domingo, 1 de mayo de 2011

Caso Pérez Becerra. La sinrazón de Estado.

Los entusiastas de la Revolución Bolivariana en Venezuela, entre los que me cuento, nos encontramos la semana pasada ante una noticia que en principio parecía la enésima campaña mediática para desprestigiarla. Pero tras contrastar distintas fuentes de confianza parece que podemos dar por ciertos los siguientes hechos.

-El activista político Joaquín Pérez Becerra fue detenido por las autoridades venezolanas el pasado 23 de Abril en el aeropuerto de Maiquetía. Pérez Becerra se dirigía a Caracas en un vuelo procedente de Frankfurt.
-El Gobierno emitió ese mismo día un comunicado oficial en el que afirmaba que Pérez Becerra estaba requerido por los órganos de justicia de la República de Colombia, a través de INTERPOL, con difusión roja, y justificaba la detención en base a su compromiso [del Gobierno, no de Pérez Becerra] inquebrantable en la lucha contra el terrorismo, la delincuencia y el crimen organizado, en estricto cumplimiento de los compromisos y de la cooperación internacional, bajo los principios de paz, solidaridad y respeto a los derechos humanos.
-Tras pasar dos días detenido e incomunicado, sin que se respetase el procedimiento de Habeas Corpus, fue entregado a las autoridades colombianas para ser juzgado por "vínculos con el terrorismo".
-El Gobierno venezolano no respondió a ninguna de las solicitudes de información que durante estos dos días le fueron presentadas por diversos grupos políticos y sociales.
-Joaquín Pérez Becerra fue miembro del partido UP (Unión Patriótica) que se fundó en 1985 como una vía legal y pacífica de participación política que sustituyese a la vía militar de las FARC. En su primera comparecencia electoral, en la que participaron en coalición con el Partido Comunista de Colombia, lograron ser el tercer partido más votado. A partir de entonces los paramilitares del gobierno y los capos del narcotráfico, en especial Gonzalo Rodríguez Gacha, asesinaron a más de cien cargos electos y a más de 4000 militantes del partido. Esto obligó a muchos de ellos a exiliarse. Uno de esos exiliados era Pérez Becerra, cuya esposa fue igualmente asesinada por los paramilitares del gobierno (los mismos que siguen gobernando hoy Colombia.) Quien desee conocer más sobre este asunto puede ver el documental El Baile Rojo.
-Consiguió asilo político en Suecia. Allí volvió a casarse y tuvo un hijo, lo que le dio derecho a solicitar la nacionalidad sueca. Pérez Becerra renunció a su nacionalidad colombiana y desde entonces se ha dedicado a denunciar a través sobre todo de la web Anncol los continuos crímenes del gobierno Colombiano el cual, con una macabra desvergüenza le acusa hoy de ¡terrorista!
-Joaquín Pérez Becerra fue un entusiasta admirador del proceso hacia el socialismo en Venezuela y mostró siempre su apoyo público al liderazgo del comandante Hugo Chávez.

Hasta aquí los hechos. Tras ellos llegaron las reacciones desde la izquierda. La mayoría de estupor e indignación. También hubo quienes, ante el silencio de Chávez para justificar su actitud, procuraron justificarla por su cuenta. De entre las opiniones de estos últimos, la más difundida y de argumentos más sólidos quizá haya sido la del bloguero Iván Maiza.
Aunque no la menciona expresamente, sus argumentos giran en torno a la razón de Estado o realpolitik. Pero ¿qué defienden los que defienden la razón de Estado?
La razón de Estado, en breves palabras, consiste en considerar que, cuando se asumen tareas de gobierno, a veces surgen dilemas en los que es preciso sacrificar un bien o principio ético, para salvaguardar otro bien o principio ético de mayor rango. Por ejemplo, un gobierno puede ordenar una cuarentena a los tripulantes de un barco en el que se sospecha existen varios pasajeros enfermos por un virus mortal extremadamente contagioso. Al hacerlo, puede estar condenando a muerte a los pasajeros que aun no estaban contagiados, pero gracias a eso evita un mal mayor: la muerte de miles de personas que podría producirse si no se decretase la cuarentena.
Otra manera de expresarlo es que el fin justifica los medios, cuando el beneficio que se obtiene con el fin (salvar miles de vidas) es superior al perjuicio que se provoca con los medios (condenar a muerte a una docena de personas).
Pues bien, Iván Maiza y otras personas que han opinado como él sostienen (no necesariamente de manera expícita) estas dos cosas:
1- Que la razón de Estado es un correcto principio de gobierno.
2- Que el Gobierno de Venezuela ha actuado en aplicación de esa razón de Estado, en el caso Pérez Becerra.

