriori, me satisfaga que, en efecto, el Islam es teológicamente más razonable.
Desde un punto de vista histórico es sorprendente comprobar cómo una sociedad culta y avanzada como la helenista fue capaz de aceptar una doctrina tan delirante como la de Pablo de Tarso y, en cambio, una sociedad de beduinos prefirió una construcción teológica mucho más racional.

Ernesto:
Bueno, Ernesto, ya te ha comentado Capitan Manchas los antecedentes en los que se basa esta explicación del por qué de mi fe. Yo solo añadiré que para mí ha sido interesante y agradable hacerlo.
Y sobre el caso Gorka Ramos ¿cómo no ser conspiranoico? ¿Qué explicación damos entonces a que una agresión policial, una de entre los cientos que habrá de ellas a diario, dé la vuelta al mundo mediático y las demás no aparezcan ni en la prensa local?

KobaRascayú:
Muchas gracias por lo de la propaganda: siendo tú militante comunista desde los dieciséis años seguro que es algo que se te da de maravilla.
Quería decir una cosa sobre las interferencias entre religión y Estado. Yo creo que el Estado ideal debe permitir la libertad religiosa y no favorecer a ningúun credo en concreto. Pero no estoy de acuerdo con la idea burguesa liberal de que la política y la religión son cosas distintas, de que la religión debe quedarse en el ámbito privado. Que el Islam se quede en el ámbito privado es el sueño de la OTAN (y lo mismo puede decirse con respecto al Catolicismo en El Salvador o Nicaragua). Otra cosa es que haya quienes utilizan el Islam (o el Cristianismo) para justificar políticas criminales. Pero que haya quienes utilizan los libros para difundir ideología fascista no debería llevarnos a prohibir la publicación de libros.

Capitán Manchas:
Así fue, como tú dices y yo no estoy sino agradecida por el interés que mostraste. Pero se te ha olvidado que llegamos al acuerdo de que tú, a cambio, contarías cosas sobre tus viajes a Nicaragua ;)

Dizdira Zalakain dijo...

X::
Te agradezco que me comentes tus objeciones a esa parte de mi exposición más árida en la que intento justificar que ser creyente no es algo irracional. Intentaré aclarar algunos posibles malentendidos y explicarme algo mejor:
Lo que he denominado como "mi" experiencia religiosa no consiste en ver ángeles, ni oír voces, ni en que se me aparezca la virgen de Lourdes. No ingiero cornezuelo y hace bastante que no funo porros: todo lo mas un Farias. ;)
Llamo experiencia religiosa, no a percibir algo distinto que los demás no perciben, sino en, a veces, percibir las mismas cosas de un modo nuevo. En el ejemplo del cuadro y la experiencia estética, dos personas distintas perciben el mismo cuadro, pero una, además de percibirlo del modo "normal", lo percibe de un modo nuevo, el estético. Por mucho que le explique al otro en qué consiste, si el otro no ha tenido nunca experiencias estéticas, no entenderá nada: verá un lienzo con cosas más o menos bien dibujadas.
La explicación de la experiencia estética no precisa acudir a causas sobrenaturales. La causa "material" de la experiencia estética al ver un cuadro es el cuadro, en efecto, pero a ello hay que añadir una serie de procesos psicológicos que quizá algún día la neurología sea capaz de describir con exactitud y que en muchos casos pueden verse facilitados por situaciones especiales (ingesta de psicotrópicos, falta de sueño, situaciones emocionales especiales, etc.) . Del mismo modo, la experiencia religiosa -por paradójico que pueda sonar- no precisa explicarse con causas sobrenaturales. Para Tolstoi la causa material fue la visión de un paisaje, para Juan de la Cruz, la música o el cielo nocturno, para algunos místicos sufíes la belleza de la persona amada, todo ello "digerido" por una serie de procesos psicológicos que quizá algún día la neurología puieda igualmente describir con exactitud y que, como en el cass de las experiencias estéticas, pueden verse facilitados por ingestión de sustancias psicotrópicas, ayunos o vete a saber qué.
Ahora bien, una cosa es aceptar -como yo acepto- que todas las cosas pueden y deben tener una explicación científica, natural, o como se la quiera llamar y otra cosa es suponer que esa explicación es lo único singinificativo, lo único importante, lo único de lo que cabe hablar racionalmente.
(sigue...)

Dizdira Zalakain dijo...