El punto 1 ha sido criticado elocuentemente por Néstor Kohan en relación a este caso. Para él, la razón de Estado no sólo es inmoral sino que además es ineficaz. No es realista. No es pragmática. No sirve más que para llevarnos al fracaso.
Yo no podría discutir sobre si es inmoral o no. La conciencia de cada uno es un mundo y hasta la nuestra nos resulta un misterio. Como creyente, creo que solo Dios la conoce y la puede juzgar. Sólo espero no tener que verme nunca en la situación de tener que elegir entre lo malo y lo peor.
Pero sí tengo una opinión formada sobre su realismo, su pragmatismo o su capacidad para hacernos triunfar fracasar. Y en esto discrepo con Kohan. Para argumentar mi postura no tengo más que recordar el ejemplo arriba citado de la cuarentena. Puedo además entender que un anarquista o un ultraliberal desprecie por principio la razón de Estado, pero no comprendo que lo haga un socialista o comunista.
Pero estar de acuerdo con el punto 1 es una cosa y estar de acuerdo con el 2 es otra muy distinta. No toda acción que se vende como razón de Estado es legítima. Sencillamente porque no todas las que se publicitan como tales son verdaderas razones de Estado. Una legítima acción de razón de Estado es aquella en la que el fin justifica los medios, es decir, aquélla en la que el bien común sacrificado se compensa con un bien común mayor salvaguardado.
Ahora bien, la clave aquí está en evaluar si el bien salvaguardado es mayor que el sacrificado y si la cuestión es realmente dilemática, es decir, si solo existen estas dos opciones: o sacrificar "A" y salvar "B", o salvar "B" y sacrificar "A".

Apliquemos la teoría al caso Pérez Becerra.

La explicación oficial del Gobierno venezolano, expresada en el comunicado citado de 23 de Abril y luego ratificada por el Canciller Nicolás Maduro no admite dilema alguno, ni aplicación alguna de la razón de Estado. El Gobierno afirma que actúa apegado al Derecho Internacional, y en cumplimiento estricto de su compromiso en la lucha contra el terrorismo, la delincuencia y el crimen organizado.
Es decir, según su propia versión oficial, el Gobierno no ha tenido que resolver ningún dilema a la hora de entregar a Pérez Becerra a las autoridades colombianas, ya que considera que el Derecho Internacional está bien como está y Joaquín Pérez Becerra, uno de lo supervivientes de la masacre de los paramilitares colombianos, es un presunto terrorista, criminal o delincuente.

Esta versión oficial, que, en sintonía con los paramilitares y los narcotraficantes, denomina terrorista y criminal al superviviente que denuncia el terror y el crimen, debería ser ya suficiente para que cada uno saque sus conclusiones sobre la llamada Revolución Bolivariana.
Ahora bien, tenemos la razón de Estado. La razón de estado quizá ha hecho necesario que el Gobierno de Venezuela deba no solo enviar a una víctima ante sus criminales verdugos sino también denigrarla e insultarla. Esta es la explicación no oficial, pero sí la que dan algunos defensores de Hugo Chávez, como Iván Maiza. El hecho de que la web TeleSur y las de ARN y RNV hayan publicado su artículo quizá pueda interpretarse como una aprobación tácita extraoficial de que, en efecto, hubo razón de Estado en el caso Becerra.
Iván Maiza afirma básicamente lo siguiente: el Gobierno de Venezuela (en contra de lo manifestado oficialmente) considera un revolucionario y un amigo a Pérez Becerra. Pero ha debido sacrificarlo para lograr mejorar las tensas relaciones con Colombia, vecino muy peligroso que cuenta con el apoyo militar in situ de EEUU. De no ceder al chantaje de las autoridades colombianas, Chávez se vería obligado a aumentar su gasto militar y a adoptar una serie de medidas de seguridad impopulares que acabarían por dar la victoria electoral a la derecha oligárquica.
Según Maiza, el DAS (la agencia de inteligencia de Colombia) urdió una trampa a Pérez Becerra para que viajase a Venezuela. Cuando éste había salido del aeropuerto de Frankfurt, la Interpol, en coordinación con el DAS, activó el código rojo contra él de modo que Chávez, se vio en la disyuntiva o de entregar a su camarada cumpliendo con la legalidad internacional o de poner en grave peligro la Revolución, otorgando a sus enenmigos una excusa legal para atacarla. El Comandante optó por lo primero, considerándolo el mal menor, es decir, un medio justificado por un fin superior.
Ahora bien, retomando nuestro esquema de arriba, nos preguntamos:
-¿El único modo de evitar una agresión internacionalmente legitimada por parte de Colombia era éste?
Pensamos que no, por dos razones.
1.- La deportación de Pérez Becerra no era la opción más respetuosa con el Derecho Internacional, al contrario: lo incumple especialmente por el hecho de que el deportado no es ciudadano colombiano, sino sueco. Chávez podría, por ejemplo, haberse limitado a no permitirle la entrada en el país y mandarlo de vuelta a Frankfurt.
2.- El respeto al Derecho Internacional y la sumisión a los chantajes de los aliados de EEUU no es ninguna garantía de no ser agredido, más bien al contrario. La historia reciente y presente es una prueba de ello irrefutable (Irak, Libia, Costa de Marfil...) Parece mentira que eso no lo sepa ya Chávez a estas alturas.

Así pues, la decisión de Chávez no es una auténtica razón de Estado. Porque la deportación de Becerra ni se ajusta al Derecho Internacional ni ajustarse al Derecho Internacional es garantía de que la ONU respete la soberanía de una nación.

Además de esto cabe señalar que, aun en el supuesto de que el sacrificio de Becerra fuera útil para evitar la agresión imperialista, no está claro que una insegura tregua con los enemigos imperialistas sea un bien por el que merezca la pena traicionar la confianza y el apoyo de millones de personas (entre las que me incluyo) en Venezuela y en todo el mundo.

Esta no es una crítica de una ilusa, de una izquierdista divina, de una progre de pancarta y buen rollito, ni tampoco la de una kamikaze ideológica. Nunca he criticado que Chávez intente mantener buenas relaciones con Rusia, a pesar de lo profundamente inmoral del régimen que la gobierna. Ni siquiera critico que intente mantener un buen tono diplomático con asesinos como Obama o Santos. Pero es que todo eso forma parte de una razón de Estado valiente, responsable y sensata. La deportación de Becerra es una sinrazón de Estado o, aun peor, me temo, una razón de estadista, pero además cobarde, inútil y estúpida.
Y si no lo es, si hay algo que se nos escapa, explicarlo abiertamente a quienes han dado su confianza al Comandante, no es sólo una exigencia democrática inexcusable: es, ésta sí, una razón de Estado. Porque sin revolucionarios no hay revolución.

Quizá, en el próximo golpe de estado que Santos o sus amigos le organicen, Hugo Chávez no tendrá ya al pueblo para defenderlo. ¿No es esta una buena razón de Estado?
Entrevista desde la cárcel a Joaquín Pérez Becerra.


P.D. Hugo Chávez acaba de hablar sobre el asunto. Por desgracia, confirma las sospechas y mantiene más o menos los mismos argumentos que Iván Maiza. Considera equiparable entregar a un periodista al gobierno criminal de Colombia y entregar a un terrorista a Cuba. Como si ambos regímenes fuesen igual de legítimos.
Los aplausos y vítores dirigidos por los asistentes al discurso que vemos en el vídeo creo que son muy elocuentes. Caras tristes, manos que aplauden...




Muy recomendable el artículo de Jorge Capelán.

25 comentarios:

X dijo...

Pues Chávez ya habló sobre el caso Becerra.

Es cierto, la tesis de Maiza es la tesis oficial.