Por ejemplo. Tú y yo creemos que el universo es materia (o, para estar más en sintonía con la física moderna, energía) sometida a leyes naturales. Pero cuando vemos cómo una bomba de la OTAN destroza a una familia de libios no nos limitamos a constatar las razones físicas por las cuales se ha producido la explosión, o las medicas por las que esas personas han muerto. Ni siquiera nos limitamos a buscar, en un ámbito científico distinto, las causas socioeconómicas que, según el esquema explicativo marxista, han llevado a ese piloto a lanzar esa bomba. Aparte de todo esto, y yo diría que por encima de todo esto, lo que percibimos es indignación y compasión, es decir, profundas e intensas experiencias éticas ante las que la ciencia se encoje de hombros. Y son más bien esas experiencias éticas y la desesperación que provocan las que nos mueven a buscar explicaciones científicas. Yo no comencé a leer a Marx movida por el placer estético, sino por el dolor ético.
Así pues, no es incompatible afirmar que solo la ciencia puede explicar los fenómenos físicos de todo tipo que suceden en el mundo con afirmar que el ser humano es mucho más que un detector-medidor-predictor de fenómenos físicos. Que, de hecho, un tipo que se quedara impasible ante el bombardeo y se limitara a hacer cálculos físicos o a elaborar teorías sociológicas ni siquiera merecería el nombre de ser humano. De hecho, casi nadie se mueve o se interesa en su vida cotidiana, ni siquiera los científicos profesionales, por experiencias meramente empíricas. Son las otras, las éticas y las estéticas, las que nos preocupan y nos mueven a actuar.
Pues bien: todo esto que puede decirse de las experiencias éticas puede trasladarse sin el menor cambio a las religiosas. No se basan en nada sobrenatural sino en el mundo que nos rodea, exactamente como las demás experiencias. Y no es que, al tener una experienca religiosa, yo piense "Esto debe habérmelo enviado Dios, luego Dios existe." No es eso. Tú no piensas en quién te ha mandado una experiencia ética cuando tienes una. Lo que ocurre es que la experiencia religiosa consiste en que de pronto percibes algo en relacion con Dios, del mismo modo en que, mediante una experienca ética, percibes algo en relación con el bien y el mal.

Con respecto a que esperabas una explicación más biográfica, no sé si el no cumplir tu expectativa significa que te ha defraudado o al contrario. He preferido no acudir a aspectos biográficos en parte por pudor y en parte porque creo que éstos, al no ser generalizables, no tienen mayor interés.

Ernesto dijo...

Silvano, un saludo.
Respecto a "la fijación por castigar y expulsar a los infieles" deberías ser más concreto, si me dices a qué te refieres te lo agradecería. Porque no sé si se refiere a cuando estaban en guerra (defensiva, ya que eran atacados por los no creyentes, infieles, y entonces se entiende esa expulsión), o a lo religioso. Porque si alo religioso se refiere, esto que dices casa bastante mal con esto:
Exhórtales, pues, [Oh Profeta]; tu tarea es únicamente exhortar:
no puedes obligarles[a creer].
Corán 88:21-22).
Y di: “La verdad [viene] de vuestro Sustentador:
así pues, quien quiera, que crea, y quien quiera, que la rechace”.
Corán 18: 29).
A esto ahora lo llamaríamos libertad de culto, libertad de credo, de religión...
Y sobre los privilegios también te agradecería concretaras más.
Aunque lo de la inviolavilidad de sus aposentos no me parece nada extraño, eso debería ser para todo el mundo.

X dijo...

Anónimo 14:30

Me temo que ese versículo que apunta va por mí. Tampoco yo creo solo en lo que se puede ver y tocar.

Dizdira:

Seré claro en dos puntos para evitar malentendidos: a) no creo que estés loca, por si acaso piensas que insinué eso en mi comentario anterior. Al contrario. B) No me has defraudado en ningún momento por nada.

De hecho tardé en escribir mi comentario porque no sabía si de alguna forma podía ofenderte (cosa que no pretendo) al explicar mi postura ante unos hechos a los que seguro les das mucha importancia en tu vida, pues de esa experiencia religiosa que has tenido deriva tu actual comportamiento religioso, que además implica pleno sometimiento a dios, y eso no es ninguna tontería. Poco conozco de tu religión, lo suficiente para saber que las “exigencias” son superiores a las de un católico medio, por ejemplo. Y no digo que eso esté mal.