Por lo que se ve Chávez está muy lejos de rectificar. Sus declaraciones han sido repugnantes.

Saludos.

Anónimo dijo...

En este "affaire", he visto en Chavez el miedo. El miedo en cabeza ajena.
Esa es mi impresión a vuela pluma, aunque parezcz una paranoia.

Besarkada bat.

Dizdira Zalakain dijo...

X:
Muchas gracias por actualizarme la información; he añadido el triste discurso de Chávez al artículo..

Anónimo:
Es muy posible que Chávez haya sentido miedo pero se equivoca al creer que el hecho de claudicar tan cobardemente va a servirle de protección. Muy al contrario, la historia nos muestra que esto será interpretado -y ya lo está siendo- por parte de la derecha como un acto de debilidad. Creo que Chávez ha comenzado a cavar su tumba (y, lo que es peor, la de la Revolución Bolivariana.)

Jose Luis Forneo dijo...

No se si miedo, lo cierto es que el caso Becerra ha hecho bastante daño a la revolucion bolivariana. Esperemos que no lo pague en las proximas elecciones o en el proximo golpe que, seguro, Santos, apoya, mientras Becerra, no. Y es que Chavez deberia saber quienes estan del lado del antimperialismo y el Socialismo y no empezar a confundir las cosas...

Saludos

Anónimo dijo...

Después de lo que está pasando en Libia es normal acojonarse.

CÉLULA COMUNISTA dijo...

Correcto post, permíteme que no lo haya leído entero, pero es que los artículos demasiado largos en los blogs no funcionan.
Bien, de entrada, absolutamente de acuerdo con que la "razón de estado" no procede en un país democrático, en todo caso procede el estado-de-derecho. En ese caso, si se han vulnerado los derechos de una persona privada, mal, muy mal.
Lo que procede es una denuncia del Estado venezolano y, en su defecto, una crítica sistemática del "socialismo" venezolano.
Ahora bien. Dicho todo esto, y hasta aquí la teoría, que pienso que se debería cumplir y respetar, dicho esto, también procede, como no, a reconocer y respetar los procesos revolucionarios originales, en el marco del "bolivarianismo" que se vienen desarrollando en América Latina desde la llegada de Hugo Chávez y V República primero, PSUV después, al poder, y esto es tan importante como denunciar lo otro. Porque sólo desde este reconocimiento, podemos profundizar en la revolución democrática que vive América Latina, deslindando traiciones de genuinos cumplimientos del Poder Popular y defensas del Estado democrático de derecho.
¿No te parece? Así que adelante con la revolución bolivariana y adelante con la soberanía popular.

Jorge Capelán dijo...

En descargo del Comandante Chávez y la Revolución Bolivariana hay que decir que esto que se hizo contra Joquín Pérez Becerra es la norma en la política bolivariana. Pero es un grave error, como tú Dizdra escribes, "una sinrazón de Estado o, aun peor, me temo, una razón de estadista, pero además cobarde, inútil y estúpida".

Sí, el argumento de Kohan es malo y no sólo eso, es en el fondo liberal.

Una crítica alternativa la puedes encontrar en un texto que acabo de publicar:

http://tortillaconsal.com/tortilla/node/8317

Jorge

Jorge Capelán dijo...

"esto que se hizo contra Joaquín Pérez Becerra NO es la norma" (perdón, me comí el "no")

Jorge Capelán dijo...

...y otro análisis del compañero, colega y amigo toni solo:

http://tortillaconsal.com/tortilla/node/8320

Dizdira Zalakain dijo...

José Luis:
Esperemos que esto solo sea un borrón a olvidar y no un punto de inflexión.

Anónimo:
En mi opinión, lo Que pasa en Libia debería servirle a Chávez de escarmiento en pellejo ajeno. Recordemos que Gaddafi también cedió a los chantajes en 2001 y colaboró con la política "antiterrorista" de Bush. Ahora está recibiendo su recompensa.

Célula Comunista:
Tengo que corregirte una cosa. Dices que estás de acuerdo conmigo en que "la razón de estado no procede en un país democrático." Sin embargo, yo he mantenido lo contrario: la razón de Estado me parece necesario mantenerla en muchos casos. Lo que pienso es que en el caso Becerra no había razón de Estado.
Pero, bueno, supongo que el malentendido es porque el artículo era largo y no lo has leído completo.

Jorge Capitán:
Sinceramente, un artículo magnífico, del que suscribo cada palabra. Felicidades.
También me parece muy pertinente el paralelismo histórico que nos recuerda el texto de Toni Solo.

Gracias y saludos.

Vladimir dijo...

Ante la confusión creada por esta noticia desastrosa, tu artículo, con la capacidad de análisis y síntesis que te caracteriza, así como el de Jorge Capelán son una gran ayuda para poner las ideas en orden y las cosas en su sitio.
Días tristes estos en que un mito y una esperanza se nos ha venido abajo.
La credibilidad del 'comandante' está herida de muerte, ya no es de fiar.
Se habían encendido las alarmas, cuando hace poco, entregaron a Colombia a varios guerrilleros, que huyendo, habían cruzado la frontera -creo que alguno herido-.
Hace unos días, en el más puro estilo populista, anunció a bombo y platillo, que el sueldo mínimo y las pensiones iban a subir un 15% en abril y un 10% en septienbre, como una gran mejora para los trabajadores. Ocultando que la inflación interanual en marzo era de más del 27%.
En fin, para echarse a llorar.
P.D. No te guardo rencor por borrarme un comentario del 4 de abril, sobre un tema del 31 de marzo, acerca de la Ley de Partidos. Nadie es perfecto.

eSedidió dijo...

Esta mañana, muy tempranito, me puse a leer tu artículo y quise comentar, y en ese momento se me bloqueó el ordenador. Vigila tus espaldas, forastera, que están cayendo chuzos de punta.
Mi comentario iba en relación con el de la "Célula comunista". Concretamente lo de "permíteme que no lo haya leído entero, pero es que los artículos demasiado largos en los blogs no funcionan", frase pinturera donde las haya, amén de reflexionada y claramente marxista (facción groucho). Con esta inefable entradilla resulta superfluo decir que ya no seguí leyendo el resto, llevado de la máxima "porque es que los comentarios ...... (rellénese la línea de puntos con el epíteto adecuado) no funcionan en los blogs, ossea". Es una lástima que en el reparto, a esta célula no le haya tocado el papel de neurona.
Por lo demás, no veo yo la manía que teneis de degradar a Chavez al rango de comandante, con lo bien que le queda la boina y el medalleo. Generalísimo como mínimo.

Dizdira Zalakain dijo...

Vladimir:
No recuerdo haberte censurado ningún comentario. En mi blog no hay censura previa. Y cuando se censura un comentario a posteriori, que yo sepa, aparece un texto que dice algo así como "comentario borrado" que lo delata. De todos modos, si, por cualquier circunstancia que ignoro, tu mensaje no apareció publicado, creo que mejor hubiera sido decírmelo en su momento. Te hubieras ahorrado pensar que fue cosa mía y además la gente podría haberlo leído cuando el post estaba aun "vivo". De todos modos, si aun lo conservas y quieres publicarlo, te invito a que lo hagas.
Y, por supuesto, valoro como se merece que, a pesar de creer que yo te he censurado, aun quieras seguir comentando por aquí. Te lo agradezco, y dice mucho en tu favor.

Dizdira Zalakain dijo...

eSedidió:
Bueno, al ver que ponías un comentario en lo de Chávez, ya me temía una coña tuya del tipo "¡Te lo dije!."
Pero tu crítica a lo del vestuario y el cargo militar me resulta más fácil de rebatir.
Lo de llamarlo comandante es porque es comandante, supongo.
Sobre lo del vestuario. Creo que rara vez vas a verme defender en este blog a un presidente de gobierno con americana y corbata. Por alguna razón que ignoro, los líderes antiimperialistas se visten de maneras muy raras y a veces incluso más horteras que con ese traje de boda-agente de seguros habitual en los lacayos del imperio. El hábito no hace al monje, desde luego, así que espero que Hugo Chávez no lleve bajo el hábito de Comandante Bolivariano un corazón vestido de Matías Prats

eSedidió dijo...