El sábado estuve viendo un documental, creo que en Odisea, sobre unos musulmanes que viajaban a la Meca. Ellos también narraban sus intensas experiencias religiosas, y nada había en ellos que me hiciera dudar de la existencia de dichas experiencias. Pero todo giraba necesariamente en torno a aceptar la existencia de dios.

En cualquier caso, acepto la realidad de tus experiencias religiosas, y también me alegra que te hayan hecho mejor persona o que de alguna forma puedas ser más feliz.

Por cierto, jamás habría imaginado tu gusto por los Farias. Eso sí que me decepciona profundamente. Mira que hay puros estupendos.

Anónimo 14:30 dijo...

Para X:

Si el Dios al que ud. hace referencia es un "alter ego" que juzga a los humanos desde las alturas, soy tan ateo como ud., se lo aseguro. pero si Dios está "más cerca de nuestra vena yugular", como Dice el Corán, entonces no puedo ser ateo, por que Dios es la existencia misma. (Uno de los 99 nombre de Dios dentro del Islam es al-Hayy, el Viviente). Depende del punto de vista que adoptemos.

eSedidió dijo...

Hay que ver lo que da de sí una conversión....

Dizdira Zalakain dijo...

X:
No existe ningún malentendido (bueno, sí, por tu parte, que quizá hayas pensado que yo estaba ofendida y en absoluto era así.) Al contrario, me sorprende el respeto y la tolerancia con que una persona atea "militante" como tú ( y los demás igualmente) has tratado el tema. Con lo del cornezuelo etc. no quería decir sino que las experiencias religiosas no tienen por qué producirse mediante estados alterados de conciencia -o por lo menos no más que en el caso de las experiencias estéticas, por ejemplo. Yo creo, aunque me avergüence reconocerlo, que en mis tiempos recientes de ateísmo no hubiese sido tan comprensiva, ya que tendía a menospreciar intelectualmente a cualquiera que se "tragase" el cuento de que Dios existía.
Mi problema con los Farias no es que me gusten: es que fumo bastantes y mi economía no da para nada mejor -yo por lo menos no conozco nada mejor por 1 euro. Precisamente ayer por la noche me fumé un Cohiba de una caja que me regaló un amigo que había viajado a Cuba -y no veas la diferencia... Voy a ver si en las reivindicaciones del 15-M dicen algo sobre bajar el precio de los puros.

Ernesto:
Como sigas así te veo de imán. Por cierto, que con imanes como tú habría conversiones masivas al Islam.

Dizdira Zalakain dijo...

Anónimo:
Gracias por tus citas. La sabiduría de los maestros hindúes es proverbial. Yo lei hace algún tiempo cosas de Sri Nisargadatta Maharaj y me pareció una persona de una impresionante seriedad filosófica, a pesar de que nos puede echar para atrás el tópico sobre los hippies, Sánchez Dragó, la autoayuda y demás.

Ernesto dijo...

Sánchez Dragó?
Que Dios, Alá, Buda... nos pille confesados.
Ahora mismo me voy a poner unas velitas.
Y a comer unos dátiles en rama, tres euros el kilo, tú, y cojonudos, de Tunez. Esto del ramadán es la hostia, pero en cuanto acabe, se acabaron los dátiles en la tienda.
Podría durar un par de mesecitos más.

Anónimo 14:30 dijo...

Estimada Dizdira:

Puedo equivocarme, desde luego, pero en mi opinión, lo último en lo que pensaban personajes como Ramana Maharsi o Sri Nisargadatta era en su "seriedad filosófica". Aunque los viésemos ahí sentados, pareciendo que no hacían nada, su camino es pura práctica, pura acción. Aunque suene un poco snob, me viene a la cabeza la frase que Morfeo le dice a Neo en Matrix, y que me aplico a mí mismo: "Con el tiempo aprenderás que hay diferencia entre conocer el camino y andar el camino. Yo solo puedo mostrarte la puerta, eres tú quien debe abrirla."
Que Allah la bendiga, Dizdira. No comparto muchas de sus posturas, pero admiro su honestidad.

AJotAtxe dijo...

Esto de las experiencias éticas, estéticas y religiosas me suena... :)

Dizdira Zalakain dijo...

Qué va. Serán imaginaciones tuyas. De qué te va a sonar si no nos conocemos de nada ;)