Pues va a ser que no: es teniente coronel. Pero lo de comandante suena mucho mejor, lo reconozco, sobre todo para hacer cancionciñas. Comandante rima con adelante, y teniente coronel.... con laurel? con yo soy aquel? con tigre de papel?

Y que conste que ni se me ha pasado por la imaginación eso de "te lo dije" :-)

Dizdira Zalakain dijo...

Pues es verdad que es Teniente Coronel: lo pone Wikipedia.
En ese caso, me imagino que será por lo de las rimas. Comandante, con lo que más rima es con "Ché Guevara", desde luego.
O por lo de que su página de Twitter es de las más visitadas (los tenientes coroneles en sudamérica no tienen quiénes les escriban.)

Capitan Manchas dijo...

Primera vez que comento aqui y lo primero que quiero es felicitarte: Por lo que te llevo leida creo que eres una de las plumas (unos de los teclados) mas certeras de la red.
Respecto al tema tratado: Cada vez se me hace mas claro que Chavez se ha equivocado, pero no entiendo a los que, de buena fe, puedan pensar que esto es el principio del fin. El fin vendrá cuando los pobres de Venezuela empiezen a vivir cada vez peor, pero como lo que esta pasando es precisamente lo contrario creo que la Revolucion Bolivariana sigue mereciendo el apoyo de todo verdadero izquierdista.

Dizdira Zalakain dijo...

Muchas gracias. En efecto, todavía es pronto para pensar que la Revolución está acabada. Pero también es verdad que el camino que ha elegido Chávez no es el correcto. Ya ha ocurrido demasiadas veces: la Historia nos enseña que no hay que hacer este tipo de concesiones al enemigo.
Saludos.

douglas dijo...

cuantos articulos escribiste en tu blog cuando Carlos Julio Tirado Hernández, y Carlos Duban Pérez Marín (los conoces????) guerrilleros del ELN capturados el pasado 17 de marzo de 2011 en Guasdualito, fueron deportados a Colombia por el Gobierno Venezolano, ¿a Cuantas marchas asististe? porq no se quemo un judas por esto????
sera xq estos 2 panas no tienen un periodico ni viven en suecia????.
chavez cuenta es con nosotros, con el pueblo, pues es por nosotros que ha entregado su vida,desde antes de llegar a la presidencia el comandante ha demostrado ser un estratega, ahora lo quieren hacer ver como un pelele cachorro de santos, filosofos de libros caros y de pura palabreria, ahora se atrven a enfilar sus intelectuales comentarios contra chavez??? acaso se han preguntado donde estuvieran si chavez no fuese llegado???? acaso el PCV existiese actualmente sino es por la figura del comandante

Dizdira Zalakain dijo...

Hola Douglas:
-Soy vasca y Chávez también ha deportado a guerrilleros vascos, así que conocía esto y lo de los otros guerrilleros colombianos.
-¿Nos acusas de no haberlo denunciado también en aquellos casos? ¿Es que eso es lo que querías que hiciésemos? En aquellos casos hemos callado y mirado para otro lado precisamente porque admiramos y respetamos la Revolución Bolivariana y queremos que siga adelante. Pero todo tiene un límite y hay cosas que ya no se pueden seguir callando.
-¿Por qué no hemos callado con lo de Pérez Becerra? No hemos callado con lo de Pérez Becerra, por tres razones:
-Primero, porque con él son ya demasiados casos.
-Segundo, porque él ni siquiera era un guerrillero, solo era un periodista ¿qué delito es ése?.
-Tercero, porque en este caso Chávez no se ha limitado a cumplir lo que marca el Derecho Internacional, sino que lo ha violado. Nosotros no lo defendemos más porque sea sueco. Lo que ocurre es que, al no ser colombiano, Chávez esta vez ha violado las normas del Derecho Internacional, cosa que no hizo con los guerrilleros del ELN que has mencionado.
-A mí no me acuses de intelectual, porque no lo soy. Me dedico a un trabajo que nada tiene que ver con el mundo intelectual y tengo un blog de recetas de cocina en el que a veces escribo mis opiniones, como tú escribes las tuyas.
-Por último, yo no estoy en contra de la Revolución y ni siquiera de Hugo Chávez. Mira otras entradas de este blog y verás que no he hecho más que defenderlo y admirarlo en un país, como España, en el que todos los periódicos lo calumnian y lo insultan. En mi país, el que defiende a Chávez es calificado de loco y de "ultraizquierdista." Pero eso no quiere decir que no haya que criticarlo cuando se equivoca,.
-El PCV ya existía cuando ni tú ni yo ni Chávez habíamos nacido.
-Espero, además, por el bien de la Revolución, que ésta sea la última concesión que hace Chávez al imperialismo. Gaddafi hizo lo mismo y mira lo que le ha pasado.

Recibe desde Euskal Herria tú y los demás venezolanos un saludo lleno de admiración hacia el proceso revolucionario que estáis llevando adelante. No penséis que todos los que han criticado lo último que ha hecho Chávez somos vuestros enemigos ni infiltrados. Estamos con vosotros y os deseamos lo mejor.

douglas dijo...

gracias compañera por tu manifestacion de afecto... queria dejar claro q asi como ahorita hay grupo que atacan al comandante, hay otros grupo muy numeroso (muy muy numeroso) que lo apoya... la critica y la autocritica es necesaria, pero ante una decision ya tomada y en esta coyuntura toca o apoyar al comandante o unirse a la comparsa de locos que, no es tu caso, ahora quieren tildar a chavez de contrarevolucionario y traidor (aqui en venezuela muchos lo han hecho)
en definitiva o se esta con el comandante o no se esta, otra cosa seria vacilar y en momentos de apremio todos sabemos q significa la vacilacion...
el objetivo de la ultra derecha es la cabeza de chavez el objetivo de los quinta columnas es la cabeza de chavez... antes la tactica era revolucion sin chavez... ahora la tactica es chavez sin pueblo y alimentando esta matriz de opinion en contra del comandante y dando pie para q algunos afanosos lleguen a decirle traidor,contribuimos fielmente a reforzar esta tactica... toca reflexionar y ver a quien le estamos haciendo el juego
nuevamente gracias por tu manifestacion de afecto, te la retribuyo con creces... viva la revolucion

douglas dijo...

y lo que dije del pcv me referia q x lo menos en venezuela antes de la llegada de chavez nunca habian sacado mas de tres diputados

Capitan Manchas dijo...

Hay una cosa que me tiene escamado hace un tiempo: ¿Porque hay que defenderse si alguien te llama intelectual?, ¿que hay de malo en serlo?. Tengamos cuidado con estas cosas porque al final alguien va a acusar a alguien de pensar.

eSedidió dijo...

Comprendes ahora por qué pienso como pienso? pues eso.

Dizdira Zalakain dijo...

Capitán Manchas y eSedidió:
Hay que defenderse, en mi caso al menos, porque yo no soy una intelectual.
Pero sí es cierto que en general, eso de ser intelectual está mal visto.
El término "intelectual" es uno más de los muchos términos usurpados por los medios de comunicación, como "demócrata" o "feminista", por ejemplo.
Los medios nos dicen que los cantamañanas lameculos y, por cierto, ignorantes tertulianos, novelistas y columnistas de periódico son "intelectuales." Hace poco precisamente me he encargado de poner a caldo a los "intelectuales"· como Almudena Grandes o Javier Sádaba. Esos "intelectuales" oficiales no son en realidad intelectuales, pero lo cierto es que la mayoría de la gente piensa que ser intelectual es éso. Como la inteligencia y la cultura son cualidades que solo pueden ser apreciadas por quienes a su vez son inteligentes y cultos y como nuestro sistema educativo está diseñado especialmente para generar gente idiota e inculta, la mayoría de la gente es incapaz de comprender que Almudena es solo una novelista pésima y Sádaba un enchufado que de joven estudió algo de filosofía y ya se le ha olvidado todo.
Eso por no hablar de su venalidad, condición sine qua non para tener el título de intelectual.
Así que yo cuando me encuentro con gente tan inteligente como, por ejemplo, eSedidió, prefiero no llamarles nunca "intelectuales", por más que publicasen libros y cosas por el estilo. Porque eso, tal y como están las cosas, me parecería tan insultante como llamarles "demócrata", "feminista", "gourmet" o "cantante."